Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

21 oct 2010

¿Miedo? Pánico da Rubalcaba

Por: José María Izquierdo

Rubalcaba, Blanco y Zapatero, este miércoles en el Congreso (Foto:EFE) Hoy me siento generoso, miren ustedes por dónde. Y en esta gloriosa noche de cambios telúricos que cambiarán el rumbo de la humanidad, no sólo les voy a contar lo que dicen nuestros chicos del coro –no está mal lo de la brigada de Atapuerca: la utilizaremos- respecto al único, al increíble, al mejor, al peor, al más listo, al más malo. Con todos ustedes, ¡Alfredo Pérez Rubalcaba! Les daré más, amigos míos: les voy a enseñar lo que decían hace algunos días los más aplicados de la clase sobre el ya primer vicepresidente y que primorosamente guardé en la misma caja que aquella cosa de Sostres sobre el Imagine de John Lennon que tanto éxito tuvo de crítica y público. Trataban entonces de ir sembrando la maledicencia y la insidia para que creciera lo suficiente como para evitar su ascenso, en la ingenua creencia de que alguien les lee, excepto algún condenado a galeras como este catavenenos y, aun en el caso muy improbable de que alguien les visualice, encuentre sus ínfimos soportes, y se atreva con sus basurillas, les haga el menor caso. Pero se lo contaré, si no les parece mal, porque son el adelanto de lo que nos queda por oír y leer referido a la estrella rutilante, que yendo de sede a sede tendrá todavía más tiempo para utilizar el móvil de lo que ya hace, que no es poco. Pero antes de ese descubrimiento que les preparo, un rápido resumen por nuestros chicos, que se dividen entre los que insultan –más o menos- a Rubalcaba y los que le insultan sin más ni menos. Veamos si soy capaz de no hacerme interminable. A ello, que ya estamos tardando.

 

Elmundo1 Vamos a empezar con El Mundo, que llega dicharachero en la variedad de la primera página: “Zapatero deja España en manos de Rubalcaba”. Sumario: “Por primera vez en la Democracia alguien acumula los cargos de vicepresidente primero, ministro del Interior y portavoz del Gobierno”. Y surtido variado, que tenemos para todas y todos: “Dos degradaciones (Aído y Corredor), una patada hacia arriba (se supone que Pajín) y una recompensa (Jiménez)”. También tenemos para el nuevo ministro de Trabajo: “De manifestante contra la reforma laboral al ministro encargado de su puesta en marcha”. Y una maldad reduplicada: “El presidente utiliza la crisis para dar esperanza a Batasuna”, y “Asegura que la evolución de la izquierda ‘abertzale’ es ‘determinante’ y sus mensajes ‘no van a caer en balde’”, exactamente debajo de la foto de Rubalcaba, como señalando a quien los oye, junto a la “Inminente excarcelación de ‘Txelis’, ex número 1 de ETA”, como si fuera también una decisión del mismísimo Zapatero. En fin...

 

Del editorial, para que se vayan poniendo a tono, el titular: “Zapatero abdica en un virtuoso del trabajo sucio”. Primer párrafo, en la frente: “La remodelación del Gobierno llevada a cabo por Za­patero corrobora que todo es empeorable en esta vida. Los cambios efectuados demuestran que su proyecto está ago­tado, que no da más de sí, porque el nuevo Ejecutivo no sólo va a tener menos capacidad de gestión sino que ade­más pierde lo poco que quedaba de impulso democrático y del primigenio talante de Zapatero”. Y tras un desabrido paso por los nuevos y viejos ministros y ministras, a lo que íbamos: “Pero todo ello es accesorio comparado con lo que re­presenta la concentración de poder sin precedentes en la persona de Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente, mi­nistro y portavoz, que, además, servirá de interlocutor al CN1, depositario de muchos de los secretos del Estado (...) El presidente se ha entregado a un profesional del tra­bajo sucio como refleja su historial: desempeñó un activo papel para ocultar los crímenes de Estado en el último Go­bierno de Felipe González, fue el incitador del acoso a las sedes del PP en 2004, el responsable de Interior cuando se produjo el chivatazo del Faisán y el hombre que sigue obs­taculizando la acción de la Justicia que impulsan las vícti­mas del 11-M”. Lo de la muerte de Manolete está por comprobar. Ya saben que Isabel San Sebastián no va a ser más amable. Ni más original, que ya tenemos el caminito hecho y en corte y pega el párrafo de todos los días: “Un Gobierno que no mienta es precisamente lo que se aleja del horizonte de los españoles. ¿Por qué asciende Alfredo Pérez Rubalcaba a la categoría de vicepresidente y portavoz, sin abandonar la cartera de Interior? ¿Qué servicios va a requerir de él Rodríguez Zapatero en los próximos tiempos? ¿A dónde nos conduce este ascenso meteórico del hombre que, en la legislatura de 1993, puso voz a los embustes de Felipe González, Vera y Barrionuevo sobre los crímenes de los GAL; al que organizó y dirigió la masiva operación de agitprop que se montó en las horas posteriores a la masacre del 1 l-M-2004 frente a las sedes del PP, en plena jornada de reflexión previa a las elecciones; al que al inicio de la pasada legislatura negó una y otra vez la negociación política que estaba llevando a cabo el presidente con la banda terrorista ETA, que había contactado con él cuando nadie daba un duro por sus posibilidades electorales; al que ha sobrevivido a todos los cambios de liderazgo, a todas las tormentas y a todas las infamias?” Se lo muestro por si les suena... El vicedirector, Casimiro García Abadillo, se adhiere. Él, en general, se adhiere mucho.

Luis María Anson tiene más gracia y aprovecha el lance para alancear a Rajoy, en ese estilo tan característico del académico: “El nuevo vicepresidente ha sa­bido rubalcabear con acierto y le pondrá las cosas muy difíciles a Rajoy, aromado por los inciensos que en su loor queman todos los días Soraya y Dolores, para adormecer al líder con la rueca de plata, el halcón encantado, el bufón escarlata y los cisnes unánimes en el lago de azur”. ¿Qué, algo que señalar?

 Abc1 Pues no les digo nada de Abc: “Todo a Rubalcaba”. Sumario: “Zapatero apuesta por el ministro del Interior como capitán de un Gobierno con más peso político para intentar salvar la legislatura”. El editorial lleva un título un poco absurdo, la verdad, por aquello de la obviedad: “Crisis, pero Zapatero sigue”. Prescindible. Mejor los comentaristas. Martín Ferrand, tras saludar a Rubalcaba de modo similar, se encarga de los pellizcos de monja en el último párrafo: “Trinidad Jiménez, que sale y entra para demostrar que un fracaso con­tinuado y persistente, contumaz, es algo que Za­patero sabe apreciar y mantener a su vera”. Ignacio Camacho, al menos, se esfuerza un poco: “El entierro de la posmodernidad”, se titula su columna, y escribe que “se acabó la política líquida y juvenil del zapaterismo. El perfil del Gobierno se vuelve sesentón, grave y masculino”. Edurne Uriarte nos devuelve al caminito: “El caballero oscuro”, que ni les digo de quién habla ni lo que dice: la agitación del 11-M, la negociación con ETA. En fin...

 

Y ya les advierto que Hermann Tertsch llega rompiendo la pana: “Todo el poder a los soviets de Fouché”, se titula su cosa, y basa su argumentación, es un decir, en lo siguiente: “Es un Gobierno para el combate. Se acabaron las tonterías (...) Ahora hay que evitar la victo­ria del PP, a toda costa (...) Es un comando político de intervención para ganar las elecciones a pesar de la crisis y sus efectos (...) A movilizar los soviets bajo mando de Fouché. Rescata los planes de marginar al PP e integrar a todos los aliados posibles en una política de izquierdismo reforzado y hos­tigamiento e intimidación de la discrepancia. Entre los amigos potenciales estarán también la izquierda abertzale porque capítulo prioritario en este guión para año y medio es el final de ETA, pactado con ETA (...) Paradójicamente, dada la ineptitud de los cua­dros del zapaterismo, ha tenido que recurrir a braga­dos políticos del felipismo. Pérez Rubalcaba  es ya el todopoderoso vicepresidente de este Gobierno (...) No es descabella­do el temor a que se haya dado la puntilla a la ya malherida seguridad jurídica en España”. Y a continuación, como casi todos, advertencia a Rajoy para que se mueva. ¿Tienen claro lo que tan claro tiene Tertsch?

 Larazon1 En La Razón, gran foto de Rubalcaba y una pregunta: “¿El otro presidente?”. Tres sumarios: “Zapatero remodela el Gobierno ante su peor momento político y entrega el poder a Rubalcaba, que pasa a ser vicepresidente primero”; “Afronta el último tramo de la legislatura con las miras puestas en el fin de ETA”, y “La incógnita es si Rubalcaba abanderará el poszapaterismo o si es una estrategia del presidente para recuperarse y repetir en 2012”. Y resume el cambio en cinco guiños, dos degradaciones y un desencanto. Éste último es el de Carme Chacón, que según este diario alguien la dio como posible sustituta de Fernández de la Vega.

El editorial, que se titula “El Gobierno de Rubalcaba” va de lo obvio: “Su entronización [de Rubalcaba] como número dos y como portavoz le convierte en el auténtico factótum del Gobierno, de modo que bien podría afirmarse que el nuevo gabinete es más de Rubalcaba que de Zapatero”. ¿No les parece algo exagerado? En editoriales menores, reparto: los oros para “De la Vega, adiós tras una gran gestión”, y bastos para Moratinos: “Se va un ministro de Exteriores para llorar”. En un tercero, no parece gustarle mucho el ascenso de Trinidad Jiménez y muestra su desilusión porque se haya negado el premio de una vicepresidencia a Carme Chacón. La Razón no explica qué había que premiar. Ignacio Villa se muestra temeroso: “El PP tiene que reaccionar. Ya no es suficiente con esperar y pensar que la derrota de Zapatero es segura”. Y César Vidal, en un día como hoy, elige la coba a su presidente en Libertad Digital, Alberto Recarte con “El desmoronamiento de España”. Que tenga suerte en la recompensa...

Y ya en la otra dimensión de la galaxia, La Gaceta titula “Todo el poder para el heredero Rubalcaba” mientras Libertad Digital prefiere “Rubalcaba asume el mando en el peor momento de Zapatero”. Ni más ni menos que ocho de los columnistas habituales escriben sobre el cambio. Les digo los títulos, que tampoco hay que volverse locos: “Más de lo mismo”; “Emergencia socialista”; "Cuando Rubalcaba es la renovación"; “Freddy el socorrista”; “Por un auténtico cambio de Gobierno”; “¡Es Rubalcaba!”; “Un cambio para que todo siga igual”, y “Aquella fría tarde de domingo”.

Les decía, y cumplo, de algunas perlas de la semana pasada, e incluso de la anterior, sobre Alfredo Pérez Rubalcaba, que ya iban sembrando el camino de alegrías para saludar cualquier movimiento que le situara en un puesto de mayor visibilidad, fuera el que fuera. Por ejemplo, este editorial de La Gaceta de hace algunos días. Título: “La ambición tenebrosa”. Y decía así: “Si hacemos una encuesta entre cronistas políticos y diputados del Congreso, y les preguntamos qué ministro es el más hábil en el arte del fingimiento y el engaño, y además tiene pocos escrúpulos a la hora de decir una cosa y hacer la contraria, la inmensa mayoría no tardaría cinco segundos en dar el mismo nombre: Alfredo Pérez Rubalcaba (...) Desde hace meses, el Fouché hispano, el genio tenebroso de la política nacional, tiene claro que hay que actuar, que Zapatero es incapaz de remontar el vuelo, y alguien debe sacrificarse por el bien del PSOE (...) Pero, a pesar de que las encuestas le tratan muy bien, su fama de conspirador y mago de la propaganda, y sobre todo su célebre frase del 11-M: ‘España no merece un Gobierno que le mienta’, le perseguirán siempre y le convertirán en un candidato muy dudoso para unas elecciones generales”. Ya ven que es muy socorrido lo de Fouché... En el mismo periódico, la estrella ideológica emergente, José Javier Esparza daba cuatro razones por las que Rubalcaba no podría ser el sucesor de Zapatero. La primera, “porque Rasputín no puede ser zar (...) Se me hace difícil pensar que no bramarán ahora los cadáveres políticos que, sin duda, ha ido dejando en su camino”. Dos: “Porque es el hombre del 14-M”. Tres: “Por su responsabilidad en la catástrofe de la educación en España” y, cuarta, “por su historial manchado”, que auque era una mera repetición de la primera, Esparza la adornaba: “Aparte de ministro del Interior es el portavoz del Gobierno que fabricó aquel intento fallido de combatir el terrorismo que fueron los GAL, de la guerra sucia y el ministro de la más actual negociación con ETA”.

En Libertad Digital, a Alberto Gómez Corona, que tanto nos gusta en este blog –ver “Blanco sonríe;  Esperanza, no”, del 24 de setiembre- se le fue la boca: “Actualmente, el PSOE es más de izquierdas que el PSOE de los años 30; la Pasionaria en muchas cosas sería una monja al lado de las feministas de Bibiana Aído. Largo Caballero sería un mocetón brutote pero casi noble al lado de Rubalcaba”. Aunque a decir verdad, nos gustó más, que hoy repite argumento, José García Domínguez para arrear duro a la bicha: “Me refiero, claro, a Rubalcaba, el único político de talla que aún escolta al naufrago en su deriva. Un varón, por cierto, que reúne sendas taras, ontológica una y física la otra, que lo inhabilitan cara a la sucesión; a saber, es demasiado inteligente y demasiado calvo, estigmas ambos que suscitan el rechazo instintivo de las muy soberanas audiencias televisivas”.

Así, muy a bote pronto, un resumen de lo que dice la alegre muchachada: Rubalcaba al estrellato –y le espera lo que no está escrito-, regreso del felipismo, fin de los experimentos juveniles, Zapatero resucita -o deja la resurrección para Rubalcaba- y llamada de atención a Rajoy, que el muerto todavía no estaba enterrado. Algo ha debido de hacer bien Zapatero. Pero no me hagan mucho caso que sólo hemos empezado a hablar de este cambio...

¿Aún se acuerdan de Luciano Varela? Pues apunten este nombre que nos va a dar juego, Alberto Jorge, que a lo que se ve es juez del Tribunal Supremo, y que ha decidido empapelar, para qué ahorrarnos humillaciones al juez felón, a Baltasar Garzón por las escuchas del caso Gürtel. “Garzón laminó el derecho de defensa y destruyó los pilares del proceso penal”, dice Jorge.

 Cómo se enfade Rubalcaba...

Hay 93 Comentarios

Almigmon, comparto parte de lo que dices. Felipe aguantó muchísimo, aunque quizás ese fenómeno se debió a la calidad de sus gobiernos y a la comunión con la mayoría de la gente que pedía democracia a gritos y que él se encargó de normalizar. Cuando hablo de ese tercer mandato crítico me refiero a si en el segundo el presidente de turno ha tenido que aguantar crisis de calado, que cuestionen su valía o la necesidad de relevo. Con Felipe fueron el Gal y Filesa (una vez más me refiero a la impresión mediática) y con Aznar la guerra y en general su risa macabra cuando se quitó la careta de centrista; por supuesto el 11M completó el trabajo. Con Zp, la crisis económica parece que tendrá el mismo efecto. Cierto que el porcentaje de incesisos no es tan masivo; me expliqué mal, pensaba en la enorme masa de personas que tienen claro su tendencia (de izquierda en la gran mayoría) pero que no votan salvo por impulsos patrióticos como en 2004 y también en 2008 para que no triunfasen los conspiradores. Me temo que ese impulso sería mucho menor en 2012. Coincido en que no está todo el pescao vendido y que muchos de los que no gritamos tenemos la papeleta en la mano, pero de momento es una apasionante misterio por resolver si seremos o no suficientes. En lo que no coincido es en que la renuncia de Zp se interprete como una espantá; depende de como se venda. Puede interpretarse perfectamente como un ejercicio de responsabilidad, hay muchos precedentes en el mundo, y si se hace bien su sucesor sería beneficiado. En caso de que fuese Rubalcaba, por ejemplo, la continuidad con el gobierno de Zp en el que él ha sido y es clave acreditaría la evolución, la rectificación, y no la ruptura. Lo que no veo claro es que Zp transmita el mensaje de "por mi país mato", cuando no ha optado por ese puñetazo en la mesa hasta ahora ni por estrategia ni por talante, y ocasiones no han faltado. De la misma forma, no se me ocurre cómo se puede desmontar la imagen apocalíptica extendida por la caverna. Si han usado esa estrategia goebbels, es precisamente por su eficacia acreditada para envenenar y forzar tendencias. Este blog es precisamente la prueba de hasta qué punto manda. Ojalá tengáis razón tú y Currante respecto al tiempo; a mí me parece muy escaso para que la recuperación económica pero sobre todo el descenso del paro le den fuelle a la candidatura socialista. Ahí es donde se juega de verdad el triunfo, y a juzgar por las predicciones económicas (y por el sentido común de perros apaleados) no habrá creación de empleo hasta al menos 2013.

El que avisa no es traidor y llevamos semanas diciendoles desde este blog,algunos de forma muy explícita,que no se puede preparar un funeral sin tener difunto.Da hasta un poco de yu-yu,pensarlo siquiera .
La cara de Cospedal y Arenas,en la puerta del Senado,del mismo tono que la de Rajoy en su conferencia de prensa,páálidos, al borde del desmayo.¿no habrian desayunado?
JL,cada vez que nombren el Gal,por favor cuelga tu comentario,a ver si a alguien le da por leerlo y entenderlo.
Gracias.
Abajo el elcalde de fachadolid,junto con el rodriguez,portavoz de antes del diluvio que piensa más o menos lo mismo.A su casa a compartir tareas.

Compañeros y Compañeras,
La derechona extrema, cavernicola, casposa, rancia, recalcitrante, fascista, franquista, nazi y racista del PP,
junto con su marabunta mediática, ha intensificado en extremo su campañia contra nuestro glorioso partido,
con mentiras obscenas sobre nuestras relaciones con ETA y con la izquierda abertzale.
Quiero dejar meridianamente claro que los compañeros de ETA y los compañeros de la izquierda abertzale son nuestros hermanos ideologicos y nuestro objetivo inquebrantable es gobernar junto con ellos a la Euskaleria.
Si la circunstancias lo exigen, tambien estamos dispuestos a dejarles entrar en el gobierno central.
Los compañeros Josú Ternera, De Juana Chaos y Arnaldo Otegi son verdaderos patriotas, hombres de paz y tienen
madera de grandes hombres de estado.
En la situación actual de la lucha sin cuartel con la derechona, no podemos permitirnos el lujo de perder
la ayuda de los hombres con tantas cualidades.
Estoy convencido que todos los militantes y los votantes de nuestro glorioso partido comparten mi punto de vista.

Creo como almigmon que hay que darle tiempo al tiempo, el año y medio que falta de legislatura puede ser muy importante y dependerá de como evolucione la economía la cual en estos tiempos es bastante impredecible ya que vivimos 'tiempos raros' económicos.

Escucho en radio y TV, las declaraciones del Alcalde de Valladolid dedicadas a Leire Pajin. ¿quedan aún entes como este en nuestra tierra? Solo espero que cuando hable de su madre(si la tiene viva) de su esposa(si la tiene) o de su hija (si la tiene) les dedique los mismos epítetos, ya que entiendo que éstos están dirigidos a la Srta.Leire, por ser mujer. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Viva los machos ibéricos!!!!!!!!!!!!!!! Espero que el Sr. Rajoy le premie con algún cargo por su buen hacer y caballero.

Duda Razonable, lo lamento, pero no puedo estar más en desacuerdo contigo. A los políticos les vota la gente, como tú y como yo, y una cosa es lo que se dice en los bares o se comenta con el taxista y otra la que se hace en secreto y en sobre cerrado.
El ruido se lleva a un lado u otro el voto de los indecisos que no llega al millón y medio y que nunca vota en bloque a uno u otro.
El cambio verdadero lo refleja siempre lo que hace el electorado de la izquierda, esto es, si vota o se queda en casa.
Respecto al desgaste, tu teoría habría hecho que González perdiera en la 3ª candidatura y que yo sepa, perdió a la quinta. Aznar se presentó hasta 3 veces perdiendo y dos más ganando, siendo la 1ª victoria a por los pelos y se bajó en la 3ª consecutiva porque sabía que las encuestas no eran tan fiables como parecían. Y a Rajoy, ahí lo tienes, a por la 3ª.
Sigo viendo a Zapatero como el candidato para 2012 del PSOE y lo es, uno, porque me parece a día de hoy la mejor opción para ello y dos porque lo contrario me parecería cobarde por su parte, como lo fue la bajada de la feria del ínclito bigotito.
Y me lo parece porque para que se haga realidad el temido voto de castigo a ZP falta año y medio y porque me gustaría conocer datos de ese mismo voto de castigo si Zapatero no se presenta. Creo que se castigaría más a la opción del mutis que a la opción del "yo me presento, porque por mi país maato". Y me gustaría conocerlo, porque ante dos medidas consecutivas y de envergadura buenas para el país y buenas para el gobierno, a la derecha le pierde la prisa y a toda respuesta pide Eleccciones Anticipadas.
Hay que cambiar la imagen apocalíptica que le imponen a Zapatero si el PSOE quiere ganar las elecciones, sí, pero la clave será, una vez más, la capacidad que se tenga para movilizar las bases progresistas.
Tiempo al tiempo y veremos lo que pasa.

Da gloria leer al personal cuando no se tiene que dedicar a quitarse las moscas troll-eras de encima.

El GAL fué terrorismo de estado, se inició tras el asesinato de Carrero Blanco y, con distintas siglas pero los mismos mercenarios y policías, sobrevivió hasta el final de la primera legislatura de FG. España no demostró ser mejor que otros países democráticos que habían padecido esa lacra: EE.UU (Bin Laden), RU (el IRA), Alemania (Baader-Meinhof), Italia (Brigadas Rojas) ó Francia (OAS). Pero tampoco fué peor. La única diferencia (a nuestro favor, en el sentido de que prevaleció el estado de derecho) es que aquí sí hubo misnistros, secretarios de estado y generales en la carcel, en los otros países la oposición política no utilizó este tema para alcanzar el poder. Los del PP, herederos del franquismo, no dudaron en poner en riesgo la seguridad del estado (lo reconoció Anson) con tal de sacar a FG del poder. Contaron con la complicidad del Sindicato del Crimen, alguno de cuyos miembros jaleó al GAL en plena actuación (PJ, ese sí que sabe de trabajo sucio, no me refiero a la exuperancia sino a los cascos, amedos y perotes). Recuerdo la comisión de investigación que el PP abrión en el senado, cuando le tocaba comparecer al general Saenz de Santamaría y éste llamó a Martín Villa (ministro de interior con UCD y destacado militante del PP entonces) para informarle que pensaba responder a toda pregunta que se le hiciese sobre los tiempos de UCD ya que la actitud de la derecha le estaba pareciendo obscena (el PP perdió el culo para cerrar dicha comisión en unas horas e impedir esa comparecencia). Durante la primera legislatura de FG, creo que Rubalcaba era director general de universidades, vamos en todo el meollo de los GAL si no un mercenario, eso lo saben PJ y esa tropa porque si no habría que pensar que son tontos, saben que es un tipo íntegro. Pero le tienen miedo, mucho miedo, saben que es más inteligente, brillante y tiene más pedagogía y más credibilidad en el debate que todos los portavoces que pueda enfrentarle la derecha, ya lo sufrieron en la pasada legislatura como portavoz del grupo parlamentario y ahora vuelve su peor pesadilla. Por eso le atacan, le insultan le acusarán de todo, volverá el GAL a ponerse de actualidad. A esta gentuza le vale todo porque la democracia no es un fín para ellos, sino un medio para alcanzar el poder, a falta de un nuevo caudillo.

Capiroba; contesto a tu primera intervención de hoy sobre la vigencia de Zp, no sé si me equivoco al darme por aludido. Y pido a todos disculpas por la extensión, reconozco mi tendencia a la verborragia tal vez por deformación profesional. Pero me parece importante este debate porque será cada vez más pertinente en los próximos meses. Encuentro una contradicción en tu argumento. Para defender la candidatura de Zp, dices que hoy la democracia mediática manda, que se impone la impresión personal de los políticos tamizada por los medios de comunicación, dejando en un tercer plano el debate razonado en profundidad sobre sus actos. Pero si tienes razón en este argumento, que en mi opinión la tienes (hartos estamos de padecerlo en los seis últimos años con la persecución al individuo, no al presidente), no hay más remedio que reconocer el poder de la política-marketing en la impresión general que el país tiene sobre Zp, la persona. No entro en si es justa o no, sólo hablo del mal ya consumado y difícilmente recuperable a no ser que por arte de magia desaparezca ese sistema de acoso mediático. Nos guste o no, Zapatero es un cadáver político por ese efecto. Y él mismo no es una víctima pasiva de la mercadotécnia porque también la usó para vender con buen criterio el talante y la disposición al diálogo como bases de su estilo personal extendido a su estilo de gobierno. Ese talante se publicitó como activo político por oposición al estilo caciquil y soberbio de Aznar, y funcionó perfectamente en la primera legislatura cuando las cosas iban viento en popa gracias a la imparable máquina de la burbuja inmobiliaria. Pero ahí está la trampa: cuando estalla la crisis y se derrumba el castillo de naipes, a ojos de los televidentes el buenismo se convierte en blandismo. Con semejante panorama lo que se requiere es carácter, liderazgo, contundencia. El recurso a la negación en los primeros momentos, y los bandazos y los globos sonda en los siguientes, hasta que ejecuta las reformas obligadas por los mercados, dejaron tocado de muerte su prestigio como gobernante a la altura de las circunstancias, y hablo de su electorado y de la enorme masa de indecisos que decide el resultado de las elecciones, ya sabemos que la otra parte esta perdida. Este periódico precisamente ha sido el medio que con más credibilidad ha denunciado este hecho. También aquí hay parte de responsabilidad en el propio Zp: durante la primera legislatura el Psoe optó por callar ante la infamia diaria de las acusaciones por el 11-M, en la ilusa esperanza de que la gente reconocería esa infamia y se volvería contra los conspiradores. Sucedió todo lo contrario, es extendió la sospecha de que algo habría, y la certeza de que el que calla además de otorgar no tiene carácter para defenderse por responsabilidad de gobierno además de por dignidad propia. Dejarse apalear todos los días por la caverna es la continuación y la consecuencia de esa estrategia. Insisto, hablo de política-espectáculo para explicar su muerte política, no discuto su incuestionable sentido progresista y su buena voluntad, tan impotente ante toda esta rabia de la España Negra. En cualquier caso, creo que él mismo acepta este hecho cuando realiza el cambio de gobierno de ayer, y cuando sugiere que se sacrificará personalmente por el bien del país. Acepta su muerte y quiere morir matando. Por si fuera poco, ningún presidente en su segunda legislatura, y más con la que está cayendo, puede aspirar a un tercer mandato sin perder por el camino un porcentaje decisivo de votos, aunque sólo sea por hartazgo de ver la misma cara en televisión, que es una de los mandamientos básicos de la política-espectáculo. Ojalá fuera de otra forma, pero las cosas son como las interpreta la pantalla, no como las piensan las mentes, cada vez más escasas, que no caen en esa trampa.

En absoluto, capiroba, todo lo contrario. La intención de aquella propuesta era mostrar precisamente que de las críticas al Gobierno actual, más de la mitad eran inconsistentes y faltas de cualquier criterio. Que los problemas con los que hemos tenido que lidiar en esta crisis son más estructurales que coyunturales, y que ahí la responsabilidad, por acto o por omisión, es de todos: estudiantes, trabajadores, desempleados, sindicatos, empresarios, políticos, comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos, banqueros, brokers, especuladores, medios de comunicación y el largo etcétera de poderes fácticos.
El problema, efectivamente, es que para llegar a estas conclusiones hay que ser autocríticos, pero en la izquierda y en la derecha. Y ahí, lamentablemente, la derecha ni está ni se le espera.
Gran muestra de ello son, por ejemplo, las palabras del alcalde Javier León de la Riva.
¡Luego mis amigos pucelanos se quejan cuando los de los alrededores llamamos a su ciudad Fachadolid!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal