Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

24 feb 2010

Españoles Ejemplares

Por: José María Izquierdo

LARAZON01 Si es que se veía venir. Estos sindicatos de chicha y nabo, sin fibra revolucionaria, sin redaños para fajarse como hay que hacerlo con patronos, gobiernos y curas, ya no logran ni movilizar a la clase trabajadora que tanto y tan bien defendían ayer Abc o La Razón. Lo advirtieron y hoy no hacen sino recoger las pruebas de la evidencia: Abc: primera: Zapatero busca calmar a los sindicatos y asegura que pactará el “pensionazo”. Manifestación sindical con sordina. La Razón, siempre más naïf, titula Fracaso de la “mani-light”. El Mundo: Pinchazo sindical. Escasa asistencia a las manifestaciones. Ante lo cual, la opción sólo era una: caña a sindicatos y Zapatero por hacer el paripé. Si comes, malo, si ayunas, peor. Así que en todos se percibe -¿o es cosa mía?- una blanda decepción, el regusto de un sueño no alcanzado o el de un deseo no cumplido. Hubieran querido una toma en masa de todas las ciudades españolas, un apagón de televisiones y alumbrado público, una paralización de trenes, barcos, aviones e incluso semovientes. Hombre, el logro de una marcha no está mal, pero deprime el número de manifestantes congregados. Para que lo entiendan, algo similar a lo que les ha pasado a Federico Jiménez Losantos y César Vidal. Esperaban el premio Nobel, qué menos, y tuvieron que conformarse con el de Español Ejemplar, que otorga la Fundación Denaes para la Defensa de la Nación Española. Muy digno, sí, pero no es lo mismo.

 En páginas interiores percibirán mejor estos efluvios. Editorial de Abc: “(Zapatero) prefiere tener las calles limpias de manifestaciones antes que reformar el mercado laboral y el sistema de pensiones”. Ignacio Camacho, en “El pensionazo y otras hipérboles”, ya carga munición más pesada contra estos sindicatos de panza agradecida y el presidente calzonazos: “Todavía no habían salido a la calle las huestes de los sindicatos más subvencionados de Europa (…) cuando Rodríguez Zapatero expresaba gozoso su disposición a escucharlas”. Última frase de la columna: “(…) ningún ser bien nacido muerde la mano que le da de comer”.

En La Razón, editorial más bien sinsorgo, uno de voy, otra de vengo y una última de me entretengo. Se denuncia “el atronador silencio callejero” mantenido hasta ahora por los sindicatos, y a la vez se sorprende de “que se movilicen contra una sugerencia tímidamente formulada por el Gobierno”. En cualquier caso, leña al Gobierno que para eso está. Resumiendo: “Zapatero, Méndez y Toxo (…) han sido cómplices en la política económica y social de la recesión y de los cuatro millones de parados”. Dan ganas de llamar a La Razón, pedir que te pongan con el/la editorialista y preguntarle por qué no ha empezado por ahí y nos habríamos ahorrado tres columnas de texto espeso, espeso. El Mundo: Zapatero se arruga ante un tigre de papel, se titula en editorial, que abunda en la debilidad sindical: “Si los ciudadanos contrarios a este cambio en la edad de jubilación no han acudido al llamamiento de Méndez y Fernández Toxo es por la escasa credibilidad de los sindicatos, ganada a pulso con su pasividad ante el mayor drama de la crisis, que es el paro.”

Y antes de llegar al 11-M -les prometo que llegaremos- algunas perlas escogidas de los periódicos que ustedes van a leer esta misma mañana.

Les aviso que uno de estos días, según vengan de cargados los diarios, a lo mejor entregamos otra estatuilla, como hicimos con el Dedo Incorrupto, y buscamos al más disparatado hooligan del humillado, pisoteado y rebozado en el lodo Jesús Neira.

Y sólo para que vean lo patoso que se puede llegar a ser cuando uno quiere ser gracioso, va para todos ustedes la siguiente muestra. Así chascarrillea Antonio Burgos en el Abc de hoy: “Desde la primera vez que escuché la palabra (por Erdogán, primer ministro turco), me dije: ¿de qué laboratorio será el Erdogán? ¿De Roche o de Bayer? ¿Y en qué presentaciones vendrá? ¿En inyectables, en cápsulas? ¿Hay Erdogán Forte y Erdogán Retard?” Yo es que me troncho. Vamos, una jartá de reir.

Seguro que también les gusta esta otra muestra de hasta dónde puede llegar la delicadeza en el insulto. Alfonso Ussía, La Razón, Patria y Estado. Primera frase: “Los nacionalistas, da igual que sean catalanes, vascos o gallegos, no odian al Estado. El Estado es para ellos un chollo, (…) la llave victimista que abre de par en par la puerta de sus despensas. Pero sí odian a España, la Patria común con un milenio de unidad a sus espaldas”. Última frase: “…Ésa es la diferencia. España y el Estado. La misma que se establece entre una madre y un hijoputa”.

Y vayamos ya con El Mundo, a vueltas con sus cosas. Pedro J. tiene el famoso complejo de Diógenes. Acumula kilos y kilos de basura. Recoge una nueva y no tira la anterior. Es más, las mezcla, las liga, las entrevera. Dice en portada: “El video clave del 11-M estaba oculto con un nombre distinto”. Ya tenemos la tercera cara del cubo de Rubik: el primer día les enseñamos con pífanos y tambores un video sin la menor importancia, el segundo reverberamos lo que han dicho nuestros amigos o nuestros empleados de tan excelsas imágenes, y el tercero ya es el “video clave”. A lo mejor también es un vídeo importante el de la Guardia Civil en la mina Conchita, donde se veía el descontrol en el almacenaje de dinamita, con cajas de goma 2 Eco junto a otras de goma2 Ec, dinamita que, por cierto, tiene dinitrotolueno y nitroglicerina como la famosa titadyne. Pero basta: no caigamos en la trampa del tramposo: hago un montaje publicitario con mentiras y luego exijo a quien me lleve la contraria que enseñe las pruebas.

Decía lo del complejo de Diógenes porque el laureado Español Ejemplar Federico Jiménez Losantos abrocha los contubernios con su desparpajo habitual para la burda desmesura. Hoy, por ejemplo, se carga a todas las instituciones del estado, Gobierno, jueces, policías, etc. de un grosero plumazo. Su columna lleva por título, en apreciable resumen, Del 11-M al faisanazo. Previo escandalosos lamentos por el caso del bar Faisán, se va acercando poco a poco al cogollo de la cosa: “¿Cómo han llegado a tal estado de impudicia, cómo tienen esa sensación de impunidad? ¿(…) Cómo se ha atrevido el Gobierno de Zapatero, Rubalcaba y, por extensión Pumpido y Garzón?” A ver, se pregunta uno, llevado del gusanillo de la impaciencia como en la cortina de ducha de Psicosis, Federico, por favor, sáquenos de este sinvivir. Y aquí es donde quería llegar el periodista Ejemplar: “…por lo barato que les ha salido el 11-M (…) porque del juez destructor al juez malabarista, del fiscal inane al fiscal tragasables y de la policía lela a la policía mala, todos los que han contribuido a perpetrar la mayor infamia de la historia policial y judicial española se han ido de rositas y les ha salido gratis la fechoría”.

El columnista de El Mundo Pedro G. Cuartango, en “Basta de lecciones de periodismo”, tras mostrar su desagrado por algunas cosas que ha leído estos días en El País sobre escribas o tertulianos sectarios, afirma que “el periodista (…) es un señor que tiene que sobrevivir y está obligado por ello a hacer muchas cosas que no le gustan, a ser esclavo de algunos silencios y dueños de bastantes miserias”.

Él sabrá cuántas cosas hacen, él y sus compañeros de periódico, que no les gustan, cuán esclavos son de qué silencios y cuántas miserias guardan en las faltriqueras.   

   

Hay 129 Comentarios

Dn. José María izquierdo -el ojo izquierdo-, nombra muchísimas veces a Dn. Pío MOA RODRIGUEZ, a mi buen pensar como que tiene categoría de ser nominado, por tal motivo dirijo estas letras hacia ese personaje -Pío- (pues no dispongo del correo personal del Sr. Iquierdo y utilizo este medio, supongo que no caerá en saco roto), el cual critica con dureza e insultos a esta España actual . Sería ineteresante saber que Pío es de Vigo, hijo de empleado ejecutivo de la desaparecida Caja de Ahorros Municipal y Monte de Piedad de Vigo, estudió en Vigo, el Preuniversitario lo realizó en el Instituto Santa Irene de Vigo, es decir, fuímos colegas el mismo curso, volviendonos a encontrar el 1º de enero del 1971 en el mismo tren y ejercito que el redator -Infantería de Marina- , yendo hacia Cartagena; pasados dos meses en instrucción donde Pío hacía comentarios muy peligrosos para aquella situación, y aún más en Infantería de Marina, apartandome de su persona. Nos venimos para Ferrol, ahí pasado un tiempo por motivos que me gustaría me explicara ese personaje, fuí llamado por el SIM -servicio de inteligencia militar- por haber mantenido una conversación entre ambos en un servicio para el cuartel, pues se negaba a colaborar en un equipo de trabajo para el cuartel de Nuestra Señora de los Dolores, haciendo gestos y frases contra los mandos, cuestión que zanje en el momento. Resulta que estaban haciendo una investigación de Pío, el cual a mi entender fué detenido y retirado del cuarte hacia algún sitio , supongo que un penal o cuerpo disciplinario, se hablaba de libros, de hacer proxelitismo pólítico, lo que si es que se licencio mucho más tarde que mi persona. Incluso se comentaba relaciones con movimientos adversos, pero no tengo pruebas feacientes. Al final veo que se atreve a ponermos a caer de un burro alguien que en los años 70 era de dudosa reputación para la organización del estado. Nada más de momento comento.

Lo que dice este emilezola de aznar y zapatero es para morirse de risa. ¿Conque Aznar creo empleo? Zapatero tambien y muchos más en los dos años que le cogieron buenos. Aquí quería yo ver ahora a tu admirado Aznar poniendo el despido libre ¿o no? ¿o lo daría para los parados? ¿Y no se te olvidan algunas otras cosillas de tu lider? Piensa, piensa un poco. Por otra parte lo que dices de Zapatero es para juzgado de guardia. ¿ Os duele que Zapatero y Rubalcaba estén acabando con ETA? Pûes eso es lo que hay y no lo que hizo tu lider, en mi opinión el peor presidente que ha tenido España con gran diferencia, pero claro, es mi opinión, aunque creo que de millones de españoles más, no hay más que recordar un poco.

Veo con perplejidad que un foro como este, que se dedica a desmontar las barbaridades que sueltan todos los días los ilustres periodistas y tertulianos en diversos medios a cada cual más reaccionario, entran personas que dicen sentirse muy ofendidas por los comentarios de J.M. Izquierdo. Este señor desmonta con suma ironía los planteamientos que hacen los voceros de la extrema derecha. Yo creo que en este país hay mucho trastornado que unido a ignorancia y fata de información, dan como resultado a estos energúmenos que les gusta mucho el insulto y la descalificación. Tienen buenos maestros en estos temas, y sin pensárselo dos veces, como los loros, repiten lo que oyen. Pensar, lo que se dice pensar, se ve a simple vista que ese no es su punto fuerte. ¿Por qué no se van a otros blogs a jalearse entre ellos y que nos dejen en paz?

Todos esos señores columnistas de la IZQUIERDA, no aguantarían la mirada de un obrero, y mucho menos de un parado que ha agotado la prestación y solo le queda la ayuda. Estos señores, de chichinabo, conocen al obrero que les pone muy deferencioso, los cafés. Deben saber que hay derechos que no se ceden, no caducan, no se entregan. Se ha trazado una línea roja y, hay que decirlo,¡no pasarán! Ningún albañil colgado del andamio hasta casi los setenta años. Ningún peón ni temporero del campo matándose hasta los 67 años. Así de claro.Un saludo.

Todos esos señores columnistas de la derecha, no aguantarían la mirada de un obrero, y mucho menos de un parado que ha agotado la prestación y solo le queda la ayuda. Estos señores, de chichinabo, conocen al obrero que les pone muy deferencioso, los cafés. Deben saber que hay derechos que no se ceden, no caducan, no se entregan. Se ha trazado una línea roja y, hay que decirlo,¡no pasarán! Ningún albañil colgado del andamio hasta casi los setenta años. Ningún peón ni temporero del campo matándose hasta los 67 años. Así de claro. Para desengrasar, sugiero esta página madridgratis punto net donde se recogen los sitios culturales gratis de madrid. Un saludo.

Sr. Izquierdo, estupendos todos sus comentarios siga asi por favor ,tienen a España llena de caspa y chuleria,y somos muchos los que pensamos que ¡¡¡vasta ya !!! de Antonio Burgos, le diré, que es un gracioso sin gracia, y además un recentido con su tierra desde donde escribo ,saludos Maripepa

Bien Jose María, los "piropos" que despiertas son la muestra: no están acostumbrados a que les pongas ante el espejo, con ironía y mordacidad, su grisura fascistoide recrecida.
¡Enhorabuena!

El izquierdo este... ¿No era el monaguillo de cuando bautizaron a Fraga? jajajaja Mozoooooo

Vamos que... aquí, al mozuelo que ha puesto a defener la modernidad de la izquierda.... jajajajajaja. Que escojone!!!

Parece que Carlos Mendo tiene mucho tiempo y escribe algunos comentarios.jej je jei
Como les fastidia al facherio verse ridiculizados con sus consignas.
Lo mejor es que nos dejen esto para que lo leamos quienes disfrutamos, pero a ellos alguno le va a pasar algo.jejeje

1 2 3 4 5 6 7 ... 12 13 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal