« Lo de ayer | Inicio | Mis favoritas del 2009: Donde viven los monstruos »

31 diciembre, 2009 - 22:26

Zulueta

 

Es difícil que me creáis, pero vi Arrebato la noche del martes, unas horas antes de que se anunciase la muerte de Iván Zulueta. La vi de la mejor manera, junto a alguien que no tenía ni la menor idea de en qué consistía aquel misterio. Y la volví a disfrutar como lo que es: Es una fascinante negación del cine español y, a la vez, la película más española de todas.


Tuve una oportunidad de conocer a Zulueta, y creo que la perdí por un exceso de prudencia que ahora me cae bastante mal. Flavio Labiano, director de foto de Los Cronocrímenes, era amigo suyo y solía visitarle en su retiro. Me había descrito muchas veces la exquisita lucidez y sentido del humor. Su puesta al día en cuestiones cinematográficas y sus ganas de volver a trabajar. Flavio tenía ganas de presentarnos y encontró una excusa magnífica. Le pasó un premontaje de la película y le preguntó si le gustaría hacer el cartel.


Eran comientos del 2007, una ´época que recuerdo bastante terrorífica. La película estaba rodada, pero no terminada. El desinterés que estaba despertando en todas partes, la posibilidad de no terminarla jamás, había proyectado sobre mí una sombra que no se iba nunca. Y de repente, entre cientos de silencios y noticias malas, una buena: Zulueta había dicho que sí. Me cuesta mucho describir la sensación que tuve al saberlo, entre el orgullo y un profundo alivio. 


Aunque me moría de ganas de conocerle y de escuchar su propuesta, no moví el cielo y tierra que hubiese hecho falta en aquel momento para que se concretase la colaboración. En mitad del laberinto financiero que atravesaba la película por aquel entonces, me horrorizó la enorme posibilidad de que todo aquello saliese mal, de que hubiese una trampa en algún punto del camino que empañase la situación y le diese un mal desenlace. Dos meses antes hubiese cogido un tren y me hubiese presentado en su casa al día siguiente. Pero por aquel entonces, entre nubarrones, me reía un poco de mis propias iniciativas. Pensé que habría una ocasión más segura y dulce de conocernos.


Un acto de fe idiota, como casi todos los que excusan las esperas sin fecha. Con la noticia de su muerte pongo una cruz más en mi lista de fracasos personales.


Estos últimos años, entre tanto vaivén, el ánsia de conocer a Zulueta acabó siendo gemela a esa que compartía con tantos, la de presenciar su regreso como director. Ya es un cliché considerar a Iván Zulueta el director maldito por excelencia de nuestro cine. Quizás sería justo añadir que también era el más esperado.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Y la volví a disfrutar como lo que es: Es una fascinante negación del cine español y, a la vez, la película más española de todas.


a la vez, la película más española de todas.

Su puesta al día en cuestiones cinematográficas y sus ganas de volver a trabajar.

a la vez, la película más española de todas.

Great work every buddy can get lots of interesting information, keep on posting this type of brilliant articles. I really like this keep it up again!

con mucho gusta que leer el archivo..

Por lo que veo, se nos están levantando los muertos. Aún hay esperanza.

Yo sí te creo, Nacho. Eres honesto. Y el rastro de la sincronicidad, tan infinita como inconsciente.

En el día de los Reyes Magos, a un planeta hambriento de ilusión.

Querido señor Vigalondo, usted no sabe quién soy pero yo sí sé quién es usted y sé lo que ha hecho. Se acostó con mi madre y robó todo el dinero de mi padre. Él se enfadó y mató a mi madre y luego se suicidó. Lo único que sé es su nombre. Pero un día voy a encontrarle y voy a entregarle esta carta para que recuerde lo que me hizo. Usted mató a mis padres, señor Vigalondo. A usted se le fue mucho la olla al final de los cronocrímenes y no hay adulto español mayor de 50 años capaz de soportarlo despierto. Pero a mí me pareció un peliculón, y aún la defiendo durante las comidas familiares. Y no es fácil, me temo que mi familia jamás me perdonará por habérsela puesto…

¡Un saludo!

Como buen aspañol me olvidé de poner nada y no me fío un pelo de las casillitas de arriba:

www.wooproducciones.tk

[email protected]

y de rebote la página del corto:

www.atrapadoentutiempo.tk

Orgiásticos y aspañoles saludos:
He aquí uno que desde hace unos años sueña con parecerse a ti. Y como no tenía mejor cosa que hacer, cogí a un par de pringaos y monté una productora. Y aquí estoy, comiéndome los mocos con la cámara del país y algo reconcomidillo por la culpabilidad de hacer tanto la pelota en tan fúnebre post.
Pero bueno, al tema. Woo! Producciones (que así se llama el engendro) acaba de publicar su primer atentado a la raza humana, Atrapado en tu tiempo, un corto de 15 largos y pesados minutos que ostenta el récord de mayor cantidad de voz en off.
Sinceramente, espero algún día tener ese puto ingenio tuyo. De momento vamos tirando, te dejo la página web y el correo y nos echas un vistazo si tienes un ratillo (cosa que como buen aspañol imagino que tendrás entre guiones), y si ves que estos pobres mortales merecen un pelo de tu atención pues te mandamos el link de descarga encantaos que aún no lo subimos al yutúf.
Esperando no haberte interrumpido una ingesta de almohadas, ni haberte amargado un domingo, y muchísimo menos haberte despertado a las 7:35 de la mañana, se despide atenta y admiradamente (y deseando no cambiar el mundo) un seguidor y amago de aprendiz, Gabriel Bescos.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a793191d970b

Listed below are links to weblogs that reference Zulueta:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal