Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

29 abr 2010

Lo peor son las ojeras

Por: José María Izquierdo

ZA Seguramente el infierno será algo parecido a esto. Pongamos que el catavenenos va paseando por un campo rebosante de margaritas mordisqueando una sabrosa manzana. Luce el sol y una agradable brisa apenas si le abanica el cabello. Es feliz, como sólo los sentidos, el tacto, el olor, la vista y el gusto pueden proporcionar el bienestar sin mácula. Mira al cielo para cantar su alegría… y ¡zas!, al hoyo. Se trata, lo advierte pronto, de un pozo muy, pero que muy  profundo, al que ha llegado por una rampa que está hecha de tal manera que impide la subida. Al fondo, ve una luz. Cuando se acerca a la sala de la que procede, va oyendo voces que le ponen los pelos de punta. Y sí, sentado en un rarísimo trono, allí está el gran sacerdote, soniquete inolvidable, que le comunica la sentencia: Hasta el fin de sus días sólo podrá oír, leer y contemplar, a los comentaristas de Libertad Digital y, los días de fiesta, a los de Intereconomía. ¿Verdad que suena terrible? Hoy, con paciencia de entomólogo, he reunido para todos ustedes una colección para que vislumbren lo que podría ser ese suplicio eterno. Se trata de dos bloques. Uno reúne lo que decían, ayer mismo, los opinadores económicos de Libertad Digital , uno por uno, de la crisis económica y la calificación de esos zánganos de Stándard&Poors, que nada vieron ni advirtieron cuando eran los Bancos los cuatreros, pero que ahora se asustan, como monjas, por las deudas de los Estados. El segundo bloque, los que siguen con el guerracivilismo. Los chicos de LD lucen por separado, pero ciegan agrupados. Un jinete armado asusta, pero el Séptimo de Caballería aterroriza. Leídos todos juntos, uno detrás de otro, son como un mal sueño, una pesadilla de un mal viaje de LSD o un cólico nefrítico.

Antes, el ejército regular.


Ignacio Villa, en La Razón, está francamente preocupado por las ojeras del presidente. Ha observado él que estas ojeras no son “de una mala noche de insomnio. Son las ojeras de un presiente derrotado por la crisis económica”. Y como sabe que ha expuesto un pensamiento muy complejo, Villa se ve en la necesidad de repetirlo, mejorado, no fuera a ser que no lo hubiéramos captado en toda su complejidad: “Las ojeras de Zapatero no son las ojeras de la preocupación, son las ojeras de la incapacidad para hacer frente a la crisis”. A la vista de estas ojeras, porque Zapatero tiene ojeras, no sé si se habían dado cuenta, el  que fuera íntimo colaborador de Jiménez Losantos, ahora convertido en un miserable traidor, tiene claro que con estas ojeras no se puede gobernar ni un momento más: “La Legislatura ha terminado. Ahora falta saber cuándo Zapatero decide convocar elecciones generales”. Y termina: "Las ojeras de un presidente no son cualquier cosa. Son la más clara señal de un final anunciado”.

Pero hoy es su ex amigo César Vidal quien luce poderío, empeñado en situar alto, pero que muy alto, el listón del insulto y la descalificación de la izquierda. No de Zapatero, su Gobierno o el PSOE. No, no, de toda la izquierda. “Sin Franco no son nada”, se titula su romance de gesta, que empieza como los buenos defensas: en falta. “Es triste decirlo pero la verdad es que la izquierda española es de las más indigentes intelectualmente hablando de la Historia universal”. Y, a continuación, nos hace una breve descripción de lo aquí ocurrido desde la transición. Observen su finura científica, que nos permitirá, a partir de hoy, tirarnos al suelo de la risa, unos, hacer una pedorreta, otros, cuando Vidal se nos presente, jacarandoso y postinero, de docto historiador. “El PSOE de Felipe González sólo tenía para ofrecer el continuar lo que había hecho la derecha franquista y la UCD, es decir, la integración en Europa y la modernización. Y hasta eso lo hizo mal (…) Para colmo, el muro de Berlín se desplomó dejando al descubierto las vergüenzas del socialismo y el PP ganó dos eleccio­nes seguidas, una de ellas con mayoría absoluta. De esa manera, cuando el 11-M catapultó a ZP a La Moncloa, España se vio condenada a perder en unos años lo que había costado lograr décadas (…) Acabada la demagogia de los matrimo­nios homosexuales y los feminismos desorejados, sólo tenía -y tiene- para ofrecer más corrupción y más miseria en todos los sentidos del término”. Y una vez llegados a este actual valle de lágrimas, ¿qué hará esa izquierda? “La izquierda ha descu­bierto que no puede vivir sin Franco (…) no puede dar un paso sin rememorar a un general que falleció hace más de tres décadas”. Y es que “las izquierdas españolas, para nuestra desgracia, son seniles sin haber salido de la adolescencia; son ignorantes y ayunas de lecturas, y son vagas e incompetentes. Semejantes cir­cunstancias quizá podríamos contem­plarlas con indulgencia si se dieran en el hijo tonto de un buen amigo, pero al frente de la nación sólo pueden inspirar desazón. Y es que, en su indescriptible y autosatisfecha inanidad, sin Franco no son nada”.

En El Mundo triunfa el maestro Luis María Anson, que ha debido tener una noche malísima y cuando se llega a cierta edad uno tarda en recuperarse. Si sabrá de ello este catavenenos. Primero, obsequio de una gran lección de periodismo riguroso: “Uno de los financie­ros más sagaces de la vida española ha di­cho entre bastidores: ‘Atención, estamos a las puertas de un accidente de extrema­da gravedad en el sistema financiero’. Co­mo no he podido contrastar la noticia que viene, dejo a los lectores de EL MUNDO la especulación sobre asunto sabroso y alarmante. Que ‘nunca un español dila­ta / la muerte a quien le maltrata, / ni da a su venganza espera...’ Palabra de un frai­le, coño, que se firmaba Tirso y encima de Molina. Intelligenti pauca So capa de culto, insidioso.  Luego, reparto de puntapiés: “Declaraciones escupidas por José Luis Rodríguez Zapatero (…)  Ángela Merkel, sobre todo, analiza minuciosamente la parálisis zapatética y no tolerará ni más li­gerezas ni más improvisaciones (…) Los principales dirigentes europeos le conside­ran un pardillo ignorante, encumbrado en el poder por una anécdota interior del PSOE y por la torpeza del partido de la oposición”. Al final, redondeo de la insidia: Y hay quien anuncia con información privilegiada que estamos en puertas de un accidente de extrema grave­dad para el sistema financiero español”. Cierto: maestro de periodistas…como su gran discípulo Pedro J. y los integrantes de la alegre muchachada que tantas y tantas alegrías nos procura.

En Abc, editorial sin concesiones: “Un gobierno insolvente”. Sumario: "Ya no es un problema de deuda, sino de desconfianza en un Ejecutivo sin voluntad ni coraje para  hacer frente a la situación”. Hay más artículos, sí, pero para qué vamos a quedarnos en minucias si tenemos hoy el análisis desapasionado y la voz calmada de Hermann Tertsch. Venía yo rondando que un día de estos les iba a caer un Tertsch y hoy ha tocado. “La magia del gran timonel”, se titula. Zarzuela de pececillos: Nos va­mos con Grecia, pero también con Zimbabue”; “Ahí estamos, junto a Haití, sumidos en el crecimiento, negativo, del Tercer Mundo, según los datos del FMI”; “El dinero se mueve y se va de los páramos hacia zona prometedoras. Y le va a faltar muy pronto a toda esta tropa para alimentar a sus sindicatos y a su gente, a un sec­tor público cada vez mayor, unos palanganeros insaciables y unos subsidiados crónicos”. Y fin: Tiempo tendremos para lamentar estos siete años de lan­gostas intoxicadas por su ideología sectaria vesti­das de gobernantes”.

¿Les parece que Tertsch es un buen enlace para la colección que les prometí al comienzo? Pues ahí va.

BOLSA PRIMER PAQUETE: Manuel Llamas: “Grecia quebrada, ¿siguiente?”: “La verdadera pesadilla dentro de esta crisis de deuda pública que ha estallado en el seno de la Unión no es Atenas sino España. Si el Gobierno no hace los deberes y recompone de forma urgente, sólida y creíble su deteriorada posición fiscal, sin duda, iremos detrás”.

Juan Ramón Rallo: “¿Estos eran los brotes verdes?”: “Zapatero se niega a recortar "derechos sociales" porque prefiere crear un ejército de reserva de parados como el que pronosticaba Marx a tolerar un mercado laboral libre en el que todo aquel que quiera trabajar pueda hacerlo y lo haga no en ocupaciones impostadas, sino en empleos dedicados a crear riqueza para españoles y extranjeros”.

Emilio J. González: “ZP y el Armagedón de la economía española”. “Una vez que los mercados ya no creen en Zapatero (…) han puesto en marcha la maquinaria penalizadora. (…) Las arenas del tiempo siguen su curso inexorable y los mercados (…) no van a perdonar. Y ZP sigue de brazos cruzados, pretendiendo distraer la atención de la opinión pública a base de dividir a la sociedad con su versión parcial y sectaria de la memoria histórica y actuaciones similares, mientras el Armagedón de la economía española que, en gran medida, ha provocado él, puede estar ya muy cerca”.

Y para acabar este apartado, el único e inconfundible Agapito Maestre. Es larga la cita, lo sé, pero es tanta su profundidad de pensamiento, tan vasta su cultura, que no deben importarnos dos o tres líneas de más: “Nadie con un poco de cordura puede pedirle al presidente de Gobierno que nos salve del infierno ideológico que el mismo Zapatero, desde el año 2004, ha diseñado y construido con precisión socialista. Totalitaria (…) El ataque a las instituciones del sistema político, la movilización ideológica contra la Transición, el resucitar del guerracivilismo, el fomento del odio entre españoles (…) Son las grandes "creaciones" políticas de Zapatero. Son las bases para ganar las próximas elecciones (…) Sin embargo, cientos de periodistas se engañan (…) Estultos y cínicos siguen coreando que esas acciones y leyes de Zapatero son meramente ruidos (…) Más aún, gruñen estos grandes imbéciles o trincones de la prensa esas leyes, esos jueguecitos de Zapatero, sólo sirven para que éste oculte la crisis económica. Imbéciles y cínicos enteraros de un puñetera vez que ‘eso’ que llamáis ruido es la columna vertebral de los políticos sin escrúpulos”. 

SEGUNDO PAQUETE, la bronca de Garzón y el guerracivilismo, donde se comprueba fácilmente, basta echar un simple vistazo, la virulencia de los fanáticos que se echan a la calle para pedir que no se procese a Garzón y los muy moderados comentarios de los contrarios a ese brutal revanchismo.

José Antonio Martínez-Abarca: “No se amnistió a Franco”. “Me imagino que, en efecto, no fueron aproximadamente trescientos millones de españoles sino tres gatos los que corrieron delante de los ‘grises’ franquistas”.

José García Domínguez: “El Montesquieu de Cornellá”.  "Desconcertante, por lo demás, el paralelismo entre esa troupe de tercera regional que ahora mismo manda en Cataluña y aquella cuerda de iluminados que con su demencia atizó las ascuas de la Guerra Civil hace setenta y seis años. Recuérdese a Macià, descrito de la siguiente guisa por su amigo de juventud Amadeo Hurtado (…): ‘No sabía nada de nada y daba miedo escucharle hablar de los problemas de gobierno porque no tenía ni la más elemental noción; pero el arte de hacer agitación y de amenazar hasta el límite justo para poder retroceder a tiempo, lo conocía tan bien como Cambó’. O a su igual Companys, aquel diletante ciclotímico sobre el que Prieto confesaría a Azaña: ‘Companys está loco, pero loco de encerrar en un manicomio’. De tal palo, en fin, tal astilla”. 

Y, por fin, Pío Moa: “¿Quiénes fueron las víctimas del franquismo?”. Primer párrafo: “Una de las más indignantes falsedades de los enemigos de la justicia y la democracia encubiertos hoy como antifranquistas es precisamente su invocación a 'la dignidad de las víctimas del franquismo' Pero ¿quiénes fueron esas víctimas? Entre los fusilados y damnificados .por el franquismo hubo un número muy elevado de chekistas y autores de crímenes realmente sádicos, sicarios abandonados por sus jefes huidos al extranjero con inmensos tesoros robados al pueblo español”. 

No tiene gracia, pero me parece un buen final.

Hay 116 Comentarios

Bueno, ninguno de los comentaristas está muy acertado. Podrá repeler más o menos su estilo pero el fondo NO es la realidad de este país. Una oposición cuyo único objetivo es ganar elecciones y para ello recurre al "divide y vencerás" para tener un electorado fiel que les vote pase lo que pase y para ello la estrategia es acercarse a la derecha radical y por otro lado asimilar el psoe con la extrema izquierda. Es un ejercicio repugnante de mal opositor, irresponsable por el desastre que puede traer otro enfrentamiento civil en España. Gracias al apoyo incondicional del cojo y muchos otros cojos de la derecha radical puede que algún memo les siga votando porque los democratas de verdad estamos avergonzados con esta oposicion de indocumentados y sectarios.

Por favor, Izquierdo (si es que hay apellidos que marcan, como la ínclita Maravillas Rojo), háganos un resumen de las crónicas de la Gestapillo madrileña.
Creo que el periodista del tema, Mercado, es otro anciano como usted; ¿de verdad son tan crueles en "El País" para obligarles a hacer el ridículo en los últimos instantes de su vida profesional? ¿por qué no se aplica Cebrián la misma receta y deja de simular el superejecutivo que no es?

Pablo, lo siento, pero tus comentarios no se sostienen por casi ningún lado. Al gobierno se lo podrá acusar de no estar llevando de manera eficaz asuntos como la negociación laboral, el estrangulamiento crediticio o el problema de la baja productividad. No creo que se lo pueda acusar de ser taimado. En caso contrario, por favor, corrígeme aportando casos concretos. Lo del guerracivilismo que mencionas es ridículo, risible. Por último, lo que dices que se intenta asimilar al PP con la extrema derecha, creo que es el mismo PP el que se empeña en que pensemos mal de ellos: la berlusconización del PP es bastante evidente en Valencia (Canal9, Muvim, etc., etc., etc.), donde, por cierto, todos los indicadores económicos son peores que la media española.

Impecable el artículo de César Vidal (o de alguno de sus negros); sólo le falta indicar que la izquierda española es (o fue) también asesina.

Bueno, ninguno de los comentaristas está muy equivocado. Podrá gustar más o menos su estilo pero el fondo es la realidad de este país. Un gobierno cuyo único objetivo es ganar elecciones y para ello recurre al "divide y vencerás" para tener un electorado fiel que les vote pase lo que pase y para ello la estrategia es acercarse a la izquierda radical y por otro lado asimilar el pp con la extrema derecha. Es un ejercicio repugnante de mal gobernante, irresponsable por el desastre que puede traer otro enfrentamiento civil en España. Gracias al apoyo incondicional del tuerto y muchos otros tuertos de la izquierda radical puede que algún memo les siga votando porque los socialistas de verdad estamos avergonzados con este gobierno de indocumentados y sectarios.

¿Puede ser que haya tanto resentido en España?¿toda esta tropa que escribe y piensa en blaco son periodistas? mas bien parecen porteras de patio,haciendo supuestos comentarios sin saber lo que dicen o mas bien dicen lo que su amo les manda¿.Sr.Izquierdo puede haber tanto mastuerzo disfrazado de periodista? yo soy marino viejo y la verdad no me expreso como yo quisiera pero en mi lenguaje soltaría tantos sapos y culebras contra esta sarta de estómagos agradecidos.El Cesar Vidal,Iñaki Villa,el pelota de Ansón que siempre se ha arrimado al sol que mas calienta.Jimenez Losantos ,y el listonto de Carlos Dávila que le falta unos cuantos años para madurar, vaya tropa si estos son los asesores de la derecha aviada esta.Termino,las Ojeras del Sr.Presidente de mi Nación y también de la de ustedes es por que piensa y se preocupa por el bienestar de los ciudadanos,sin embargo Rajoy esta dichoso y feliz porque cuanto peor vaya la economia ,el paro,para el mejor que es lo único que le importa de los Españoles solo le importa el que les voten a el,pero a lo mejor le BOTAN CON UNA PATADA EN EL CULO.

Gracias Jonas, lo pasé por alto sinceramente, le echaré un buen vistazo. Ahora espero los datos de Water. Salud.

Para LeAnbibio (16:58)

Los datos los puedes ver en el Comentario de las 13:31 y sobretodo en los Graficos del Post en el Blog
http://lacomunidad.elpais.com/jonas

Gracias Jonás por intentar poner algo de cordura [con tu entrada: "Con Rato estaríamos peor" muy lograda]al "debate", ofreciendo ese conjunto de datos contrastados que nos sería tan útil tener a mano en las "discusiones" de bar (ya sabes, esas en que solo se insulta como lo hacen SectaNo y demás "comentaristas" de la actualidad).
Hacía algunas semanas que ya no seguía el blog precisamente cansado de esos saboteadores del mesurado contraste de opiniones que muchos deseamos, etc .Llegué incluso a escribir algún comentario en línea con tu pretensión de introducir objetividad -dentro de lo que modestamente uno pueda conseguirlo- pero es tal la bazofia que alguien inunda a espuertas, mediante repetición en trocitos o en bloques copiados de otros blog, que quedaba mareado irremediablemente, perdiendo de vista el objeto de mi consulta al blog: Leer los entretenidos resúmenes de este magnífico periodista de oficio que es JM Izquierdo. Cuando lo vi en la entrevista con Gabilondo en CNN+ (¡qué gran idea crear ese programa "Hoy" a esa hora y con ese formato tranquilo!), quedé convencido de su magnífica talla moral, y escuché ese lamento que yo barruntaba a solas referido a la inundación de improperios como comentarios. Acertada me pareció incluso esa reflexión sobre si la libertad de expresión no crecía con estos medios digitales, si puede sabotearse una discusión tranquila con esa práctica dañinamente calculada de interferir en ella con muletillas precocinadas cada segundo. Soy de la opinión de que no se aceptase ningún comentario, que aunque quedase oculto al lector, requiriese de la identificación (DNI o similar) del que asume el procaz comentario o el abierto sabotaje.
Seguiré leyendo el blog como forma de recorrer -sin daños colaterales para mi salud gracias a su humor- todo el veneno que pueden albergar las "redacciones" de algunos llamados periódicos que no reconocen su condición de panfleto, pero trataré de esquivar lo que precisamente quiero evitar no acudiendo a esos "periódicos" cual es leer los "comentarios" al blog de sus voceros.

Ok, tanto Jonás como Water. Estaría encantado en que ambos aportaséis datos, este blog lo agradecería. Salud.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal