Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

15 oct 2010

Cariño, hemos agrandado al titán

Por: José María Izquierdo

Tomas gomez2 Andamos hoy sin saber bien por dónde le entramos a la bicha. Escasos de noticias, hay que echar mano de imaginación o, en el mejor de los casos, volver a nuestras tácticas, que ya tenemos muy trabajadas, de lo que podríamos llamar “la increíble historia pero cierta del hombre creciente”, o bien “cariño, he agrandado al niño”. Podían haber optado por Gibraltar, que aunque a más de uno le ha alegrado la pajarilla para el editorial, al final no se han atrevido, que lo de Peter Caruana da siempre un poco de risa. Así que hay muestras para casi todos los gustos, y ya les digo que no sé bien por cuál decantarme. La de Abc me parece tan de Abc de toda la vida, eso que Anson llama el verdadero Abc, que era, antes que cualquier otra cosa, una permanente, obsequiosa y hasta obscena  reverencia a la monarquía, que tiene su gracia nostálgica. La de La Razón me gusta, porque hay que tener valor para armar la primera página por segundo día con una cosa tan fútil como lo de los perros y la presunta etarra. La de El Mundo es, también, típica y tópica de su director. Pertenece al género insidioso de a ver si logramos que se cabreen entre ellos, a la vez que agrandamos en pantalla gigante la chinita hasta que parezca el Teide. Luego están los comentaristas, claro, que esos ya van por donde les peta, y sólo les peta, o casi, el abucheo. ¿Son pesados estos chicos? ¿Sacarán alguna vez las patitas de la mesa camilla? ¿Levantarán la mirada hacia algún otro horizonte que no sea el pim-pam-pum de todos los días, que ya solo pueden repetirse como se repetían los antiguos castigos escolares de escribir mil veces la misma frase?

Y busquen en su mp3 el Imagine de Lennon. Resérvenlo hasta el final, que me lo agradecerán.

Seguro que muchos de ustedes, que les conozco, no prestaron ayer demasiada atención a la perra de Jaione Intxaurraga. Más exactamente, y para no liarla, la perra de la que era dueña Jaione Intxaurraga. Pues si no quieres una, dos. Título a todo trapo de La Razón: “Intxaurraga también recibió permiso para un concurso canino”. Y junto a tamaño escándalo, que no sé cómo no dimite toda la Audiencia, el Tribunal Supremo, el Constitucional, los Europeos de Estrasburgo y Luxemburgo, incluso el de La Haya, que no tiene nada que ver, se ofrece un sumario que dice lo siguiente: “Cubillas participó en dos asesinatos según un etarra del ‘comando Oker’ y no será extraditado a pesar del clamor de las víctimas”. Por partes, y no pienso hacer la broma de Jack, etcétera. Lo primero es saber que lo de Intxaurraga no era amor a su perrita cuando pasó la frontera para cruzarla, criatura, sino que todos sus desvelos por su perra collie eran debidos a que la presunta tiene un criadero de perros de esta raza. O sea, que no es que fuera cariñosa, cualidad que ya nos chocaba en una presunta. Por lo demás, misma historia de ayer: se la autorizó a salir, salió el 23 de abril –ayer, ya les digo- y volvió el 26, como tenía que hacerlo. Punto. Fin de la historia. Cinco columnas y a todo gas en la portada de un periódico de ámbito nacional.

Lo de Arturo Cubillas es otra cosa porque ahora resulta que no hay pil-pil donde no estuviera el ajo de Cubillas. Lo que cuenta La Razón es asunto bien conocido y se refiere al año 1985, cuando se desarticuló el comando Oker, al que pertenecía Cubillas. Entonces huyó a Francia, fue deportado a Argel y posteriormente a Venezuela. Todo sabido, pues. Pero también El Mundo lleva historia de Cubillas: “El jefe del ‘complejo Donosti’ se reunió con Cubillas en Venezuela”. Sumario: “Beobide lo admite en una conversación interceptada en la cárcel”. La negativa de anoche de la fiscal venezolana de extraditar a España a Cubillas ya ha traído bronca y más que va a traer. Ya hablaremos de ello.

Volvamos a La Razón que nos habíamos quedado a mitad de recorrido. Les decía que el tema de Gibraltar les ha gustado a los editorialistas: “Gibraltar y Venezuela pueden ser el paradigma del papelón diplomático diario del Gobierno socialista”Les decíamos de los comentaristas y el abucheo. José Antonio Vera se hace un poco de lío, la verdad. En un párrafo dice que “Nada ha dicho Chacón de prohibir los pitidos al Rey en la final de la Copa o la quema de retratos del monarca en Gerona”. Nada que objetar, que Vera tiene razón: Chacón no ha dicho nada de tales pitadas. Lo que pasa es que a continuación el Director de publicaciones de La Razón escribe lo siguiente: “Los aplausos, como los desaires, se los gana uno por sus obras”. No quiero ni pensar que Vera intenta meternos de matute la insidia de que los Reyes se merecieron “los pitidos en la final de la Copa o la quema de retratos en Gerona”. Soponcio que le va a dar a don José Antonio cuando se dé cuenta de lo que ha escrito.

Alfonso Ussía hoy se nos viste de institucional y ya se ha dado cuenta de que “quebrar la armonía de esta ceremonia –se refiere al homenaje a los caídos- con gritos, abucheos e insultos aprovechando el silencio imperante es una gamberrada”. Pero también se viste Ussía con los ropajes del bardo y me veo en la obligación de trasladarles a ustedes este su hálito poético, para que sus almas, al igual que la mía al leerlo, se reconforten con la paz de la comunión entre el militar y la inmensidad el universo mundo. Que las lágrimas no les impidan acabar el párrafo, por favor: “Lo vengo diciendo desde años atrás. La Mili. El Servicio Militar formaba y educaba. Los que la hicimos sabemos muy bien lo que significa el toque de oración. En mis quince meses de servicio, allá en Camposoto, saludé emocionado al ocaso más de cuatrocientos días. Se arría la Bandera, e inmediatamente después, se oye el toque de oración. Nadie ordena ni vigila. Y cada militar, jefe, oficial, suboficial o soldado, se vuelve hacia el sol que se esconde y saluda en posición de firmes mientras dura el toque de oración, el recuerdo a nuestros muertos, el homenaje a sus sacrificios. Un minuto milagroso donde no se oye ni el viento”. Ya le digo a Ussía que en los cuarteles de Tarifa se oye el viento. Vaya si se oye.

En Abc, gran foto de los Reyes en la inauguración del Curso Universitario y un gran título que dice: “La educación es el futuro”. Espacio menor para “Gibraltar ningunea al Gobierno y planta a España en una reunión”. También hay pequeño editorial -el grande es para la educación, por seguir con el tema de portada- para el Peñón: “Gibraltar se crece”, titula. De la cosa del abucheo se ocupa Carlos Herrera, el titular de la alacena, jamón y aceite insuperables. Escribe: “Un protocolo, nos hace falta un protocolo’, se dice la ministra de Defensa después de que silbaran a su ídolo político...” Parece que Herrera tiene una confusa de la relación entre una ministra y el presidente de Gobierno, pero no era eso a lo que íbamos. Porque nos ha llegado al alma que no tenemos esta sensible apreciación de Herrera: “Si se hizo cierto ese aserto político que consiste en no legislar en caliente -que tanto les gusta decir a los miembros de este gobierno- cuando un violador mata a una chiquilla o cuando un asesino adolescente convierte a alguien en cadáver después de salir de permiso de una cárcel a los tres meses de haber sido preso, convendría tampoco protocolizar en caliente. No hay problema, podemos esperar. Total, tampoco ZP va a salir tanto a campo abierto, que se sepa”. Su compañero de columna, Ignacio Camacho, aprovecha hasta el desierto de Atacama para dar en los dientes a Zapatero, que lo que no mata, engorda, y quien esto escribe puede dar fe de ello: “La cuestión es que antes lo abucheaban sólo los adversarios, lo que le permitía pasar el mal trago sintiéndose paladín del progresismo, y ahora él mismo teme el rechazo de sus huestes y no se atreve a ir a Rediezmo ni a dar la cara a campo abierto. Lo que daría por una foto con los mineros como la del chileno Piñera”. También de los mineros se acuerda José María Carrascal: “Ahora comprende uno por qué Chile lleva una ventaja considerable a las demás naciones hispanas". La misma, diría yo, que llevaba cuando Pinochet bombardeó La Moneda y sus militares, tan educados y formales, torturaban hasta la muerte a miles de chilenos. Las picanas, eso sí, eran muy modernas, que “llevaban una ventaja considerable a las demás naciones hispanas”.

El Mundo devuelve el protagonismo perdido durante estos últimos días a Tomás Gómez, al que reserva, ni más ni menos, que el ángulo del ring contrario al presidente del Gobierno. A la izquierda, tal y cual, a la derecha, otro tal y cual. Gran título de portada: “Tomás Gómez relanza la ofensiva para que Zapatero no se presente”. Sumario: “Indignación en la dirección socialista contra el líder del PSM por declararse partidario, al igual que José María Barreda, de la limitación de mandatos". ¿Qué ha pasado, se dirán ustedes, para tanto despliegue? Pues no ha pasado absolutamente nada. Que Gómez ha dicho que él es partidario de que se limiten los mandatos de los presidentes, lo mismo que antes dijo no una, sino doscientas veces, que su candidato es Zapatero. Importa nada lo segundo, exactamente igual que lo primero. Pero así tenemos oportunidad de escribir párrafos como éste: “Tomás Gómez, el hombre que dijo ‘no’ a Zapatero, que le ganó en las primarias madrileñas frente a su candidata Trinidad Jiménez, y que parece que quiere convertirse en la estrella emergente en el partido”. O editoriales que se titulan “Gómez sigue diciendo no a Zapatero”, y que permiten decir cosas, en el mejor estilo de la casa, como éste: “De la misma forma que Barreda no quiere que el derrumbe de la imagen del presidente del Gobierno le afecte en sus autonómicas, Gómez quizá ha tenido en cuenta que en Madrid Zapatero sufre un desgaste si cabe mayor que en otras comunidades. El paso que ha dado al relanzar la ofensiva iniciada por Barreda es arriesgado para él, ya que si -como vaticinaba la última encuesta publicada por El Mundo- Esperanza Aguirre le arrasa en las elecciones de mayo, su liderazgo será flor de un día”. Aquí tenemos para todos, se dirá Pedro J., que ya hemos logrado que la charleta se convierta en tesis doctoral. ¡Ah!, también tenemos editorial para destacar que “Chávez y Caruana se burlan del Gobierno”. Del abucheo se encarga Santiago González, que hoy también está gracioso: “Por mi parte, estoy a favor de la propuesta inicial de Carme Chacón. Urge un protocolo para impedir nuevas humillaciones al Gobierno de España, aunque no debemos confundirnos: una cosa es el protocolo y otra muy distinta es el proctólogo”.

Y ya puestos en chanzas y cuchufletas, voy a dejarles en este inicio de fin de semana con una pieza que estoy seguro que será de su agrado, que siempre me gusta que ustedes disfruten convenientemente de su asueto semanal, para que así puedan volver al blog de este esforzado catavenenos todos los lunes con el cuerpo cansado pero la mente lúcida y abierta. ¿Les gusta el circo? Y me refiero al de verdad, que el del Sol ya es otra cosa. Hablo de los circos con elefantes, con caballos, con forzudos, con equilibristas, con payasos, con trapecistas, con el hombre bala... Si es así, no se pueden perder este artículo que les traigo de nuestro nunca bien ponderado Salvador Sostres, el meritorio pundonoroso, que tanto nos distrae y deleita con su fina ironía y sus profundos análisis. Lo he guardado con cariño desde el martes, día 12, porque no he querido enturbiar con pequeñas cosas los discursos de nuestra fiel infantería, y nunca mejor dicho, que nos han tenido en un ay toda la semana. Cuando leí el texto de Sostres, en El Mundo, lo recogí con cuidado y lo guardé entre algodones en una vieja caja de té que reservo para los más preciados tesoros. Todas las noches levantaba la tapa y allí estaba, refulgente como el sol cuyo ocaso veía en la mili, ensimismado, Alfonso Ussía.

Ya saben que el sábado pasado, día 9, John Lennon hubiera cumplido setenta años de no haberse cruzado la pistola de Mark David Chapman en la puerta del edificio Dakota, en Nueva York, aquel 8 de diciembre de 1980. Entre los recuerdos y los homenajes, nos quedamos con la disección frase a frase -como es muy moderno él la denomina “fisking”- que  hace Sostres de la inolvidable Imagine. Voy a tener el inusual detalle de dejárselo entero, para que puedan releerlo y enseñárselo a sus amistades durante el fin de semana. Va por ustedes, y ya me dirán.

Canten todos, hombres también, que decían los curas en mi época del cuaternario.

"Imagine there's no Heaven [no hay valores, ni principios ni tensión espiritual]; It's easy if you try [hombre, sobre todo si lo intentas tú, degenerado]; No hell below us [impunidad total para hacer el mal]; Above us only sky [vacío, relativismo, trivialidad]; Imagine all the people [no puedo imaginar tanto, Juan]; Living for today [viviendo al día, como los indigentes de alma mileurista].
El sábado habría cumplido 70 años John Lennon, uno de los peores enemigos de la humanidad junto con Chomsky y Gandhi. Con su talento colosal y sus hermosísimas canciones intoxicó al mundo de relativismo y de rendición intelectual, de escapismo espiritual. Lenon, que tal vez exageró diciendo que era más famoso que Jesucristo, aunque tampoco tanto, creó el paradigma amoral del ninguna responsabilidad.
Imagine there's no countries [la alternativa no es más libertad, sino una tiranía mundial]; It isn't hard to do [y si vas ciego de LSD, todavía menos]; Nothing to kill or die for [tú fuiste fruto de mucha gente que murió para que tú pudieras vivir e incluso para que pudieras cantar estas preciosas tonterías]; And no religion too [borrar cualquier transcendencia para poder vivir sin ninguna responsabilidad]; Imagine all the people living life in peace [en eso pensaba yo viendo por la tele a Ahmadineyad].
Relajó la tensión que nos permite crecer y defendernos del mal, rebajó el propósito de los hombres y convirtió la vida en un asunto sin demasiada importancia. La conciencia le estorbaba y su receta era estar siempre colgado. Sus teorías fracasaron y fue un cínico sin excusa no haciendo nada de lo que predicaba.
You may say that I'm a dreamer [no, lo que digo es que eres tonto]; But I'm not the only one [en eso te doy la razón: los tontos sois legión]; I hope some day you'll join us [ni de coña, Juanito]; And the world will be as one [sí, unido en el frenopático].
Su propaganda solidaria estuvo siempre desmentida por su enorme riqueza y patrimonio. La loca con la que se casó, que va de lo mismo, aún cobra sus derechos de autor sin habérselos cedido, que se sepa, a ningún instituto de huérfanos.
Imagine no possessions [siempre contra la propiedad privada]; I wonder if you can [ni yo puedo ni tú tampoco pudiste, señor millonario]; No need for greed or hunger [el tópico es tan primario que no sé qué decirte]; A brotherhood of man [la única manera real que ha hallado la humanidad de pensar esto es el cristianismo]; Imagine all the people sharing all the world [¡calla, hombre, calla!].
Que el Imagine y otras canciones suyas como Give peace a chance o God permanezcan como himnos buenistas es una muestra más de la degradación moral de nuestra era, de nuestra preocupante incapacidad para distinguir el bien del mal, del estorbo que nos causa la conciencia en lugar de ser la base de nuestra actividad; del miedo que le tenemos a Dios, por cobardes y gandules, y del absurdo modo en que intentamos escondernos de él, negándolo, incluso contra la evidencia de que quien ya no existe es John Lennon".

Ya. Entero.

Hay 71 Comentarios

en busca de un loco regalos para su familia, para sus amigos y su cliente, todos los productos de la empresa; ver actividad principal, abajo, tales como: Rolex, Longines, Casio, Cartier, Omega, Tissot, Citizen, RADO, IWC, CHANEL. UGG botas, zapatos NIKE y así sucesivamente. la mayoría de los artículos se venden a precios de mayorista, encontrará de gran gangas aquí. Y tenemos una promoción de ventas a partir de ahora, comprar más, ahorrar más y obtener más! Por favor, póngase en contacto con nosotros.

El sitio web es: http://www.shoemkt.com

http://www.webuggbootssale.com

Los mejores deseos

Acabo de oir con mis propios oidos.Los asesores de Genová,13(pa el profesor de turno,el acento está ahí por apetencia personal)aconsejan a Mariano Rajoy,que no haga nada,que se puede acostar hasta 2012.
Aika payos entodavia no habís enjaliselao,pues hacerlo con vino del mejor.que lo vamos a necesitar.Cuando lleguen y nos enchorrilen las "medias" economicás "toas "de golpe,sus vais a enterar.¿el voto lo devuelven?A mí me da que no.Toy corralá No sabe,No contesta.Qué bién lo expresaba el Bertolt Brecht.¿Era europeo?

Luego diran que vigilemos las carteras,que hay "gitanos" cerca.¡na!.Ni consiendolas en la faltriquera nos salvamos.Lo mismo digo ¡¡¡¡socorro!!!!!.No nos queda otra que imputarnos.No me hace mucha ilusión,pero los vientos son los vientos y la ventaja es que parece que no tienes que saber inglés, ni aleman y ganas en prestigio.

Ultimamente el espacio político conocido como "la izquierda" parece el cunt de la bernarda. Al contrario de lo que ocurre en la esclerotizada derecha, aquí tienen cabida tooooodas las combinaciones imaginables.
Alguien puede definirse de izquierda y al mismo tiempo salir en defensa de un arribista de manual (yo también le leía en El País, sabeusté) que, con su habitual coherencia, es capaz de acusar "a los moros, los rojos o los de la sgae" de las lesiones sufridas en una vulgar pelea callejera entre bolingas, utilizar el manido recurso del pedigrí falangista de los media que no pertenecen a la caverna, aducir el muy diestro "todo el mundo" quiere que se vaya ZP o compartir las tesis de quienes vivieron en "extrema placidez" durante el franquismo y haciendo caja después a costa del terrorismo, a la hora de buscar una solución dialogada a un conflicto que llevamos arrastrando demasiados años.
Imagino que en el pack también se podría incluir, como hace Mariano NS/NC, el hecho de calificar de alta traición el que un presidente de gobierno intente involucrar al mayor número de partidos posibles en la gobernanza de la Nación. Lisergia digital pura en dosis homeopáticas, para que no duela.
Que por qué me meto donde no me llaman? Porque, en mi opinión, esa es la esencia de un blog.
Por eso y porque me jode que se mangonee con la literatura para adornar discursos en los que la pátina izquierdista no resiste ni un arañazo. Y utilizar tan alegremente el título del sobrevalorado libro de Salinger para lanzar un golpe bajo a almigmon por su ¿¡ excesiva !? participación en el blog, no solo denota una mala fé que huele demasiado a otra cosa más allá del legítimo debate político entre "izquierdistas", sino que demuestra que, del libro, tan solo se ha leído eso, el título.

El PP a 14 puntos del PSOE... Pedro J., Aguirre, Cospedal y su marido, Camps, Fabra, Arenas, Sortres. Hermann. Fedeguico, Aznar, Botella, Cascos, Arenas, el Oreja, la caverna...... Rajoy... ¡Huy, Dios mio!...¡¡¡Socorro!!!

Resulta que el personal está muy cabreado y la verdad es que todos tienen motivos para ello. Me refiero al personal de 'calidad' que es el que debe de preocuparnos, el resto como ya está acostumbrado a estar cabreado ni se le nota. Por ejemplo nuestro moralista Díaz Ferrán se ha mosqueado con el Blanco por no estar de acuerdo con sus apreciaciones y nos ha dicho que la culpa del paro la tiene el Pepe Blanco, pa que tú veas ahora que me habían convencido a mi que la tenía Zapo..., y naturálmente los currelas que trabajan pocas horas y cobran mucha pasta y ya con eso está cuadrada la reonda, ea. No ha comentado -supongo que por prudencia- la de horas que dedican al curre los 'buenos' empresarios -como él- y grandes directivos y el escaso pecunio que perciben por ello a pesar de no tener ellos nada que ver con el desempleo zapateril y blanquiano.

Y mi Merkel que ya ha detectado que los alemanes 'ya no disfrutan' de los inmigrantes como antes porqué se han dado cuenta que no saben hablar alemán, y es que los alemanes son muy despistados. Pues no te digo na cuando se de cuenta esta señora de que tampoco son altos ni rubios. Que nada, que dice que to el que no sepa alemán que ya puede ir cogiendo el portante, es curioso de Alemania hay que salir a buscarse las habichuelas cada mochuelo en su olivo por no saber alemán y en España por no saber inglés, a ver si se ponen de acuerdo en que idioma tiene que aprender el personal a manejar el pico y la pala leche.
Y en el plano nacional (¡joder que tropa!) dice nuestro proximísimo mandatario el Mariano (¡acuérdate de nosotros cuando estés en el reino de los cielos!) que al Zapo le han obligado a hacer recortes sociales los 'demás gobiernos europeos', ¡toma! ¿y a los demás gobiernos europeos quien los obliga?. O sea que el tiro del Mariano ha ido en la correcta dirección pero ha fallado el blanco, solo ha producido 'daños colaterales', pero bueno que como buenas intenciones tiene imagino que seguirá el tiro al blanco hasta que de uno en el clavo.

En fin que menos quejarse los parados de la mala vida que llevan que ya están viendo que los 'honrados y principales' también tienen sus problemas, yastá.

Interesante artículo de Javier Cercas, a propósito de las ideas políticas de Vargas Llosa. En él se llega a decir que "De ahí, me parece, vienen muchos de los males del pensamiento de la izquierda: de su sectarismo, de su rigidez, de su miedo a salirse del camino trillado, de su miedo a afrontar la realidad como es para cambiarla, de su miedo a la izquierda autoritaria, obsoleta, fracasada y cerril que parece la mala conciencia de la mejor izquierda".
Y sin embargo, el liberalismo (neoliberalismo o liberalismo de derechas), tal cual está planteado, implica la pérdida de la fe en el estado y el abrazo del mercado como (casi único) agente liberador y de progreso. Todo muy resbaladizo.

me ha molao lo de la canción de Juanito, sobretodo la "interpretación realista"

D. Víctor, en una cosa tiene razón, escribo mucho en este blog. Pero, ¿qué le voy a hacer? Es que me gusta, comento lo que dice JMI, respondo a los que me mencionan, agradezco las aportaciones que me parecen más notables y sí, quizá con demasiada frecuencia, rebato, critico o afeo lo que me parece rebatible, criticable o afeable. Y, oiga, de momento nadie se ha quejado...
Supongo que a alguno le molestará esta hiperproducción tanto o más que a usted, pero a día de hoy...
Por otra parte, independientemente de cuantos años haya pertenecido Tertsch a una empresa, convendrá conmigo, que coincidir aunque sea en una sola cosa de lo que diga este agitador, hoy por hoy, sólo puede resultar llamativo, no por lo de coincidir (que no es tan difícil caer en una trampa de ese populismo soez y barato que representa), sino por usarlo de referencia.
Además, él sólo se refería al día de la cabalgata militar, por tanto, me da que en el fondo usted tampoco coincidía con él.
En cuanto a las intrigas palaciegas de los medios de comunicación me va a permitir que le diga que uno está ya curado de espantos. En El Mundo, por ejemplo, echaron a Boyero (que no es santo de mi devoción) y más tarde cancelaron el blog de Pérez de Albéniz, el codificador, del que yo mismo era asiduo. Ambos casos por conflicto "ideológico" con el director. En Radio 3, otro ejemplo, hace unos cuatro años, se cargaron la programación echando de paso a nombres ilustres de la música en este país, que apostaron por la calidad rechazando ofertas millonarias y con el beneplácito de Diego Manrique, al que, finalmente, le han dado a probar la misma medicina. Más recientemente, la Ser se ha quedado en cuadro en deportes, por la absurda decisión de un presidente que no admitió que un empleado se le encarara...
Lo dicho, curado de espanto. Pero eso no es excusa para que si uno se llamaba Ramón diga que ahora se llama Pedro, no sé si me explico... Mercenarios, en todas partes, oiga. Pero también formas y formas...
Por tanto, me reafirmo, lo de Tertsch, bajonazo.
Y usted será de izquierdas, no lo dudo porque usted lo dice. Ahora bien, de la rama trotskista debe ser, porque si a la opción del diálogo con los asesinos, en un momento óptimo para ello, lo llamamos claudicación... Pues, difícil que nos pongamos de acuerdo nunca, D.Víctor. Pero se lo admito, oye uno cada cosa de todos y cada uno de los miembros de este gobierno que ya está uno inmunizado.
Otra cosa muy distinta es acusar de tibieza a JMI contra ETA, aún más cuando se arguye que es parte de una estrategia general de los medios de izquierdas en un intento supuesto de acercamiento a los asesinos por parte del PSOE. Eso ya es tan rebuscado que es difícil encontrarlo hasta en La Gaceta.
Insisto la tal Jaione, hoy por hoy, presunta, tanto como los altos cargos del PP que siguen en sus sillones. Y eso, me va a permitir, es bastante más grave que el doble cruce de fronteras y perras y bastante más grave también que una supuesta mala gestión de un gobierno. Y ahí, aún no le he visto incisivo, amigo Víctor. Ahí, no le he visto.
Por tanto, también me reafirmo en el segundo bajonazo.
Para finalizar y reafirmando mi pesadez genética y puede incluso que patológica, por favor, ¿me recuerda las malas acciones y las malas medidas tomadas por este santo varón apellidado Rodríguez Zapatero? ¿Me puede, a continuación, apuntar cuáles habría tomado usted? Insisto, porque lo hago con todos los críticos con el gobierno, lo espero de la oposición y siempre obtengo la misma respuesta: SILENCIO.

Qué buena persona es el señor Rajoy, ese hombre que tiene menos palabras que la cartilla primera, preocupándose por López, por la barrabasada que le ha jugado Zapatero al ponerse de acuerdo con los del PNV.
Cómo no te voy a querer, hijo mío de mis entretelas, viendo los sentimientos tan nobles que tienes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal