Tomic enseña los dientes

Por: | 20 de enero de 2011

Tomic 
Es el número 199, pero habla como si fuera el número uno. Bernard Tomic, esperanza del tenis mundial, hambriento como está el circuito de adolescentes prometedores, juega el sábado por la noche contra Rafael Nadal tras eliminar a Feliciano López. Será en la central del Abierto de Australia. No le impresiona, aunque aún no le hayan salido los dientes. “Creo que puedo ganar. No creo que a él le guste mucho mi juego. No creo que le guste cómo lo mezclo”, dijo.

             Tomic, nacido en Alemania y de origen croata, es un tipo problemático. Sus enfrentamientos con la Federación australiana son constantes. El papel de su padre en su carrera, polémico. Se ha peleado públicamente con Lleyton Hewitt, que es alguien en el tenis australiano. Y con 16 años fue suspendido y multado con más de 1.500 dólares por la Federación Internacional tras abandonar un partido: su rival, supuestamente, no hacía más que cometer faltas de pie en el saque, y su padre, tras mucho más que un puñado de gritos, le ordenó que se marchara.

    Nada de eso impide que sea un tenista de verdad interesante. Ve “cosas que otros no ven”, en palabras de Brad Gilbert, un entrenador más que prestigioso. Frente a la apuesta contemporánea por la potencia, Tomic provoca el fallo de los rivales identificando sus debilidades. Mezcla el zumbido de sus pelotas monótonas y sin peso con la repentina picadura de un poderoso tiro. Juega bien. A los 18 años, y como ex número uno junior, ya tiene su propia página web. Se cree un competidor fuerte, fiero, maduro. Tiene la audacia de aquel Nadal que a principios de siglo jugaba contra Hewitt en Australia. Es, sin embargo, el número 199 del mundo. Se entiende: instalarse en la elite del tenis está muy duro.

NADAL CONTRA HEWITT EN EL ABIERTO DE AUSTRALIA

Hay 7 Comentarios

Sugiero que cambie el verbo de la frase estar en la frase "está muy duro" por el verbo ser de manera que quede: "es muy duro" ya que así, parece más un dialogo de una pelicula porno...

Se me olvidaba mi buen amigo , el que, para nuestra fortuna, enseñó los dientes...fue Rafita y que bien se los mostró!!!!

Y se quedó en el 199... escuchaba a los comentaristas de ESPN diciendo como había jugado de bien Tomic y que Nadal no había estado bien plantado en el juego... Pero digo yo, asi y todo ganó Nadal, entonces no me quiero imaginar como hubiera sido la revuelta que le hubiera dado a Tomic si Nadal "jugara bien".
No veo a Tomic, ni a papi Tomic demasiado elevados para llegar a buenos puestos en el ranking... sino que les pregunten cuando daban por ganado el segundo set. Los grandes lo son no solo por su tenis, sino por su humildad.

Gracias por tu fantástico blog, me encanta seguir el mundo del tenis más allá de las noticias y crónicas habituales.
No he querido dejar pasar la ocasión sin adherirme a lo que dicen otros compañeros: con esa chulería, y tan jovencito, sólo se merece que Nadal le pase por encima como una apisonadora. "Creo que puedo ganar"... ¡no te jode! Aunque lo creas casi mejor te lo callas, pollito.

Pues ojalá no se le vayan a caer... los dientes, digo. La soberbia no es una buena consejera más aún cuando es patrocinada por papi desde las gradas. A Nadal a los 15, a los 16, a los 19, a los 21 a los 24 nunca le he escuchado hablar mal de sus contricantes, jamás he oído que haya menospreciado a alguno de sus contrincantes, tal vez por eso es el No 1 , tal vez por eso el señorito Tomic es el 119...

Gracias Juan José... sólo espero que Rafa le destroce... no aguanto a los soberbios ¡VAMOS RAFA!!!

Perdón por postear aquí un comentario que no es tal, sino una corrección que sugiero, pero acabo de consultar el cuadro de partidos del torneo y he descubierto un par de errores.
En el partido de 2da ronda Nalbandian-Berankis quien abandonó es el argentino. El próximo rival de Ferrer es Berankis, que es lituano (aunque su bandera no está porque se la ha robado Gulbis, que en realidad es letón!!)
Total, menudo mejunje.
Fuerza Roger!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal