Esos locos españoles

Por: | 15 de enero de 2011

David_Ferrer

La locura está en el tiempo: mientras Brisbane cuenta sus muertos, ahogada en agua y barro, Melbourne aparece abrasada por el calor del eléctrico verano australiano. La locura está en el calendario: mientras el Abierto de Australia calienta motores, marcando el inicio oficioso de la temporada, ya hay tenistas que han disputado dos torneos cuando solo se llevan descontadas un par de semanas del año. Y la locura está en las pistas, hirviente el cemento del calor y los pelotazos: David Ferrer, el número siete del mundo, ganó el sábado 6-3 y 6-2 al argentino David Nalbandian en Auckland (Nueva Zelanda) y consiguió el primer título de la armada en 2011.

            No hace tanto, que un español jugara una final sobre cemento era una noticia de altura. No en el siglo XXI. Los tenistas españoles cerraron 2010 con títulos sobre hierba, tierra, cemento, moqueta, al aire libre y bajo techo. Batieron, también, el récord total de trofeos (20). Lo hicieron entre ocho jugadores. Esos hombres avanzaron con paso firme y sellaron una interesante temporada que quedó cegada por los brillos de Rafael Nadal, el hombre de los nueve grandes, que al conquistar tres seguidos (Roland Garros, Wimbledon, Abierto de Estados Unidos), acaparó todas las portadas.

            Ahora que nace un nuevo curso, vigente la preocupación por el relevo que no llega, los españoles llegan llenos de expectativas. Aquí, en Australia, está Nadal, a la caza de su cuarto grande seguido, el Rafa Slam, que le dicen. Aquí, en Melbourne, está Fernando Verdasco, el número nueve, que necesita un resultado que detenga su terrible caída (suma dos victorias y seis derrotas desde el Abierto de Estados Unidos). Y aquí, en el primer grande del año, aparece toda esa legión de quijotes españoles, de Nicolás Almagro a Feliciano López, pasando por David Ferrer, epítomes de aquellos hombres que tanto martirizaban al gran Pete Pistol Sampras: “¿Para qué ir a la tierra europea?”, decía el estadounidense, frustrado en la preparación de su asalto a Roland Garros. “Antes o después, me encontraré con uno de esos españoles que corren y lo devuelven todo” Eso era sobre arcilla. Eso, en el siglo XX. Ahora, en el XXI, casi nada detiene a la armada.

Hay 4 Comentarios

Intento saber de que va esta cronica anacronica del que ha escrito este articulo tenistico... pero me pierdo..salta de un tema a otro... solo una pregunta; de qué va tu articulo?

Un muy buen post y muy buen blog, enhorabuena. Me gusta tu capacidad para implicar al lector y sentir que esos éxitos son de todos. Es una lástima que en España muchos piensen que el tenis es Nadal y nada más cuando fuimos el único país del mundo en meter dos jugadores en el Master y tenemos tres top-10 y a una terna de secundarios tan rica como la formada por Almagro, Ferrero, Feli López o Granollers. Un saludo!

Hola María.Por tu comentario creo que no sigues este blog,a mí tampoco me gusta lo de "la armada"imagino que por razones distintas a las tuyas,pero te puedo indicar las entradas que en este blog se dedican al tenis femenino,que si no despierta más interés será por culpa de las tenistas,no de los periodistas.Las entradas (por si te interesa) son
8-X.2010"las lágrimas de Caroline"
16-X-2010"las arrugas de una crisis"
4-IX-2010 "despues de la huelga"
1-XI-2010"El coronel y el espatarrat"
saludos

Otro periodista español cubriendo el tenis que nos habla del cuento de la armada pasando por alto el lamentable estado del tenis femenino español desde hace más de diez años. En fin, habrá que esperar a algún otro periodista al que el deporte femenino le importe aunque sea un poquito.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal