Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 jul 2010

Y ahora, a por la familia

Por: José María Izquierdo

No se me rebelen ni se quejen si les digo que hoy tenemos poca chicha.... porque hemos tenido mucha y florida durante el fin de semana. Les contaremos primero el día y luego repasaremos el domingo. Hay, por ejemplo, una estupenda carta a los lectores de Pedro J. Ramírez: "La bombilla no es el vidrio”, se titula, y algunas tontunas más, de Anson pidiendo a Duran Lleida que presente él la moción de censura, o de Tomás Cuesta, que dice varias cosas de Zapatero. A saber: que tiene una estólida solidez, que no ha leído más de dos libros, que es mostrenco, necio, ignaro, trilero, zoquete, púgil sonado, titubeante marioneta y Pinocho. Un poeta este Cuesta. También hemos conocido al futbolista más pelota del mundo: Granero, del Madrid: “En un día y medio, Mourinho ya ha dejado su impronta”. Que el Papa inauguró el 5 de julio una fuente en el Vaticano para mostrar “la sencillez y la humildad de José” y que por la tarde se fue a pasar las vacaciones a Castelgandolfo, de jardines también sencillos y humildes, según cuenta L’Ossservatore Romano, incluido en La Razón. A casi todos les obviamos. Pero vamos a dedicar espacio, creo que se lo merece, a La Gaceta. Les van a llamar la atención las cosas que dicen, porque estamos en un in crescendo continuo que no sé bien dónde acabará... si es que acaba. Por cierto, dice Ágatha Ruiz de la Prada, la compañero de Pedro J., que “La Gaceta es muy valiente, arriesgada y divertida”. Ya verán qué divertida es.

Por cierto, no he sabido encontrar entre la fiel infantería que tanto alabó la postura firme de nuestra castiza dama de hierro -así la llamaba alguno de los más conspicuos miembros de la alegre muchachada- su opinión sobre el hecho de que haya llegado a un acuerdo con los sindicatos del Metro... cediendo unos cuantos puntos. Debo estar muy torpe.

Moratinos Abc, El Mundo y La Razón coinciden en la foto: Moratinos con el turbante y el chapan, en la jirga que le ofrecieron en Afganistán. Lo demás, cada uno por su lado. El Mundo, por ejemplo, le da el gran titular a Artur Mas, que se adentra por caminos escarpados: “La castración física del Estatut es del PP, la química del PSOE”. Una segunda careta se dedica a la rara enfermedad que afecta a los controladores, a los que se zumba en el editorial: “Los controladores se mofan de sus víctimas”. En La Razón, también especial atención a Cataluña: “Zapatero tendría que cambiar doce leyes para dar a Montilla su Estatut”. En el editorial, más madera: “Respeto constitucional”. Está bien el artículo de José María Marco, el ángel de la guarda intelectual de Aznar, defendiendo el movimiento norteamericano ultraconservador Tea Party. Se le nota a Marco así como una envidia tiñosa del auge que está allí tomando, mientras aquí, el que él y los coros y danzas agitan se queda en poquita cosa. “Las manifestaciones se están haciendo para impedir que los gobiernos sigan usurpando el poder de las personas”, dice.

César Vidal, en el mismo periódico, la emprende con el Tribunal Constitucional, tanto por el Estatut como por no haber aprobado la paralización de la Ley del Aborto. Lo hace, como en él es habitual, con sutil estilo: “Ignoro si María Emilia Casas es creyente y en qué, pero no me cabe la menor duda de que Dios le va a pedir cuentas por haber convertido la garantía de nuestras libertades en una mera caja de resonancia de un ejercicio despótico del poder. En lugar de defender a los ciudadanos de la acción de una casta política decidida a liquidar la existencia de una nación de ciudadanos libres e iguales, ha preferido inclinarse genuflexa ante sus órdenes recurriendo a métodos que, de no ser tan vergonzosos, provocarían la carcajada por su descaro. En su mano ha estado quizá más que nunca el proporcionar una justificación a la existencia del TC y lo que ha hecho ha sido resolver que para el Tribunal Constitucional es más importante paralizar el derribo de unas viviendas en ruinas que el asesinato en masa de millares de ‘nascituri’ inocentes. Difícilmente se puede caer más bajo, pero, a fin de cuentas, es un retrato fidedigno de la miseria a la que ha quedado reducido el Tribunal Constitucional”.

Abc, faltaría más, nos insufle esperanza: “Los empresarios pintan un cuadro apocalíptico de la economía”, cuenta una consultora con nombre de servicio secreto: KPMG. En el editorial, ya que hemos contado el chiste, las risas: “Pesimismo empresarial. Los directivos no se fían, y ello demuestra que la situación es muy grave porque sin dinamismo empresarial no hay salida posible de la crisis en una economía de mercado”. Nos gusta el artículo de Juan Manuel de Prada: “División azul”. Vaya usted  saber por qué la aberración, pero esto dice nuestro hombre: “En los últimos meses he leído infinidad de libros sobre la División Azul, quizá la última gran aventura acometida por el genio español: y estoy francamente conmovido por la gallardía de aquellos ‘guripas’, que al ardor en el combate sumaban la magnanimidad hacia el enemigo, llegando a protagonizar episodios ímprobos de abnegación y sacrificio que a cualquier español bien nacido deberían llenar de orgullo”. Ya se sabe que los españoles bien nacidos son unos, y los mal nacidos somos otros. Qué le vamos a hacer. Cuenta Prada el carácter siempre indómito, pero más valiente que nadie cuando se trata de sacarle los higadillos a alguien: “El divisionario español, por temperamento y por credo, se rebela contra el antisemitismo nazi y, en su avance a pie hasta el frente confraterniza primero con los polacos (con quienes comparte una misma fe) y después con los rusos, en quienes descubre rasgos de carácter muy semejantes a los españoles. Tales muestras de humanidad fueron reprobadas repetidamente por el mando alemán, al que horrorizaban la indisciplina y el desaseo de las tropas españolas: pero que, llegada la hora del combate, hubo de reconocer que nuestros divisionarios se batían con un denuedo insuperable, como quedó probado en repetidas ocasiones”.

Y de Prada acaba así: “De aquella aventura en los límites de la resistencia humana rindió cuenta un director de este periódico, Torcuato Luca de Tena, en un libro magistral y emocionante. Embajador en el infierno. Invito a las tres o cuatro lectoras que todavía me soportan a leer este libro grandioso, que acaba de ser reeditado por Homo Legens: es una forma humilde de honrar a aquellos compatriotas generosos e inolvidables, orgullo de cualquier español bien nacido”. Y dale con la matraca de bien nacidos... Ignoro por qué me considera mujer, pero sí quiero contarles que Homo Legens acaba de reeditar Diccionario para un macuto, el conocido libro del falangista Rafael García Serrano. Vamos, las cosas que leen los bien nacidos.

Pasamos al domingo, que iniciamos con la epístola de Pedro J. Se refiere al Debate del Estado de la Nación y nos vamos a quedar, únicamente, con la entrada: “Aunque él las derramara a raudales, yo lo digo sin sorna o ironía alguna: el discurso que Rajoy pronunció el miércoles en el Debate del Estado de la Nación quedará en los anales de nuestra democracia como una de las mejores piezas de oratoria política pronunciadas nunca desde el centro derecha”. Casi ná. A Pedro J., que es muy leído, este discurso le suena al “legendario panfleto del Abate Sieyès sobre el Tercer Estado”. Y se presta a demostrárnoslo, aun vulnerando cualquier tipo de lógica, porque ya verán, que por mucho que se esfuerza, uno y otro no se parecen en nada. Vamos, es que absolutamente en nada. Conservo el francés del autor, que le aporta glamour. Lean: “El panfleto de Sieyès comienza con aparente sencillez inquisitiva: ‘El plan de este escrito es muy simple. Tenemos tres preguntas que hacernos’. (‘Le plan de cet écrit est assez simple. Nous avons trois questions à nous faire’). El discurso de Rajoy utiliza el mismo determinismo en la construcción verbal, resumiendo las ‘tres preguntas’ en una: ‘Tras escuchar esta mañana al señor Rodríguez Zapatero la pregunta que cabe hacerse es…’”. ¿A ustedes les parece un calco, una copia? Sigan: “Sieyès recurre luego a los ordinales para enfatizar el planteamiento dialéctico de tesis, antítesis y síntesis: ‘1º) ¿Qué es el Tercer Estado? Todo. 2º ¿Qué ha sido hasta ahora en el orden político? Nada. 3º) ¿Qué es lo que pide? Convertirse en algo’. (‘1º) Qu'est-ce que le Tiers État? Tout. 2º) Qu'a-t-il-été jusqu'à présent dans l'ordre politique? Rien. 3º) Que demande-t-il? À y devenir quelque chose’). Rajoy repite el esquema, presentando la misma antinomia tras plantear su pregunta única: ‘¿En qué se diferencia este debate del que celebramos hace un año? Por mi parte, en nada. Por la suya, en todo. Lo que yo reclamaba entonces es lo mismo que reclamo ahora’”. Qué me dicen. Vamos, que se parecen como un huevo a una castaña. Para mí que Pedro J. compró una moto averiada que alguien le vendió... ¡Me acordé tanto de Tip y Coll leyendo la columna!

Y vamos ya, en orden, para que capten la aglomeración, con el ejemplar de La Gaceta del domingo, exclusivamente del domingo. Conste que les hago una mínima selección. Y aún así, vean: “La campanilla de Zapatero”, de un tal Pomerol. “La Biblia retrata a los leprosos alejados de la sociedad humana, avisando a los demás de su presencia con una campanilla (...) Es una imagen para el futuro de Zapatero, en estos momentos uno de los hombres más malqueridos del país”. Bien. Editorial: “La magnitud de las culpas que acumula el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es de tan amplio alcance que se hace difícil establecer una jerarquía de responsabilidades. Como presidente, Zapatero es responsable de la crisis económica más grave que se recuerda en España, del mayor nivel de descrédito de las instituciones en toda nuestra historia democrática, de negociar con los terroristas de ETA buscando un pacto humillante para los españoles; españoles, de un asedio sin precedentes contra la oposición política y el pensamiento crítico, y de una ley del aborto de iniquidad insuperable”. ¿Hace falta que sigamos? Sólo les dejo un apunte de la página habitual de los domingos, presenten armas, del director de la cosa, Carlos Dávila. “¿Qué se puede hacer con este hombre que, como escribía el propio jueves en el “Títere irritado”, “ni tiene reputación, ni crédito exterior, ni autoridad moral, ni inspira confianza?”.

Pero con todo, la máxima repugnancia se la adjudico a una presunta información con la que abrían el periódico y que ustedes me van a permitir que cite con cicatería. Lo van a entender rápidamente. Gran título en primera página: “La familia empuja a Zapatero a renunciar a ser candidato en 2012”, bajo un antetítulo que decía: "En las últimas semanas se multiplican los problemas domésticos en Moncloa”. Sumarios: “Las hijas ‘góticas’ del presidente, ‘especialmente la mayor’, han desarrollado una ‘rebeldía extrema’”; “El líder del PSOE antepondrá su ‘preocupación como padre’ a la posibilidad de ser reelegido” La información, dentro, cita otras interioridades de las hijas del presidente, Laura y Alba Rodríguez Espinosa, de dieciséis y catorce años de edad. Y acaba así: “El partido no contempla otra posibilidad que la de que Zapatero sea de nuevo el candidato’, apostilló Leire Pajín. Entonces, la secretaria de Organización de la formación socialista enfatizó que quería ser ‘contundente y rotunda’ en la respuesta, ‘sin dejar espacio a los equívocos’. Una firmeza que dudosamente puede emplear Pajín siete meses después, es decir, ahora que la preocupación por sus hijas pesa más en el presidente que la posibilidad de perpetuarse en el cargo”.

¿Les gusta, les parece valiente, arriesgada, divertida? ¿Cómo ven esta maniobra? ¿Creen que es digna, decente, representativa del periodismo de calidad? 


 

Hay 43 Comentarios

Pobre PJ... Tener que comparar a Rajoy con Sieyès para que defender la patética encuesta que publicaron donde decía que había ganado el debate Rajoy. En fin, supongo que habrá pensado que ya que se ha puesto una vez colorado, ponerse dos no tiene importancia.

Me parece y en exceso, mediocre...

Vamos a ver, Jose Manuel, ¿no entiendes que si llamas a los Cum Laude del Ejército Franquista, que es como siempre nos han vendido a esta División Azul, independientemente de la realidad que ya te he comentado con un ejemplo real en el anterior comentario, no entiendes, digo, que si a estos los llamas bienacidos, estás llamando malnacidos o menos bienacidos al resto de los mortales que existimos en este país? ¿No te parece una clara provocación publicar esto un 18 de julio?

Vamos por partes, División Azul: El vecino de mi novia, fallecido hace unos meses, fue a la División Azul, ¿por qué? Porque había servido en el Bando Nacional y aun así no tenía para alimentar a su familia.
Bien, después de pasar los peores meses de su vida, recordemos que ya había estado en la Guerra Civil, llegaron a Rusia, ¿sabéis como salvó allí la vida? Yendo a enterrar a un compañero, cuando volvió sólo él y el que le había ayudado con la pala quedaban vivos. Vamos que si llegan a confraternizar más con los rusos les hacen miembros del Politburó, ¡cómo eran tan parecidos a aquella España cañí!
Con lo del ínclito PJ lo único que no me queda claro es si tengo que echar el agua en el vaso en la vertical del vaso o en la horizontal.
Y con lo de las niñas de ZP, de los sinvergüenzas de la Gaceta - sí, me vuelvo a quedar corto - no sé que me da más repugnancia suponer que lo han inventado o creer que son capaces, no sólo de publicar estas cosas, sino de investigar a saber con qué argucias el entorno de las pobres chicas.
Sinceramente, si yo fuera ZP no sólo les cerraría el chiringuito, lo que no sería difícil de presentar frente a un juez, bastaría con lo que hubieran publicado ese mismo día, con lo dicho en el programa de la mañana en la radio, o con lo visto en la noche anterior en El Gato al "Aguardiente". Yo dedicaría a dos o tres espías del Cesid para investigar si se lo inventan o se lo compran a alguien. Estoy seguro que cualquiera de las dos cosas serían suficientes para evitar su malentendido Derecho a la Libertad de Expresión.

¿Porque la ultraderecha es tan mal educada,miente,
insulta,odia tanto?
Amigo José Mª, no sé como los soportas,a mí me dan
náuseas,
Y la señora Ruiz de la Prada....por prudencia me callo...
La izquierda no es dueña de la razón, de la verdad... utiliza
la razón y no suele mentir.
A veces dan ganas de decir ....para el mundo que me bajo

¿Agata Ruiz de la Prada no es esa misma que consiguio colocar sus productos, hasta entonces invendibles, en El Corte Ingles, gracias a ciertas presiones (por no hablar de delitos) de cierto personaje al que poco despues le pillaron con el culo al aire?

Ya sabéis, si queréis trabajar a las órdenes de Interfachanomía, en cualquiera de sus secciones, debéis llamar a Zapatero sectario, eso os dará credibilidad ante la junta directiva, así, algún día, podríais llegar a algo en la vida.
Lo curioso del asunto es que la izquierda es sectaria. Faltaría más, es lo contrario de la derecha, en ideología, planteamientos y soluciones (aunque en la práctica de ahora apenas se diferencien). Ellos acusan a los demás de sectarios, pero... ¿acaso no lo son también ellos mismos al rechazar de plano todo lo que no sea igual a ellos?
Yo los llamaría talibanes.

Cerdo 13:49:58.
Tranquilo amigo. Acabo de dejar un comentario en el blog del tal Marco. Hace el fastuoso nº 3, lo que no está nada mal para tomar la temperatura del interés de los lectores de La sinRazón por el tema. Y dos de esos comentarios son de gente poco recomendable y de fiar como tú y este firmante.
Hasta para eso son malos.
Faus Tor. Ya se que es imposible, pero me encantaría poner mi firma al lado de la tuya en tu comentario de las 13:17:31. ¡¡Chapeau!!

Perdonad que me repita con La Gaceta pero es que esto de las feminazis no tiene desperdicio, con logotipo de feminazi incluído.
No creo que Aido les denuncie, pero a mi me dan ganas de hacerlo, como ciudadana primero y como mujer después.
http://www.intereconomia.com/blog/toda-hora/las-feminazis-imponen

Me encanta escuchar a los progres, siempre pulcros, guapos y solidarios... los otros malos, malos y muy malos. Los progres siempre dueños de la razón, de la verdad, de todo... los otros malos, malos y muy malos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal