Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

14 ene 2011

¡Cuánto estalinista... en el PP!

Por: José María Izquierdo

Ra Andan los chicos del coro muy preocupados por el implacable acoso que sufre la religión católica en nuestro país. Un horror, oigan, que no se puede encontrar una iglesia, ni te dejan asistir a misa, ni los obispos están por todas partes, ni los colegios están llenos de curas, nada, oigan. Perseguidos, están los católicos perseguidos, que uno se asoma al balcón y allí ve a mesnadas de jóvenes desatados corriendo a palos y horcas a los curas viejos por avenidas y calles mayores. Pero también les guardo una sorpresa, que uno de nuestros afamados catedráticos ha descubierto la verdadera ideología política de Rajoy y Cascos.

Estalinistas, dice Maestre.

  
En La Razón, gran foto para un demediado candidato socialista a la Comunidad de Madrid: “El hundimiento del rebelde Gómez”. “Trinidad Rollán, la mano derecha del candidato socialista a la Comunidad de Madrid, condenada a ocho años de inhabilitación por prevaricación”. El PSOE no estará muy contento, no, que la noticia para ellos es mala sin paliativos. Pero a La Razón no le parece que Esperanza Aguirre esté igual de hundida a pesar de tener a once altos cargos de la Comunidad pringados hasta las cejas en la trama Gürtel. Nada quita al caso Rollán –que se lleve lo que le corresponda, estaría bueno- pero a lo mejor convendría tener un poquito más de recato. Estamos contra la corrupción, evidentemente, pero de todos. ¿No les parece? Dentro, Alfonso Ussía saluda la salida de la cárcel, tras treinta años de prisión, de José María Sagarduy Moja, alias ‘Gatza’, el preso más antiguo de ETA. No es fácil discutir con nuestro amigo, pero a lo mejor podíamos indicarle que quizá ahora ya no sea el momento de llamarle “imbécil”, “perverso”, “inteligencia de botijo”, otra vez “perverso” y otra vez “imbécil”, que hoy andaba Ussía poco creativo, para finalizar con un “excremento”.

Y es que esto de la moral y similares está horrible en España. Y todo es por este repugnante relativismo en el que nos mantienen inmersos los socialistas y, muy especialmente, Zapatero. Ya lo decía el cardenal Antonio Cañizares el martes pasado en La Razón, pero hoy nos lo explica, con esa sensibilidad que ha recibido de los dioses, la gran Cristina López Schlichting. Y es que López ha leído que una mujer había asesinado a su bebé en Alemania y hace poco que en Mallorca se había producido un caso similar. Dice López “que cada vez son más frecuentes los casos de mujeres que tiran bebés a la basura o abandonan a sus niños”. Claro que no ofrece ningún dato para demostrar lo que dice y quizá no recuerde los niños que se dejaban en la inclusa o los cientos o miles de bebés que han aparecido en la basura en otros tiempos, como reflejaban los periódicos todos los días. Pero que la realidad no nos quite una buena ensoñación, que, ya digo, son los estragos del relativismo, que nos trae “canibalismo, esclavitud, persecución religiosa”. Final de la columna: “Me dicen que en Albania se sigue vendiendo el virgo de las chicas o traficando con bebés. Algún día ocurrirá esto aquí”. Si lo dice López Schlichting, así será.

Abc quiere sumar razones a la portada que anteayer les ofrecimos, “Fortalecer España”, y hoy dice que “El Gobierno admite disfunciones en el actual modelo autonómico”. ¿Y qué ha dicho el Gobierno sobre el estado de las autonomías para que Abc lleve el caso a portada? Pues nada, absolutamente nada que lo justifique: “Presidencia reconoce que es necesaria una ‘coordinación mejor’ para evitar duplicidades con el Estado”. O sea, lo evidente y lo mismo que se viene diciendo desde hace treinta años. ¿Qué tendrá que ver la mejor coordinación con la ‘redefinición del modelo de Estado’ del que hablaba el periódico de Vocento? Y a vueltas con la religión, que no dejamos el asunto. Esta vez es el editorial, muy enfadado porque se han suspendido las misas en la Universidad de Barcelona. Y uno se pregunta: ¿Y por qué había misas en la Universidad de Barcelona? Respuesta: porque había una capilla. ¿Y por qué había una capilla en la Universidad de Barcelona? Pues porque así lo han querido las autoridades eclesiásticas y académicas. Pero las cosas cambian con el paso de los años y la sociedad evoluciona. Pero Abc, al igual que Cristina López sabe quiénes son los culpables: “En nombre de un sedicente progresismo, las actitudes laicistas se apoderan del espacio público en contra de la Constitución, de la tradición histórica y de la realidad social”. ¿Sabe también el nombre del responsable? Lo sabe: “Rodríguez Zapatero ha creado un ambiente social que refuerza los planteamientos radicales en un terreno que -por fortuna- parecía superado como ámbito de conflicto gracias a la madurez de la sociedad española. Por desgracia, en las circunstancias actuales, parece que vuelven a producirse situaciones intolerables de coacción”. Y no hemos acabado, que aquí llega Hermann Tertsch, indignado porque TVE retiró un programa sobre Israel, en base a la denuncia de “la gacetilla sectaria de los amigos de Zapatero y a 170 de esos muchos miles de chivatos que el zapaterismo nos va a dejar como guardianes de su moral y jenízaros de la cultura de delación”. Tertsch protesta, como ven, con su habitual mesura de la decisión tomada por los dirigentes de RTVE, porque no hace lo mismo “cuando protestan quienes están hartos de insultos a la religión católica o de aquelarres sectarios y revanchistas”. Porque ya se sabe lo que hay en Televisión Española, “donde los toros son la peor obscenidad y todos los curas, fascistas y maricones”. Es lo usual: usted enchufa el telediario de la Primera a las tres de la tarde, y allá que Ana Blanco se pasa los tres cuartos de hora hablando de los curas fascistas y maricones. ¿Que ustedes no lo han oído? Unos sectarios, ustedes son unos sectarios…

A El Mundo estas cosas ni le preocupan, que ellos siguen con títulos tan abstrusos como éste: “Adif dio 6 contratos a Extraco después de un ‘toque’ del PSOE”. Sumarios: “El presidente de la constructora envió en 2009 un ‘email’ a su amigo Cornide para que ‘reforzara’ las gestiones de ‘personas cercanas al partido’ ante la empresa pública/ La compañía de Prada recibió 21 millones en contratos en sólo 16 meses”. Porque imagínense la cantidad de cosas que hay que averiguar después de leer semejantes titulares: ¿Qué es Adif? ¿Qué contratos eran? ¿Qué es Extraco y qué era antes de 2009? ¿Quién del PSOE dio el toque, un militante, un delegado, el secretario general? ¿Quién es Cornide? ¿Y Prada? ¿Son muchos, poco o normales, contratos por 21 millones? Y seguimos como ayer: ¿Qué fue de la denuncia de aquellos contratos que nunca se adjudicaron a los presuntos culpables? No se pierdan el editorial: “¿Por qué el PSOE no ha destituido aún a Cornide?” En el mejor estilo de la casa, y tras reconocer de mala gana que el ministro de Fomento ya envió toda la documentación al Congreso, el acostumbrado párrafo final, que ya deben tener la plantilla de las insidias hecha y basta con cambiar el nombre: “Cada día que pasa y el gerente del PSOE permanece en su cargo es lógico que aumenten las sospechas. ¿Calla el partido porque el asunto esconde una trama de financiación ilegal? ¿Sostienen a un desconocido y más que prescindible Cornide porque sabe demasiado? Cuanto más tarden en llegar las respuestas y las explicaciones, más se agrandarán las sombras de corrupción”. Como palmero de la función, Santiago González, siempre atento a lo que mande la casa, que vuelve a repetir los correos de ayer sobre dos contratos… y a ocultar que no se les concedieron las obras. Un prodigio de rigor. Por si acaso, recuerden: Cor-ni-de. Y no dejemos un solo día sin la tontuna de ETA: “Zapatero conocía el texto de ETA antes de Navidad”. “El presidente redactó en persona las claves de la reacción del PSOE”. Pero, cómo, ¿no habíamos quedado en que Zapatero ya no existía y todo lo manejaba el malvado Rubalcaba? Hay que verlo…

Hoy vamos de fiesta y nos damos un respiro: no les voy a contar ningún insulto dirigido a Zapatero, aunque algo le toca, aunque sea de refilón, sino a Mariano Rajoy. Sí, sí, han leído ustedes bien: RAJOY. Y es que así es la vida. Primero, Federico Jiménez Losantos, que ya saben que el líder del PP no es precisamente su héroe; “maricomplejines”, le llama con frecuencia. Hoy cambia forma, que no fondo, y le denomina “El ‘futurín”. Algún párrafo: “Con casi total seguridad, Mariano Rajoy será presidente del Gobierno. Tendría que hundirse el orbe y resucitar el PSOE para impedirlo; y aunque los socialistas suelen resucitar como Drácula, para morder el gaznate de la derecha pánfila, el orbe no tiene trazas de hundirse. Y si se hundiera, ¿que más nos daría que Rajoy ocupase o no el chaletón de Zapatero, si pereceríamos todos?”. Vamos bien. Otro, tras algunas citas del Apocalipsis, al que tanto queremos y tanto nos quiere. “La gente quiere creer que el poderoso es generoso, al menos con los suyos, y por eso todo candidato se finge bueno aunque en su casa apalee a la esposa, a los niños y al perrito. Pero en su PP, Mariano trata a los que no le adoran como Jehová a los amalecitas; qué digo, comparados con los que no se arrodillaron en Valencia, hasta los filisteos tuvieron suerte”. Pero a lo que íbamos desde un principio, que lo de arriba era solo para despistar: “Preguntado por Cascos, Marianová ha dicho que él ‘está en el futuro’. ¡Y lo decía en un homenaje a Loyola de Palacio, con José María Aznar, Jaime Mayor Oreja y Esperanza Aguirre, el pasado más votado y el presente más votable del PP! Pero el futuro es la nada con trampa, y a la candidata astur del PP la ha llamado Fernández-Espinosa y no Pérez. Y si no sabe su nombre, ¿qué sabrá de sus méritos? En Asturias, donde a los consejeros autonómicos les llaman ministrines, al futuro que dice habitar Marianová le llamarán futurín. Y lo mismo doña Fernández debe cedérselo al pasadote, si se anima a ser presentín”.

Poca cosa ésta, se dijo Agapito Maestre, quien en Libertad Digital descubría la verdadera cara del monstruo. ¡Fuera máscaras, Mariano, que te he descubierto! Ahí va la artillería: “Reconozco que el asunto Álvarez Cascos da un poco de vidilla al actual sistema de desgobierno que vive España. Pero, por otro lado, revela lo más podrido del sistema político. Muestra que el verdadero Rajoy no se entiende sin Zapatero. Uno y otro son intercambiables, porque los dos actúan implacablemente a la hora de eliminar al discrepante. Quien trate de salirse del pacto de las oligarquías entre partidos es eliminado”. Les parece moderado, ¿verdad? Era una broma del catavenenos, que en realidad debería haber empezado este apartado por otro párrafo: “Rajoy incluso se expresa como el político más estalinista entre los estalinistas: sólo se interesa por el futuro”. Sí, ya sé que no lo habían advertido, que gracias a la perspicacia del profesor Maestre hemos desenmascarado al truhán: “La prueba está a la vista en su declaración sobre la cuestión de Álvarez Cascos: ‘Yo, en este asunto, ya estoy en el futuro’. Es lo mismo que contestaba Stalin al campesino: ‘El comunismo está en el futuro’”. ¿Acaso necesitan más pruebas?: “A Rajoy le gusta la expresión sobre el futuro, de lo contrario no la habría dicho. Ay, amigos, el lenguaje siempre nos delata”. Vamos, si es que más claro no puede estar que Rajoy es un bolchevique de los más feroces… Un poquito más de Maestre, que nos gusta cuando habla de Cascos: “Es absolutamente absurdo y cruel prescindir de alguien que llevaba toda la vida en el partido... independientemente de que él aplicara los mismos métodos”.

O sea, que Cascos es otro peligroso bolchevique, en lucha con Rajoy para demostrar quién de los dos es más estalinista.

Saquen el tema con sus amistades el fin de semana y cambien impresiones e incluso apuestas: pues yo creo que es más estalinista Rajoy; yo veo más leninista a Cascos, fíjate; pues no sé yo si Cospedal no será trostkista…

Y así.

 

Hay 206 Comentarios

El otro día leí un prospecto de un crecepelo que ponía más o menos lo mismo, pero no recuerdo la marca.

Smithie: Has estado "sembrao". El "extramuros" o "extremocentro" o lo que sea, es muy cortito.

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
felices sueños

El comentario de extremocentro es un claro ejemplo de fallo metodológico. El texto es esotérico:
-Pone calificativos a la totalidad, sin dar nombres, ni explicar sus conclusiones. ¿Todos son serviles y caprichosos? es más, ¿hasta qué punto se puede ser servil y, al mismo tiempo, caprichoso?
-Infiere actitudes poco acordes con la realidad.¿(H)alagado por quienes le han hecho una huelga general, le preparan otra y han criticado pública y reiteradamente su gestión? ¿O acaso se refiere a la Iglesia Católica?
-Se inventa el orden de los sucesos o los coloca de tal modo que la realidad se adapte a su particular historia. ¿No es más lógico, dentro de toda esta simplificación, pensar que fueron primero los nobles los que le exigieron cuentas y, luego, los "desarrapados" los que sufrieron parte de las consecuencias?
-Imposibilidad de mantener la realidad en los niveles de complejidad en los que normalmente se encuentra.Todo el texto parece querer insinuar (que es el vehículo más cómodo para la insidia) que ZP ha robado a los pobres para dárselo a los sindicatos o a quien sea. Lo cual, vergüenza da, no tiene ni pies ni cabeza.
La diferencia entre este comentario y los que hacen los cornetas oficiales sería que mientras estos últimos apelan a las bajas pulsiones y a los instintos más primarios, el comentario de extremocentro sería el resultado de ello.

Totalmente de acuerdo amorgar.Ojalá todos los perjudicados por las barbaridades de Fedeguico y compañia los frieran a querellas y/o demandas.Tocarles el bolsillo sí que les duele

Sí, exactamente igual que la bicha, me refiero a Aznar, sobre todo en lo que se refiere a los dos últimos puntos, el penúltimo donde hablo de dejar las arcas vacías para repartirlo entre el pueblo y el último donde el aludido, siempre Aznar por supuesto, anunció que abandonaba el Poder con una legislatura de adelanto, igualito que ZP que no se va porque va a inmolarse por el pueblo.
Han dado ustedes en el clavo.

Me parece que he cometido una imprudencia. A ver si Losantos la emprende ahora contra Pimentel.

He terminado el capítulo destinado a Losantos, primero de los diez cornetas, e iba a empezar con el segundo, Ussía, pero hay que tomarse un respiro. ¡Qué barbaridad! Me pregunto cómo es posible que soltando todos esos insultos, injurias, calumnias, cometiendo, en fin, tantos delitos -¿o no son delitos?- no esté este periodista permanentemente ante los tribunales. Sí, es cierto que ya ha pasado por ellos, pero ¿no son demasiado pocos los querellantes? ¿No tiene motivos suficientes la fiscalía?
Tristemente, lo tengo comprobado, hay muchos, muchos ciudadanos -más de los que podamos imaginar, y me estoy refiriendo a los de mi quinta o de quintas por encima y por debajo de la mía- que son admiradores, pero muy fervientes, de este tipo de periodistas, a los que aplauden con gran entusiasmo e, incluso, estoy seguro de que desearían que fueran todavía más hirientes.
Hay mucha crispación.Más de la que se piensa. Y es muy difícil, yo ni lo intento, dialogar con personas que dejaron de ser jóvenes hace muchos años, sobre la conveniencia de que se fuera despreciando, sí despreciando, el periodismo que practican los cornetas y todos sus correligionarios, que hay muchísimos, repartidos por casi todos los medios. La crispación está conseguida. Lo han logrado.
Cada día me parece más necesaria su labor, señor Izquierdo. Reciba mi gratitud. Pero cúidese.
Por último, espero que siempre tengamos algún Pimentel que otro en la derecha que yo desearía para este país.

Y digo yo Sara:Si no te gusta este blog ¿ para que entras y además gritando?.Si no fuerais tan cansinos y tan faltones ,seriais entrañables

Pero hombre, Joseba, ¿ tú sabes lo que es una Universidad ? ¿ me quieres contar que hace allí una capilla, mezquita, sinagoga u lo que sea ? ¿ o te has quedado en los tiempos en que sólo sabían leer y escribir los monjes ? pues ha llovido un poquito desde entonces.....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal