Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

27 may 2010

Más cenizas, más horrores

Por: José María Izquierdo

El nuevo entrenador del Real Madrid, José MourinhoAlgún día se van ustedes a poner a leer este blog y se van a encontrar con una confesión personal del autor, tipo “hoy no me he podido levantar y he escrito estas líneas postrado, como Onetti, igual de irremediablemente triste que lo conoció Juan Cruz". Pero sin talento, claro. Es que la tragedia y la catástrofe nos rodean y amenazan con engullirnos o en su defecto sepultarnos bajo toneladas de cenizas, provenientes de ese volcán siempre en odiosa erupción, el llamado Eyjafjalla de la Moncloa. El apocalíptico peregrinaje por la carretera de Cormac McCarthy es un animado pasacalles, una divertida tarantella, comparado con nuestra actual vida, si es que esto es vida, de creer a nuestros amigos de los coros y danzas, empeñados en acompañarnos todos los días hasta las mismísimas puertas del infierno para allí, obligándonos a postrarnos por nuestros muchos excesos -hasta créditos para una casa hemos llegado a pedir- hacernos olvidar toda esperanza. Mal estamos, sí, pero hombre, que aún nos quedan algunos mendrugos para no morir de inanición y un poco de sol para alumbrarnos. Hay, incluso, quien tiene suficientes fondos para una pastilla de jabón.

Florentino Pérez, sin ir más lejos, le va a meter al bolsillo a Jose Mourinho, ese tipo tan agradable, diez millones netos de euros al año, lo que puede significar que supere al ejecutivo español mejor pagado, Alfredo Sáenz, el consejero delegado de Botín.

Y es que no hay quien aguante esta crisis.

Si uno encara primero La Razón, la cosa no anunciaba la tragedia que finalmente se precipitaría. Es más, hasta tenía su gracia. Ahora admirarán el titular de primera con una enorme foto a toda página de la selección de fútbol, esa que Carlos Dávila, con ojos enrojecidos por la emoción llama la Rojigualda: “La esperanza de España”. Hasta ahora no notan nada raro, ¿verdad? Texto: “El Gobierno confía en que la victoria de la selección le dé un respiro tras el dramático ajuste económico” ¿Y ahora? ¿No parece una broma simplona, amén de estrafalaria? ¿No da un poco de risa pensar en unos/as profesionales de esto del periodismo reunidos en torno a una mesa y pensando qué texto debe ir en la primera página de su periódico, para acabar en esta gansada?

Pero ojo, que aquí se acaban las gracias y nos adentramos en el túnel del miedo.

El plan de recortes propuesto por el Gobierno debe refrendarse hoy en el Congreso, y aunque muchos de ustedes ya conocerán el resultado cuando lean este blog, a la hora de escribirse el futuro del azo (decretazo, tijeretazo) era incierto, con un  solo voto a favor del Gobierno flotando de escaño en escaño. Este es, claro, uno de los temas estrella: Decretazo injusto titula su editorial La Razón, que oscila, como toda la derecha, en echar pestes de la decisión del Gobierno a la vez que aplaudir medidas de recorte. La esquizofrenia se resuelve mal, como no podía ser de otro modo, y las argumentaciones se resienten: “Algunas iniciativas incluidas en el decreto nos parecen convenientes si queremos sentar las bases de la recuperación, pero otras resultan improvisadas y facilonas (…) El ajuste es imprescindible porque el déficit y la deuda nos asfixian, pero sin crecimiento económico…” En definitiva, y sea cual sea el contenido del decreto, digamos bien alto a que lo que veníamos: “No es posible suscribir un aval político a un Gobierno fracasado y cuyo tiempo político ha expirado”. O sea, elecciones ya.

Regalo para los oídos de Zapatero es ese editorial cuando encaramos a Ignacio Villa, el hombre de la Cope, la fervorosa emisora de los obispos que tan enérgicamente -¿lo harán también en los púlpitos o preferirán el boca a boca en las iglesias?- apuesta decididamente por el adelanto electoral. Dando tumbos”, titula, y aunque es más de lo mismo, qué les voy  contar, no quiero ocultarles un par de apuntes graciosos. Conste que es una manera de hablar, que Villa es soso de clausura. Ahí van: “Lo ocurrido este martes en el Senado, con un Zapatero noqueado y toda la bancada popular puesta en pie pidiendo la dimisión del presidente, ha escenificado la dura realidad de un Ejecutivo que ha perdido el norte, que no se mantiene en pie y que cada iniciativa que toma se convierte en una nueva polémica”. ¿No tiene chiste? La Cope, con Villa de ariete, organiza una campaña para pedir el adelanto de elecciones; los senadores del PP, pastoreados por Espartaco García Escudero, montan el pollo como aficionados del Liverpool, y entonces Villa en La Razón, que se ha sumado a la campaña, ve en esa algarada tabernaria la demostración de lo acertado de sus tesis. ¿No les emociona? Y otra perla, que son baratas: “Tenemos un Gobierno (…) que ha colocado al borde del barranco a la economía española con tanta frivolidad como desconocimiento. En este punto, con toda seguridad, hay quien pensará que estas líneas están escritas con un afán destructivo y demoledor…” Pero hombre, Villa, cómo vamos a pensar semejante cosa de ti, que acabas tu columna de forma tan constructiva como de ti y tu emisora siempre se espera: “España y los españoles no podemos permitirnos el lujo de ver cómo La Moncloa se ha convertido en una barraca de feria”. Nos vamos acostumbrando, pero a lo mejor no deberíamos, a que el general Luis Alejandre escriba artículos como el de hoy, De liderazgos”, para decir “que nos encontramos ante una crisis de liderazgo al sentirnos engañados, faltos de referentes en quien confiar”. Ya le digo al general que este catavenenos, modestamente, en quien nunca confió fue en los generales y generalísimos que conoció en sus años mozos. Otros sí lo hicieron. A César Vidal le dejamos hoy para el final, planta sexta, boutique de rarezas y otras anomalías.

Vergüenza me daría a mí si fuera el editor del centenario Abc haberme dejado robar la cartera por un parvenu como La Razón. Hoy titula “El tijeretazo aisla al Gobierno”. Pero sobre todo su portada se distingue por el arranque de un editorial en primera, que ya les hemos indicado en alguna otra ocasión que se trata de una fórmula solemne, y que sólo se utiliza en las muy grandes ocasiones. Título: “Elecciones anticipadas, una necesidad nacional”. Ahora, pues sí que hemos estado espabilados. ¿Quizá algún problema en la base receptora de las gaviotas mensajeras? ¿Algún problema en los televisores para no ver qué camino señalaba don Pío? No añade grandes cosas a lo ya sabido por todos, pero quisiera llamarles atención sobre un hecho que cuando menos, sorprende. Esta es toda la mención que se hace en el largo, larguísimo editorial, al principal partido de la oposición: “Obviamente, el Partido Popular está llamado a la responsabilidad política que le incumbe como partido de oposición y como alternativa de gobierno, sabiendo que su criterio para la votación de hoy está vinculado principalmente a su propio diagnóstico sobre la situación de España y a la valoración que sinceramente le merece el plan de ajuste aprobado por el Gobierno”. Tan alambicada admonición solo oculta lo obvio, que el editorialista del Abc no se anima a decirle al PP lo único que Mariano Rajoy puede y debe hacer en una democracia: lograr los apoyos necesarios para ganar una moción de censura. Lo demás, campañas de obispos y monaguillos y algaradas de colegio incluidas, mero agitprop.

Todos los comentaristas de Abc, desfilando de uno en uno, pescozón. Fíjense como debe estar la cosa que hasta Valentí Puig se moja; un poquito, pero se moja: Vida antes y después de Zapatero”. Le siguen Martín Ferrand, “Contra los ricos”, Ignacio Camacho, “Un ciego con una pistola”, y ya saben el nombre del invidente causante de que “Nunca, ni en los tiempos más convulsos del suarismo, se había visto en España un espectáculo así, un descalzaperros semejante de aturdimiento y zozobra”. El broche, cómo no, de Hermann Tertsch. Así arranca: “Veremos lo que pasa en esta orgía de la mentira que han montado algunos. En esta especie de ensalada de basuraza intelectual que nos ha montado lo peor del país que por desgracia nos gobierna. Veremos cómo se desarrolla la gran tragedia nacional que comenzó entonces, allá en 2004, con nuestros muertos y no sabemos cómo concluirá después de nuestros años de miseria ideológica que nos ha llevado a la sentina de la pobreza europea”. ¿Han observado ustedes cuán vulgar es la plebe que votó a esta basuraza?: “Pero parece mentira que tras la lección de historia que fue el siglo XX, un país con la gloriosa historia de España se zambulla en esta miseria que le imponen personajes como Zapatero, Montilla, Salgado, la otra chica vicepresidenta De la Vega y sucedáneos. Se puede uno morir de asco, se lo aseguro. Y de decepción. Y de desprecio. Y sobre todo la profunda certeza de la traición a nuestro mundo. Resulta una humillación diaria saber a toda esta gente gobernando este país y con la legitimidad que inequívocamente les ha dado el pueblo español. Eso es lo peor. El desprecio que produce saberse rodeado por ese criterio”. Ser aristócrata tiene estas cosas, Tertsch.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado  En El Mundo poca cosa nueva. Más caña al Gobierno, en esta ocasión a la otrora  respetada Elena Salgado por el pufo de la prohibición de endeudamiento a los ayuntamientos, que si la fiel infantería encuentra balas en arsenales vacíos, qué les voy contar cuando hay munición en abundancia y de diversos calibres. Editorial y artículo del vicedirector, Casimiro García Abadillo, con Salgado en la diana: De la mentira de Salgado a la torpeza del PP", uno, y Salgado, tocada”, el otro. Es peor Anson, que ya saben ustedes cómo se pone cuando quiere ser gracioso. “Zapatero tiene una ocurrencia”, se titula su columna, y juega a un diálogo en La Moncloa entre el presidente y Bibiana Aído, que termina de la siguiente guisa: “Lo que quiero ahora es que quedes con tu amigo Anson a almorzar -que invite él- y le digas que deje de llamarme Zapatero I, el de las mercedes. Desde ahora debería llamarme Zapatero I, el austero. Como le gustas mucho, te hará caso.
- Seguro que sí, porque es verdad que le caigo bien.
- Claro, Bibiana. Anson siempre ha tenido muy buen gusto con las señoras. Lo decía el extinto Alfonso Guerra”.
¿Verdad que se han caído al suelo de tantas risas?

¿Y de qué va hoy nuestro multidoctorado Vidal para que le dediquemos reserva aparte, como a los linces? Pues va, claro, de la Ley de Memoria Histórica. Con ese creciente desparpajo que caracteriza a la alegre muchachada, crecientemente fanatizada de día en día y con las autolimitaciones que impone la propia dignidad cada vez más laxas, hoy se permite hacer bromas sobre los desenterramientos, con nombres y apellidos de algunos familiares de quienes fueron miserablemente sepultados en las cunetas por los franquistas. Le da mucha risa y le parece muy caro el desenterramiento que pretenden  “don Argelio Rabadán Mora (…)  para la ‘exhumación e identificación de un guerrillero en el cementerio de La Pesquera (Cuenca)’, o “Antonio Otero Bueno (…) al que se le entregan 16.000 euros  por ‘localización y exhumación de los restos de, presuntamente, dos jornaleros de la fosa 1-Bis de Alcañizo’”. Tesis de Vidal, que se refrenda a sí mismo: “No existen cien mil cadáveres -ni decenas de miles- por exhumar. Son, a lo sumo, algunas unidades y, desde luego, no parecen que justifiquen el gasto del que se benefician sindicatos, partidos políticos, fundaciones y grupetes asimilados”. Ya, ya sé, pero guarden algún ánimo para el final de esta joya que hoy nos regala, magnánimo, don César: “Pero no se engañen ustedes. La finalidad del texto es simplemente desvalijar a los ciudadanos apelando a la mentira y cuando ya no queden cuerpos, la izquierda y los nacionalistas seguirán gritando ‘¡Más memoria!’. Igualito, igualito que Groucho Marx cuando, para alimentar las calderas del tren en que viajaba, le arrancaba toda la madera con que estaba fabricado”.

Donde siempre: al fondo a la izquierda.

Hay 91 Comentarios

Miguel, una pequeña aclaración. En gallego, echar es BOTAR.
Salud.

esta derecha impresentable y cavernicola, tiene buena parte de culpa de como están las cosas ,ellos solo quieren gobernar, y como no tienen una barita mágica, si lograran su propósito, dirán ,que claro que Zapatero, a dejado las cosas, tan mal ,tan mal, que ellos no pueden mejorar la situación, cuando todos sabemos que nuestro pais se mueve en Europa y con el resto del mundo, y es victima de los mismos problemas. Nosotros, como ciudadanos responsables, debemos de contribuir, cada uno en su parcela a que esto mejore, por el bien de todos,asi que los falsos, mentirosos, y recentidos acomplejaos"que vayan rezando lo que sepan, porque se lo vamos a poner muy dificil

Buenas noches.
Chiesi, eso es un buen comienzo, creo que con eso ya tendriamos un buen cimiento donde apoyar las paredes de nuestra España del mañana.
Por otra parte totalmente de acuerdo con que la ley electoral española es injusta y perversa, magnifico resumen por parte de Dreyfus.
Cambiando de tema el sr. Maier me recuerda por la forma y el fondo a alguien que conozco, exfuncionario jubilado por "cuentiviris" y "catacaldillos" profesional como me cuesta recordar otro. Saludos.

Pues esta gente tan repugnante ha estado a sueldo de la Iglesia durante años en la COPE. De modo que, si queremos que los mitrados sigan pagando hienas para que nos devoren a dentelladas, marquemos la cruz en la casilla de los que pasearon al Caudillo bajo palio. Claro que era Caudillo por la Gracia de Dios. ¡Maldita la Gracia!

Recuerden ustedes la regla principal en la investigación criminal por asesinato. ¿Quién se beneficia de esa muerte?
Saludos

Intelectualmente repugnante, insolidario... el cavernícola este de César Vidal.
¡Qué poca verguenza y sensibilidad hay que tener para escribir en público, tamañas afirmaciones!
Que lo ponga en sus libros y que se lo compre su club de fans, pero que no insulte, la inteligencia de los ciudadanos normales.
Es un bodrio de personaje, un pedante y yo me he reído mucho de él, no con él, escuchando algunos párrafos de sus LINTERNAS coperas; pero las palabras se las lleva el viento, a pesar de las grabaciones, pero la letra impresa, ahí queda.
Pobre papel que tenga que soportar las ocurrencias de este personaje, habría que darle el derecho a autodestruirse.
Antonio

".......los inversores han empezado a hacer las maletas para abandonar los mercados patrios en busca de activos más seguros. Y lo están haciendo en tropel. No hay más que ver la factura que está pagando el IBEX....."

Y otro que se apea de la liana. Griñán. Presidente Junta Andalucía. (fuego amigo) :"....que el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, sea "malo, no les convierte a ustedes en buenos".,,,,,"

Si es que no hace falta comentar nada de cosecha propia, ellos mismos, te lo dan "migao".

Dicen haber visto a Durán Lleida yendo a la iglesia más próxima:

Padre, soy democratacristiano y he pecado. La hijoputez que he cometido hoy, me resulta imperdonable. He ido en contra de mi dignidad, de mi ideología, de mi religión: me he vendido. Y además, he sido insolidario con los que menos tienen. Ni solidaridad ni caridad cristiana. Qué clase de ser humano soy, padre?
Yo diría, hijomio, que tirando por lo suave, un poco cabroncente y un poco mercenario-sicario.

Pero soy un político, padre. Esto me ha pasado en España.
¡¡¡¡Joder, feligrés, haber empezado por ahí¡¡¡¡ No te preocupes, tienes la coartada de que te ha obligado el Gobierno mahometano de ZP. Te pusieron mirando hacia La Meca, te dieron por el Zerolo, y quedaste tan "agustito". Te han violado, hijo mí...y ni te has dado cuenta.

¡¡Jo, padre, pero es que me gustaba....y además está muy bien pagado¡¡¡¡

atención: estos fascistas quieren volver a gobernar españa por medio de un golpe de estado.
Historia: cuando gobierna UCD con Adolfo suarez, ya le hicieron la cama, con Calvo Sotelo aprobecharon la inestinable colaboracion de ETA asesinando un dia si y otro tambien para soliviantar al ejercito, acudian en masa a cada entierro, gritando contra el estado de derecho, la prensa mas reaccionaria escribia articulos dando claves y en esto que aparecio Tejero. Valencia saco los tanques.
Gracias a que tenemos unas fuerzas de segurdad eficaces, hoy no pueden contar con ETA aunque lo intentan. Pero disponen de muchos medios, tambien la iglesia, para crear un ambiente hostil. no quieren un gobierno que salga de las urnas, quieren un golpe de estado y asi buscarian a un politico de la catadura de AZNAR para tener el poder durante 40 años. es un aviso

EL FUNCIONARIO FACHA ES EL QUE PELOTEA SIEMPRE AL JEFE PEPERO, TOMA CAFE CON EL PAGANDOSELO CLARO Y NO PEGA GOLPE AHHHHY SE METE EN FOROS ROJOS A DAR LA BRASA

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal