Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

22 feb 2010

Una higa para el dinitrotolueno

Por: José María Izquierdo

Elmundoportada2

No es cierto que no podamos vivir sin Aznar, como él dice. Es justo lo contrario: lo que no podemos es vivir con él. Estamos estupendamente cuando no le vemos hacernos la peineta o cuando no le oímos bravuconear. Si el gran hombre decidiera recogerse en paz y sosiego en Santo Domingo de Silos y ponerse ciego con las ciruelas del huerto, que tanto le gustaban, o limitarse a jugar al dominó en Quintanilla de Onésimo, el  respetable ni le nombraría; ni de su sombra nos acordaríamos. Pero se empeña en reaparecer, siempre gallito y peripuesto, con ánimo de alborotar a las aves del corral. Jarana ha habido y ha sido ese dedo lo más comentado el fin de semana en esos medios que tanto quiere y tanto le quieren. El gesto en sí es para recordar, pero mucho más interesante es contemplar cómo nuestras particulares líneas enemigas salivan, ponen los ojos en blanco y llenan páginas de periódicos cuando el ex deja su retiro, por decir algo, y su prieta figura se hace carne mortal. Creo que ustedes, primeros lectores de mi primer Ojo, no se opondrán a que hagamos un rápido concurso para elegir entre todos los panegiristas a aquel escriba que haya sido más obsequioso, más pelota, más lameculos, más candongo y adulón con el propietario de ese apéndice corazón. Competición reñida, ya les advierto, pero al final del texto podremos decirles, orgullosos cual Penélope Cruz, ¡y el ganador del Dedo Embalsamado es…!”. Pero vayamos antes al mogollón del día que, como siempre, trae diamantes, circonitas y cristalillos.

Quería yo haber estrenado sección con una inteligente nota sarcástica sobre la homilía dominical de Pedro J. Ramírez, para que nadie se despiste, y me encuentro una sábana con un texto tan pretencioso como pedregoso. He creído entender, eso sí, que el director de El Mundo ha estado en Venecia. Bella ciudad, sin duda. Tendremos que conformamos con su llamativo título de primera página de hoy : "Puff…, dinitrotolueno” “Los vídeos de los análisis de los explosivos del 11-M refutan la sentencia", que adobado con sus múltiples comentarios editoriales, y a partir de hoy convenientemente jaleado por radios y televisiones de la banda, viene a ser otra paletada más de basurillas para ensuciar aquella investigación y tratar de reabrir el caso. Y van…

Dejemos a Ramírez en la góndola y a sus consternados y filmados peritos con los ftalatos en el laboratorio y lleguémonos, por ejemplo, hasta César Vidal, en La Razón. Da la impresión de que este gran intelectual se ha hecho un lío con los términos “golpe de Estado”. Lean lo que escribía ayer, domingo, de los militares de la UMD, a propósito de su condecoración, de la que no es nada partidario. “Los «úmedos», como eran conocidos, creían en la posibilidad de dar un golpe militar siguiendo la línea de cuartelazos que tan trágicamente ha marcado la Historia de España. Por desgracia para ellos, carecían del talento de Prim, Espartero o Narváez y España no era la Portugal de la revolución de los claveles”. O sea, que los militares de la UMD eran golpistas, mientras Franco se opuso siempre a dar un golpe de Estado (véase entrada de este blog correspondiente al día 18). Y acaba con algo que no se sabe muy bien si es un comentario o un deseo, pero que suena mal, muy mal: “Naturalmente, si hoy un grupo de militares decidiera alzarse contra ZP porque se ha sentado a negociar con los terroristas, porque ha contribuido a desestabilizar institucionalmente el sistema constitucional o porque ha arruinado por años a la nación, el presidente del gobierno lo vería mal”. Será que con el ajetreo de tanto escribir -¡ya lleva más de setenta libros!- y charlar con Federico, este docto comunicador no tiene un momento para pensar.

Hay más cosas, claro, pero dejemos descansar a algunas de las fieras, que pronto las sacaremos a rugir al circo.

Volvamos, pues, al inicio y recojamos la peineta de ese gran hombre de Estado, que al decir de Lucía Méndez en El Mundo vive un proceso regresivo y ahora anda por los trece años. Les dije que la competición era dura y correosa. ¡Hagan juego, señoras y señores, en este apresurado resumen!

- Isabel San Sebastián, El Mundo, sábado 20: "Y cuando todo falla (…) cuando el cabreo del respetable es tal que se traduce en un desplome imparable de los socialistas en las encuestas, sacan a pasear el espantajo de ese Aznar «asesino» y «criminal de guerra» que tan buenos resultados les dio en 2004. Esto lo hacen mediante persona interpuesta, por supuesto. Es el trabajo sucio encomendado a ciertos exponentes de las vanguardias de ataque que se mueven como pez en el agua en el mundo universitario y en algunos medios de comunicación (en su caso, de propaganda) siempre dispuestos a socorrer a quien les abreva".

- Ignacio Camacho, Abc, sábado, 20: “Mal, muy mal Aznar. Tenía que haberse hincado de rodillas y haber aceptado con humildad los improperios. Agachar la cabeza, pedir perdón por sus muchos pecados y admitir sus nefastas responsabilidades (…) Pero en vez de eso va el tío y se les ríe en la cara a los jóvenes progresistas que con tan gran delicadeza le formulaban reproches políticos, y en el colmo de la descortesía y la zafiedad los manda a tomar por retambufa con el dedo. El muy fascista”

- Juan Manuel de Prada, Abc, sábado 20. Juan Manuel de Prada, Abc, sábado 20. (Requiere introito para los no iniciados. Debemos recordarles que de Prada tuvo en su día un pataflús religioso y se ha convertido, digámoslo sin exagerar, en un insufrible meapilas. Aquí se ve que el dedo enhiesto le ha desbocado los bajos instintos y dudábamos, al leerle estos ardores, si no nos hubiéramos pasado inadvertidamente a alguna página de Anaïs Nin. Hoy, menos mal, ya ha vuelto a su ser y nos ilustra sobre budistas y católicos). “Este gesto impúdico de levantar el dedo corazón lo usaban mucho los romanos, que también eran unos fascistas, según nos enseñó cierta prócera socialista natural de Cabra (a quien, sin embargo, podemos llamar egabrense gracias a los romanos). Marcial, en un epigrama dedicado a un tal Sextilio, sodomita pasivo, escribe con su habitual desenvoltura: «Ríete mucho, Sextilio, del que te ha llamado marica/ y levanta el dedo de en medio./ Pero tú, Sextilio, no das por el culo ni eres follador/ ni te agrada la boca caliente de Vetustina./ Nada de eso eres, Sextilio, lo reconozco. ¿Qué eres, pues?/ No lo sé, pero tú sabes que quedan dos cosas».

-David Gistau. El Mundo, domingo 21: “Desde 2004, como si le hubieran desbaratado una Grande Armée, a Aznar lo tienen exiliado en Elba. Pero no basta, lo quieren aún más lejos, en Santa Elena, para que, pálido y terminal como Napoleón en Longwood, de él no nos alcancen ni las opiniones. No es fácil averiguar los motivos de tal ensañamiento (…) puede ser, simplemente, el miedo a que, estando Elba tan cerca y siendo toda la casta política tan fallida y superada por su época, Aznar desembarque para dar comienzo a otros Cien Días".

- Alfonso Ussía, domingo 21, La Razón: “Pues a mí, qué quieren que les diga, me gustó la peineta de Aznar (…) Una higa bien resuelta, una peineta estéticamente culminada, puede llegar a ser una obra de arte”. Corolario evidente: “Aquí, doña María Teresa (Fernández de la Vega) los únicos que dañan, destrozan, hacen añicos y pulverizan la imagen de España son el presidente del Gobierno y los miembros del mismo, usted incluida (…) Eso sí que es macarra. El Gobierno. Y además, pijísimo, con más horas dedicadas a las «boutiques» que a los Consejos de Ministros”.

LARAZON10 - José María Marco, La Razón, 22 lunes: “Quien más quien menos, muchos hemos compartido, más aún que apoyado la higa que Aznar dirigió a las crías fresquitas de fanáticos, que acabaría de terroristas si no fueran a colocarse de funcionarios (…) Se entiende que el gesto de Aznar haya suscitado tantas simpatías. Expresa con claridad meridiana el cansancio ante la mediocridad, el resentimiento y la grosería elevados a categoría política y cultural (…) Como se ha demostrado de nuevo, la comunicación es de lo que mejor sabe hacer (Aznar). Por eso sigue siendo necesario callarle”.

¿Me dejan que premie con un dorado Dedo Embalsamado a esta última luminaria, que funge de gran erudito, ha publicado casi tantos volúmenes como Vidal, y ha sido el amanuense de algún libro del poseedor de ese dedo tan, como diríamos, simbólicamente grandioso?  

¿Y acaso si hubiera un premio al Dedo Rijoso se lo adjudicaríamos a Juan Manuel de Prada?

Por cierto, El Mundo, domingo, 21: ¿Será mi vista o noto incendiadas pavesas en la mirada de Luis María Anson cuando escribe de Bibiana Aída –rían: es una gracia del académico-, de clítoris y labios menores?  

Hay 262 Comentarios

SI ALGO PASA, ESTÁ LA SER...
Recuerden.
SI ALGO PASA, ESTÁ LA SER...
decian desde 10 dias antes.
SI ALGO PASA, ESTÁ LA SER...

...a ver si se vacían de toda la baba que aún les queda en las tripas...este artículo y otros semejantes son estupendos eméticos para vomitar...!Animo Izquierdo!...

Un verdadero espectáculo de cacareos y mugidos. Enhorabuena por este retrato de los "periodistas" inteligentes. Esperamos con ansia la próxima entrega.

Esto va para el que firma "ja" (ya empezamos): Dado del dominio de léxico y ortografía que muestras en tu comentario, ¿de verdad te extraña que de vez en cuando no te publiquen?
En cuanto a que el autor del blog insulta la inteligencia nacional, no te preocupes que a tí y a tus compinches no os llega. Hablando de compinches, supongo que estaréis apenados porque hoy hace 29 años que os falló vuestro único argumento, las armas, y por eso estáis conspiranoicos con lo del 11-M.
Volviendo al 23-F, os propongo un tema de investigación: dado que de haber triunfado, los beneficiarios serían los fachas, muchos militares y la alta jerarquía eclesiástica, ¿que os parece revolver un poco por ese lado?

Adelante S. Izquierdo, los españolitos de a pie necesitamos hechar unas risas de vez en cuando leyendo a esos INTELECTUALES. no se si el govierno lo está haciendo bien pero, lo que si sé, es que la oposición me aberguenza a diario, si no son unos son otros y créame, no soy yo sola la que piensa así, tengo maigas del PP que estan abochornads de sus conjéneres. Un saludo.

...No me podía ni imaginar lo que había en la corrala. Mare mía, mare mía, mare mía.....Un saludo afectuoso y muchos ánimos para seguir adelante.

El País ya no es lo que era... esta es la prueba.

¡Enhorabuena José María!
Nunca hubiera imaginado la cantidad de lectores que tienes en la derecha. Supongo que te consideran creador de la opinión de la izquierda...

"Yo entiendo que es una putada, pero es la realidad… Si hay una explicación razonable, bienvenida sea, pero en principio… Es una cantidad mínima pero está ahí y es la puñetera realidad". Perito guardia civil Carlos Atoche "pixi&dixit".

Dinitrotolueno = Titadyn = ETA
Dinitrotolueno ≠ Goma2eco ≠ Moritos de todo a cien

Y el que no quiera ver que ponga la tele.

Uy, que pupita hace perder influencia, lectores, público e ingresos publicitarios. Y sobre todo, que a uno le discutan lo que considera verdades absolutas... La izquierda no levanta cabeza, sus dogmas de fe ya no cuelan, y tienen que recurrir a pataletas como ésta. Que, por otra parte, hacen lo mismo que afean a otros multiplicado por diez.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal