« Entrando en el año nuevo con buena actitud | Inicio | Al fondo a la derecha »

14 enero, 2009 - 04:08

Post de encargo

Una falacia habitual es la de que la creación de un cortometraje, per se, requiere mucha más habilidad que la de un largometraje porque hay que comprimir una historia hasta la duración de diez o veinte minutos. Esto sería así en el caso de que todas las historias, por naturaleza, tendiesen a ser largometrajes. Y ya sabemos a estas alturas que un relato nace con su duración ideal bajo el brazo. Y ésta puede ser de diez segundos a tres horas.

Vamos, que un cortometraje no tiene por qué esconder un largo en su interior.

Otra cosa son las excepciones. Hay una forma de afrontar el corto, pretender contar una historia dentro de unos límites temporales estrictos, pero conservando todas las figuras narrativas habituales en un relato de tamaño mayor y estructura de largometraje tradicional. A saber, tres actos con sus giros y sus clímax, con su héroe, villano, objeto de deseo... Podemos incluso rizar el rizo y pretender contarlo todo con unidad de tiempo y espacio. O ya meternos en una de esas legendarias camisas de once varas y permitirnos una vuelta de tuerca que nos haga reflexionar acerca de quién ha sido el realmente el bueno y quién el malo en la función.

La vez que he estado más cerca de un berenjenal semejante fue en el corto Choque. Pero hoy voy a hablarles de El Encargado, de Sergio Barrejón. Un corto de cuya feliz génesis hablé en su momento y que está nominado este año en la categoría de mejor cortometraje de ficcion en los Goya.

La idea que, repito, no hice más que comentar a voz alzada no era más que un recuerdo nublado de aquella EGB en la que combinábamos el estudio de la Constitución con el rezo del Padrenuestro. El profesor se tenía que ausentarse y te otorgaba, de forma arbitraria, el poder de apuntar en la pizarra el nombre del que hablase. Una labor otorgada sin más, pero que podía desencadenar mil y una catástrofes en la pequeña y delicada maraña social de la clase.

Partiendo de esta idea, Sergio complicó el asunto sin aumentar el presupuesto, y convirtió dos frases en el aire en un triángulo amoroso, un duelo y una condena. Ahí tienen. El Encargado, un largometraje de ocho minutos.

The One in Charge (El Encargado) from Sergio Barrejón on Vimeo.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Hola Nacho
Me han gustado un monton 7:35 y los cronocrimenes, esta me sorprendió un montón, pues hasta que no vi 7:35 no me senti atraido a verla.
Te deseo mucha suerte y si algundia necesitas un actor de mi perfil ahí te dejo mi web. A mí me encantaria y de verdad necesito currar.
un abrazo!!
guillermo casta
www.guillermocasta.com

Me ha gustado. Lo que me parece más poderoso es el principio. Nos acercamos al juego de miradas de los niños y la explicación del profesor, alusiva a la reproducción, casi no se escucha. A esa edad se trata de otra cosa.
También cuando la apunta en la pizarra, traicionándose a sí mismo. Le dice: "tenías que haberte aliado conmigo, yo tengo la tiza. Ahora te llevarás tu merecido". Pero las rubias siempre se salen con la suya :_)

Ojalá haya suerte. Un saludo.

http://elocomundodedarko.blogspot.com/

señor vigalondo le escribo otra vez para decirle si necesita a algún ayudante en sus producciones quiero adentrarme en el mundo del cine

Además, podría ser una gran noche con dos goyas seguidos ;-)

Bien por Sergio, muy bien. Tuve la suerte de echarle un ojo al guión antes de empezar a rodarlo y el cabrito clavó lo que se me aparecía en el cerebro mientras leía aquello. A ver si gana, joder.

Me gusta mucho el corto. Es incluso inquietante. Ya lo había visto y la segunda vez lo he disfrutado más aún ;)

Me ha encantado el corto.
Muy amargo, eso sí.

"Choque" parece ser hasta fiel al monomito...

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010536ce66b4970c

Listed below are links to weblogs that reference Post de encargo:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal