« ¡Epa! | Inicio | En parte »

06 diciembre, 2009 - 07:49

Se vigila lo que se puede

 

1


Más de una vez un internauta me ha reprochado que siempre que, durante una entrevista, pongo un ejemplo de película descubierta gracias a una descarga siempre digo el mismo título: Yo vigilo el camino, de John Frankenheimer (quizás sea el mismo internauta que menciona el tema en los comments del post anterior).

Es una metedura de pata repetir la misma película, y creo saber por qué la meto. Siempre es una sorpresa toparse con una película que te aturde sin haber sabido de ella en las listas y referencias habituales. Pero lo es aún más cuando dicha película, además, cumple todos los requisitos que sostienen las películas encumbradas por la cinefilia ortodoxa. En este caso, a saber: Comentario social, ambigüedad moral, complejidad emocional, tensión sexual, estallidos de suspense y violencia, un universo con tradición literaria, una combinación de estrellas confirmadas y talentos emergentes en el casting, dirección clásica, pero con destellos de modernidad... ¿Entonces por qué I walk the line no es el clásico resabido que podría ser?


En realidad, es una proyección del caso de su director, John Frankenheimer, un director que, pese a recoger la mejor tradición de sus antecesores y a la vez anticipar técnicamente mucho cine posterior, a pesar de conseguir esa insólita mezcla de espectacularidad y amargura en sus mejores películas, todavía arrastra cierto sambenito de segunda división. Sólo nos queda especular.


2

Una lección de cine: Un mismo escenario, la presa que domina el pueblo, se presenta tres veces dentro de la misma película, desde el mismo eje geográfico, pero el acabado en composición, luz y ópticas es radicalmente distinto, y sirve a propósitos que se triangulan.


La tésis: Un policía contempla su vida y su futuro como una carga insostenible:

I walk the line 1


La antítesis: La aparición de una chica en su vida le plantea la posibilidad de escapar para siempre:

I walk the line 2


La síntesis: Todo le lleva al crimen:

I walk the line 3

3


No me considero poseedor de una cinefilia tan vasta como para soltar temeridades grandes, pero me arriesgo a pensar que Yo vigilo el camino trata un tema no tan frecuente como parece: El fracaso de la condición masculina. Es fácil encontrar películas que plantéen la tragedia femenina desde muchísimas perspectivas, también hay películas críticas con un estamento social, con una época, con las relaciones de pareja vistas como una convención, o una inevitabilidad. Pero el cine ha incidido menos veces de lleno en la fragilidad del hombre desde su condición sexual (y no me valen las comedias de iniciación adolescente, siempre con final feliz). Ahora pienso en algunas películas de Woody Allen, en La noche de la Iguana, de John Houston, en El Seductor de Don Siegel, Las dos caras del doctor Jekyll, de Terence FisherVete de mí y Más pena que gloria de Victor García, o, vista hace poco (agárrense) Beowulf, de Robert Zemeckis. En ellas se desmantela el poder del macho (o del macho alfa, incluso) sin piedad.  

Yo vigilo el camino es, como casi todos los thrillers policíacos que darían los setenta, el retrato de una sociedad corrupta a través de las actividades delictivas de los agentes de la ley. Pero en todos ellos el policía rara vez es consciente de sus contradicciones éticas. Y siempre se le retrata, venga o no a cuento, como un triunfador en cuestiones amatorias. Siempre me acuerdo de la secuencia metida con calzador en French Connection en la que se nos deja claro que Popeye Doyle folla todo lo que quiere. Pero Gregory Peck, en esta pelicula, carga con el peso de la culpa desde el primer plano, incluso antes de cometer cualquier delito. Y su cana al aire acaba siendo el último clavo en su ataúd.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Excelente post,una vez más

En 2003-2004 Patxi Urkijo impartió una master class (todos los miércoles, creo) sobre John Frankenheimer. La verdad yo no sé con qué mas disfrute si con las películas de mi queridísimo Frankie o con los monólogos apasionados, joepescianos de nuestro amado Urkijo. Por dios, por fín encontraba a un loco de frankenheimer como yo...
Yo vigilo el camino forma parte de los que podríamos llamar la tetralogía exintencialista de Frankenheimer: Seconds, The Gipsy Moths, I walk the line...
Y luego poco después va y el cabrón se saca de la manga el mejor drama policíaco de los setenta: French Connection 2. Y el que diga lo contrario es que nunca ha visto llorar a Popeye Doyle, ni vagar perdido por las calles de Marsella...dios, amo esa ciudad!

Voy a escribir esto aqui porque no se donde hacerlo. Perdon por anticipado. Tampoco se si alguien lo ha dicho en otros medios pero lo lanzo aqui por si acaso:
La pelicula "Triangle" del 2009 es una copia descarada de "Los Cronocrimenes",incluida la mascara del protagonista. Dicen por Inglaterra que Triangle es muy original.

http://www.youtube.com/watch?v=a5-7xQhGEu8&feature=related

Seguro que tú, Nacho, ya lo has leído. Para los que no, os lo recomiendo: http://www.elpais.com/articulo/portada/2000-2009/anos/nada/elppor/20091127elptenpor_2/Tes

Y los pobres seguimos sin poder ver estas peliculas.Gracias Nacho por aumentar las desigualdades y la infamia, dentro de varias decadas negaras tener nada que ver con la exclusion digital y cultural que sufrimos la mitad de la poblacion.Vergonzoso.

Hola Nacho!! Oye, pudiste leer el mail que te envié?? sería importante que me respondieses cuanto antes, parece ser que lo tienen que confirmar en poco tiempo. Ya me comentas. Un saludo!!

Gran rescate. Un(otro)título magnífico y desgraciadamete desconocido de esa época mítica que fue el cine norteamericano de los 70. Hay mucho Jim Thompson aquí y mucho neo-western, que también fue corriente setentera. Añado la reivindicación de la siempre ninguneada Tuesday Weld, aquí perdición del buen sheriff.

nacho, esperamos un post sobre el guiño que te hicieron en spanish movie

Confieso que descubrí "I Walk the Line" al leer esa "famosa" entrevista donde decías lo de que te la encontraste bajándotela.

Pero yo la vi, afortunadamente, en televisión sin tener que bajármela.


La película es cojonuda.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a71b7001970b

Listed below are links to weblogs that reference Se vigila lo que se puede:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal