Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

14 ene 2011

¡Cuánto estalinista... en el PP!

Por: José María Izquierdo

Ra Andan los chicos del coro muy preocupados por el implacable acoso que sufre la religión católica en nuestro país. Un horror, oigan, que no se puede encontrar una iglesia, ni te dejan asistir a misa, ni los obispos están por todas partes, ni los colegios están llenos de curas, nada, oigan. Perseguidos, están los católicos perseguidos, que uno se asoma al balcón y allí ve a mesnadas de jóvenes desatados corriendo a palos y horcas a los curas viejos por avenidas y calles mayores. Pero también les guardo una sorpresa, que uno de nuestros afamados catedráticos ha descubierto la verdadera ideología política de Rajoy y Cascos.

Estalinistas, dice Maestre.

  
En La Razón, gran foto para un demediado candidato socialista a la Comunidad de Madrid: “El hundimiento del rebelde Gómez”. “Trinidad Rollán, la mano derecha del candidato socialista a la Comunidad de Madrid, condenada a ocho años de inhabilitación por prevaricación”. El PSOE no estará muy contento, no, que la noticia para ellos es mala sin paliativos. Pero a La Razón no le parece que Esperanza Aguirre esté igual de hundida a pesar de tener a once altos cargos de la Comunidad pringados hasta las cejas en la trama Gürtel. Nada quita al caso Rollán –que se lleve lo que le corresponda, estaría bueno- pero a lo mejor convendría tener un poquito más de recato. Estamos contra la corrupción, evidentemente, pero de todos. ¿No les parece? Dentro, Alfonso Ussía saluda la salida de la cárcel, tras treinta años de prisión, de José María Sagarduy Moja, alias ‘Gatza’, el preso más antiguo de ETA. No es fácil discutir con nuestro amigo, pero a lo mejor podíamos indicarle que quizá ahora ya no sea el momento de llamarle “imbécil”, “perverso”, “inteligencia de botijo”, otra vez “perverso” y otra vez “imbécil”, que hoy andaba Ussía poco creativo, para finalizar con un “excremento”.

Y es que esto de la moral y similares está horrible en España. Y todo es por este repugnante relativismo en el que nos mantienen inmersos los socialistas y, muy especialmente, Zapatero. Ya lo decía el cardenal Antonio Cañizares el martes pasado en La Razón, pero hoy nos lo explica, con esa sensibilidad que ha recibido de los dioses, la gran Cristina López Schlichting. Y es que López ha leído que una mujer había asesinado a su bebé en Alemania y hace poco que en Mallorca se había producido un caso similar. Dice López “que cada vez son más frecuentes los casos de mujeres que tiran bebés a la basura o abandonan a sus niños”. Claro que no ofrece ningún dato para demostrar lo que dice y quizá no recuerde los niños que se dejaban en la inclusa o los cientos o miles de bebés que han aparecido en la basura en otros tiempos, como reflejaban los periódicos todos los días. Pero que la realidad no nos quite una buena ensoñación, que, ya digo, son los estragos del relativismo, que nos trae “canibalismo, esclavitud, persecución religiosa”. Final de la columna: “Me dicen que en Albania se sigue vendiendo el virgo de las chicas o traficando con bebés. Algún día ocurrirá esto aquí”. Si lo dice López Schlichting, así será.

Abc quiere sumar razones a la portada que anteayer les ofrecimos, “Fortalecer España”, y hoy dice que “El Gobierno admite disfunciones en el actual modelo autonómico”. ¿Y qué ha dicho el Gobierno sobre el estado de las autonomías para que Abc lleve el caso a portada? Pues nada, absolutamente nada que lo justifique: “Presidencia reconoce que es necesaria una ‘coordinación mejor’ para evitar duplicidades con el Estado”. O sea, lo evidente y lo mismo que se viene diciendo desde hace treinta años. ¿Qué tendrá que ver la mejor coordinación con la ‘redefinición del modelo de Estado’ del que hablaba el periódico de Vocento? Y a vueltas con la religión, que no dejamos el asunto. Esta vez es el editorial, muy enfadado porque se han suspendido las misas en la Universidad de Barcelona. Y uno se pregunta: ¿Y por qué había misas en la Universidad de Barcelona? Respuesta: porque había una capilla. ¿Y por qué había una capilla en la Universidad de Barcelona? Pues porque así lo han querido las autoridades eclesiásticas y académicas. Pero las cosas cambian con el paso de los años y la sociedad evoluciona. Pero Abc, al igual que Cristina López sabe quiénes son los culpables: “En nombre de un sedicente progresismo, las actitudes laicistas se apoderan del espacio público en contra de la Constitución, de la tradición histórica y de la realidad social”. ¿Sabe también el nombre del responsable? Lo sabe: “Rodríguez Zapatero ha creado un ambiente social que refuerza los planteamientos radicales en un terreno que -por fortuna- parecía superado como ámbito de conflicto gracias a la madurez de la sociedad española. Por desgracia, en las circunstancias actuales, parece que vuelven a producirse situaciones intolerables de coacción”. Y no hemos acabado, que aquí llega Hermann Tertsch, indignado porque TVE retiró un programa sobre Israel, en base a la denuncia de “la gacetilla sectaria de los amigos de Zapatero y a 170 de esos muchos miles de chivatos que el zapaterismo nos va a dejar como guardianes de su moral y jenízaros de la cultura de delación”. Tertsch protesta, como ven, con su habitual mesura de la decisión tomada por los dirigentes de RTVE, porque no hace lo mismo “cuando protestan quienes están hartos de insultos a la religión católica o de aquelarres sectarios y revanchistas”. Porque ya se sabe lo que hay en Televisión Española, “donde los toros son la peor obscenidad y todos los curas, fascistas y maricones”. Es lo usual: usted enchufa el telediario de la Primera a las tres de la tarde, y allá que Ana Blanco se pasa los tres cuartos de hora hablando de los curas fascistas y maricones. ¿Que ustedes no lo han oído? Unos sectarios, ustedes son unos sectarios…

A El Mundo estas cosas ni le preocupan, que ellos siguen con títulos tan abstrusos como éste: “Adif dio 6 contratos a Extraco después de un ‘toque’ del PSOE”. Sumarios: “El presidente de la constructora envió en 2009 un ‘email’ a su amigo Cornide para que ‘reforzara’ las gestiones de ‘personas cercanas al partido’ ante la empresa pública/ La compañía de Prada recibió 21 millones en contratos en sólo 16 meses”. Porque imagínense la cantidad de cosas que hay que averiguar después de leer semejantes titulares: ¿Qué es Adif? ¿Qué contratos eran? ¿Qué es Extraco y qué era antes de 2009? ¿Quién del PSOE dio el toque, un militante, un delegado, el secretario general? ¿Quién es Cornide? ¿Y Prada? ¿Son muchos, poco o normales, contratos por 21 millones? Y seguimos como ayer: ¿Qué fue de la denuncia de aquellos contratos que nunca se adjudicaron a los presuntos culpables? No se pierdan el editorial: “¿Por qué el PSOE no ha destituido aún a Cornide?” En el mejor estilo de la casa, y tras reconocer de mala gana que el ministro de Fomento ya envió toda la documentación al Congreso, el acostumbrado párrafo final, que ya deben tener la plantilla de las insidias hecha y basta con cambiar el nombre: “Cada día que pasa y el gerente del PSOE permanece en su cargo es lógico que aumenten las sospechas. ¿Calla el partido porque el asunto esconde una trama de financiación ilegal? ¿Sostienen a un desconocido y más que prescindible Cornide porque sabe demasiado? Cuanto más tarden en llegar las respuestas y las explicaciones, más se agrandarán las sombras de corrupción”. Como palmero de la función, Santiago González, siempre atento a lo que mande la casa, que vuelve a repetir los correos de ayer sobre dos contratos… y a ocultar que no se les concedieron las obras. Un prodigio de rigor. Por si acaso, recuerden: Cor-ni-de. Y no dejemos un solo día sin la tontuna de ETA: “Zapatero conocía el texto de ETA antes de Navidad”. “El presidente redactó en persona las claves de la reacción del PSOE”. Pero, cómo, ¿no habíamos quedado en que Zapatero ya no existía y todo lo manejaba el malvado Rubalcaba? Hay que verlo…

Hoy vamos de fiesta y nos damos un respiro: no les voy a contar ningún insulto dirigido a Zapatero, aunque algo le toca, aunque sea de refilón, sino a Mariano Rajoy. Sí, sí, han leído ustedes bien: RAJOY. Y es que así es la vida. Primero, Federico Jiménez Losantos, que ya saben que el líder del PP no es precisamente su héroe; “maricomplejines”, le llama con frecuencia. Hoy cambia forma, que no fondo, y le denomina “El ‘futurín”. Algún párrafo: “Con casi total seguridad, Mariano Rajoy será presidente del Gobierno. Tendría que hundirse el orbe y resucitar el PSOE para impedirlo; y aunque los socialistas suelen resucitar como Drácula, para morder el gaznate de la derecha pánfila, el orbe no tiene trazas de hundirse. Y si se hundiera, ¿que más nos daría que Rajoy ocupase o no el chaletón de Zapatero, si pereceríamos todos?”. Vamos bien. Otro, tras algunas citas del Apocalipsis, al que tanto queremos y tanto nos quiere. “La gente quiere creer que el poderoso es generoso, al menos con los suyos, y por eso todo candidato se finge bueno aunque en su casa apalee a la esposa, a los niños y al perrito. Pero en su PP, Mariano trata a los que no le adoran como Jehová a los amalecitas; qué digo, comparados con los que no se arrodillaron en Valencia, hasta los filisteos tuvieron suerte”. Pero a lo que íbamos desde un principio, que lo de arriba era solo para despistar: “Preguntado por Cascos, Marianová ha dicho que él ‘está en el futuro’. ¡Y lo decía en un homenaje a Loyola de Palacio, con José María Aznar, Jaime Mayor Oreja y Esperanza Aguirre, el pasado más votado y el presente más votable del PP! Pero el futuro es la nada con trampa, y a la candidata astur del PP la ha llamado Fernández-Espinosa y no Pérez. Y si no sabe su nombre, ¿qué sabrá de sus méritos? En Asturias, donde a los consejeros autonómicos les llaman ministrines, al futuro que dice habitar Marianová le llamarán futurín. Y lo mismo doña Fernández debe cedérselo al pasadote, si se anima a ser presentín”.

Poca cosa ésta, se dijo Agapito Maestre, quien en Libertad Digital descubría la verdadera cara del monstruo. ¡Fuera máscaras, Mariano, que te he descubierto! Ahí va la artillería: “Reconozco que el asunto Álvarez Cascos da un poco de vidilla al actual sistema de desgobierno que vive España. Pero, por otro lado, revela lo más podrido del sistema político. Muestra que el verdadero Rajoy no se entiende sin Zapatero. Uno y otro son intercambiables, porque los dos actúan implacablemente a la hora de eliminar al discrepante. Quien trate de salirse del pacto de las oligarquías entre partidos es eliminado”. Les parece moderado, ¿verdad? Era una broma del catavenenos, que en realidad debería haber empezado este apartado por otro párrafo: “Rajoy incluso se expresa como el político más estalinista entre los estalinistas: sólo se interesa por el futuro”. Sí, ya sé que no lo habían advertido, que gracias a la perspicacia del profesor Maestre hemos desenmascarado al truhán: “La prueba está a la vista en su declaración sobre la cuestión de Álvarez Cascos: ‘Yo, en este asunto, ya estoy en el futuro’. Es lo mismo que contestaba Stalin al campesino: ‘El comunismo está en el futuro’”. ¿Acaso necesitan más pruebas?: “A Rajoy le gusta la expresión sobre el futuro, de lo contrario no la habría dicho. Ay, amigos, el lenguaje siempre nos delata”. Vamos, si es que más claro no puede estar que Rajoy es un bolchevique de los más feroces… Un poquito más de Maestre, que nos gusta cuando habla de Cascos: “Es absolutamente absurdo y cruel prescindir de alguien que llevaba toda la vida en el partido... independientemente de que él aplicara los mismos métodos”.

O sea, que Cascos es otro peligroso bolchevique, en lucha con Rajoy para demostrar quién de los dos es más estalinista.

Saquen el tema con sus amistades el fin de semana y cambien impresiones e incluso apuestas: pues yo creo que es más estalinista Rajoy; yo veo más leninista a Cascos, fíjate; pues no sé yo si Cospedal no será trostkista…

Y así.

 

Hay 206 Comentarios

ALMIGMNON.
Referente al asesinato de Carrero Blanco, esto es fragmento de wuikipedia:
""Carrero Blanco, pese a haber sido advertido de la posibilidad de sufrir un atentado se negó a aumentar sus escasas medidas de seguridad; su horario de colegio y sus itinerarios eran invariables y el coche en el que se desplazaba no estaba blindado.""
que no vayan de listillos los de "La Gaceta" eso ya viene en internet.
Lo que me parece vergonzoso es que en la iglesia de San Francisco de Borja calle Claudio Coello donde fue el atentado, la placa que recuerda el asesinato, solo figura Carrero Blanco, del policia y del chofer ni mencionarlos.
habran aplicado la frase""hasta para morir hay clases"".

Vaya, la verdad es que tenía cierto sentimiento de culpa por desviar el debate con tontunas localistas y antiguas...
¡Menos mal que existe la Gaceta para tratar la pulsante y rabiosa (nunca mejor dicho) actualidad!
Hoy la noticia principal en portada es:
"Los servicios secretos alertaron un año antes del atentado contra Carrero Blanco"
¿Que por qué en 2011, 28 años después del atentado, abren el periódico con esto?
¿Qué sé yo? Será para que no se nos olvide quien mató al presidente de gobierno de Egpaña...

Yo, como todos vosotros, he puesto humildemente en cada comentario que he escrito, mucho de mi mismo. Otros escriben los dias de diario, uno o dos comentarios crípticos, vacios e insultantes, con una superioridad insolente, creyéndose por encima de los demás e incluso del Sr. Izquierdo. Como yo no soy escritor, cometo fallos de construcción de frases que luego con "corta y pega" se sacan de contexto. Afortunadamente, el pensamiento de una persona no es una frase, y menos cuando no es sobre el tema principal.
Lo que esta claro es que de ahora en adelante me esforzare mas por no dar ningún asidero a estas pobres alimañas. Es lo que tiene ser nuevo en esto de los foros.
 

Sobre la clasificación de los Trolls, es una broma, solo el intento de hacer un chiste de clasificación que crezca hasta el infinito y luego se tire a la basura sin mas.
 

Lo que si es mas serio son las reglas o fases de los Trolls, que he aprendido amargamente a través de estos meses.
 
Yo pretendo siempre ponerme en el lugar del que me esta hablando(¿educación cristiana?) y por eso no comprenderé nunca como es posible esta intrusión sectaria. No tengo experiencia en pensamiento político hasta ahora, aunque si tengo claro lo que pienso. Acepto que un individuo piense otra cosa que la mía, pero no entiendo al mercenario, sea pagado o no, que me grita ciegamente sus verdades, sin escuchar las mías. Si yo hiciese lo mismo, solo nos harían falta las pistolas, como en USA. No se si es superioridad o supervivencia pero me siento muy orgulloso de conoceros.

Yo desearía que los modales empleados en el encuentro Almigmon/Algovamal sirvieran de ejemplo a esos periodistas con los que, con el señor Izquierdo, nos envenenamos un día sí y otro también.

MUY BUEN ARTICULO DEL PLURAL
No todo lo arregla el maquillaje"

En junio pasado, a María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta a su vez del PP de Castilla-La Mancha, le dio por decir urbi et orbe que su partido era el defensor de los trabajadores. Es más, Cospedal proclamó por aquellas fechas que el Partido Popular era “social, progresista, de los trabajadores, de los autónomos, de los jubilados y de los pequeños y medianos empresarios”.
La capacidad que tienen los dirigentes de la derecha para retorcer en favor suyo la realidad resulta a menudo un ejercicio tan mendaz como asombroso. Le ocurre al PP, en cierto modo, lo que en el cuento le sucedía a la madrastra de la Cenicienta. Sabiéndose bastante más fea que su hijastra, cada día le preguntaba con ansiedad al espejo quién era la más guapa, ella o la Cenicienta. Albergaba la madrastra la esperanza de que, de pronto, el espejito le dijera: “Tú, madrastra, eres la más guapa.” Pero esa respuesta no le llegó nunca.

El espejo
Pues bien, por mucho que se desgañiten los populares tratando de hacer creer a la gente que la derecha es más social que la izquierda, el espejo de la opinión pública contestará siempre diciendo mayoritariamente que eso no es verdad, lo diga Cospedal, lo diga Manuel Fraga Iribarne, presidente fundador del partido, lo diga el sursuncorda o el lucero del alba.

La mona y la seda
Y es que ha sido Fraga el que ha tomado, al parecer, el relevo de Cospedal a la hora de intentar como sea que la mona se vista o no de seda, pero deje al fin de ser mona. Fraga ha declarado anteayer que su partido –heredero del franquismo sociológico/político- “no es un partido de derechas”. Es de “centro o, si se prefiere, de centro-derecha”, ha subrayado el ex ministro de la dictadura, mientras añadía de pasado otro engaño: “El PP no es una agrupación que defienda a los ricos”.

Viaje a bombo y platillo
En 1999, José María Aznar se empeñó en organizar el viaje al centro, al estilo de Julio Verne, pero en formato político. Sin embargo, y como escribió entonces el profesor Ignacio Sánchez-Cuenca “por desgracia para el PP no todo lo arregla el maquillaje”. Ese viaje tan cacareado de Aznar al centro empezó a bombo y platillo, pero no terminó ni mucho menos en la estación término de un lugar llamado centro, sino en la ciudad de Bagdad durante la invasión bélica de Irak. El centrismo político no deja de ser un espejismo más o menos bienintencionado. Sin embargo, en el caso del PP no es ni un espejismo.

¿Fraga, centrista?
Es, en cambio, una monumental tomadura de pelo. ¿Alguien puede creerse que Fraga Iribarne ha sido en su muy dilatada carrera política un centrista? ¿Lo fue con Franco en el palacio de El Pardo, siendo él ministro de Información. O, mejor dicho, ministro de la censura, la consigna y el cierre de periódicos un poco hostiles? ¿Lo fue cuando organizó, por encargo del Caudillo, un referendum en el que la oposición, que a la fuerza tenía que ser clandestina, no pudo abrir la boca públicamente ni un minuto y en el que hubo más votos que votantes?

Arte perverso
¿Y qué crédito tiene Cospedal cuando presenta al PP –es decir, a la derechona de toda la vida- como el partido de las mil maravillas? Ninguno. ¿Ella, progresista? Más bien, ella es una vocera de Mariano Rajoy, experta en demagogia y en practicar constantemente el arte perverso de “calumnia que algo queda.”
Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM

Almigmom, gracias por tus palabras.
y lamento de veras que mi objeción te haya desvelado.
madre mía, a esas horas de la noche y escribiendo airado.

la verdad es que no es para menos. vaya bodrio de estatuto que tenemos si empieza así. tenía un poco de cargo de conciencia por no haberlo leído, pero se me ha curado.

pero es lo que hay. confiemos que la gente joven vaya mejorando este panorama en la medida en que pueda.

a mí ya me pilla en retirada.

y comparto contigo ese modo de entender el localismo, que yo prefiero llamar arraigo. que empieza a tener más sentido vital en cada uno cuando se alcanza cierta edad, esa en que la empiezas a buscar el sitio donde esperar serenamente la llegada de la nada, (no sé si se lo he leído a un poeta, tal vez sí, pero creo que es una bella y honda expresión) y encuentras siempre algo cercano a tus raíces.

un saludo.

Bajo el punto de vista de algunos, esos no habrían sido españoles, precisamente en un tiempo en que España ni siquiera estaba en espermatozoide.
 

Me gustaría hablar de otro asunto. Me parece que la situación de crispación política en Estados Unidos, no es extrapolable a este país. Lo primero porque parece que las tortas siempre vienen desde el mismo lado y, afortunadamente no se responde de la misma manera desde la izquierda, que parece mas civilizada. Lo segundo por la falta de medios en los que hipotéticamente se podría expresar esa contestación. Si a eso no se le llama superioridad, aunque solo sea ética, no se que se le puede llamar. ¿Estamos haciendo futuro o es que los tolerantes estamos extinguiéndonos? Un futuro sin tolerancia yo no lo quiero, así que prefiero huir hacia delante con mi tonta tolerancia, mientras me dan bofetadas por todos los lados. ¿Se reconocerá algún día que la izquierda de este país no entró al trapo, que no usó las mismas malditas armas?

Y para tranquilizar sobre todo a los trolls y no tocarles su militancia racista además de la Catolicapostolicarromana
 
http://www.ayuncordoba.es/dinastia-omeya-politicos.html
 
ABDERRAMÁN I

Conocido con el sobrenombre del "Inmigrado" ya que tuvo que huir de su patria a causa de la matanza de su familia, ocasionada por los Abasidas. Era rubio y muy alto, tuerto de un ojo, llevaba los cabellos esparcidos en dos tirabuzones. Sobrio, enemigo de los placeres, amante de la caza y de una gran cultura, sentía pasión por la poesía.

Sin ánimo de entrar en discusiones bizantinas (¡huy que bien 'pega'!), solo para recordar si no se nos estará olvidando algo:
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Califato_de_C%C3%B3rdoba
 
"Abderramán III no sólo hizo de Córdoba el centro neurálgico de un nuevo imperio musulmán en Occidente, sino que la convirtió en la principal ciudad de Europa Occidental, rivalizando a lo largo de un siglo con Bagdad y Constantinopla, las capitales del Califato Abasí y el Imperio bizantino, respectivamente, en poder, prestigio, esplendor y cultura. Según fuentes árabes, bajo su gobierno, la ciudad alcanzó el millón de habitantes,[1] que disponían de mil seiscientas mezquitas, trescientas mil viviendas, ochenta mil tiendas e innumerables baños públicos.

El califa omeya fue también un gran impulsor de la cultura: dotó a Córdoba con cerca de setenta bibliotecas, fundó una universidad, una escuela de medicina y otra de traductores del griego y del hebreo al árabe. Hizo ampliar la Mezquita de Córdoba, reconstruyendo el alminar, y ordenó construir la extraordinaria ciudad palatina de Madinat al-Zahra, de la que hizo su residencia hasta su muerte."

Miguel, no sé si Rajoy es tonto.Lo que sí sé es que sigue estrictamente la consigna de cocear a diestro y (sobre todo) a siniestro.Quizás es que ya no ven tan claro que vayan a ganar sin bajar del autobús.Y eso es un sinvivir para ellos.Ahi tenemos a los cornetas con toda su vomitiva artilleria para demostrarlo.
A los habituales no trollitos,sigo aprendiendo de los comentarios(que nivel Maribel).Gracias a vosotros y a usted señor Izquierdo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal