Pasarela de tierra

Por: | 11 de abril de 2011

G 

La lista de favoritos para la gira de tierra no tiene misterio: con Rafael Nadal un cuerpo por delante, están también Novak Djokovic, Roger Federer, Robin Soderling, David Ferrer o Fernando Verdasco. La superficie, sin embargo, abre la puerta a otras experiencias. Será una primavera de puntos masticados y agonías que pondrá los focos sobre un puñado de tenistas que normalmente pasan bajo el radar de las pistas centrales. Más allá de cuántos títulos ganen, la tierra abre la posibilidad de nuevos y, en ocasiones, inesperados protagonistas.

Nicolás Almagro. El murciano asalta el top 10. En 2010 ya dio muestras de que es un auténtico peligro sobre arcilla: camino del título de Roland Garros, Nadal vivió su partido más duro en cuartos y contra el terrible Almagro, golpeador inmisericorde. El número 12, coronado ya este curso en Costa do Sauipe y Buenos Aires, siempre tiró fuerte y sacó con una maza. A eso le une ahora dos cosas que le hacen un rival poco deseable: la sabiduría del prestigioso José Perlas en el banquillo y su propia dedicación, que le ha llevado a perder peso para ganar en movilidad.

Juan Martín del Potro. Favorito casi siempre y en cualquier superficie, el argentino nunca pasó por especialista en tierra. Su adaptación al polvo de ladrillo, sin embargo, le llevó en 2009 hasta las semifinales de Roland Garros, donde perdió un magnífico partido contra Federer, aupado por una grada partidista que hurgó en las dudas del argentino, por entonces casi un niño al que le celebraban las dobles faltas. El ex número cuatro es hoy el número 46, tras pasarse casi un año de baja por una lesión en una muñeca. Da igual. Sobre cemento, hierba, tierra o agua, a Delpo siempre se le espera.

Stanislas Wawrinka. El suizo, un tenista pesado, de pecho ancho y estómago generoso, encuentra un fantástico terreno de expresión sobre la lentitud de la arcilla. Sufrirá de lo de siempre: su cabeza pocas veces acompaña a su tenis. El espectador, sin embargo, podrá disfrutar de su sello: ese revés a una mano, látigo endemoniado, surca la arena como un trueno.

 

Albert Montañés. El catalán es un ejemplo de superación. No cumple con ninguno de los cánones del tenis del siglo XXI: ni es alto, ni tiene un físico apolíneo ni saca a 240 kilómetros por hora. Montañés, sin embargo, es pura fibra. Su capacidad de desplazamiento es magnífica. Su velocidad, espídica. Su cobertura de pista, en consecuencia, es sobresaliente. A esa movilidad tan importante sobre arcilla, une el diente retorcido: es un maestro en partidos apretados. Por algo es el número 23 del mundo.

Tommy Robredo.La duda es su estado físico: una lesión impidió que se presentara a los cuartos del torneo de Indian Wells y que luego disputara el de Miami. La certeza es su voluntad, ejemplo para el siempre trabajador Juan Carlos Ferrero, que intentará volver tras una racha de lesiones: Robredo, el número 29, lleva una escalada progresiva desde el inicio de curso y busca recuperar un sitio entre los 20 mejores con sus argumentos de siempre. A falta de pimienta, piernas, pulmones y golpes de libro.

Aleksander Dolgopolov.Eliminado a las primeras de cambio en Montecarlo por el letón Ernest Gulbis, otro que suele destaparse por estas fechas, es difícil no sucumbir a la tentación de incluirle en la lista. Al ucraniano le falta orden y patrón para ser un auténtico peligro, pero su anarquía es un regalo para la vista. Sus partidos son impredecibles. Sus tiros, distintos a todos. Sobre arcilla, una delicia: de dejada en dejada, siempre con cambios de ritmo, The Dog siempre dejará un detalle para que el espectador disfrute de sus partidos.

Hay 4 Comentarios

Respecto a su artículo "Sol y Sombra"... a los que nos gusta Robredo nos parece un poco excluyente. ¿Por qué no: sol y sol? Un español (Robredo) pasa de ronda y es motivo de alegría... no de "sombras"....

Pues ya cayó Verdasco...
Como no se ponga las pilas va a durar poco en el top ten.
Y Robredo: quien tuvo retuvo.
Vamos, Rafa!

Esperemos que, un año más, los y las tenistas españoles tengan una excelente temporada de tierra...

En breves momentos comienza el Nadal-Nieminen: ¡hagan juego!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal