« Sustracción Fatal | Inicio | Fotos de Puticlubs de Seúl »

27 julio, 2008 - 15:39

En directo desde el cerebro de Pedro Piqueras

Lo que es bastante jodido es que para colgar un episodio de Venga Monjas tenga que aparecer yo en él. En realidad pienso bastante en estas cuestiones. En la responsabilidad que tenemos los que ya nos beneficiamos de un cierto reconocimiento, para con los que vienen por detrás dando patadas y tirando trastos. ¿Tenemos una obligación moral de escucharles y hacernos eco? O lo que es más relevante ¿Nos necesitan?

Lo nuevo puede generar placer o no, en función de su energía, de su sentido de la oportunidad, o de la valentía a la hora de replantear su propio modelo. Lo que sí que genera de forma garantizada en algunos sectores son dos sentimientos de otro tipo: El odio y la indiferencia.

El odio porque lo nuevo remite a lo que ya no lo es. Evidencia que el tiempo sigue fluyendo, y que los representantes de lo malo conocido están condenados a compartir planeta con un número creciente de agentes de lo bueno por conocer. Y este desplazamiento, a partir de un punto, sólo sirve para reírse de él o enterrarse en él.

En otras palabras, lo nuevo es odiado porque, pretendiéndolo o no, señala con el dedo a lo viejo.

La indiferencia porque hay un sector de la población humana, mayor del que lo acepta, que sólo sabe reconocer lo nuevo cuando ya no lo es. Cuando ya ha sido legitimado por otros. Cuando ya no es nuevo.

Siento más simpatía por el odio que por la indiferencia. El odio es necesario, es una fuente de energía, un agente de cambio, sin saberlo. En el fondo, necesitamos los búnkers de nostálgicos, es más fácil esquivar las balas que vienen desde la misma y previsible dirección. Y es más fácil disparar.

La imagen de un viejo arrinconado agitando su cachava al aire es, después de todo, la representación de un acto vital.

Pero la indiferencia me da mala espina. Porque todos podemos caer en ese error, por desorden vital, por pereza, por torpeza o confusión.La primera vez que vi un video de Venga Monjas, hace dos años, no le presté la debida atención, o la atención equivocada. Se trataba del capítulo titulado El circo viene a la ciudad. En su desenlace, uno de los personajes acaba poniéndose una careta de mí (sí, es bastante jodido). Yo atravesaba un momento delicado, más víctima del odio que de la indiferencia.

A lo mejor estoy dramatizando. A lo mejor la noticia es otra, y es buena (a quién le afectan los achaques de un viejo prematuro como yo): A lo mejor la novedad es que los Venga Monjas son cada vez mejores. Quizá se trata de eso, cada vez nos flipan más porque cada vez son más flipantes. Ahí está la belleza como un pasillo con trampa. Ahí está el champán y el dentrífico.Y el gigantesco Miguel Noguera (que también lleva tiempo por ahí). Y el salto cualitativo: De la misma manera que los Chanantes escaparon de lo Pythonesco, los Venga Monjas escaparon de lo Chanante. Y ahí está el sentido del humor, actualizado cada mañana. Y la poesía. Sí, qué se pensaban. LA POESÍA.

Y todo esto hay que celebrarlo a tiempo. Y si no es así, moléstense en odiarlo.

La entrevista (ya es obligado) con Chico Santamano.

El blog de Venga Monjas.

El de Noguera.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Lo bueno necesita un empujon para sobresalir por encima del resto... (incluso cuando la materia prima podría venderse por sí sola).
Sin embargo, por más empujones que deis... ahí siguen los Morancos.
La cultura del malo-conocido.
O del "Poco Pan-Pésimo Circo"

Pero no nos engañes, si has colgado el video es pa enseñar cacha... Confiesa!

¿Qué tal por Corea? ¿Causaste furor? ¿Encontraste Karaokes al amanecer?

VIVA LA NASHE.
Nuestras lágrimas más fuertes saltan hacia este blog, gracias.

Me ha encantado el comentario del odio ante la indiferencia, que sin quererlo es motor de cambio... y queriendo amigo mío, y queriendo. Sin las pasiones el mundo no marcha, y con ellas a veces cae demasiado bajo... pero es algo... la pasividad es sinónima de la inutilidad, francamente.

Una apasionada... La pelirroja de Canarias.

Mi entrevista a Nacho en
www.hortmonados.blogspot.com
ha quedau cuca.
Si eso ponla como enlace actualizado..
Aún así, mil gracias nacho.

Hola, Nacho.

Soy uno de los dos chicos que te entrevistaron después de la proyección en Almería de "El bueno, el feo y el malo". Por fin ya hemos abierto la página que te comentamos. Si tienes un segundo, aquí puedes leer tu entrevista:

http://www.vadecine.es/vadecine/index.php?option=com_content&task=view&id=163&Itemid=34

Aquí, una crónica del evento:

http://www.vadecine.es/vadecine/index.php?option=com_content&task=view&id=175&Itemid=29

Y, por último, la crítica -u opinión ;)- de tu película:

http://www.vadecine.es/vadecine/index.php?option=com_content&task=view&id=178&Itemid=27

Espero que te guste.

PD: Valientes los vengamonjas. Hay que serlo para hacer un episodio con el mismo punto de partida que cierta película de Spike Jonze (ya, ya lo sé, todo el mundo se había dado cuenta aunque nadie hubiera dicho nada) y no hacer una versión española, sino algo completamente diferente.

Yo imagino a Boyero vestido de rocker y me dan escalofríos. Es como el vino picado.

Se me ha pegado el "Chimchim, chim chim chim, chimchim".

No es por ofender pero la primera vez que ví el video de "El circo viene a la ciudad", pensé que la mascara era del actor que hace de Chandler(Sr.Perry) en "Friends". Después mi hermano me dijo que eras tu, pero aún asi siempre que veo ese video pienso en "Friends" y sin quere ofender a nadie eh!
Pero aun asi, muy bonito el articulo, seguro que a la hora de cenar mi hermano hará algún comentario sobre el tema.
muy bien muy bien,muy bonito.

No se si leer mas su blog. El dolor en la pierna amputada empieza a ser insoportable.

Qué aburridos son los panegíricos.

Y este es porque ya me aburro, o sea. Yo ya sabia el final de los cronocrimenes, la pelicula no es tan buena, porque yo ya sabia que la momia era usted y todo esos de los viajes en el tiempo, y el bosque, venga hombre, y encima se ve mucha teta, ademas en Mallorca la vimos 4 personas, le falta tensión, Tom Cruis está muy bien, usted nos está tomando el pelo, esto ni es cine español ni es nada, la trama me confunde al final de la mitad del tercer acto, el arco de personaje....en fin.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553bc87248833

Listed below are links to weblogs that reference En directo desde el cerebro de Pedro Piqueras:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal