Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

22 sep 2010

A la cárcel o a la boutique

Por: José María Izquierdo

Las vicepresidentas Elena Salgado y María Teresa F. de la Vega Pues miren ustedes. Hoy me ha dado selectiva y voy a picotear de aquí y allá y les voy a ahorrar el repaso sistemático de la prensa del día. Me voy a ir, por ejemplo, a la primera y al editorial de La Razón porque me parecen apropiados para el comentario. De Abc voy a callar su portada y su editorial y me voy a quedar con algunos comentaristas y su gusto por las fotos... y las señoras. Utilizaremos El Mundo para llevarles una columna extraordinaria de Federico Jiménez Losantos sobre los sindicatos y hacer algún comentario sobre una de sus caretas de primera página. También usaremos el periódico de Pedro J. para llegar hasta el más profundo subsuelo, y como el profesor Otto Lidenbrock de Julio Verne intentaremos llegar al centro de la tierra, pero sin el guía Hans. No hace falta decirles qué vamos a encontrarnos allí, que ustedes bien saben qué circula por aquellos oscuros y húmedos conductos...

Y hoy, también, van a ver muy enfadado al catavenenos, que hay días que el tósigo se atraganta.

¿Empezamos con don Federico, siempre un paso por delante del más aguerrido samurai o legionario, que diría César Vidal? Pues vayamos. El artefacto se titula “El huelguista Zapatero”, y arranca así: “En cualquier Estado de los USA, los presuntos sindicatos UGT y CCOO habrían sido puestos fuera de la Ley y tratados como delincuentes extremadamente peligrosos para la vida y la propiedad de las personas. Dada la opacidad sobre sus ingresos, dada la ocultación sistemática de sus afiliados, dada la negativa a explicar los medios y modos de vivir sin trabajar, dada su apelación a la violencia, dado el odio que siembran (...) sería deseable (...) que el Ministerio del Interior, de acuerdo con los jueces correspondientes, enviase a la Policía y a la Guardia Civil a registrar y clausurar las sedes de estas dos organizaciones que anuncian una miríada de delitos para el próximo día 29”. Seguimos, seguimos, que hay tela: “Y dado que esa agresión a las personas y el desafío al Estado son manifiestamente contrarias a cualquier legalidad, pasada, presente o futura, que el daño que se hace a los habitantes de las ciudades españolas se produce contra su voluntad, sin consulta democrática ni apelación, y que la apología del delito sobrenada cada palabra de los cabecillas de esas bandas (...) el presidente del Gobierno debería dirigirse por televisión a la ciudadanía y anunciar la intervención de las sedes de UGT y CCOO. Salvo, claro está, que Zapatero sea el primero de los huelguistas y Rubalcaba el otro. Ellos son Méndez y Toxo. Ellos harán o impedirán la huelga”. ¿Necesita este humilde bloguero trasladarles su opinión sobre lo que han leído?

En La Razón apenas si les queda hueco en primera página para seguir con su cruzada puritana y ultracatólica, como les corresponde, para intentar prohibir los anuncios de contactos en los periódicos. Después habrá que tapar los escotes y, por último, dar L’Osservatore Romano como hacen ellos. En fin, los que tanto protestan de que el Gobierno prohíba algo –tabaco o vino en la conducción- se hacen agua para otra prohibición más... pero todo sea porque se hace en cumplimiento de mandatos divinos. O a lo mejor no tan divinos. Lean algún párrafo del editorial: “Nunca es aceptable que los poderes públicos intervengan en los delicados mecanismos de los medios de comunicación y cuanto más alejados estén unos de otros, mayores garantías habrá de libertad e independencia”. Pero... hay un pero, sí señor: “Al igual que desde el Gobiemo se promueven de diversas formas, empezando por la económica, aquellas iniciativas de los medios de comunicación tendentes a mejorar la convivencia y el servicio público, también en el caso que nos ocupa es lícito que prime a los periódicos que han erradicado de sus páginas la publicidad de prostitución aun a costa de un sacrificio económico nada desdeñable”. ¿Van entendiendo de qué va la cosa? Un poquitín más, por si alguien está con la pájara y no se ha enterado: “Por otro lado, la Administración debe ser imparcial, pero no ciega ni insensible a la hora de programar sus campañas publicitarias. Sería contraproducente, por ejemplo, publicar anuncios en defensa de los derechos de la mujer en las mismas páginas que divulgan contactos de explotación sexual". O sea, más pasta para nosotros, señores del gobierno. Amén.

“Lo importante es la foto’. No es una anécdota más -ante el Sultán marroquí- de esa caricatura andante que preside España”, comienza su artículo Gabriel Albiac en Abc, para rápidamente llegar a donde quería: a la broma del Frankfurter Allgemeine Zeitung sobre la moda y las ministras del gobierno español. Ojo al comienzo: “Y foto fue la declaración de principios para borrar la sangre del 11-M tras la asunción del gobierno socialista a la Moncloa. Dicharachera. En la foto hay un puñado de señoras a la puerta del palacio de gobierno. Sabiamente agrupadas en torno a dos divanes, que el fotógrafo de una revista  de moda ha dispuesto impecablemente (...) Lo que importa es la ropa. Lo que importa es la foto (...) No conozco nada más ofensivo para la condición femenina que ese uso salvaje de la imagen-mujer en la publicidad política. Que lleva a la caricatura de hacer a alguien ministra, sin más, para batir el récord de juventud femenina en un gobierno. Sin que importen ni cualificación ni competencia”. Su compañero de página, Manuel Martín Ferrand se queda en la primera frase de “Lo importante es la foto” y la entrevista con Mohamed VI.

Sigamos con esta veta. No quise ayer traerles el artículo, que ha circulado profusamente por la Red, y que alguno de nuestros comentaristas ha citado, de Salvador Sostres sobre Labordeta. Y no lo voy a hacer, para evitarle el gusto a su dilecto autor. Pero el televisivo rapsoda le ha cogido la mano a hacer de imitador de Dragó o Boadella, y hoy también vuelve a deleitarnos con otra de sus provocaciones. Pasa con él que no asistió a clase el día que el maestro repartió el ingenio. También faltó otros muchos días, como cuando dio gramática, o buen gusto, o educación, o, simplemente, sesera. Sólo acudió cuando visitó el centro, en busca de talentos similares al suyo, el director de El Mundo, que tanto le cuida y le publica. Así que ya se figuran ustedes mi opinión sobre sus ¿escritos? Ayer lo hacía sobre el artículo del FAZ. Algún párrafo, que tampoco es cosa: “Las mujeres de este Gobierno, así como las que últimamente han tomado el PSOE, no son más que mujeres demostrando lo feminista que es Zapatero. Mujeres sin ninguna virtud especial, sin ningún talento demostrado, sin ninguna aportación consignable que hayan hecho a la vida pública, ni granito de arena que hayan puesto para hacer realidad el sueño de una España mejor. Nada. Sólo mujeres cuota, mujeres por ser mujeres, cayendo en los tópicos más casposos y desahuciados del feminismo de los años 70, con los labios ultrapintados de Lidia Falcón de fondo”. Y como “la mujer de izquierdas ha sido siempre un fracaso en política”, aporta algunas pruebas: “Si la presidenta de Madrid, en su valiente lucha contra el abuso sindical, es el pecho de Marianne guiando a su pueblo hacia la libertad, Trini, de cuero negro y ninguna idea, sólo supo enseñar el escote cuando quiso disputarle a Gallardón la Alcaldía de la capital de España”, o “por lo único que se ha distinguido Carme Chacón ha sido por su forma de vestir y por los ojitos que le pone al presidente del Gobierno”. Basta el final, que ya llevamos perdido demasiado tiempo: “Mientras el feminismo chilla hacia la izquierda, las mujeres realmente inteligentes brillan en la derecha y consiguen lo que se proponen, sin marginación ni queja. Lo mismo que en la vida: las que valen se hacen empresarias y las que no llegan, sindicalistas”.

Alfonso Ussía también habla de mujeres. En su registro: “Julia Roberts, a su manera, es una reina. Su corona es el cine. Y el cine -el español y el de Uganda aparte-, se conforma de imaginación, luz, arte, entretenimiento y prodigio. El prodigio es el milagro, y los milagros no se tocan. Las piernas de Julia Roberts, que eran un milagro, han perdido todo su esplendor. Blancura, muslerío blando, palidez chachona (...) Un mito inalcanzable no puede ir por la vida con esas piernas tan blancas y bacaladeras”. La habitual elegancia de Ussía...

Cómo será “La tasa ‘Progin”, de Ángela Vallvey, que no les reproduzco ni una frase, no vaya a ser que le den la razón a Sostres...

Pero hay algunas cosas que enfadan más que otras a nuestra santa compaña... y a este catavenenos.  Mentarles a esos chicos la Memoria Histórica o la represión del franquismo les pone los pelos como escarpias, les saca de quicio, les enloquece. La decisión de la Junta de Andalucía, por ejemplo, de dar 1.800 euros a las mujeres que prueben vejaciones del franquismo les ha roto el sentido común y ha conseguido sacar lo peor de todos nuestros amigos, que ya es sacar. Al que más gracia le hace es a El Mundo: “Griñán busca mujeres rapadas hace 70 años para darles 1.800 euros”. El sumario dice que “La Junta de Andalucía quiere reparar las vejaciones franquistas entre 1936 y 1950”. Y ante el jolgorio de Pedro J., uno no puede por menos que indagar, muy respetuosamente, faltaría más, si en su familia alguna mujer, su abuela, su bisabuela, alguna tía abuela, tuvo que sufrir maltratos de la guardia civil o la policía nacionl durante aquellos años porque su marido era anarquista, o comunista, o siquiera había pedido con tono airado un aumento de sueldo al amo, tan bien protegido por esas mismas fuerzas franquistas. ¿Era muy divertido que las obligaran a tragar aceite de ricino, o que las hicieran pasear por el pueblo para escarnio público, como en la Edad Media? ¿Les hace gracia a los chicos de Abc, de El Mundo o de La Razón que una mujer pueda, a los noventa, ochenta o a los setenta años, ver al menos reconocida la salvajada de sus agresores? Tampoco sirve mentir: no es cierto que valga una simple declaración de la víctima, como dicen Abc o La Razón. El acuerdo de la Junta fija que “ante la inexistencia de documentos" –que bien se cuidaron de no redactarlos o conservarlos los infames agresores- "las mujeres represaliadas podrán presentar cualquier prueba admitida en Derecho, incluidos testimonios de terceros y declaraciones juradas”. Y todas las pruebas serán revisadas por una comisión de estudio y valoración. Que no es lo mismo.

Pero por mí no se detengan: ríanse, ríanse a grandes carcajadas...

Hay 78 Comentarios

Pero ¿como que dividir?, ¿es que la 'sociedad' que se dedica a pelar mujeres, hartarlas de aceite de ricino y pasearlas por el pueblo en camisón, estaba muy 'unida' con estas mujeres?, con la curiosa coincidencia de que son las mismas que vieron como fusilaban a sus maridos, padres e hijos. ¿Es que esas personas ya no se acordaban de esto?, lo que hay detrás de esas protestas es el deseo de que no se conozcan las barbaridades que hizo el fascismo y el intento de mantener el 'buen nombre' de los culpables y sus descendientes ideológicos.
FRANCO SIGUE ESTANDO VIVO, y no solo vivo SINO MANDANDO.

Además me preocupa que sea una persona con la experiencia profesional que tiene usted el que siga alimentando la idea "de las dos españas". Nunca el psoe se debería haber sentido tan arrinconado para desarrollar la política del "divide y vencerás". Una vez más.

Estimado Colirio Palojo, 11:08:34. No se lo dije ayer, así que permítame aconsejarle pedir cita al psiquiatra, además, claro al oculista también.
Se lo digo por ese fervor momentáneo que le ha entrado por mí. Tranquilícese hombre, que los de la BSCO no nos comemos crudos a los niños.
Quizá el hecho de haberse tragado enteritos El Capital de Karl Marx y el Mein Kampf de herr Adolf tenga estas consecuencias. Yo, para serle sincero, y a pesar de mi supuesta progresía no he pasado de la pagina cinco del primero. Del segundo, ni le hablo. A pesar de intentarlo, incluso como "sintexis".
¿Como se atreve ud. a decir que hablar en parábola es un bajo recurso? Le recuerdo que el hijo del altísimo hecho carne empleaba esa fórmula. Y por lo que se ve, con magníficos resultados.
La descripción, según usted, de lo que es un cub de fútbol, ha conseguido hacerme saltar las lágrimas. Pero lo de los entrenadores elegidos "a dedo" se va a comentar en todas las tertulias deportivas de la nación. Porque creo, corríjame si me equivoco, que actualmente, los entrenadores se eligen democráticamente en asamblea universal de socios, incluidos Ultrasur, Frente Atlético y Boixos Nois, dechado todos ellos de buenas prácticas democrática y amor a los colores y aficionados rivales, con los que celebran amigablemente los avatares de cada domingo.
No se si ha caido en el detalle de haber encumbrado al título de "columnista influyente" al sr. O.I.
Lo dicho, pida ud. cita o cambie de medicación. Y de colirio. Lo demás, es un "desdilfarro".
Que tenga buen día.

Pues a mí la iniciativa de la Junta de Andalucía me parece que es inadecuada, llama a dividir a la sociedad civil andaluza sesenta años después de esa barbarie, que vaya por delante, ninguna pensona en su sano juicio podría justificar.
Lo malo es el uso partidista que se hacen desde determinados estamentos de los sentimientos de la población, incluso de aquellos que nos llevan a una guerra civil que dentro de poco va a cumplir cien años.
Posiblemente quien apela una y otra vez en sus discursos a esta barbarie fallezca antes de que se cumpla el siglo, pero su espíritu, si nos es desde la reconciliación, como se pretendó trazar a partir de la transición española, permanecerá durante mucho tiempo alimentando el odio utilizándolo permanentemente como subterfugio de unos partidos políticos que no han sabido adaptarse a las necesidades de las comunidades que aspiran a gobernar.
Y los sindicatos van por el mismo camino.

Considerar que la prosa de Ussia, nauseabundo señorito madrileño, meapilas y epígono degradado de Peman, es afilada y deslumbrante, es sintoma inequivoco de degeneración mental.

La cara de Salvador Sostres es el espejo de su escritura.

UN FENÓMENO
Federico Jiménes Losantos es un fenómeno. Hoy ladra, mañana rebuzna... eso sí: siempre pasa por caja. Es un mercenario en toda regla. Y sobre su comparación entre los sindicatos y los USA, pues decirle que si España fuera una democracia auténtica, con jueces auténticos (no con fascistas bajo togas ultras en el Supremo), estaría en la cárcel por injuriador profesional. Porque este siniestro personaje, al servicio de la extrema derecha, ya tiene unas cuantas sentencias en su contra. Pero eso da igual: en España se le permite injuriar, acusar sin pruebas, insultar, ofender, insidiar, molestar, denigrar... los jueces están muy ocupados en procesar a Garzón, también sin aportar una sola prueba. ¡Gentuza repugnante! Y que Federiquito aporte todos los beneficios ¿o son maleficios? que obtiene por su oficio de injuriador profesional, reincidente (lo digo por las condenas que acumula, que ya son bastantes).

Dicho sea SIN ODIO, eh SIN ODIO. Ah y SIN SECTARISMO eh.

Joder Colirio, te puedes montar una farraguería y poner precios de saldo. Te has superado, enhorabuena.


Para el Sr. Izquierdo y demás camaradas progres- incluido el señor Cornelius- que quieran leerlo. Una reflexión:


LA GUERRA ENTRE TOMÁS GÓMEZ Y LA TRINI
Aclaro: Como nos han descubierto vuestros líderes que la palabra "guerra" es polisémica, aquí significa "amable disputa".


Releyendo su artículo "¡QUÉ COMETA MÁS DIVERTIDA!" del pasado día 15, permítame decirle que ha conseguido exponer su "filosofía de vida" en escasa página y media, lo que a Carl Marx le costó más de 1000 páginas en "El Capital" o Adolf Hitler (nada que ver con usted) más de 400 en su "Mi lucha". Enhorabuena por la síntexis aunque, claro, hay que leerle entre líneas.


Utiliza usted el "formato de parábola" como hacen sus odiados católicos para exponer sus ideas de forma sencilla a sus "feligreses". Creo, sinceramente, que aquí le hubiesen entendido sin descender a este recurso.


Permítame, sin embargo, utilizar el mismo estilo para exponerle el asunto desde el punto de vista de una persona sin odios ni sectarismos.
En lugar de en unos almacenes, como lo situaba usted, como sé de su gusto por el fútbol, digamos que la acción transcurre en un gran club de fútbol español:


Érase una vez un club en los primeros años 90, donde el presidente del club después de prestar grandes servicios al mismo, ganando muchas Ligas, empiezan a salpicarle escándalos de corrupción y de haber formado un grupo violento para "acabar" con los ultras definitivamente. Hay cambio de presidencia en el club. Llegan "los otros", los contrarios.
En su partido le provocan la sucesión, y él, que todavía tiene mucho mando, promociona a un sucesor. Pero este sucesor no gusta a los socios y después de unos años "rocambolescos", llega como candidato un personaje sin niguna experiencia y aparentemente "hueco". La fortuna le sonríe porque solo tres días antes de las elecciones a la presidencia del club, al otro candidato -que tenía ganadas las Elecciones- le sacan un escándalo (los del club rival) que es un "bombazo" y pierde las elecciones.


Este presidente, llamémosle por ejemplo J. L., comienza a desdilfarrar todo lo que el anterior presidente había conseguido, entre otras cosas, por la venta de unos terrenos y la construcción en ellos. Comienza a hacer desaguisados infantiles. Enfada a la mitad de los socios al enfrentarles con otra mitad etc. etc.


En esto que nombra, a dedo, un entrenador nuevo-de su línea- pero como lo hace tarde y mal no funciona y no gana ningún título. Como los presidentes malos, vuelve a cambiar de entrenador, otra vez a dedo, y ahora trae a alguien para que, partiendo de cero, gane algo. Pero el equipo rival es muy fuerte ahora y no puede ganar ningún título aunque ha quedado segundo en la Liga.
Otra vez el mal presidente quiere cambiar de entrenador y propone a una, que aunque no ha entrenado a ningún club importante ni ha ganado nada (estando de entrenador con él, en los inicios y fracasando) es muy amiga suya.
Pero el entrenador vigente dice que él es capaz de hacerlo mejor que el propuesto y dice que no se va porque tiene contrato en vigor y además ha mejorado mucho los resultados ya que partían de la nada.
Toda la maquinaria mediática del mal presidente (incluyendo un influyente columnista al que llamaremos O.I.) se pone en marcha para que el entrenador "oficialista" releve al actual.
En estas que los socios más disgustados con la gestión del mal presidente ven una forma de expresar su malestar apoyando al entrenador actual, quién se crece al sentir este apoyo de socios y jugadores y comienza a ganar partidos.
Como el mal presidente ve que este desafío va contra él mismo, moviliza, COMO SEA, a todos sus acérrimos, desde los hombres fuertes del club (llamémosles Pepe y Rubal) hasta los influyentes periodistas de su régimen y así lanzan artículos en contra de uno y a favor de la otra con argumentos tan de peso como que las encuestas dicen..., los de mi bloque de vecinos dicen...los de mi escalera apoyan más a...
Así que como los socios no son tontos eligen a ....


Saludos.

Perdón por la excesiva extensión.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal