Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

28 may 2010

Y además, sin vacaciones

Por: José María Izquierdo

El diputado de CiU Josep Antoni Duran i LleidaEn las redacciones, o quizá tan sólo en los despachos de los grandes jefes de nuestra fiel infantería han puesto guirnaldas, estrellitas de colores, grandes globos y hasta farolillos chinos. Reina el jolgorio, han subido churros del bar de la esquina y en la radio suena, alegre como la música de organillo, la voz cantarina de Federico Jiménez Losantos, apoyado en los vibrantes coros por Vidal, García Serrano y varios gatos ahogados. Están todos ellos muy contentos y se les nota rozagantes, orgullosos de sí mismos, satisfechos por el  trabajo cumplido. Han logrado que se salve el plan de ajuste, que era lo que había que salvar, que con las cosas de comer, sobre todo para quienes tanto quieren y a quienes tanto sirven, era lo que importaba. Y han conseguido, además, que el único machacado sea el Gobierno, con un Rajoy, espléndido en su acostumbrada falta de colaboración, y con ese tirar la piedra y esconder la garra, que se ve incapaz, al menos por ahora, para aglutinar los votos necesarios para presentar una moción de censura. Mejor que Zapatero se cueza en los recortes, que así los mandos del PP, véase Barberá, por ejemplo, o la alegre muchachada podrá llamarle de todo, incluido loco con brotes esquizoides, como ayer hacía La Gaceta, se desgañiten en pedir elecciones ya, cuando Rajoy no las quiere en este momento ni harto de orujo.

Aguanten hasta el final que hoy uno de nuestros invitados habituales les va a llamar cobardes por irse de vacaciones. 

Portada de La Razón: El principio del fin”. Ya lanzados en el arrebato con el líder del PP, y dado que la demagogia no paga IVA, sumario: “Rajoy se consolida como alternativa y presenta un recorte que afecta a los altos cargos y no los pensionistas”. Mención de honor para la autocomplacencia, ahogándose en el ridículo: “Duran, líder de CiU, apoya la campaña de la Cope y La Razón de adelanto electoral: ‘Su etapa está finiquitada’, dijo al presidente”. ¿Apoyo a su campaña por coincidir en lo mismo?  Digamos, entonces, que Mario Vargas Llosa, Javier Marías, Juan José Millás y hasta Manuel Longares apoyan a José María Izquierdo: “Nos gusta el Quijote”, dijeron.

Los editorialistas del diario, imbuidos de la necesidad del ahorro, deciden no gastar una neurona de más y titulan el editorial como en portada: “El principio del fin”. Un párrafo final que vamos a tener que leer, a lo que se ve, durante meses: “Los socialistas han fracasado y cuanto antes lo asuman, mejor para todos. Hay que convocara los ciudadanos a las urnas para que decidan en quién depositan su crédito. Es una necesidad democrática”. ¿Y qué va a colocar el gran jefe de la cosa, el director de Publicaciones, José Antonio Vera, sino la guinda de la tarta? Mal, muy mal Duran, viene a decir Vera, porque aunque nos apoya, “ha optado por mantener a Zapatero en el poder y es desde hoy partícipe de los errores que siga cometiendo”. Alfonso Ussía se levanta faltón -¡qué novedad!, dirán ustedes con toda La Razón- y la emprende con la presidenta argentina, Santa Bótox para nuestra figura de las letras. Lo más interesante es que dice tener “los dídimos por corbata” y que un día se cayó de una silla. Imagínense el resto. En una sección sin firma, El submarino”, le atizan a Carmen Chacón, que una sesión parlamentaria informó a un senador de que España “es de los países de la OTAN más austeros en gasto militar”. Un desastre, dice el anónimo, porque en “los ejércitos están echando el euromillón para ver si pueden comprar un buque, un vehículo o un helicóptero nuevo”. Eso, más millones para carros de combate, que los cuartos nos salen por las orejas…

Hablando de carros de combate se me ha venido a las mientes, vaya usted a saber por qué, Carlos Dávila. En La Gaceta, llaman fenicio a Duran -qué ingenio mesetario, ¿verdad?- y Calígula a Zapatero. Para empezar, que luego siguen.

En Abc, más de lo mismo: “Fin de ciclo”, titulan en portada. Los sindicatos amenazan con una huelga general si hay ‘decretazo’ laboral”, advierten en un segundo titular. El editorial -Un gobierno en prórroga”- se parece como una gota de agua a otra al de La Razón, incluido pescozón a Mas y Duran: “Convergencia i Unió asumió ayer una grave responsabilidad. Abstenerse era cooperar con un recorte social injusto e ineficaz para la reducción del déficit. Pocos dudan de que agravará el desempleo y reducirá el consumo, lo que hará inviable un aumento significativo de la recaudación. Duran y Lleida hizo un discurso correcto y patriarcal, pero incongruente en su planteamiento, porque, si a su juicio tan negativas son las medidas aprobadas, no se entiende que facilitara su convalidación. El electorado de CiU, formado principalmente por clases medias, sabe bien la incongruencia cometida por la coalición nacionalista”. Los comentaristas, por riguroso orden de aparición, remachan el clavo con  martillo o mazo. Martín Ferrand se dedica a quienes han permitido que el decreto siguiera adelante, CiU, CC y UPN; Fernando Fernández lo tiene muy claro: El Gobierno está muerto”; Carlos Herrera, que además es cursi, ve a Zapatero “Touché”; Ignacio Camacho, “El caos o el caos”, que ya me dirán ustedes, para culminar en José María Carrascal, esa última maroma a la que sujetarse en medio de la gran tormenta, que ya saben que era marino. Último párrafo del último artículo: “Cuando, a estas alturas, Zapatero se pone a dar lecciones de responsabilidad, de valentía, de patriotismo, se vuelve patético. Si fuese responsable, tomaría las medidas que le señala la oposición. Si fue se valiente, reconocería sus errores. Si fuese patriota, se iría. Pero pueden estar seguros de que no hará ninguna de esas cosas”.

A El Mundo: Hundidos en su victoria”. Y en el editorial, mismos argumentos para acabar en la consigna general: “Lo peor para España sería que el Gobierno entrara en una dinámica de deterioro y falta de credibilidad, con continuos bandazos para sobrevivir políticamente. Si Zapatero no consiguiera articular esa mayoría, lo mejor que podría hacer sería disolver las Cámaras y convocar elecciones generales”. El vicedirector García Abadillo cuenta que Botín llamó a Rajoy para que se abstuviera y no votar en contra, y al no logralo, llamó a Zapatero para que también llamara a Rajoy. Nada, que no y no, insistió Rajoy. Hoy, precisamente hoy, cuando la actualidad politica está como está, Federico Jiménez Losantos dedica toda su columna a decirnos lo contento que está porque Mourinho va a entrenar al Real Madrid. Seguro que ustedes podrían apostar su vida a que tal contento me importa mucho menos que nada, pero quizá habría que anotar el caso para cuando el gran demagogo eleve sus brazos al cielo porque alguien ha hecho algún dispendio económico. Botín quizá falle, Florentino Pérez, nunca. 

Una playa españolaLes amenazaba el otro día con hacerles leer a esa joya del periodismo patrio, hoy español, antes catalán, que es Salvador Sostres. Releído, considero que sería una injusticia que ustedes se perdieran estas singulares obras, pirámides de la inteligencia, podríamos decir, tan brillantemente escritas como lúcidamente pensadas. No nos sorprende que alguien sueñe tales hallazgos intelectuales, no, lo que nos asombra es que haya un periódico de tirada nacional que considere natural publicarlas. No preocupa Sostres, sino Pedro J.. Vamos a ir en extenso con las citas, que es viernes y tenemos tiempo. En la primera, el fino articulista defendía a los ricos, ante el anuncio de que quizá, a lo mejor, podría ser, les van a subir los impuestos. Sostiene Sostres: “Zapatero vuelve a cargar contra los ricos, y digo ‘vuelve’ porque ya el sistema impositivo español es en esencia un auténtico atraco a los ricos. Como si los ricos hubieran robado su riqueza y merecieran ser a su vez robados para compensar el juego. En un país como España, el empresario está siempre bajo sospecha y el éxito se considera que naturalmente tiene algo de timo y de fraudulento; y, en cambio, el sindicalismo y el funcionariado gozan de tanto prestigio... es normal que todo haya acabado colapsado” ¿Van cogiendo el elaborado cuerpo doctrinal de nuestro amigo? “¿Cuántas veces más van a tener que pagar por haber tenido éxito? Los ricos que mantienen la enseñanza pública y pagan a su vez los correspondientes colegios privados para que el niño no les salga hecho una falta de ortografía; los ricos que pagan y repagan la sanidad pública y también el correspondiente seguro médico privado, y que garantizan las pensiones con su esfuerzo y con sus abrasivos impuestos y normalmente a cambio de no reclamar nunca ninguna prestación ni pensión, y arreglándose ellos mismos su plan de jubilación por su cuenta y riesgo”. Así que tras el martirologio, a sacar las consecuencias: “España no puede penalizar la riqueza ni el éxito, ni usar como un insulto estos dos conceptos, que es lo que hace siempre la izquierda. Hasta que en este país se vea al empresario como un modelo y hasta como un héroe, y se empiece a ver al sindicalista con reserva y con recelo, no tendremos la base moral suficiente para crear las condiciones de una auténtica prosperidad sostenible en el tiempo”.

Quizá crean que se trata de una pieza tan hábilmente elaborada, tan sólidamente defendida, que Sostres, aun contando con su inmarcesible inteligencia, ya nunca podría superarla. Apenas pasadas dos jornadas, el autor, en auténtico estado de gracia, rompe las barreras de la creación y lo logra. Lean Las vacaciones son para cobardes”. “En Cataluña y en España trabajar está demonizado, las empresas, públicas o privadas, son vistas como centros de explotación y la gente (…) siente mucho más interés e inclinación por los días de asueto que empeño e ilusión por su trabajo. Esto es propio de caracteres débiles y de sociedades que rozan lo tercermundista, sobre todo moralmente”. Camilo Cienfuegos se hizo aún más famoso en la Cuba revolucionaria cuando Fidel Castro, en uno de sus primeros discursos multitudinarios, se volvió hacia él y le preguntó a micrófono abierto: ¿Voy bien Camilo? El autor de este blog no puede sustraerse a la imagen de Sostres, vuelta la cabeza hacia el director, e interpelando: ¿Voy bien, Pedro J.? Pero sigan leyendo, no se corten: “Hay que trabajar, hemos venido al mundo a hacer algo y trabajar es nuestro destino y nuestro camino, nuestra manera de ser hombres. El reposo y el ocio no son en modo alguno nuestro estado natural  y es de personas frívolas y de muy poca entidad intelectual pensar todo la semana en el pacer [sic] del fin de semana y todo el año en el mes de improductividad”. ¿Se acaba? ¿No hay un poquito más? Lo hay: “Otro gran exceso de la socialdemocracia es el funesto concepto -que tanto daño ha causado- de las vacaciones pagadas. Todo concepto que incluya el cobrar sin trabajar -en cualquiera de sus versiones- y el no pagar por lo que consumes o usas es letal”. O sea y en definitiva, que hay trabajadores obtusos que no entienden nada: “Necesitar descansar es una debilidad y ser débiles debería de avergonzarnos en lugar de este festivo pensar todo el tiempo cómo vamos a organizar nuestros días de descanso. Glorificar las vacaciones es de vagos y maleantes”.

Ahí les duele a los currantes que huyen, un suponer, a Benidorm. Unos holgazanes y unos delincuentes. Cuánta razón tiene usted, Salvador Sostres.

Hay 117 Comentarios

mi cabeza,me dicta que no , y mi corazón que si, le contesto al tal "zola"pero ,¿usted que se cree que los demás somos tonto mire, leemos EL PAIS , porque es el único periódico Serio que se puede leer ,para vomitar,ya están los demás , le sigo pidiendo educación para hablar de los demás ,pero veo que es imposible,leer lo que usted escribe,es querer vomitar en cualquier momento.¿ De verdad DUERME TRANQUILO?,yo creo que no, con la mala baba,por no decir MALA LECHE que destila, en todos sus comentarios.Sepa que sus comentarios, se quedan en nada , usted transmite ,complejos e inseguridad ,y tendrian alguna válidez, si nos contara algo de Camps ,Matas, Fabra, Zaplana ,Costa....de la comunidad de Madrid, y de paso ,sigo queriendo saber, cuanto costó el bodorrio de la niña de Ansar,que usted tan documentado como está, seguro que lo sabe, porque le recuerdo, que lo pagamos entre TODOS. Bueno le ruego que modere su vocabulario y nos daria una alegria si dejara este foro, es usted un IMPRESENTABLE

Capt | 29/05/2010 12:49:43
Primero aprende a dirigirte con educación a las personas y después, a lo mejor, leeremos lo que dices

Contra el aborregamiento de los tontosdeloscojones, capaces de seguir votando sin espíritu crítico a un partido corrupto hasta la médula, sólo cabe que la gente de izquierda tome partido en concienciar a la sociedad, somos los ciudadanos los que hemos de presionar para cambiar un sistema que nos lleva a la pobreza y la desprotección. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¿Quereis verdades?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . http://www. attac. es/entrevista-de-inaki-gabilondo-a-carlos-martinez-en-cnn/

Un tema de actualidad: http://aafi.filosofia.net/ALFA/alfa8/alfa8m.htm

Gracias Clara, un beso. Dreyfus, pienso que la mayoría de los empresarios son los mejores trabajadores que tiene su empresa, los que mas horas trabajan y los que menos se pueden permitir caer enfermos. También pienso que la mayoría de los trabajadores de las pequeñas empresas son cumplidores y honestos. Me está empezando a cargar eso del "tipical hispanish". Y sí, es por José K y por todos los k.

El problema no es que haya empresarios de derechas (la mayoría) ó de izquierdas (que los hay, y en este blog: saludos), el problema es que haya empresarios. Es el sistema el que falla.

Sr. Zola, voy a llamarle señor por que tengo entendido que el respeto se gana respetando. No se que le lleva a ese resentimiento, pero conociendo las dos orillas puedo decirle que esto lleva madurando muchos largos años y ahora que la fruta ha caido no es por que estuviera madura sino porque estaba picada. Claro que hay gente aborregada y debe usted cuidarse de no ser uno de ellos. Buena suerte en esa empresa creo que la nacesita.

EmilioK,pilar,Calvo...no os enfadeis,vuestras opiniones son interesantes,os aseguro que las busco y las leo y yo por lo menos a quién demonizo es a los que se aprovechan de los demás en cualquier campo,incluso entre los trabajadores.Empresarios con visión de futuro y respeto por sus trabajadores los necesitamos en este país como el agua para beber, por desgracia una gran mayoría nos tienen acostumbrados al crecimiento rápido y desordenado y sálvese quien pueda.

Querido filólogo Dreyfus, digo, señor perras gordas, he llegado un poco tarde, pero para ti todas. Otro día hablamos de la etimología inmediata, de la etimología primitiva y de las distintas interpretaciones etimológicas, que, por supuesto, cada cual toma según conviene. O hablamos de los empresarios que crean empleo de calidad (todos crean empleo) y de los trabajadores que hacen bien su trabajo y se llevan bien con su jefe, sin servilismo alguno, llamando pan al pan y vino al vino. Hacen país.
P.S. (del latín): Estoy plenamente de acuerdo contigo en lo de la ventanilla para abrir una empresa.

Dreyfus20:18; En la pequeñisima empresa no se puede escalar mucho y no todo es mas produccion, la colaboracion, el aportar ideas y el esmero en el detalle son las cosas peor pagadas, poco cuantificables desde fuera y que solo da rendimiento a largo plazo, y nuestra sociedad rara vez lo aprecia, lo que triunfa es la mediocreidad,( esa es nuestra ruina) espero que cuando nos recuperemos del palo actual habremos aprendido algo, porque no dudo que nos recuperaremos antes o despues.

1 2 3 4 5 6 7 ... 11 12 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal