El trampolín de Montecarlo

Por: | 23 de abril de 2012

Nadal

Fue un triunfo para el futuro, pero no solo porque Rafael Nadal ganara por primera vez en los últimos ocho enfrentamientos al serbio Novak Djokovic. Montecarlo y su título, que ya ha ganado ocho veces, siempre han sido un salvavidas y un trampolín para el mallorquín. Allí, en 2008, cerró una larga racha sin triunfos: fue el impulso que necesitaba para encaramarse por primera vez al número uno. Allí, en 2010, lloró sobre la pista, tras casi un año sin celebrar trofeos: fue la espuela para que ganara tres grandes en un año. Y allí, el domingo, cerró una herida de diez meses sin levantar los brazos y de 511 días sin ganar al magnífico Nole. Hay que ver hasta dónde le llevará esta vez el triunfo, porque Djokovic es mucho Djokovic, sin duda el mejor tenista del momento, pero ninguno de los siete anteriores fue episódico. Todos lanzaron un increíble esprint en primavera-verano, de Montecarlo a Wimbledon, con Nadal convertido en Atila por los torneos que dan forma al grueso de su currículo.

¿Por qué? Si el corazón del mallorquín está en Manacor, las raíces de su tenis están en Montecarlo. En el Principado bebe su confianza y su fe, el convencimiento de que su nivel sigue estando a la altura de los mejores. Cada año, el mallorquín afronta la cita como quien acude al médico: ahí se resuelve si el paciente está sano o enfermo. Montecarlo, con su lenta tierra y su pista al nivel del mar, es el torneo ideal para el español. Le permite protegerse el revés con la derecha o llegar a dar ese golpe con más tiempo. Ha ganado el torneo cuatro veces sin ceder un solo set en toda la semana. En consecuencia, Nadal ha despejado una duda muy suya: convencido antes de llegar de que el nivel de juego era el adecuado, al marcharse ya sabe que su actitud ante las dificultades y la intensidad de su cabeza están en la misma onda.

El triunfo de 2012, además, le permite recuperar un poco de la ventaja psicológica que aún mantiene Nole tras siete triunfos consecutivos, y defender uno de sus mejores resultados de 2011. Eso tampoco es baladí. Nadal se juega en los tres próximos meses el número dos del mundo, que ambiciona el suizo Roger Federer. Mantenerlo o perderlo cambia radicalmente el escenario. El segundo escalón de la clasificación asegura evitar a Djokovic hasta la final. Desde Montecarlo a Wimbledon, Nadal defiende 5.945 puntos, Djokovic 4.970 y Federer 2.190.

Hay 3 Comentarios

Pero si Nole gano casi tod a Nadal el año pasado como es que Rafa defiende1000 puntos mas este año??

Nadal aprovechará la temporada de tierra para mantener las distancias con Federer. ¿Otra final de Roland Garros para el suizo este año? Parece complicado...

Juega al mejor simulador político, económico, y militar, gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal