Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

21 oct 2010

¿Miedo? Pánico da Rubalcaba

Por: José María Izquierdo

Rubalcaba, Blanco y Zapatero, este miércoles en el Congreso (Foto:EFE) Hoy me siento generoso, miren ustedes por dónde. Y en esta gloriosa noche de cambios telúricos que cambiarán el rumbo de la humanidad, no sólo les voy a contar lo que dicen nuestros chicos del coro –no está mal lo de la brigada de Atapuerca: la utilizaremos- respecto al único, al increíble, al mejor, al peor, al más listo, al más malo. Con todos ustedes, ¡Alfredo Pérez Rubalcaba! Les daré más, amigos míos: les voy a enseñar lo que decían hace algunos días los más aplicados de la clase sobre el ya primer vicepresidente y que primorosamente guardé en la misma caja que aquella cosa de Sostres sobre el Imagine de John Lennon que tanto éxito tuvo de crítica y público. Trataban entonces de ir sembrando la maledicencia y la insidia para que creciera lo suficiente como para evitar su ascenso, en la ingenua creencia de que alguien les lee, excepto algún condenado a galeras como este catavenenos y, aun en el caso muy improbable de que alguien les visualice, encuentre sus ínfimos soportes, y se atreva con sus basurillas, les haga el menor caso. Pero se lo contaré, si no les parece mal, porque son el adelanto de lo que nos queda por oír y leer referido a la estrella rutilante, que yendo de sede a sede tendrá todavía más tiempo para utilizar el móvil de lo que ya hace, que no es poco. Pero antes de ese descubrimiento que les preparo, un rápido resumen por nuestros chicos, que se dividen entre los que insultan –más o menos- a Rubalcaba y los que le insultan sin más ni menos. Veamos si soy capaz de no hacerme interminable. A ello, que ya estamos tardando.

 

Elmundo1 Vamos a empezar con El Mundo, que llega dicharachero en la variedad de la primera página: “Zapatero deja España en manos de Rubalcaba”. Sumario: “Por primera vez en la Democracia alguien acumula los cargos de vicepresidente primero, ministro del Interior y portavoz del Gobierno”. Y surtido variado, que tenemos para todas y todos: “Dos degradaciones (Aído y Corredor), una patada hacia arriba (se supone que Pajín) y una recompensa (Jiménez)”. También tenemos para el nuevo ministro de Trabajo: “De manifestante contra la reforma laboral al ministro encargado de su puesta en marcha”. Y una maldad reduplicada: “El presidente utiliza la crisis para dar esperanza a Batasuna”, y “Asegura que la evolución de la izquierda ‘abertzale’ es ‘determinante’ y sus mensajes ‘no van a caer en balde’”, exactamente debajo de la foto de Rubalcaba, como señalando a quien los oye, junto a la “Inminente excarcelación de ‘Txelis’, ex número 1 de ETA”, como si fuera también una decisión del mismísimo Zapatero. En fin...

 

Del editorial, para que se vayan poniendo a tono, el titular: “Zapatero abdica en un virtuoso del trabajo sucio”. Primer párrafo, en la frente: “La remodelación del Gobierno llevada a cabo por Za­patero corrobora que todo es empeorable en esta vida. Los cambios efectuados demuestran que su proyecto está ago­tado, que no da más de sí, porque el nuevo Ejecutivo no sólo va a tener menos capacidad de gestión sino que ade­más pierde lo poco que quedaba de impulso democrático y del primigenio talante de Zapatero”. Y tras un desabrido paso por los nuevos y viejos ministros y ministras, a lo que íbamos: “Pero todo ello es accesorio comparado con lo que re­presenta la concentración de poder sin precedentes en la persona de Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente, mi­nistro y portavoz, que, además, servirá de interlocutor al CN1, depositario de muchos de los secretos del Estado (...) El presidente se ha entregado a un profesional del tra­bajo sucio como refleja su historial: desempeñó un activo papel para ocultar los crímenes de Estado en el último Go­bierno de Felipe González, fue el incitador del acoso a las sedes del PP en 2004, el responsable de Interior cuando se produjo el chivatazo del Faisán y el hombre que sigue obs­taculizando la acción de la Justicia que impulsan las vícti­mas del 11-M”. Lo de la muerte de Manolete está por comprobar. Ya saben que Isabel San Sebastián no va a ser más amable. Ni más original, que ya tenemos el caminito hecho y en corte y pega el párrafo de todos los días: “Un Gobierno que no mienta es precisamente lo que se aleja del horizonte de los españoles. ¿Por qué asciende Alfredo Pérez Rubalcaba a la categoría de vicepresidente y portavoz, sin abandonar la cartera de Interior? ¿Qué servicios va a requerir de él Rodríguez Zapatero en los próximos tiempos? ¿A dónde nos conduce este ascenso meteórico del hombre que, en la legislatura de 1993, puso voz a los embustes de Felipe González, Vera y Barrionuevo sobre los crímenes de los GAL; al que organizó y dirigió la masiva operación de agitprop que se montó en las horas posteriores a la masacre del 1 l-M-2004 frente a las sedes del PP, en plena jornada de reflexión previa a las elecciones; al que al inicio de la pasada legislatura negó una y otra vez la negociación política que estaba llevando a cabo el presidente con la banda terrorista ETA, que había contactado con él cuando nadie daba un duro por sus posibilidades electorales; al que ha sobrevivido a todos los cambios de liderazgo, a todas las tormentas y a todas las infamias?” Se lo muestro por si les suena... El vicedirector, Casimiro García Abadillo, se adhiere. Él, en general, se adhiere mucho.

Luis María Anson tiene más gracia y aprovecha el lance para alancear a Rajoy, en ese estilo tan característico del académico: “El nuevo vicepresidente ha sa­bido rubalcabear con acierto y le pondrá las cosas muy difíciles a Rajoy, aromado por los inciensos que en su loor queman todos los días Soraya y Dolores, para adormecer al líder con la rueca de plata, el halcón encantado, el bufón escarlata y los cisnes unánimes en el lago de azur”. ¿Qué, algo que señalar?

 Abc1 Pues no les digo nada de Abc: “Todo a Rubalcaba”. Sumario: “Zapatero apuesta por el ministro del Interior como capitán de un Gobierno con más peso político para intentar salvar la legislatura”. El editorial lleva un título un poco absurdo, la verdad, por aquello de la obviedad: “Crisis, pero Zapatero sigue”. Prescindible. Mejor los comentaristas. Martín Ferrand, tras saludar a Rubalcaba de modo similar, se encarga de los pellizcos de monja en el último párrafo: “Trinidad Jiménez, que sale y entra para demostrar que un fracaso con­tinuado y persistente, contumaz, es algo que Za­patero sabe apreciar y mantener a su vera”. Ignacio Camacho, al menos, se esfuerza un poco: “El entierro de la posmodernidad”, se titula su columna, y escribe que “se acabó la política líquida y juvenil del zapaterismo. El perfil del Gobierno se vuelve sesentón, grave y masculino”. Edurne Uriarte nos devuelve al caminito: “El caballero oscuro”, que ni les digo de quién habla ni lo que dice: la agitación del 11-M, la negociación con ETA. En fin...

 

Y ya les advierto que Hermann Tertsch llega rompiendo la pana: “Todo el poder a los soviets de Fouché”, se titula su cosa, y basa su argumentación, es un decir, en lo siguiente: “Es un Gobierno para el combate. Se acabaron las tonterías (...) Ahora hay que evitar la victo­ria del PP, a toda costa (...) Es un comando político de intervención para ganar las elecciones a pesar de la crisis y sus efectos (...) A movilizar los soviets bajo mando de Fouché. Rescata los planes de marginar al PP e integrar a todos los aliados posibles en una política de izquierdismo reforzado y hos­tigamiento e intimidación de la discrepancia. Entre los amigos potenciales estarán también la izquierda abertzale porque capítulo prioritario en este guión para año y medio es el final de ETA, pactado con ETA (...) Paradójicamente, dada la ineptitud de los cua­dros del zapaterismo, ha tenido que recurrir a braga­dos políticos del felipismo. Pérez Rubalcaba  es ya el todopoderoso vicepresidente de este Gobierno (...) No es descabella­do el temor a que se haya dado la puntilla a la ya malherida seguridad jurídica en España”. Y a continuación, como casi todos, advertencia a Rajoy para que se mueva. ¿Tienen claro lo que tan claro tiene Tertsch?

 Larazon1 En La Razón, gran foto de Rubalcaba y una pregunta: “¿El otro presidente?”. Tres sumarios: “Zapatero remodela el Gobierno ante su peor momento político y entrega el poder a Rubalcaba, que pasa a ser vicepresidente primero”; “Afronta el último tramo de la legislatura con las miras puestas en el fin de ETA”, y “La incógnita es si Rubalcaba abanderará el poszapaterismo o si es una estrategia del presidente para recuperarse y repetir en 2012”. Y resume el cambio en cinco guiños, dos degradaciones y un desencanto. Éste último es el de Carme Chacón, que según este diario alguien la dio como posible sustituta de Fernández de la Vega.

El editorial, que se titula “El Gobierno de Rubalcaba” va de lo obvio: “Su entronización [de Rubalcaba] como número dos y como portavoz le convierte en el auténtico factótum del Gobierno, de modo que bien podría afirmarse que el nuevo gabinete es más de Rubalcaba que de Zapatero”. ¿No les parece algo exagerado? En editoriales menores, reparto: los oros para “De la Vega, adiós tras una gran gestión”, y bastos para Moratinos: “Se va un ministro de Exteriores para llorar”. En un tercero, no parece gustarle mucho el ascenso de Trinidad Jiménez y muestra su desilusión porque se haya negado el premio de una vicepresidencia a Carme Chacón. La Razón no explica qué había que premiar. Ignacio Villa se muestra temeroso: “El PP tiene que reaccionar. Ya no es suficiente con esperar y pensar que la derrota de Zapatero es segura”. Y César Vidal, en un día como hoy, elige la coba a su presidente en Libertad Digital, Alberto Recarte con “El desmoronamiento de España”. Que tenga suerte en la recompensa...

Y ya en la otra dimensión de la galaxia, La Gaceta titula “Todo el poder para el heredero Rubalcaba” mientras Libertad Digital prefiere “Rubalcaba asume el mando en el peor momento de Zapatero”. Ni más ni menos que ocho de los columnistas habituales escriben sobre el cambio. Les digo los títulos, que tampoco hay que volverse locos: “Más de lo mismo”; “Emergencia socialista”; "Cuando Rubalcaba es la renovación"; “Freddy el socorrista”; “Por un auténtico cambio de Gobierno”; “¡Es Rubalcaba!”; “Un cambio para que todo siga igual”, y “Aquella fría tarde de domingo”.

Les decía, y cumplo, de algunas perlas de la semana pasada, e incluso de la anterior, sobre Alfredo Pérez Rubalcaba, que ya iban sembrando el camino de alegrías para saludar cualquier movimiento que le situara en un puesto de mayor visibilidad, fuera el que fuera. Por ejemplo, este editorial de La Gaceta de hace algunos días. Título: “La ambición tenebrosa”. Y decía así: “Si hacemos una encuesta entre cronistas políticos y diputados del Congreso, y les preguntamos qué ministro es el más hábil en el arte del fingimiento y el engaño, y además tiene pocos escrúpulos a la hora de decir una cosa y hacer la contraria, la inmensa mayoría no tardaría cinco segundos en dar el mismo nombre: Alfredo Pérez Rubalcaba (...) Desde hace meses, el Fouché hispano, el genio tenebroso de la política nacional, tiene claro que hay que actuar, que Zapatero es incapaz de remontar el vuelo, y alguien debe sacrificarse por el bien del PSOE (...) Pero, a pesar de que las encuestas le tratan muy bien, su fama de conspirador y mago de la propaganda, y sobre todo su célebre frase del 11-M: ‘España no merece un Gobierno que le mienta’, le perseguirán siempre y le convertirán en un candidato muy dudoso para unas elecciones generales”. Ya ven que es muy socorrido lo de Fouché... En el mismo periódico, la estrella ideológica emergente, José Javier Esparza daba cuatro razones por las que Rubalcaba no podría ser el sucesor de Zapatero. La primera, “porque Rasputín no puede ser zar (...) Se me hace difícil pensar que no bramarán ahora los cadáveres políticos que, sin duda, ha ido dejando en su camino”. Dos: “Porque es el hombre del 14-M”. Tres: “Por su responsabilidad en la catástrofe de la educación en España” y, cuarta, “por su historial manchado”, que auque era una mera repetición de la primera, Esparza la adornaba: “Aparte de ministro del Interior es el portavoz del Gobierno que fabricó aquel intento fallido de combatir el terrorismo que fueron los GAL, de la guerra sucia y el ministro de la más actual negociación con ETA”.

En Libertad Digital, a Alberto Gómez Corona, que tanto nos gusta en este blog –ver “Blanco sonríe;  Esperanza, no”, del 24 de setiembre- se le fue la boca: “Actualmente, el PSOE es más de izquierdas que el PSOE de los años 30; la Pasionaria en muchas cosas sería una monja al lado de las feministas de Bibiana Aído. Largo Caballero sería un mocetón brutote pero casi noble al lado de Rubalcaba”. Aunque a decir verdad, nos gustó más, que hoy repite argumento, José García Domínguez para arrear duro a la bicha: “Me refiero, claro, a Rubalcaba, el único político de talla que aún escolta al naufrago en su deriva. Un varón, por cierto, que reúne sendas taras, ontológica una y física la otra, que lo inhabilitan cara a la sucesión; a saber, es demasiado inteligente y demasiado calvo, estigmas ambos que suscitan el rechazo instintivo de las muy soberanas audiencias televisivas”.

Así, muy a bote pronto, un resumen de lo que dice la alegre muchachada: Rubalcaba al estrellato –y le espera lo que no está escrito-, regreso del felipismo, fin de los experimentos juveniles, Zapatero resucita -o deja la resurrección para Rubalcaba- y llamada de atención a Rajoy, que el muerto todavía no estaba enterrado. Algo ha debido de hacer bien Zapatero. Pero no me hagan mucho caso que sólo hemos empezado a hablar de este cambio...

¿Aún se acuerdan de Luciano Varela? Pues apunten este nombre que nos va a dar juego, Alberto Jorge, que a lo que se ve es juez del Tribunal Supremo, y que ha decidido empapelar, para qué ahorrarnos humillaciones al juez felón, a Baltasar Garzón por las escuchas del caso Gürtel. “Garzón laminó el derecho de defensa y destruyó los pilares del proceso penal”, dice Jorge.

 Cómo se enfade Rubalcaba...

Hay 93 Comentarios

JOSE, desde la soledad de mi habitación percibo el fétido olor de tu miedo... un segundo, voy a vomitar

JOSE | 21/10/2010 11:24:43
--------

Tu mismo te calificas.

¿acaso es mentira algo de lo que se dice de rubalcaba?¿tambien nos quieres poner tonto, como ya nos pone zp?¿izquierdo te puedo preguntar una cosa?eres disminuido psiquico,eres tonto, eres, gay ,tienes un poster de zp en la puerta del water,te la meneas viendo su sonrisa,o simplemente eres tonto?


Con José Javier Esparza (más conocido como "el del parche") no se meta ud. que a mí me cae muy bien.

La ultra derecha le tiene pavor a Rubalcaba. Pero a la vez, cierta simpatía. Hoy desayunando he oido a dos ultras de mi barrio decir que el Gran R es el único que les cae bien del Gobierno.

Ahora volveremos al GAL, seguro. Imágenes, textos de las declaraciones del Gran R durante esos meses... La portada de El Mundo es manipuladora en exceso. Concuerdo con lo que lo mejor es el anuncio de los vinos. ¿Obsesión? Jajaja.
Isabel San Sebastián dijo el otro día (no sé ya que en qué tertulia) que "los españoles estamos ya hartos de los catalanes y los vascos". Entiéndase: Españoles = a los ultras como ella; Catalanes y vascos = por contraste, no españoles; Los que no pensamos como ella y como quienes la contratan para que suelte esas burradas = no somos españoles tampoco o, si lo somos, estamos traicionando a la Patria.

Al fin ZP reacciona !!!!!! Toquemos a rebato.

Saludos cordiales.

Buenos días Sr. Izquierdo y la compaña: Bueno, pués Zapatero ha dado un paso al frente y ha desbaratado el dolce far niente del de la tumbona y el purito. Según fuentes bien informadas, ayer mismo preguntó como está lo de su plaza de registrador de la propiedad en ese puerto mediterráneo del paraíso gurteliano, porque lo de la poltrona en la Moncloa lo empieza a ver "en globo".
Está por confirmar que en los alrededores de Génova 13 se hayan agotado los pañales king size ante lo que se avecina, y tampoco está confirmado que el responsable de mantenimiento de la sede PPera haya recibido la orden de ir preparando una placa para poner en el frontispicio del despacho de Marianico con la excelsa frase acuñada por el sr. Ánson, a partir de "aromado por los inciensos..."
Como no podría ser de otra manera, todas las brigadas atapuerquensis han salido en tromba al toque de... (iba a poner de la trompeta del séptimo de caballería) pero no, en la Atapuerca mediática aún funcionan a golpe de cuerno de mamut.
O sea, que parece que ZP lo ha hecho bien y los muñequitos con la efigie de Rubalcaba están llenos de alfileres en las diversas cavernas. Como ud. bien dice Sr. Izquierdo, lo de Manolete está en proceso de investigación, pero no sería de extrañar que le achaquen lo del último vuelo de Carrero Blanco.
Tampoco está demostrado que el parking de la sede del PSOE, en Ferraz, esté lleno de blindados dispuestos a salir en cualquier momento llenos de soviets, según la teoría de Tertsch, que anoche debió salir en labores de espionaje y acabó donde suele "cantándole al piano del amanecer" según versos del Sabina.
Confieso, sr. Izquierdo, que el comentario del tal Gómez Corona de LD sobre la calvicie de Rubalcaba y su impacto en la imagen televisiva, me tiene preocupado. Creo que mi incipiente caída de cabello puede coartar mis aspiraciones de aparecer en una TDT de esas. Para ello, parece que es mucho más aconsejable salir con un parche en el ojo, el pelo lleno de grasa y los hombros llenos de caspa De Prada style. ¡Eso si que es cool!!
¡Joder, que tropa!!

Pues a mi me encanta que Rubalcaba sea el otro presidente, que Zapatero se lo haya dado todo y que haya dejado España en sus manos. Que sea calvo e inteligente, no es más que una ventaja que le damos al PP, para que Mariano, sin tener que trabajar mucho, pueda ganar las próximas. ¡Generosos que SEMOS!


Un clásico moderno de la divulgación, en versión Digital, con sus cantamañanas mas ilustrados, se ha apoderado de la libertad de expresión para convertirla en una acción de terrorismo oral cuyas 9 mm parabellun son el insulto, la insidia, la calumnia y la mentira. Estos buscadores de orígenes se afanan en desenterrar los ismos mas dictatoriales de la autocracia Las peripecias de estos nuevos arquetipos de la divulgación apocalíptica, son una entretenidísima y trepidante aventura de la “brigada atapuerca”, donde la acción, la diversión y la intriga se combinan magistralmente para gozo de todo el necrófago equipo Aquí está la reinvención del periodismo digital a cargo de El Mundo, ABC. La Razón, Intereconómia y demás palmeros aspirantes al mega estrellato del gran circo mediático y virtual que hoy están cabreados por no dar ni una en el clavo y porque el “azote del PP” (Rubalcaba), vuelve de nuevo como portavoz del gobierno

Hermann Tertsch ha superado al Moa y al "Gore" Vidal
en su ignoracia histórica supina, pues resulta que para hacer impacto con el titular de su diario detrritus cerebral, convierte al republicano y revolucionario ministro de interior francés en partidario de Trotsky, Lenin y de los soviets: “Todo el poder a los soviets de Fouché".
·Este Fouche, por lo que dice Tertsch, que además es el inventor de conspiraciones de madrugada en bares de alterne, estuvo un siglo y pico antes fundando soviets por toda Francia. Genial.

¡Diossss! Esa garra amenazante de Rubalcaba en la portada de El Mundo. Estamos condenados a sufrir en el infierno. Nuestros hijos peligran, nuestras casas corren riesgo de ser demoilidas (o cubiertas de micrófonos y cámaras) ¡Anatema! ¡Aparta de mí esa garra! ¿Renuncias a Rubalcaba, Stalin redivivo? Sí renuncio, y reconozco que los enemigos del alma son tres: Rubalcaba, el demonio y la carne, que El Mundo ahora es un amigo del alma, como Camps y su magistrado de cámara. Adiós, réprobos, arrepentíos que el Gran Hermano ya está aquí: tiene barba y es calvo y es amigo de Txeroki. ¡¡¡¡Apocalipsis!!!

Aunque hoy ya lo han cambiado, en la portada de la lisergia digital (que cada vez la actualizan menos) tienen un anuncio del nuevo Apocalipsis económico, a modo de informe, escrito por el jefe de todo eso. Hasta ayer, cuando pasabas el ratón por encima aparecía un mensaje que decía: --"El desmoronamiento de España". Ya a la venta -- . Ta claro, no?
Leyendo las interesantes aportaciones de quienes os prodigáis más en horario nocturno, quisiera introducir para quienes no lo conozcan, el concepto de "democracia de audiencia", imprescindible para entender lo que está ocurriendo. Como sucesora de la democracia parlamentaria y la democracia de partidos, la democracia de audiencia incide en la relación entre política, marketing y los todopoderosos media. Imagen versus ideología.
Lo apunto porque observo una tendencia, en mi opinión poco meditada, a hacerle los coros a quienes, interesadamente o de buena fe, cuestionan el liderazgo de ZP cara al 2012, buscándole sucesores hasta debajo de las piedras. En la política española, los experimentos con gaseosa. Os acordáis de la bicefalia aquella Borrell-Almunia, o del pacto psoe-iu a pocos días de las elecciones del 2000 ? Yo sí. Y más que me acuerdo de la mayoría absolutista que vino después y de la desesperanza que cundió entre los progresistas.
El mensaje de la derechona viene a lomos de la histeria. Y la histeria es muy contagiosa.
-----------------------------------------------
Os dejo un par de enlaces sobre la democracia de audiencia:
http://marcvergesros.bloc.cat/post/3040/44636
http://res.uniandes.edu.co/view.php/143/1.php

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal