Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

05 nov 2010

Un inocente con un macizo

Por: José María Izquierdo

Portada de La Razón del 5 de noviembre Es que no se puede con ellos. Les dejas un notición, como la derrota de Obama –“Ha sido una paliza"- y la desperdician. Ya no les duran las cosas, a no ser ETA o Rubalcaba ni dos días. Son como niños malcriados: acumulan tantos juguetes que no saben valorar el nuevo coche grúa. ¡Cuidado que les podía dar juego! Miren que el camino iniciado por las comparaciones entre Obama y Zapatero prometían, pues nada, un día y ya. Así que los hacedores de las primeras páginas tienen que rebuscar entre la basurilla variada para llevarse algo a la boca. Noticias recicladas de otros periódicos, falsa polémicas siderales por cosa absolutamente menores, más defensas de Dragó... En fin, un desastre que nos obliga a irnos hasta la charleta con los parroquianos en la taberna para dar lecciones a esos sinvergüenzas de políticos.

Si no fuera por las cosas de la religión, que hoy les traemos un surtidillo que para eso es fin de semana: La  Razón sigue fiel con el Papa, que viene a España con un macizo y a lo mejor tiene que encargarse de él –del Papa, no del macizo- un ministro masón.

Les dije ayer lo de la política de barra de bar. Portada de La Razón: "El dinero que reciben los sindicatos serviría para no congelar 205.000 pensiones”. Fíjense: les acepto que no es un título demagógico si ustedes me aceptan que tampoco son demagógicos estos otros dos: “El dinero que recibe la Iglesia serviría para no congelar tropecientas pensiones”, o “El dinero que se gasta en militares, cañones, tanques y aviones de combate, ya ni les digo la cantidad de pensiones que se podrían descongelar”. A otra cosa. Pero es peor, ya se lo advierto. Llamada en primera página: “Los apellidos Zapatero y Rubalcaba tendrán más peligro de desaparecer que el de Aznar”. El sumario lo explica un poco, pero la tontuna ya está escrita. Y careta en la mesa está presa. Y como la lengua está para hablar, Núñez Feijóo dice lo siguiente: “La mayoría, católica o no, está a favor de que el Papa visite España”. ¿Les ha preguntado a ustedes? A mí tampoco.

Les dije lo del campeonato de La Razón y el Papa. Hoy compite Cristina López Schlichting. Para no alargarnos: “No parece haber tirado de la manta de la pedofilia por interés alguno. Tan sólo se ha inclinado con toda humildad delante de la verdad, inmolándose si se quiere, convencido de que de la verdad no puede salir nada malo. Reconozco que no he visto nada más puro desde que era una jovencita”. Ya les digo que cuesta trabajo pasar de esta blancura destellante al sucio juego de la política, que José Antonio Vera se ha inventado una teoría de la política de aquí te espero. “López se consolidaría como un lendakari fuerte si se plantara ante agresiones como las que supone el pacto Zapatero-Urkullu”. Para demostrar cosa tan ingenua, Vera no duda en enseñarnos, ingenuamente, su método de trabajo para llegar a tales conclusiones teóricas: “He tenido ocasión de conversar largamente durante dos días en Vitoria con diferentes personas...”. Se lo dije: la barra del bar y el taxista. Porque solo así se pueden entender afirmaciones de este cariz: “Bono y Vázquez triunfaban siempre porque nunca aceptaron imposiciones ni de Ferraz ni de Moncloa”. Les ha ido de miedo, sí. Querían ser presidentes y se han quedado en lo que se han quedado. Un triunfo. Y si les parece poco, se lo dicen a Vera.

Y vamos un ratito con Alfonso Ussía, que ya saben de mis debilidades. Se queja el insigne articulista de lo mal que escriben y hablan casi todos los seres mortales. Menos él. Es que él es otra cosa. Un ejemplo: lamenta Ussía la utilización del término ‘humanitario’ en frases como “desastre humanitario” o, que ya me irán ustedes dónde lo han oído, “terremoto humanitario”. Y se pone muy digno: “Basta y sobra que hagan un esfuer­zo sobrehumano y dediquen menos de un minuto a la lectura. Busquen la página 839 del Diccionario de la Lengua Española de la RAE en su última edición. O en la edición que tengan a mano. Apenas un minuto de lectura les recomiendo. ‘Humanitario, ria. (Del latín, humanitas, humanitatis) Adjetivo. Que mira o se refiere al bien del género humano. 2/ Benigno, caritativo, benéfico. 3/ Que tiene como finalidad ali­viar los efectos que causan la guerra u otras calamidades en las personas que las pade­cen’. Hablar del ‘drama humanitario’ de los saharauis equivale a definir su tragedia de benéfica y caritativa. Quizá por ello no les hacen caso. A leer”. Pues mire usted, don Alfonso: leemos la tercera acepción. ¿Usted la ha leído? ¿Y si la ha leído, qué problema ve?

Abc1 Y digo yo: ¿Les habrá dado a todos hoy un ataque desmesurado de humorismo? ¿Ussía le ha contagiado el desparrame del chiste? ¿Quizá haya sido Antonio Burgos? Portada de Abc, y les juro que no me invento ni palabra, que ustedes ya me conocen: “De la Vega amenaza con seguir trabajando por la felicidad de la nación”. Y bajo un titular que dice: El bienestar que dejó María Teresa", sin apellidos, como la vecina de la esquina, que a Rajoy le llamamos Mariano, un cúmulo de desgracias, desde la congelación de las pensiones a las comidas que da Cáritas. ¿Verdad que es tan gracioso como La Razón? Otro titular: “Rato media en el PP asturiano en busca de un candidato de consenso”. Por lo pronto, Rato, que no Rodrigo. ¿Y no habíamos quedado en la despolitización de las Cajas que tan suciamente practicaba el PSOE? ¿Qué pinta el presidente de Caja Madrid, que se debe dedicar a lo suyo, que para eso le pagan con largueza, metiéndose en política partidaria? ¿Y no era muy antiguo Rubalcaba, para que nos traigan a Rato o Álvarez Cascos?

En la Tercera Página, Abc no se anda con Cristinas y le encarga hablar del Papa a Julián Herranz, que es cardenal de la Curia Romana. Le excluimos del concurso porque no valen familiares ni compañeros de empresa. Dentro, Carlos Herrera e Ignacio Camacho se rebotan por lo de los apellidos. Carlos Herrera titula su columna “Me llamo Juan Mierda”. (Ahora que caigo, a lo mejor lo de la gracia ha sido cosa de Herrera). Y arranca así el texto: “No había otro  problema en España. El gobierno estólido que nos regula la vida ha decidido reorganizarnos los apellidos (...) ¿Y eso era fundamental? ¿Aporta algo la nue­va regulación? Evidentemente no (...) Si esta gilipollez, tan pro­pia de la alegre muchachada que nos gobierna y nos cambia la vida, prolifera ante las ventanillas del registro, llegará un día en el que apellidos como Zapatero habrán desaparecido de la faz del solar patrio”. Camacho también se apunta a la tesis de en qué tonterías andan los ministros: “Con las cosas que tiene pendientes este Gobierno y no para de meterse en simbólicas nimiedades de ingeniería social”. Pues nada, que hoy es el día de la barra del bar. Con café con leche, cruasán o churros.

Y El Mundo sigue dándonos lecciones de periodismo y abriendo su periódico con noticias que el día anterior ya las había dado otro, en este caso El PAÍS: “El Gobierno ve ‘inconstitucional’ la primacía del apellido paterno”. Sumarios: "Sostiene que la nueva norma es ‘objetiva, aséptica y neutral’ y que su raíz es en ‘defensa de la Igualdad’/ El PP considera que es una ‘cortina de humo’". ¿Cortina de humo? ¿Para tapar qué cosa? Pues El Mundo lo sabe, que a él no se la dan: “Siendo mal pensados, podría pensarse (sic) que la intención del Ejecutivo es distraer la atención con una idea peregrina de los graves problemas económicos y sociales de España”. Absurda contradicción, porque o es una tontuna o los problemas que tapa no son tan graves. A Santiago González, ¿qué tenemos que decir hoy?, tampoco le gusta. Raro, ¿verdad?

Más gusto da leer la enésima defensa de Sánchez Dragó en El Mundo: El PSOE presentará una denuncia ante el Defensor del Menor de Ma­drid, Arturo Canalda, contra el escri­tor Fernando Sánchez Dragó por ‘pederasta confeso’. Los socialistas, eso sí, llegan un poco tarde. El pro­pio Canalda abrió un expediente informativo hace unos días. El acoso coincide con un manifiesto firmado por destacados intelectuales que de­nuncia la campaña de ‘odio hacia un escritor por haberse referido, de forma por lo demás literaturizada, a un hecho inequívocamente ampara­do por la ley’". Y El Mundo anuncia que “esta noche el escritor se defenderá en Veo7”, la televisión de Pedro J., que a un amigo nunca se le deja en la estacada. Ya hemos hablado mucho de este tema, pero quiero insistir, una vez más, en la falacia, lo diga quién lo diga, de que se trata de algo “literaturizado”. Porque no es verdad que sea literatura.

Por cierto, ¿ya no hablamos de Obama? ¿Ya nos hemos cansado? Pues así parece y apenas si hemos encontrado en estos diarios la columna del gran Federico Jiménez Losantos, incansable de decir la más gorda cada día: “Gallardón y Rajoy han salido con premura de bomberos, tan deprisa que recordaban al Bombero Torero, para atacar el Tea Party, gigantesco movimiento popular norteamericano contra la subida de impuestos, la injerencia del Gobierno en todo y la corrupción de una casta política que desprecia al pueblo que arruina”. ¿Y por qué habrán hecho esta horrible cosa –que tampoco la han hecho, pero eso carece de importancia- uno y otro? Pues por lo siguiente: “En su línea de bailarle el agua a la izquierda prisaica, el candidato del PP a La Moncloa y el candidato a candidato son los únicos políticos de derechas en todo el mundo que no han celebrado la aplastante derrota de Obama, del Partido Demócrata y de medio partido Republicano”. Pero el malo, el realmente malo es Gallardón, para qué más subterfugios: “El alcalde de Madrid ha ido, como de costumbre, más lejos de lo que la prudencia aconseja a su ruinosa y liberticida ejecutoria. Ha dicho que ‘un Tea Party sería malo para la democracia española’”. Y final: “Claro, que la ruina de Madrid bajo Gallardón es justo el modelo político contra el que se ha creado el Tea Party. ¡Cómo le va a gustar!”.

En Libertad Digital enfocan la visita del Papa de otra manera: “El sex symbol del Vaticano lleva sotana”. Y dice así: “Sonrisa seductora, piel bronceada, ademanes de galán, porte atlético... y sotana. Georg Gaenswein es la mano derecha del Papa Benedicto XVI, auque sus perfectas facciones han despertado el interés de propios y extraños. Incluso, una línea de ropa tiene su nombre, que le dedicó Donatella Versace”. La cosa sigue, no se crean: “Lo que existe entorno a monseñor Gaenswein es auténtico furor. Con la llegada del Papa al Vaticano, llegó su secretario, y con él, los suspiros encadenados de las féminas. Su aspecto llamó rápidamente la atención, y las principales revistas se volcaban en alabar el espectacular porte y belleza de este modelo con sotana. Incluso Avvenire, el diario de la conferencia episcopal italiana, hacía un parón en sus virtudes espirituales y lo describía en términos, digamos, más terrenales: "...1,80 de altura, físico deportivo y sin lugar a dudas, un hombre hermoso". Y acaba así: “A buen seguro que durante la visita del Papa a España, muchos flashes estarán persiguiendo a Gaenswein, y mucha de la atención se centrará en su persona”. 

A ustedes a lo mejor no les gusta, pero a mí Carlos Dávila me parece un tipo extraordinario, que ha logrado, lo que no es sencillo, estar más cabreado cada día que el anterior. Será la acidez de los chicharrones. Disfruten: “Es una costumbre inveterada: este bochornoso Gobierno intenta siempre cubrir sus faltas, sus desastres, con piruetas presuntamente progresistas. Ahora la añagaza es doble: por un lado, reducir a tres el número de miembros para ser considerada ‘familia numerosa’, siempre y cuando uno sea el progenitor solo. O sea, un agravio para las familias con tres hijos. El otro ardid, el otro disfraz  para la catástrofe, es el cambio en los usos de los apellidos. Primero, es mentira; llega tarde, eso ya se puede hacer ahora mismo. Segundo, eso que se puede hacer es la excepción, porque el uso, la costumbre de toda la vida en España, es el apellido del padre primero y luego el de la madre. ¿Que eso es machismo? Francamente, el o la que lo diga es un perfecto gilipollas. ¿Por qué tenemos que aguantar a tanto imbécil?”.

Eso digo yo. ¿Por qué tenemos que aguantar? Título de La Gaceta: “Caamaño, afín a la masonería, y el católico Jáuregui se disputan las relaciones con la Iglesia”.

A ver si estas inclinaciones del ministro de Justicia les despistan y se me van a quedar sin la pulsera-rosario-con-cruz, que por cincuenta céntimos de nada “podrás enseñar a todo el mundo que estás orgulloso de ser católico”.

Y además hacen bonito. Que está Georg Gaenswein. 

Hay 97 Comentarios

Uno llega a dudar a veces de que la evolución humana se remonte a un millón de años atrás. Sobre todo cuando echa un vistazo al nivelazo de debates sociales que nos sorprenden cada día.
De todo lo que se comenta hoy, me llama la atención el anuncio del PSOE de que planteará el "asunto Sánchez Dragó" ante el Defensor del Menor. Lo digo porque hace un par de días, Tomás Gómez anunció que, en caso de llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid, modificaría a 3/5 la mayoría parlamentaria necesaria para elegir al Defensor del Menor, despolitizando así una Institución que le hace el caldo gordo al Gobierno al que supuestamente debería supervisar. Dicho lo anterior, Arturo Canalda, Defensor del Menor para quien no lo sepa, tendrá que lidiar con su valedora, Esperanza Aguirre, que ya ha salido al paso en defensa cerrada del confeso pederasta. Éste sí que es sin duda un duelo interesante. Aguirre versus Canalda. ¿Cómo saldrá del paso un Defensor del Menor acostumbrado a lanzar dardos contra el Gobierno de la nación sin tener competencia legal para ello mientras se deshace en elogios del Gobierno de Esperanza Aguirre un día sí y otro también? ¿Aprovechará Belén Esteban este drama histórico para arremeter contra quien tanto daño le ha infligido? No se lo pierdan.

A mi me parece mu requetebién, todavía tenemos en la memoria otros santos papás que se hacían acompañar allí donde los cambios de sus altos cargos los llevaban de un coro de monjitas especializadas cada una en su especialidad, una tenía cara de cocinera, otra de planchadora, otrota de chica para todo... en fin cosas todas que aunque efectivas podían hacer malpensar a los malpensadores de siempre (que hay cada uno por ahí...). El papa Ratzinguer ha acabado de un plumazo con todos los maledicientes habidos y por haber, ha despedido a toda la cohorte de solteronas y solo lleva en su haber a un apuesto, cachas y guapetón mozo que por su aspecto puede cubrir con creces todas las habilidades de las hacendosas monjitas, dejando aparte falsos feminismos.
Solo le veo un defecto al apuesto acompañante y es precisamente ese, que es de una apuestéz tal que a poco que uno no sea de piedra le hacen aparecer las orejas de la parte femenina que uno inevitablemente lleva dentro. Este pecadillo mío tendré que confesarlo pero prefiero hacerlo con el cura de mi pueblo para evitar confrontaciones con el jefe.

Hola a todos. Hoy el comentario me sabe especialmente mal por dos motivos: uno, porque tengo que reconocer que estoy en parte de acuerdo con el débil mental que responde al apellido Dávila, ya que efectivamente, la opción de alteración de los apellidos ya existe desde hace 10 años (sin mencionar el hecho de que si yo fuese mujer, tendría otros intereses más perentorios en cuanto a igualdad, como salarios y promoción laboral -excepto en el denostado mundo del funcionariado-); y dos, porque nuestro ojo izquierdo ha patinado en el tema de Ussía con el uso del diccionario. Aunque seguramente será cosa del intempestivo horario.
Un saludo.

Por fin! Gracias a dios! España entera era un clamor pidiendo que se solucionara de una vez el tema de los apellidos... Muchos años de espera han sido hasta que jose luis y alfredo, esos demócratas, tolerantes y progresistas, han cogido el toro por los cuernos y han solucionado ese problema sangrante que nos tenía a todos en un sinvivir.
Ha todos los que intentaban distraernos hablando de los 5 millones de parados y cosas así espero que se les caiga la cara de vergüenza por malvados.
Jo, es que... me siento tan seguro con jose luis y alfredo, sé que ellos se desviven por España, nada de intereses personales y partidistas.
Viva el PSOE y viva Leyre Pajín!

Evidentemente, si el cambio de apellidos fuese o fuera una tontería o gilipollez, no levantaría tantas ampollas en machistas recalcitrantes. El caso es desviar la atención de algo que debería haberse zanjado hace años y que "por el peso de la costumbre" se ha dejado aparcado, como la ley de libertad religiosa. ¿Es que acaso el postergar la ley de libertad religiosa no es importante? Entonces, ¿por qué atacamos a los apellidos y no protestamos enérgicamente ante el estancamiento de dicha ley? Mmmm... me temo que estos misóginos se revuelven cuando le tocan el punto de flotación. Nosotras estamos acostumbradas a que nos digan María Teresa o Lola, pero ellos, ilustres caballeros de pelo en pecho, están acostumbrados a llamarse por el apellido de no menos ilustre padre... pero, ¿qué pasaría si el apellido ilustre fuera el de su madre? ¿perderían lustrosidad? Eso creo que... lo sabremos en unos años.

Hermano Palojo:
El inmediato advenimiento de Vuestro Santo Padre a este descreído país debe hacer que esta comunidad vele más que nunca por la pureza de sus pensamientos. Tú comentario de 04/11/2010 10:23:50, me sonroja como candorosa doncella asotanada lo cual puede llevar a la LUJURIA a algún Miembro desviado de nuestra comunidad, aunque este no es el verdadero motivo de mi temor. Aunque ya sabes que soy ateo gracias a dios (este Santiago no pierde el ingenio ni en su cuarta juventud, es admirable), no se me despista que un subidón de SOBERBIA a mi edad puede ser muy peligroso y la comparación desaforada en la que me colocas como parte casi mayor que el total pudiera producir ese efecto secundario si no fuera por qué la vergüenza ajena lo ha superado. Piensa que esa adjetivación tuya puede incitar a la parte mas innoble de nuestra comunidad a la ENVIDIA y que se desate su IRA en mi contra (ya, ya se que ese no era tu interés, pero ya sabes que el diablo siempre anda suelto).
Así que sacudiendo mi natural PEREZA y al tiempo que satisfazgo mundanamente mi GULA tomándome el 'cafelito' al tiempo que escribo, me he apresurado para que no pongas en peligro tu alma y la de los demás miembros de la comunidad incitándonos al pecado, si no quieres que me chive al santo papá.
Espero que la AVARICIA me apriete menos al trabajo hoy y tenga tiempo de leer algunos buenos comentarios de ayer que solo he podido ver de pasada como paisaje de pasajero de autobús. Os veo.
Saludos

Por que tenemos que aguantar a tanto (...)?
Jajaja, que autoretrato.
Que problema tendra el que se pueda elegir tu apellido, que problema habra para que una pareja pueda decidir si seguir la costumbre o cambiar al gusto, que problema habra para poder cambiarse el apellido cuantas veces quieras.
Pero si creo que hay otras cosas que , lamentablemente, estan mas en orden de urgencia por regular.

« Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal