Blogs Catalunya

No Funciona

Un radar de Iniciativa

Por: | 23 de diciembre de 2011

Prova
En la C-32, a la altura de Gavà, hay un radar que debe de ser de Iniciativa per Catalunya Verds, el partido que impuso la limitación de velocidad a 80 kilómetros por hora en los accesos a Barcelona. Hace de eso casi tres años y en ellos ha caído la contaminación provocada por los vehículos y se ha reducido el número de accidentes de tráfico. No tanto como pretendían los entonces consejeros Joan Saura (Interior) y Francesc Baltasar (Medio Ambiente), pero más de lo que acepta la muchachada del CiU-Party.

Apenas anunciada la decisión, el propio Artur Mas, que era jefe de la oposición, anunció que no respetaría la medida si algún día llegaba a gobernar. Y así fue, pese a algunos problemas, porque la naturaleza tiene sus propias reglas, aunque cierto negacionismo se empeña en negar evidencias como el cambio climático. No todos. El consejero de Sostenibilidad, Lluís Recoder, sin ir más lejos, admite que la limitación de velocidad no es del todo mala. Pero ganaron los otros (él tampoco opuso una gran resistencia) y Felip Puig, sustituto de Saura en Interior, se aprestó a lavar la Generalitat de toda huella de izquierdas: "fuera las limitaciones y los códigos éticos en la policía", era y es su lema.

No obstante, en la C-32 se mantiene un radar reticente que se niega a permitir mayor velocidad de 80 kilómetros. Se halla en el kilómetro 48, al paso de la vía por Gavà. Antes y después del artefacto, está permitido circular hasta a 120 kilómetros por hora. Pero en ese punto, no. Ahí, las señales de todo tipo obligan a reducir la velocidad. ¿Por qué?

R. O., lector del diario, cree que se debe a un olvido del Gobierno catalán, porque está así desde que se cambió al alza el límite de velocidad, el pasado febrero. El Servicio Catalán de Tráfico, que depende del vencedor Felip Puig, sostiene que es una señalización por las obras que se realizan allí. Para saber qué obras y la fecha de inicio y final prevista, remitió al Departamento de Territorio, que es el encargado de las mismas. Si se tratara de un concurso, les hubieran dado como fallo la respuesta. Allí no hay obras, al menos al principio, aunque las ha habido entre la primera pregunta y ayer, cuando se tomó la fotografía que acompaña a este texto. "Se trata de una zona con un firme en mal estado, debido a que se asienta sobre un antiguo vertedero. Tenemos previsto arreglarlo en cosa de días, de ahí que no se haya instado a Tráfico a modificar la velocidad y se mantenga la limitación por debajo del máximo general". Dicho y hecho. Ayer quedó arreglado el firme, aunque la señalización sigue a su aire.

Es de esperar que el asfalto no sea el llamado pasacaudillos: una gravilla que se usaba para tapar los baches antes de una visita del último dictador. Era mala solución y duraba solo hasta la siguiente lluvia, pero se pagaba a precio de Gürtel

Así son las cosas. Los muchachos de Felip Puig no tienen un gran conocimiento del territorio, quizás más interesados en borrar el recuerdo de Saura que en saber si eso es adecuado. Es cierto que tienen a su favor a gran parte de la población catalana y también a Fernando Alonso. Quizás era más urgente proceder al arreglo de la vía que al cambio de velocidades. Pero es sabido que el mantenimiento de las carreteras y autovías es una de las actuaciones que menos interés despiertan en los políticos gobernantes. Y se comprende: son obras que no se inauguran.

En la próxima ocasión se hablará de otras limitaciones: ¿por qué hay establecimientos que pueden abrir 24 horas todos los días del año y nadie los mira mal, y en cambio hay tantas quejas sobre las tiendas de paquistaníes y otras nacionalidades? O también: ¿qué pasa cuando un servicio público se va de una zona de la ciudad a otra?, ¿lo sabe el Ayuntamiento?

Imagen de Joan Sànchez.

Hay 2 Comentarios

Es de esperar que el asfalto no sea el llamado pasacaudillos: una gravilla que se usaba para tapar los baches antes de una visita del último dictador.

Querido amigo: buscamos tu solidaridad para que se acabe la actual situación en nuestra Comunidad de El Pais, invadida por spams desde hace meses, lo que ha provocado que muchos compañeros se marchen y que la calidad de la misma se haya reducido hasta el mínimo, a pesar de la altisima calidad de quienes se mantienen fieles a la misma. Todo ello con el desprecio del Administrador de la Comunidad y la dirección de El País. Te pedimos pues que te hagas eco de la situación para que se adopten medidas que la corrijan. Muchas gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Recoge quejas de los lectores sobre el funcionamiento de la administración y las empresas públicas. El ciudadano que sea mal atendido por una empresa privada, puede optar por otra, pero no puede cambiar de ayuntamiento, administración autonómica o general del Estado. Y las paga.
Los lectores pueden dirigir sus quejas a @elpais.es

Sobre el autor

Francesc Arroyo

Francesc Arroyo es redactor de El País desde 1981. Ha trabajado en las secciones de Cultura y Catalunya (de la que fue subjefe). En la primera se especializó en el área de pensamiento y literatura. En los últimos años se ha dedicado al urbanismo, transporte y organización territorial.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal