Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

13 oct 2010

Es el pueblo, que pita unido

Por: José María Izquierdo

Desfile300 Hombre, qué les voy a decir a ustedes. ¿Se sorprenden de que mande en los periódicos el abucheo al presidente del Gobierno? Está bien y es natural. Ese es el juego democrático. Los asistentes a cualquier acto público pueden expresar en libertad su opinión sobre los gobernantes. Podríamos insinuar un poco de respeto para algunos momentos especiales, máxime si los asistentes, como es de suponer, son amantes de las Fuerzas Armadas, y por ello acuden a una parada militar. Pero no parece que vaya a tener el menor éxito una llamada a la educación cuando están en juego los hooligans. Alguno de nuestros chicos, hoy del regimiento, profetiza, haciéndose el listo o curándose en salud, que los periódicos afines al Gobierno –ya me contarán ustedes dónde está esa batería de periódicos venga y venga a alabar a Zapatero- dirán que quienes pitaban eran de derechas. ¿Y qué otra cosa van a ser? No es creíble para nadie con dos dedos de frente que los militantes de la izquierda, desde IU hasta el extremo del PSOE, amén de otras formaciones de izquierda, incluso sindicalistas enrabietados, fueran quienes ayer se acercaron al madrileño Paseo de la Castellana para aprovechar el desfile y pitar al presidente del Gobierno. Insisto: está bien, es natural y es el juego democrático. La derecha pita al gobierno, que es del PSOE. Tan lógico como si hubiera sido a la inversa. Y si además entran en liza los jóvenes leones del partido de la oposición, más la ultraderecha organizada, pues aún más natural. Como lo es que se lance algún puntapié a Chávez por la ausencia de la bandera venezolana.
 
¿Pasa algo?, se dirá algún miembro chulo del equipo de Zapatero. Peor sería que los coroneles de la Legión nos cruzaran la cara con las fustas. Ya verán, ya.

La Razón: “Otra fiesta amarga para Zapatero: pitada antes, durante y después del desfile”. Sumarios: “Los gritos de ‘dimisión’ empañaron el homenaje a los caídos”; “El Rey y el Príncipe lamentan los abucheos”; “Para evitar las pitadas se alejó al público y se subió el volumen de la megafonía”. La foto es para la bronca –ya sería menos- que al parecer tuvieron en público Alberto Ruiz Gallardón y Zapatero por las financiación de los Ayuntamientos. La Razón dice primero no y después sí: en el editorial se lamentan las pitadas, pero también ese choque que les contamos, por no ser el lugar ni el día adecuados. Aunque, claro, no faltaría más y es el alcalde de Madrid  quien “tiene razón en las causas de su malestar”. Tendrá razón pero a lo mejor es que está un poco nervioso porque la deuda de su consistorio era a finales de 2009 de 6.762 millones de euros, que se dice pronto, el 23,5% de toda la deuda de los ayuntamientos españoles, 4,25 veces lo que deben Barcelona y Valencia juntas. Como para no discutir...

Alfonso Ussía, miren ustedes por dónde, no tiene ni una palabra de condena para quienes con esas protestas deslucieron ayer el homenaje a quienes desfilan “al paso de la decencia y el honor”. Ni tan siquiera le molestaron, o al menos nada dice de ellos, los gamberros que no guardaron silencio cuando el protocolo lo exigía en recuerdo a los caídos, que todo vale si hablamos de chillar a Zapatero. Ussía es de los que advertía al tiempo que justificaba: “¡Qué zipizape, qué marimonera, qué pelotera, qué trapatiesta, qué ridículo! Sus medios afines dirán hoy que el público era de derechas. Era el pueblo, monines. Todo consecuencia de las mentiras, del desgobierno, de la errática y funesta política social y económica. Bronca a la inutilidad, a la incompetencia, a la falsedad y al resentimiento”. ¿Sería don Alfonso de los que pitaban? También le suelta zapatazo a Chávez con su acostumbrada educación: “Se dice que el abanderado venezolano se puso malito (...) Mejor.Ya desfilará [la bandera] por la Castellana cuando Venezuela y los venezolanos se libren del millonario primate. No millonario de nacimiento o trabajo sino como consecuencia de su sentido de la distribución marxista del dinero del petróleo. Casi todo para mí y un poquito para los que estén de mi lado”.

Y sin irnos de La Razón, sólo advertirles que no se les ocurra pasarse por Sevilla, que su vida corre peligro: “La Junta de Andalucía convierte a Sevilla en la capital del aborto y la eutanasia”. ¿Y eso?, se preguntarán ustedes. ¿Llenarán de tremendo instrumental quirúrgico e innúmeras guillotinas el Parque de María Luisa? No se me alarmen, no se me alarmen. Pasa que el día 23 se inaugura en aquella capital un Congreso Internacional de Profesionales del Aborto y la Contracepción. ¿Han leído que son profesionales? Trece días después, habrá un acto en la Facultad de Derecho con el siguiente título: “Derechos en conflicto: aborto, eutanasia y objeción de conciencia”. ¿Capital de qué? Ya les digo que nos hemos vuelto o, mejor, se han vuelto locos.

El Mundo reserva menos espacio en primera a la pitada “Defensa acusa del abucheo contra Zapatero a ‘grupos organizados’”- porque necesita las cuatro columnas para otro titular: “EEUU constata que su ‘presión’ cambió la política de Zapatero”. Y en un sumario añade que “junto a la UE y el FMI le llevaron al plan de ajuste”. O sea, lo que ya sabíamos todos pero dicho meses después. Bueno. Dentro, columna de Federico Jiménez Losantos, hoy tan retorcida que parece obra de Bernini: “La verdad es que yo no sé si son de extrema derecha, de extrema izquierda o de extremo centro [quienes pitaron a Zapatero]. Lo que son es extremadamente zapateristas, sin respeto a los difuntos. Porque no respetar el toque de oración, la evocación silenciosa de los muertos por España, es muy parecido a lo que hace el Gobierno saqueando las tumbas del Valle de los Caídos. ¿Cómo van a respetar a los vivos quienes no respetan a los muertos? Hasta los que le abroncan son ya fruto político de Zapatero”. Les digo el título del editorial de El Mundo y ya se imaginan el resto: “Un presidente tutelado, burlado y abucheado”. Por si tienen un mal día o han tenido una mala noche: tutelado por Obama, la UE y el FMI; burlado por Chávez y abucheado por el público asistente al desfile. 

Abc titula “Otro desfile deslucido por la bronca a Zapatero”. Del editorial, “Otra fiesta del 12-O con bronca”, nos quedamos con el sumario: “Los gritos de ‘Zapatero, dimisión’ ni son nuevos ni plantean nada diferente a lo que las encuestas configuran hoy como un deseo mayoritario”. Martín Ferrand se decanta por comentar el ofrecimiento, según él, que ha hecho Carmen Chacón de su persona para suceder a Zapatero. Si él lo dice... Ignacio Camacho, miren por dónde, quita importancia a las pitadas de ayer al presidente: “De todos los abucheos que puede recibir Zapatero, el que menos le importa es del desfile del Pilar, tan tradicional que pronto habrá que incluirlo en el programa de actos. Esa bronca molesta al Rey, incomoda al Príncipe y pone en aprietos a las Fuerzas Armadas, testigos forzosos de un maleducado ajuste de cuentas que no va con ellos, pero al presidente lo reafirma en el papel que más le gusta, el de líder progre y pacifista repudiado por la derecha radical; desde su punto de vista es un ingrato gaje de oficio que no le compromete un solo voto y en cambio lo retrata por el perfil amable de víctima de los exaltados (...) Lo que de verdad inquieta a Zapatero no es que le silben en la Castellana sino que lo hagan en Rodiezmo, y eso ya le ha empezado a suceder hasta el punto de haber tenido que quitarse de en medio”. Se me olvidaba decirles que Abc también lleva en primera el anuncio de un nuevo capítulo de la serie sobre Regeneración. : “El PP incluirá en su programa un capítulo sobre la regeneración”. Y añade: “Rajoy retoma la antorcha regeneracionista y llevará a los comicios de 2011 las propuestas del pacto anticorrupción que lleva meses congelado”. ¿Se acuerdan lo que les decíamos de la regeneración de Aznar el lunes? ¿Sabemos ahora a qué ha venido la serie de Abc?

 ¿Y qué les voy a decir de La Gaceta? Título: “Monumental bronca a Zapatero”. Y el parte diario de su director, Carlos Dávila: “Ni siquiera la burda manipulación de TVE logró tapar el rechazo brutal a Zapatero. Cuando ya se despedía, cuando iba a subir a su coche oficial, instante en que arreció la bronca, TVE se puso unos instantes en verde, como una carta de ajuste de las antiguas. Pero fue inútil. Este hombre, aún presidente, notó por quinta vez consecutiva, pero en esta ocasión de modo más espectacular que nunca, la repulsa general de las gentes que ya no le soportan. El desfile de ayer pareció más una Cabalgata de Reyes, una parada casi circense, que una marcha militar. Un desastre de organización con el público literalmente entre rejas. Fue un día de la Fiesta Nacional pasado entre broncas. Un horror”.
 
Por cierto que el vídeo de hoy de Pedro J. Ramírez -¿les gustó el de ayer?- comienza de la siguiente manera: “Es posible, en efecto, que hubiera grupos organizados a través de Internet para abuchear a Zapatero (...) no tanto vinculados a las nuevas generaciones del PP, la mayoría de cuyos miembros son jóvenes demócratas respetuosos con los demás, sino tal vez próximos a la extrema derecha que renace, y no hay más que ver cómo en el quiosco ya hay quien llega marcando el paso a dar satisfacción a los nostálgicos de El Alcázar”. Curioso, ¿verdad? Pero sí, hoy le damos la razón a Pedro J.: “No hay más que ver cómo en el quiosco ya hay quien llega marcando el paso a dar satisfacción a los nostálgicos de El Alcázar”.

Y vamos a terminar con dos apuntes breves referidos a los grandes historiadores que tanto hacen por sacarnos del muladar de nuestra indigencia intelectual. César Vidal y Federico Jiménez Losantos siguen dando, impertérritos, sus clases de historia en es.RadioHablaron de la reunión entre Franco y Hitler en Hendaya y cómo pudo influir en la posición del dictador durante la Segunda Guerra Mundial. Nada añaden a lo sabido, claro, ¿qué podían añadir?, pero les cuento, por graciosa, la recomendación final a los oyentes: “Para los que quieran ahondar en el asunto, César Vidal recomienda uno de sus libros: 'Intrépidos y sucios: los españoles vistos por Hitler', que aunque el autor advierte que está descatalogado, “éste es el único estudio donde se recoge lo que Hitler pensaba de España y de los españoles y cómo esa peculiar visión influyó en su política". Para que nadie se equivoque.

Y para conmemorar el Día de la Fiesta Nacional, aun en la retina los legionarios que ayer desfilaron por la Castellana, les voy a transcribir un pedacito del blog de Pío Moa. Concretamente el que recoge una carta dirigida a la ministra de Defensa, Carmen Chacón y enviada a la prensa, según Moa, de Mariano Cañas, Coronel Infantería, Tercio Gran Capitán, que damos por obvio, aunque vaya usted a saber, que debe estar en la reserva. Éste es un párrafo de la carta que publica, íntegra, el apóstol del franquismo: “Está usted constantemente ofendiendo a las Fuerzas Armadas, prohibiendo honores que han sido tradicionales en Toledo, que tenían a gala los cadetes escoltar el Santísimo en la procesión del Corpus, ofendiendo y ocultando a los que solamente en un bando fueron héroes como es el caso del General Moscardó, la que según se dice, quiere prohibir la Salve Marinera, la que quiere que los legionarios no hagan honores al Cristo de la Buena Muerte. Si en mis tiempos de oficial de la Legión, se hubiera alguien atrevido a insinuar cosa semejantes todos los oficiales legionarios y jefes que ostentaban la medalla militar individual, le hubiéramos cruzado la cara con las fustas, porque con la mano hubiera sido un deshonor el hacerlo”.

Estas cosas publican los insignes historiadores.

Hay 101 Comentarios

Si me lo permiten les sugeriría un libro que ha estado descatalogado y a vuelto a ponerse en circulación. " El libro negro del comunismo " escrito por 6 ex-comunistas- que siguen siendo de izquierdas- Me resultó un poco pesado, pero mereció la pena. Sobre MOA -sólo he leído un libro, se lee fácil - no me acuerdo del título. Dice de él Payne .."una vez más pone de manifiestoel carácter estrecho, semicerrado, corporativista y endogámico del mundo español universitario del siglo XXI." ¿Po qué no se le acepta ?Gracias.

Sr. Izquierdo: ¿Se imagina Ud. que hubiera ocurrido si al homo superior le hubiesen abucheado unos jóvenes, presuntamente de izquierdas, en uno de sus desfiles?
Que pena da ver que estos hijos de la gran derecha se comportan como los miembros de ese mundo del aquelarre que conocemos por batasuna.
Lo del miembro inculto del grapo demuestra que los fascistas creen que se puede decir cualquier cosa, aunque sea incitar a la violencia. Espero que llegue el tiempo en que él y su coronel lo digieran con espanto.
Me imagino lo mal que debe de pasarlo con esta acumulación de imbéciles instigadores del odio. Reciba mi apoyo incondicional y, por favor Sr. Izquierdo, no desista. Buenas noches

Por cierto zabulón, te veo muy puesto con el pio trola, podrías decirme la marca de martillo que utilizaba este impresentable, para atacar seres humanos,

Que sí zabulon, hasta aquí llega tu halitosis, "CALANDRAJO" no comas tanto ajo.
Y si pasas a 500 metros de tu queridiiiiisimo "ASNAL" pendón, uy¡ perdón, aznar,suelta un tufo a bodega, que ya le vale, como a el, nadie le dice lo que tiene que beber, faltaría mas,

Currante, gracias por tu opinión. Yo creo que todos los partidos hacen lo mismo, con alguna variante. Si Vd. dice que tengo ideoogía, pues tal vez la ten ga. Soy Cristiana/católica. Ta sé que tiene pocos defensores públicos, pero no me importa estar en minoría. El católico del futuro será una persona de profundas convicciones- casi místico- y será pobre o solidario con los pobres o no será católico. Es duro. sí, habrá pocos, más que ahora, porque serán de verdad cristianos. Si tienes 2 pisos y tu vecino no puede pagar el alquiler, dale uno. Esa es mi ideología. Tal vez tenga Vd. razon y sí la tengo. Un saludo cordial

¡ Ay! Neposo,llevo media hora riendome.

Joer con el Zabulón de los cataplines... Ese nombre me suena a cuando nos teníamos que estudiar en la " doctrina" los doce hijos de ¿Jacob?.
Debes ser un rancio de narices!!!

Lotie, ¿a ti te gusta que haya enseñanza pública?, ¿te gusta que haya sanidad idem, que haya ayudas a los desempleados, que exista apoyo a los minusválidos?, presumo que si; bueno pues eso es ideología. Lo que no es ideología es ser hincha de un partido político independientemente de lo que este diga o gustarte más una persona que otra para presidir un país porque te cae más simpático.
De lo que dices deduzco que tú SI tienes ideología, lo que no eres es hincha.

"Artón "lo he puesto sin H, por placer,Hartar y Hartazgo me parecen poco.Lo recalco para los profes de turno.
Est@ que nos dice que nos igualaron o algo parecido para converger y entrar en el euro.¿No nos cambiaron la moneda de veinte duros por el euro?¿Ni el billete de cinco mil pesetas por el de cincuenta euros? Entonces a mí me timaron.
Me alegro por los mineros,que salgan todos,ha debido ser una experiencia horrorosa.Dicho esto,añado,¡ Viva el circo ! Las condiciones en las que esa gente trabaja "paluego"

Zabulón, perdón que vuelva a entrometerme en un comentario tuyo, pero, al decir de Pío Moa, no sólo "la enseñanza académica española" es muy floja. Debe de serlo también en el resto de países, pues tampoco se libran de sus críticas personalidades reconocidas, tanto dentro como fuera de España, como Ian Gibson, Raymond Carr, Paul Preston, etc.
Prácticamente, menos él, César Vidal y Payne (asiduos de LD), no se salva nadie.
Dices también que sólo es capaz de ponderar la valía de una obra en comparación con otras, quien las ha leído todas. A mí me basta ver un minuto de una película de Chuck Norris para saber que es una mierda. No necesito verla entera.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal