Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

11 mar 2010

¿Quién ensucia el aniversario del 11-M?

Por: José María Izquierdo

Hoy es 11 de marzo y el recuerdo de la tragedia sembrada hace seis años en aquellos trenes se nos agolpa a todos en el recuerdo. Pero algunos la llevan atravesada en el pecho, donde se señalan el alma, como la estaca de los vampiros. Ignacio Villa en La Razón.Seis años después, el mayor enemigo que tenemos es el mezquino partidismo; la utilización rastrera de una fTrenecha que tiene que ser de recuerdo para los que se fueron y de apoyo moral para los que sobrevivieron…”. ¿Y qué hace a continuación Ignacio Villa? Pues lo mismo que ha hecho en estos años, cuando ya era director de los  servicios informativos de la Cope, la emisora de los obispos: una utilización rastrera de esa fecha que etc.: “Es verdad que a estas alturas hay muchos interrogantes sin resolver, es cierto que siguen existiendo muchos puntos negros en aquella jornada de horror y de dolor”. Pero el amigo Villa es persistente. Con ese estilo melifluo bien conocido de púlpitos y otras tribunas, un empalagoso mejunje de dulzura e hipocresía seguramente bien aprendido de sus jefes episcopales a los que tan obedientemente sirve, martillea en su insidia: “No podemos renunciar a saber lo que pasó. No podemos cerrar la puerta a la verdad de los hechos. Pero lo siento. Me niego a mercadear con el sufrimiento ajeno, me niego a jugar con el dolor de los demás, me niego a apropiarme del sufrimiento de los afectados”. Este catavenenos, por su parte, también se niega a algo: a escribir lo que de verdad piensa de semejante columna.

He elegido a Villa pero podíamos irnos a que nos alumbre el faro de César Vidal en La Razón. Su tono nos obliga a prescindir de ironías, porque en esa ciénaga solo nos espera la tarascada, el puñetazo, la brutalidad de los energúmenos. Cuenta su convencimiento de la autoría de ETA, como “casi toda la clase política hasta que apareció Otegui y dijo que era la ‘resistencia árabe’. Y a partir de ese momento, la sociedad española sufrió un proceso de manipulación brutal a fin de que aceptara una tesis estúpida (…) los atentados los habían cometido terroristas islámicos en respuesta al apoyo que Aznar había prestado a la intervención en Irak (…) Pocas veces se habrá planteado un razonamiento más cobarde y miserable (…) Entre los votos de la izquierda encanallada dispuesta a todo con tal de ganar las elecciones y los ciudadanos asustados como conejos y dispuestos a la capitulación, ZP llegó a La Moncloa gracias a la manipulación informativa en torno a casi doscientos asesinados”. Háganme excusa, por favor, de tener que reproducirles lo que sigue. Ya saben: “la identificación de los explosivos”, “un loco y dos moros”, “se destruyeron pruebas”.

Para acabar con el 11-M, un pequeño apunte para Ignacio Camacho en Abc. “Las cajas del dolor”, se titula su columna, y vuelve a esgrimir un razonamiento que ya se ha oído en otros muchos foros, como les contábamos más arriba de César Vidal, que no por repetido deja de ser absolutamente falso: “La clasificación de los setenta mil exvotos espontáneos dibuja el retrato de una comunidad sobrecogida, paralizada, inerme…” Sobrecogida, sí, por supuesto, pero ni paralizada ni inerme. La participación del 14 M superó el 75%, siete puntos más que en el 2000. Los españoles no se quedaron paralizados: fueron en masa a votar… y ganaron los socialistas con 11.026.163 votos por 9.763.144 de los populares. Eso fue lo que pasó.

Y ya que estamos con el Abc, un primer y corto paseo por los góticos dominios de Hermann Terscht: “Todos cretinos”, titula su columna: “Parece ser la convicción del vallisoletano travestido en leonés (…) Algunos de ustedes me entenderán que confiese que no pude soportar esa entrevista soviética de sumisión perruna (…) Nadie puede exigirnos a quienes somos mayores de edad que nos reconfortemos con una nueva versión de las necedades de Ceacescu sobre su milagro económico, con esas filípicas mentirosas que ofenden a todo ciudadano cuerdo”. Y así.

Se preguntarán –si les han quedado ganas de preguntarse algo- cómo va la negociación con ETA de este Gobierno vendido a los terroristas de la que les informábamos ayer. Bien, la enfermedad sigue su curso. Los contertulios variados se han llevado convenientemente escandalizados las manos a la cabeza, y La Gaceta no suelta hueso. Artículo de su director, nuestro ya conocido Carlos Dávila. Recuerden, el de "En el día de hoy": “El Gobierno está dejando, como ‘Pulgarcito’, pistas. Pistas de que ‘algo’ está pasando no en ETA, sino con ETA. A Zapatero, en su monserga televisiva del lunes, se le escapó, ¿se le escapó?, una: ‘El proceso de paz hizo mucho más daño a ETA y mucho bien a la democracia’. Apúntese esta frase porque está preparando la segunda fase. Nosotros, por nuestra cuenta, les ofrecemos hoy otra pista: Rubalcaba ha retirado los escoltas a sus propios congéneres del País Vasco. ¿Los hubiera quitado sin presumiera peligro de atentado? No: eso sólo lo hizo con los periodistas desafectos. Y, ¿por qué no hay peligro? ¿Por qué ETA está mal? No únicamente por eso. Las pistas conducen a la certeza: hay negociación”. Ya se lo advertí ayer…

Alicia Cerramos por hoy con nueva monserga: El Gobierno miente y se ha pagado a los terroristas de Al Qaeda para que liberaran a la cooperante Alicia Gámez. Abc, en portada: “Liberan a la cooperante a cambio de “nada” tras cien días de secuestro”. ¿Han notado debidamente las comillas del “nada”? Subtítulo: “De la Vega asegura que no se ha pagado rescate, pero en Mali afirman que Al Qaida nunca suelta rehenes sin cobrar”. Por la tarde, ya Luis Herrero, en es.Radio, decía que no se creía lo de gratis, y su indestructible contertulio Agapito Maestre, sin inmutarse, recordaba frente a este caso la entereza y dignidad del Gobierno de Aznar que no quiso pagar el rescate de Miguel Ángel Blanco. Ni que decir tiene que en el minino de Intereconomía los maletines eran un clamor. Dejemos el postre a Terscht: “Ayer dijo la vicepresidenta De la Vogue que no se ha pagado rescate alguno para la libertad de la turista del ideal catalana (¿?), secuestrada en Mauritania, que felizmente ha quedado libre. Mentira, querida vicepresidenta (…) Usted, como su jefe, decidió, una vez más, tomarnos a los españoles por gilipollas”.Y apostilla: “Por lo menos a algunos de nosotros”. Será eso. A algunos de ellos.

              

De El Mundo ya hablaremos mañana, si fuera necesario. Anoche ya tuve la enorme satisfacción de medio ver a su director, Pedro J. Ramírez en una larguísima entrevista en su tele, Veo. A pesar de los esfuerzos -tan vanos como educados, o precisamente vanos por educados, cualquiera sabe- de algunos periodistas que intentaban sacar agua de un pozo imposible, aquello discurrió por el autobombo de los carriles tantas veces transitados por su periódico y él mismo, si posible fuera la distinción. Con las desenvueltas charlas de Pedro J. me pasa lo mismo, disculpen esta confesión, que cuando de pequeñito iba a ver el espectáculo taurino del Enano Torero. Observo yo en ambos el mismo tipo de verdad: aquél era enano, qué duda cabe, y también torero. Pero no era una corrida de toros.

¿Lo captan?

Hay 178 Comentarios

Creo QUE EN EL 11 M TIENE QUE DECIR MUCHO EL DIRECTOR DEL MUNDO,ESTE TIO TIENE MONTADO UN BUEN TINGLADO CREO QUE TIENE ESPIAS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL Y QUIERE HACER LAS MENTIRAS VERDADES,POR TANTO CONFUNDE A LA OPINION PUBLICA INDIGNO DE UN PERIDICO QUE LLAMA DEMOCRATICO Y ESTA ESCONDIDO MALMETIENDO.

¿Bueno y por fin quién hizo estallar los trenes y con cuál explosivo? Es que llevo más de tres años en España y no me entero. Evidentemente los cuatro infelices drogatas que enchironaron no fueron. Alguien quería que el PP perdiera aquellas elecciones, para que el PSOE sacara las tropas de IRAK y negociara con ETA. Alguien pero ¿Quién?

Por lo menos aquí se pueden ver los mensajes, en "la voz libre", ni los muestran...¿quien manipula?.
El gobierno de Aznar si que sabía a que se enfrentaba, al igual que todos lo sabemos ahora, a un golpe de estado de la izquierda más radical y penosa de España, a un golpe de estado al que se niegan a reconocer los medios con ideologías políticas radicales, como El País...
Ni merece la pena leer aquí, ni siquiera seguir escribiendo...
España apoya la verdad, y a las víctimas. Seguramente no sería lo mismo si el familiar de alguno de estos manipuladores hubiera muerto en los trenes. Cuando se ve el toro desde el otro lado, es muy fácil engañar y tratar de convencer a la ciudadanía de algo de lo que sacamos partido...

Es impresionante, así que aquí se fragua el odio a la democracia,es aquí de donde sale buena parte de la manipulación que luego leemos en el Front End de El Pais. Puede estar orgulloso, es usted una especie de ideologo de conspiraciones y contraconspiraciones una fuente inagotable de desinformación y manipulación de la realidad. Usted leerá los comentarios que hace la gente aquí, no? Está satisfecho de dividir, confrontar y encabronar a la sociedad? Valiente hijo de una hiena.

En referencia al titular, usted por ejemplo.

...Y lo del el caso "faisan" la culpa tb es de Aznar....si señor Rubalcaba queremos un gobierno que no nos mienta...., como el dice..."hasta donde yo se..." donde se a visto que avisaran de que venia la policia a los violentos, que verguenza de pais.

que sí, pero no cambia nada.

Hoy repetiré este post tantas veces como sea necesario. Hoy no se juega:
La vileza es asunto de unos cuantos humanes que contiene en si misma una propiedad vírica, contagiosa, un componente nauseabundo que las mentes más débiles y menos preparadas son incapaces de combatir. La vileza está intrínsecamente incrustada entre los cobardes, no esos que tienen miedo y se esconden en el primer agujero cuando caen las primeras bombas, no, es la cobardía que propicia al traidor, al human rastrero y mediocre que habita en toda sociedad y que se conforma con las migajas que los más viles les echan al paso. España sabe mucho de vileza, a convivido con ella durante los últimos doscientos años. Seguro que los viles ya han captado que me refiero a ellos. Cualquier día de estos les va a estallar la vesícula biliar y tendremos un disgusto....,o lo tendrán ellos.
Saludos

El otro dia salia una noticia en este periodico de que habia nuevos datos sobre Jack el destripador, (hace 100 años) y tambien sobre el asesinato de Kenendy (60 años), no logro entender porque este periodico y la izquierda española se ponen de los nervios cuando se habla de seguir investigando el 11-M (6 años) ¿será mala conciencia? ¿Será por si se averigua la verdad?

Si lo que dicen los conspiranoicos tuviese un ápice de verosimilitud, la inutilidad de los que gobernaban en ese momento, y sobre todo del area de seguridad e interior seria mas que suficiente para que no volviesen jamas al gobierno de este pais. Las cúpulas de todos los servicios del estado con sus ministros correspondientes y su presidente (creo recordar que era Aznar), no digo que fueran culpable, pero no tenian ni idea con lo que se enfrentaban. Unos gobernantes que mejor estan cultivando patatas o limpiando hierbajos, no sirven para mas. No fueron capaces de enfrentar los hechos, ni de responder a sus fallos.

1 2 3 4 5 6 7 ... 17 18 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal