La crisis de la tierra

Por: | 13 de febrero de 2011

Rg 
Son unos 235 millones de euros, pero también son la señal de una crisis. Cuando la Federación francesa renunció este fin de semana a abandonar París para instalar Roland Garros fuera de su lugar fundacional, no solo apostó por el alma del torneo y por una reforma de unos 235 millones que le permitirá aumentar su superficie de 8,5 a 13,5 hectáreas. También dijo adiós a la posibilidad de trasladarse, por ejemplo, a Versalles, de aprovechar una inversión propuesta de 540 millones, y de inclinarse por hacer un torneo del siglo XXI, tres veces más grande. Fue el último síntoma: la arcilla, marca histórica del tenis europeo y sudamericano, sigue mirando al pasado y cada vez pesa menos en el circuito, donde manda el cemento, las grandes infraestructuras, lo estadounidense y anglosajón. La tierra está en retroceso. 

            Roland Garros tenía la oportunidad de frenar esa tendencia, subrayada por las crisis de dos torneos históricos, Hamburgo, rebajado en categoría, y Montecarlo, que ya no es de participación obligatoria. París es ahora mismo el cuarto grande en importancia. Su organización no puede absorber la afluencia de público, que se agolpa incomoda y peligrosamente en los pasillos; tampoco puede atender a las demandas de los tenistas, que esperan y esperan esa pista de prácticas que nunca llega; y vive constantemente amenazada por la lluvia, que suspende constantemente las jornadas porque no hay una central con techo, problema que se solucionará ahora con la reforma.

            La Federación francesa apuesta por el romanticismo, la historia y el atractivo de París. No quiso saltar hacia el futuro, asumir el riesgo de alejarse de los aeropuertos y del metro que tan cómodamente atraen a los seguidores, o de construir un gran complejo de tenis igual que antes lo hicieron los otros tres grandes torneos: ninguno, aunque parezca mentira, permanece hoy en su lugar original. Todos, menos París, abandonaron el terreno fundacional para crecer en infraestructura, facilidades y dinamismo. París, no. El torneo que corona la temporada de arcilla, ya tan acosada por sus enemigos, ya tan reducto de especialistas y románticos, ya tan cara de mantener en comparación con lo que cuesta una pista de cemento, no encuentra aquí una decisión que cambie las cosas. Como explican los tenistas: ya no se puede especializar uno en tierra, ser un Sergi Bruguera o un Emilio Sánchez, porque los puntos están en el cemento. Para ascender en el ránking no se puede jugar solo en arcilla.

“Nos permitirá brillar durante décadas, a contracorriente del gigantismo que está de moda”, dijeron los federativos sobre su decisión, que incluye la construcción de una nueva pista. El ideal romántico es desde hoy la apuesta. El alma y el corazón del torneo, la tradición, su marca. Suerte.

Hay 9 Comentarios

Respecto a su artículo "Sol y Sombra"... a los que nos gusta Robredo nos parece un poco excluyente. ¿Por qué no: sol y sol? Un español (Robredo) pasa de ronda y es motivo de alegría... no de "sombras"....

Pues a mí me parece sensacional que las instalaciones, mejoradas, permanezcan en París y se salvaguarde la tradición y el romanticismo de este gran torneo... ¡qué manía de querer contemplar todo con cifras, cifras y cifras!... ¿Por qué todo tiene que ser "hipermacroinmenso" para que sea importante? Los jugadores también lo prefieren, al menos el "Rey de la tierra", y también Feli lo ha comentado... en cuanto a jugar en tierra... si un día desaparece esta superficie, será porque el tenis habrá pasado de ser un deporte maravilloso a convertirse SÓLO en negocio, y espero que eso no lo vean mis ojos...

Y entre otras cosas hay que pensar que a todos les carga mucho la gran superioridad de los hispanos en general en tierra.. ya no digo solo de los españoles, que también, pero argentinos, chilenos y de otras nacionalidades hispanas. Una pena.

Apoyo a Pedro, ¿qué ocurre con la hierba de wimbledon?, es acaso artificial?. Sinceramente en tierra se ve tenis "de verdad", golpes diferentes, no importa "la fuerza bruta" del saque,...., en definitiva, es más divertido que ¿ver? bolas a más de 200 y continuamente "ojos de halcón".

Ola de cambio en el mundo árabe - Repercusiones en la región Italia ataca la pasividad de la UE ante la inmigración desde Túnez. Creo que la Sra.Merkel va a solucionar el problema, les va a dar de comer por todo lo que roba de Africa; tambien va a pagar a la Universidad española por los ingenieros y demas licenciados que se lleva a Alemania.

Alguien tenia que hacerlo. De todas maneras el futuro esta en los derechos de Tv y publicidad, no en la venta de entradas. Larga vida a la tierra!

pues bienvenida sea la apuesta. como en todo: quien mucho aparca poco aprieta.
y que viva la vieja europa!

This is balderdash. Hamburg was unable to fill up the existing seats, why would they need bigger venue? And RG itself is not always full, the only problem is cramped public grounds, which will now be resolved.

RG will be expanded and remain human, unlike the ridiculously humongous and roofless Artur Ashe.

You are objecting just to fashionably object.

No siguen en Wimbledon con hierba? se ha movido de su sitio de inicio? Yo juego sobre tierra, y me encanta, es más expectacular que la pista rápida

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal