20 años de un apuñalamiento

Por: | 30 de abril de 2013

Hace justo 20 años, Günter Parche cambió el tenis. Dejó de enviarle flores y dinero a Steffi Graf por su cumpleaños. Cogió un cuchillo y decidió emplearlo para devolverle el número uno a la alemana, la tenista que le obsesionaba: durante un partido, hundió la hoja en la espalda de Monica Seles para acabar con su reinado, que había puesto fin al de Graf. La yugoslova se desplomó. Tenía 19 años. Era la mejor: entre 1991 y 1993 llegó a 33 finales en 34 torneos, ganó 22 y celebró un 93% de victorias (55-1 en los grandes). Nunca volvió a ser la misma.

"No sabía lo que pasaba. De repente me costó respirar y sentí un dolor horrible en la espalda", contó posteriormente en su biografía, publicada en 2009.

Con su ataque, Parche evitó lo que amenazaba con convertirse en una dictadura: Seles ya había ganado ocho grandes y sumaría un noveno y un bronce olímpico tras la cuchillada, el sello de su capacidad competitiva. La lesión retrasó un lustro el cambio en el circuito femenino: del modelo Graf, una jugadora de revés a una mano, exquisita estratega con un fino sentido de la construcción del punto, al modelo Seles, una pistolera que quería ser la más rápida en disparar, arrolladora en los tiros, tenista total, de impacto y fuerza.

Nunca hubo una tenista como Seles. Ni antes ni después. Jamás ha habido otro competidor, tampoco en el circuito masculino, capaz de levantar con frecuencia títulos grandes golpeando a dos manos la derecha y el revés. Nunca se sabrá hasta dónde habría llegado. Lo que pudo ser. La cuchillada hizo algo más que cortar sus músculos. Rompió los equilibrios internos que distinguen a los campeones de los competidores muy buenos. La persona sufrió mucho más que la tenista. Ganó 15 kilos. Sufrió bulimia. Coqueteó con la idea de ser una ‘celebrity’, participó en Dancing with the Stars, presentó galas…  y siempre siguió buscando a la Seles que era antes de Parche.

Hay 7 Comentarios

¿Por qué os unís el sur contra el norte? ¿Por culpa de un loco el sur está unido contra el norte y Alemania es la mala? Anda y vete a tomar el fresco por ahí Székely, hay mucha gente buena en los países del norte y también aquí en tu España he tenido que sufrir dictadores.

Yo odiaba a Graf, y era seguidor de Seles, la mejor tenista de todos los tiempos si nos atenemos a los resultados durante sus dos años de reinado absoluto. Hay que recordar que el agresor salió absuelto en el juicio en su país, lo que demuestra que a todos los alemanes les pareció estupendo que apulañaran a su enemiga y así su nariguda tenista pudiera volver a ser la número uno. Si no puedes con tu enemigo.... apuñálale!

Los alemanes estan enfermos,....el holocausto, la coprofilia,ésto,La Merkel,.....

Yo la odiaba también, debo reconocerlo, no había con que ganarle, era absolutamente imbatible, (unschlagbar). Pero jamas se me cruzo por la cabeza que alguien podía hacer semejante bestialidad traicionera. Recuerdo bien el momento, yo vi el partido en vivo por TV, y me pareció y me sigue pareciendo increíble hoy en día que estemos a merced de un desequilibrado en donde sea que estemos. A dios gracias Monica se salvo, luego por supuesto ya no la odie más, era un odio competitivo nada mas hombre!! nada para llegar a clavarle un cuchillo por la espalda. Ahora que si le acercan a Ronaldo un cuchillo en la ceremonia del balon de oro cada año, no se si hace lo mismo con el gran Messi, je je.

Fue en Alemania, la apuñaló un alemán, una alemana volvió a ser nº 1. España, Italia, Portugal, Grecia y Chipre somos Monica Seles hoy. Y Merkel nuestro apuñalador.

¿Por qué el principio del vídeo se ve en negro?

Gracias.

Vaya putada, por decirlo claramente, no ay forma de hacer pagar a este individuo lo que le hizo a esta niña, porque es lo que era, de 19 añitos que estaba llamada a destrozar todos los registros del tenis femenino.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal