Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

17 jun 2010

Chuta Zapatero... ¡fuera!

Por: José María Izquierdo

Andrés Iniesta se retira cabizbajo durante el partido ante Suiza Faltaban unos minutos para las seis de la tarde cuando el árbitro británico Howard Webb pitaba el final del España-Suiza, con derrota de la Roja, y este catavenenos, en su modestia, pero en su edad infinita, ya sabía que el desastre se iba a utilizar para uncirlo, agarrándolo de algunos pelillos, a la situación de crisis económica y al desastre del Gobierno. Tan zafia como previsible, nuestra alegre muchachada no podía dejar pasar la oportunidad: pierde España, ya sabemos de quién son las culpas. Lo hacen, además, con un ingenio que apabulla y una gracia que es, vamos, ¿cómo podemos calificarla? ¿Quizá un tosco bosquejo, la primitiva idea sobre la que se basó la gracia del cazurro, los chistes de paletos o esos contadores de chascarrillos que pueblan las televisiones patrias? Y es que cuando los coros y danzas se ponen pedestres son imbatibles. Casi tanto como si les mencionas el franquismo y los represaliados. Cual hidras, buscan la yugular que mencionó Felipe González y reaccionan con similar sofisticación a la del sentido del humor: rompiendo los adornos de la mesita.
  
Andan también un punto desconcertados con el caso Usabiaga. Se lo contamos rápido que aún nos quedan lágrimas que derramar por el 0-1.

Gran titular de La Razón: “Depresión española”. Y el sumario lo deja clarito, clarito: “La crisis contagia al fútbol: ni la selección dio un respiro al Gobierno, que hizo coincidir el ‘decretazo’ de la reforma laboral con el debut de ‘La Roja’”. Dentro, en la sección El Submarino, ampliados conceptos para explicar por qué había perdido España: “Según avanzaba la tarde, los integrantes de los corrillos futbolísticos cayeron en la cuenta: el pasado día 2, el Gobierno anunciaba que el Consejo de Ministros que debía aprobar la polémica reforma laboral se celebraría, curiosamente, el 16. ¡Qué coincidencia! Justo el día del debú de España. El Ejecutivo confiaba en que las celebraciones por la más que segura victoria del equipo nacional taparían las quejas y la indignación que provocaría el conocimiento al detalle de las medidas laborales. Pero es que ni en eso aciertan”.

En Abc se dedican a la cosa Ignacio Camacho… y ¡Herman Tertsch! Camacho: “Un día aciago”. Sumario: “En el Mundial nos quedan dos oportunidades. El presidente tiene menos margen”. Frases sueltas: “No hubo siquiera un trivial bálsamo deportivo contra las sombrías amenazas de un colapso financiero (…) Alemania nos ha expulsado con crudeza realista de aquella Champions económica que Zapatero, en su arrogante torpeza de Míster Bean, se creía en condiciones de liderar, y Suiza nos ha bajado con un abrupto gatillazo de la nube del favoritismo mundialista (…) Cayeron los blindajes sociales del empleo y zozobró el sueño mundiaiista que sostenía parcialmente la maltrecha autoestima nacional” . Y así sigue. Tertsch se eleva y casi homérico, declama amenazante: “El comienzo del Mundial de Nelson Mandela se puede convertir en la gran metáfora de nuestra suerte. Qué paradoja que un acontecimiento bajo el patrocinio de un hombre sometido a la verdad, ejemplo de la dignidad, venga a recordarnos a todos los españoles el alarde de la mentira de nuestro presidente, el revanchista petimetre (…) Nuestros listos del pesebre nos sacarán mil argumentos para cimentar esta política de la mentira constante. Sabemos quiénes son, están identificados y cada uno es libre de despreciarlos a su manera. Pero el hecho de que no haya un mínimo gesto de dignidad por su parte nos demuestra que este país supura por una inmensa llaga. La España campeona -ojalá lo sea en el fútbol- es una sociedad que se quiebra y requiebra bajo el mando de lo peor. Después del fútbol viene, implacable, la realidad”.

En El Mundo han hecho lo mismo, pero con Ipad: Título: “Los especuladores suizos disparan el riesgo de España”. Sumario: “Baja la cotización y crece el diferencial con Alemania”. Y como Pedro J. debe creer que los lectores de su periódico andan un tanto escasos de luces, lo explica en un editorialillo: “Es cierto que este Mundial era la píldora que muchos esperaban para sobrellevar mejor el mal trago de la crisis y se ha empezado con mal pie. Por eso, nuestro título de portada –Los especuladores suizos disparan el riesgo de España- mezcla esa ironía necesaria para relativizar los malos momentos…”. Solo hay una cosa peor que un mal chiste: la explicación de su gracia. También cita Isabel San Sebastián a Pedro J. en su columna de El Mundo. Se habrá dicho ella: “Si a mi director no le sonroja que le saquen tutiplén en primera y que le hagan incisivas entrevistas en su propio periódico, tampoco le molestará que le haga la pelota desde esta columnita, que siempre viene bien hacer méritos”. Así comienza hoy su consuetudinaria tanda semanal de insultos al presidente del Gobierno: “Si yo fuese Zapatero habría experimentado una terrible vergüenza al verme reflejado en el retrato preciso, desapasionado y por ende implacable que de él dibujaba Pedro J. Ramírez en su última carta dominical”. ¿Le ha parecido excesivo calificar el retrato de su director de excelso, eminente, quizá glorioso? Un poco tibia estás hoy, San Sebastian.  


A nuestros amigos de la banda del papel en el peine no les ha gustado nada el vídeo que han hecho esos miserables titiriteros de la zeja, por utilizar la habitual jerga de sus articulistas. Ya saben que Almodóvar, Bardem y Maribel Verdú, pero también Aitana Sánchez-Gijón, Hugo Silva o Juan José Millás, han hecho un corto que dura 14 minutos, para denunciar los crímenes del franquismo “y el abandono político en el que se encuentran sus víctimas”. El detonante fue Garzón, claro, y cómo se le impidió continuar con el esclarecimiento de algunos de estos hechos criminales. La reacción ha sido inmediata. El grupo Intereconomía, ya saben, el perseguido y martirizado por varios millones de españoles, ha hecho una versión sui generis del vídeo, subtitulando las intervenciones de Almodóvar, Verdú y Bardem, mientras ellos van contando alguna de las historias del franquismo. Sé que es una cita inusualmente larga, pero creo que merece la pena la transcripción de esos subtítulos:

Almodóvar: “Me llamo Pedro Almodóvar Caballero. Soy director de cine. Estoy leyendo una pantalla que me han puesto delante. Me niego a perdonar y olvidar. Y dejándome llevar por los prejuicios estoy participando en esta campaña diseñada para reabrir heridas y dividir a la sociedad española. No me hagas caso, murieron de uno y otro lado. No tejes contagiar por el odio. Ya no hay bandos”.

Maribel Verdú: “Me llamo Maribel Verdú y ayudo como puedo a mis amigos del cine. Yo también voy de negro y leo una pantalla que tengo delante. Me han convencido para que te cuente atrocidades cometidas en el pasado, para manipular tus emociones, para que viejos odios superados retornen con fuerza. No caigas en la trampa, no te dejes contagiar por el odio. Ya no hay bandos”.

El actor español Javier BardemJavier Bardem: “Me llamo Javier Bardem. Soy actor y tengo 41 años. Este documental parece un desinteresado intento de que se haga justicia. Pero en el fondo, si lo piensas bien, si no te ciegas, verás que es una campaña irresponsable que nos devuelve al pasado, caldea el ambiente y siembra el odio. El mismo odio que nos llevó a la guerra en 1936, así que no me hagas mucho caso. Todas las familias en España tienen historias como ésta. No dejes contagiar por el odio. Ya no hay bandos".

No han sido los únicos. César Vidal, en La Razón, remeda el corto y va enumerando casos de crímenes cometidos por los soldados republicanos o milicianos de diversas siglas. En el totum revolotum aparece José Calvo Sotelo: “El 12 de julio de 1936 fui asesinado por miembros del PSOE que actuaban a las órdenes de Indalecio Prieto y que me asesinaron”. También Tomás Bragado: “En julio de 1936, al haber suspendido, me vi obligado a quedarme en Madrid en el colegio de religiosos donde cursaba el Bachillerato. Fui asesinado junto a otras cinco mil personas en Paracuellos del Jarama por orden del Consejo de interior de la Junta de Defensa de Madrid. Mi primo, que, gracias a Dios, sobrevivió a la guerra, se llama Amando de Miguel”. Recuerda Vidal que nunca tuvieron “un abogado, un juicio o una sepultura digna”. Y añade: “Tampoco nos recordó nunca un director de cine que no dijo palabra contra Franco mientras estuvo vivo o por un cantante que se llenó los bolsillos durante el franquismo o por un antiguo comunista que defendía durante la Transición la tesis de la ‘reconciliación nacional’”.

Les ha dolido en los mismísimos adentros que la Sala de la Audiencia Nacional, formada por los magistrados Alfonso Guevara, Guillermo Ruiz Polanco y Clara Eugenia Bayarri, refrendaran la decisión del juez Baltasar Garzón de excarcelar con condiciones a Díez Usabiaga. Para El Mundo se trata de una decisión “inexplicable”, además de “un escándalo y una burla a la Justicia”. Para La Razón “causa alarma que se valide una excarcelación basada en un montaje y una mentira: la dependencia falsa de su madre. No se entiende; o sí” ¿También Guevara, Ruiz Polanco y Bayarri están al servicio del malvado Rubalcaba? Por el auto nos hemos enterado, además, de la grave enfermedad que padece la madre de Usabiaga. ¿No podríamos dejarlo ya? ¿Es necesario que comentaristas tan piadosos sigan y sigan con lo mismo, después del auto de la Audiencia? Pues ya les advierto de que van a seguir. No tengan ninguna duda.   

Ignacio Villa, en La Razón, recuerda la manida referencia al “jarrón chino” para referirse a la presencia de Felipe González, "porque el barco hace agua", junto a Zapatero. Al imprudente Villa habrá que recordarle el acto del lunes de Aznar con su ministro Rajoy. ¿Acaso el aspirante del PP a presidente del Gobierno hace agua, se hunde, se enfanga, no arranca, no despega?

Por cierto: les comunico, por si no lo esperaban, que a la fiel infantería no le ha gustado nada la reforma laboral aprobada por el Gobierno. Es light, dicen.

Hay 164 Comentarios

Tiene una falta de ortografía en su perfil. En vez de septiemre, dice setiembre. Me imagino será una transcripción literal de su asistente andaluza.
Saludos

Zapatero tenia que ser menos condescendiente con unos y con otros..Hacer lo que debe pensando en el pais y en los ciudadanos, preocupandose menos de quedar bien con todos(eso es imposible).A mi me gustaria verlo más enérgico y menos dubitativo, pero pienso que es un buen hombre,mientras que Rajoy y su tribu son impresentables,
mienten,calumnian,y les importan muy poco los ciudada
nos,solo quieren llegar al poder a cualquier precio
aunque sea cargandose el pais Si esto sucede dios nos coja confesados
Y los sindicatos podian preocuparse un poco de los parados y no pensar solo en los trabajadores con empleo estable.
Jose Mª te sigo casi todos los días.Da pena como esa
ultradrecha está tan crecida. Son tan maleducados, tan bordes, tan cutres, tan embusteros, tan manipuladores.
Y por cierto Rajoy nos aclarará lo de su doble empleo.
Ah, y con lo que nos han robado los Gurtel y compañia( Fabra...etc,etc....) igaul ni teniamos que hacer reformas...
Saludos

Alba, este humilde agricultor paleto te pone la carta al director publicada en la edición de hoy.


¿Cobra Rajoy como registrador?

BENJAMÍN FORCANO 17/06/2010
Mariano Rajoy es registrador de la Propiedad. Pero lleva 20 años con cargos políticos (ministro, vicepresidente, diputado) que le impiden ejercer su profesión. Nuestras leyes constitucionales las declaran incompatibles.
Rajoy debiera haber pedido la excedencia para que otro registrador vacante le sustituyera y actuara además en la misma oficina. Si atendemos al sentido natural de las palabras, Rajoy y la diputada Cospedal proclaman últimamente su preocupación por los trabajadores y por los más débiles de la sociedad, y también fustigan a José Bono por "presunta" e indebida acumulación de bienes.

Sin embargo, nada de esto impide que Rajoy aparezca en la Oficina de Santa Pola como registrador titular de la propiedad y liquidador de impuestos, en la que han ingresado en estos 20 años ganancias de más de 20 millones de euros. Si él no pidió la excedencia y sigue siendo el titular, la ganancia de esos 20 millones, ¿se las queda él? ¿Las comparte con el registrador interino de Elche, Francisco Riquelme, que le sustituye? ¿Con alguien más? ¿En conformidad con qué leyes?

¿Lo hace con el objetivo de demostrar solidaridad con los trabajadores y los más débiles y dar ejemplo a los demás políticos?

Voy a contaros una anedocta que un servidor protagonizo hace algo más de un par de años. Andaba este humilde agricultor de habichuelas por Madrid, por asuntos que nada tienen que ver con la agricultura ni con el escarabajo que pulula incansable en la planta de la patata. Este campesino sintió sed pasada la hora del Ángelus y le pillo en los alrededores de sede de la COPE, hallé un bar y penetre en su interior como el paleto que soy, algo cohibido y deseoso de tomarme una caña y una tapita, que tan buena fama tienen en Madrid. Pero mi desagrado fue grande, las cañas estaban bien tiradas y las tapas no estaban mal, pero había unos parroquianos, entre los que destacaba el ex-locutor de la COPE Jiménez Losantos. Soy un hombre comedido, pero nunca he soportado los malos modos en personas públicas y en ese instante me acorde de los sapos y culebras que esa misma mañana, mientras venía a Madrid, le había escuchado en la radio del coche. También me acorde de esos Western en los que entra alguien en el Saloom e invita a todo el mundo a beber. Llamé al camarero y le pregunte si podía invitar a una ronda a los clientes, el camarero consulto al encargado y me dieron el visto bueno.
¡Atención señores! -dije, y todo el mundo guardo silencio. Quiero invitarles a una ronda, a todos menos al señor Losantos. El diminuto locutor de la COPE no sabía donde meterse, pero no abrió la boca. Solté un billete de 100€ al camarero, di los buenos días a todos menos a uno y salí como si hubiese vendido la cosecha para diez años.
No me deis las gracias, no se merecen. Estoy seguro que a alguno de vosotros también le hubiera gustado hacer lo mismo. Me gusta el dicho ese de la venganza y la cerveza, bien frías, y si el dicho no es así, tampoco me importa.

Explicarme eso que decís algunos de Rajoy como registrador de la propiedad .Me parece imposible que sea verdad,pero a juzgar por como se ponen algunos hay algo que no me encaja.

Jo....se podría estudiar alguna estrategía,como a todo dicen que no y ahora se han convertido en el partido de los trajadores y son pro-palestinos,podríamos correr la voz de que queremos un estado centralista que aquí tenemos ya muchas banderas .Por la ley del péndulo pa el otro "lao". Gracias.

Alba
Esa es una de las reformas que menos coste político supone, pero que en un país como el nuestro con una derecha tan inmovilista y renuente a los cambios resulta difícil. El miedo que tiene la derecha, en mi opinión que puede estar equivocada, es que España se conviertiera de facto en un estado federal. Para una derecha tan jacobina y cenralista como la del PP, la sola posibilidad de un estado federal les transmuta en golpistas.

Azaña y Jonas ¿Habría muchos problemas en qué una cámara fuera para las autonomías, el Senado por ejemplo, y el Congreso nacional ? Yo no lo veo muy complicado, supongo que eso sí cambiando muchas cosas,Dreifus la utopía hay que introducirla poco a poco, de golpe,ni me imagino a dónde nos podría llevar,sólo en este blog a mí su lenguaje a veces me da escalofrios

jonas | 17/06/2010 22:06:06
Claro que hay modelos de sistemas electorales intermedios entre el actual D`ont (o como se ecriba) y el proporcional puro. Pero, el grupo que saliera perjudicado en comparación con el actual crees que lo iba a aceptar sin más. Posiblemete habría que formar una comisión encargada de estudiar la reforma del sistema, pero teniendo en cuenta la composición actual de la cámara y lo ya de por sí difícil que resulta llegar a acuerdos, dudo mucho que se llegara muy lejos.

No sé Azaña. En los años 60 estaba en parvulitos y no pretendo el voto para IU, es más, no me gustan los ismos políticos y menos aún los religiosos. Yo solo pretendo un mundo mejor. La inocencia es cosa de infantes y la democracia participativa cosa de adultos. En España tenemos un sistema bicameral, El Congreso que representa al conjunto del Estado y el Senado que debe representar el sistema autonómico. El actual sistema electoral no representa ninguna de las dos opciones. El voto de una persona de Cuenca vale tres veces más que uno de Madrid y eso no es justo, hay que cambiarlo, el mismo sistema favorece a los partidos nacionalistas, que son claramente minoritarios, sin embargo el actual sistema les premia......, y disculpas por no seguir, pero ahora mismo tengo otras obligaciones.
Saludos y otro día seguimos.

1 2 3 4 5 6 7 ... 16 17 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal