Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

20 ene 2011

El caso del pinganillo asesino

Por: José María Izquierdo

La central nuclear de Garoña (Foto: EFE) Ya les he dicho más de una vez que nuestros cornetas son como niños, y me callo si su carácter es bondadoso o malévolo. Les das unos juguetitos, que sé yo, unos pinganillos, y allí los tienes, entretenidísimos en el jardín  de infancia, que solo hay que vigilarles de vez en cuando para evitar zurras y mordiscos entre las criaturitas, que luego sus papás protestan por las marcas. Siguen como el dj de la disco, dale que dale y sin interrupciones. Son agotadores, la verdad: que si circo, que si despilfarro, que si majadería… Así una vez y otra, que nos quejamos de los mantras de los hare krishna.

El malvado pinganillo destroza España y además dejamos libre al presunto agresor del consejero murciano. ¿Qué va a ser de nosotros? Menos mal que Vidal y San Sebastián siempre están vigilantes. Lo verán.

Uno de nuestros comunicantes habituales parece que acertó, al menos con El Mundo. Titular de primera: “La jubilación de las nucleares se mezcla con la de las personas”, que ya es un frontis confuso, pero que refleja con bastante aproximación la confusa –ésta sí que sí- historia que cuenta en el interior, que al final no se sabe si la idea es de los sindicatos, de Moncloa o de vaya usted a saber. Es todo un caos en el que no habría que descartar, por pura higiene intelectual, que Moncloa haya puesto algún celemín, o algo más, de su parte. Un lío que se intenta aprovechar con eficiencia en el editorial, pero que para completar el círculo, es tan confuso como el titular y la historia en sí misma, que da la impresión de que íbamos a recoger aceitunas y en el camino se nos obligó también a recoger tomates. De cualquier manera, leña al de siempre, por las aceitunas o por los tomates: “No tiene ningún sentido que el Gobierno haya iniciado a contrarreloj el enésimo intento de diálogo social con los agentes sociales. Es un disparate que pretenda llegar en pocos días a acuerdos que afecten a las pensiones, al mercado laboral, a la política energética o a la industrial en temas que se llevan meses e incluso años negociando”. No es por discutir, pero lo que es un disparate es la frase: o son pocos días o se llevan meses discutiendo. Las dos cosas, no. O la bronca o la multa.

Pero todos quietos que los temas palpitantes no se olvidan: “Zapatero alaba la Babel del Senado pese a las críticas en su partido”.  Insisto en que no es por tirarnos de los pelos, pero es que Zapatero no ha alabado la Babel del Senado, como ustedes podrán comprender con suma facilidad. Esa “Babel” está ahí de matute para conseguir el título que se quería, claro. Ya han tenido ustedes hoy, amigos míos, amplia sesión en el blog y no creo que merezca la pena insistir en una u otra postura. Sólo dejar  constancia de que me reafirmo en lo que ayer escribí, de manera muy especial tras leer hoy a Salvador Sostres: “Lo del martes en el Senado fue un despropósito, un circo, algo inconcebible en un país serio”. Lo dicho: tengo razón. Por cierto, la copia de El Mundo de la Cuarta Página de El País -¡estamos tan acostumbrados!- es un artículo de su constitucionalista orgánico Jorge de Esteban: “El Estado de las autonomías, en entredicho”. Por ellos, evidentemente.

(Antes de continuar: alguien me ha afeado hoy que utilizara plurilingual. Con más razón que san Víctor de la Concha. Uno, a veces, se queda mirándose las manos y preguntándolas: ¿Y cómo habéis escrito esa animalada, estúpidas, que sois unas estúpidas? Avergonzadas, nunca contestan).

También tenemos Murcia, que hoy Pedro J. ha hecho un menú muy apañadito, con sus entremeses, su sopa de menudillos y su gallo rebozado. La encargada de dejar las cosas en su sitio, menuda es cuando se pone, y se pone todos los días y a todas las horas, es Isabel San Sebastián. Arranque de la columna: “Suplir con miedo e intimidación la falta de respaldo democrático es algo que la izquierda sabe hacer con maestría”. Y tiene pruebas, que San Sebastián nunca habla por hablar: “No en vano fueron Lenin y sus bolcheviques los inventores de esta estrategia, que les permitió hacerse con todo el poder en Rusia, robándoselo a los mencheviques moderados que lo habían ganado en las urnas”. Talmente como en la feraz tierra murciana, donde la comentarista ha visto lo que ha visto: “Hordas compuestas por perdedores frustrados se dedican a hostigar a consejeros, alcaldes, concejales y hasta a la propia hija del primer mandatario, víctimas de la ira de esos ideólogos del huevazo y el griterío derrotados por la ciudadanía”. Se equivocan si creen que ya hemos acabado. Y eso que entre medias hay unas referencias a Batasuna y ETA que mejor no reproducimos. Vayamos al final: “…los sucesos de Murcia son de una gravedad extrema, no sólo porque unos bárbaros hayan partido literalmente la cara a Pedro Alberto Cruz, sino porque quienes debieran ser los primeros y más duros a la hora de la condena no sólo no lo hacen, sino que se victimizan”. ¿Verdad que la insidia es, permítanme un respiro, nauseabunda? ¿Será posible que Isabel San Sebastián tenga el cuajo de intentar convencer a alguien de que los socialistas o el Gobierno no han condenado con energía y publicidad los hechos? Que de ellos habla, claro: “Y porque ya vivimos algo parecido en los días siguientes al 11 de marzo de 2004… y la jugada les salió a pedir de boca”. ¿Era poca cosa la falacia anterior, que necesitaba engordarla con otra?

La Razón está desatada, como si a los directivos del periódico les hubiera dado un arrebol. Primera página de un hincha desaforado: “¿Los nuevos controladores? Los intérpretes del Senado cobran 515 euros al día y piden aumento de sueldo”. El sumario también ayuda en la demagogia de tenderete de baratillo: “Zapatero defiende en la Cámara Alta el uso de los pinganillos, que cuesta 350.000 euros anuales, pero pide ‘austeridad’ a las autonomías”. ¿Tiene La Razón alguna idea de cuál es el gasto total de las Autonomías en un año, y de qué cifras estamos hablando cuando lo hacemos de recortes o austeridad, para compararlo con el coste de la instalación de la simultánea en el Senado? Pero aquí no acaba el desenfreno de la primera página, que éste es el título a la información sobre el consejero murciano: “Te lo mereces, mentiroso cabrón”, que dice que gritaban los amigos del detenido y puesto en libertad. Del tema plurilingüe, repito, plurilingüe, sólo resaltar una tontuna sin firma dedicada al peneuvista Iñaki Anasagasti: “El senador del PNV no habla euskera de forma correcta y se siente especialmente incómodo en cualquier debate lingüístico. Ayer, intentó justificar su escaso dominio del vascuence con el argumento de [que] se trató de una lengua ‘perseguida’ en su niñez y juventud. La manida justificación victimista es ridícula. La facilidad para dominar o no una lengua tiene poco que ver con el régimen político de turno”. ¿Les gusta la desfachatez? ¿Y no es aún más bonita en quienes se les llena la boca de que los niños en Cataluña nunca podrán hablar bien castellano porque se lo impide el régimen político que padecen? ¿Se acuerdan de las nanobarras de la entrada del lunes? Pues eso. Más cara que espalda.

El multidoctorado viene hoy de dulce, que se dedica a atacar a los “intolerantes antirreligiosos” con gran tolerancia: “Son un eslabón perdido en la cadena de las peores manifestaciones de la España negra”, dice César Vidal, que de tanto estudiar se le ha quedado una confusa con la historia y a veces equivoca el significado de la España negra: “…la misma que celebró con corridas de toros la expulsión de los judíos (…) o que ametralló en masa a Paracuellos a cinco mil inocentes de los que no menos de la quinta parte eran menores de edad”. Y por colofón tolerante, lo siguiente: “Hace años creí que semejantes primates habían desaparecido de la piel de toro. Me equivoqué trágicamente. Siguen entre la gente civilizada dispuestos a golpear a un adversario político, a romper la luna del que no se suma a una huelga (…) Constituyen el mejor argumento en favor de esa teoría decimonónica que emparenta al ser humano con simios como el gorila o el orangután, animales, por regla general, menos peligrosos que ellos”. ¿Saben lo que más me molesta? Que este publicista seguidor de esa aberración intelectual que es el creacionismo trate despectivamente al evolucionismo. ¡Vidal, quita sus sucias manos de los libros de Charles Darwin!, que podía haber escrito Manuel Vicent.

En Abc también siguen con el pinganillo, que es palabra que les debe parecer muy graciosa. Será que no han trabajado en radio o televisión…: “El pinganillo agrieta al PSOE”, lo que es una falacia digna de mejor causa. Y hasta llevan editorial: El ridículo de los pinganillos es buena prueba de la debilidad del PSOE ante la voracidad de sus coyunturales aliados nacionalistas”. No me hagan insistir, que no se lo merece, al igual que la columna de Ignacio Camacho. Más de lo mismo y para lo mismo, que se complementa a la perfección con José María Carrascal, que en la otrora solemne Tercera Página escribe un ¿Recortar las autonomías?y un Fernando Fernández siempre en línea: “Salvemos el Estado de las Autonomías”. Un momento: ¿Salvemos? Sumario: "Como el estado del Bienestar, el Estado de las Autonomías requiere su reforma para hacerlo viable” ¡Ah, bueno, era eso! Ya saben ustedes qué estado de bienestar quiere Fernández: el papel de fumar es de un grosor desmedido.

Dos últimos apuntes para esto de los pinganillos, que a ver si ya descansamos. Editorial de Libertad Digital. La majadería se estrena en el Senado”, se titula: “Nos quedaríamos cortos si nos limitamos a criticar este circo en términos puramente económicos. Y es que este insulto a la inteligencia resulta ofensivo para los ciudadanos no sólo en su condición de contribuyentes sino también de españoles. Pudiendo los senadores comunicarse en castellano, tal y como lo han venido haciendo hasta ahora y lo siguen haciendo fuera de la cámara, el sistema de traducción simultánea es una muestra de desprecio al español”, chuletilla quer palidece frente al chuletón Moa: “La miseria de la chusma política se aprecia en los grandes y los pequeños detalles. Ahora, con la traducción simultánea en el Senado (…) No se trata de que se gaste más o menos en esa grotesca idiotez. Se trata de que se manifiesta la estupidez y canallería de esa gente,  como decía Marañón, unidas a su espíritu antiespañol”.

Es que le dejan a uno baldado, la verdad…

Hay 128 Comentarios

No es tan difícil: ser de izquierdas es estar a lo que hay que estar, a lo que toca hoy; ser de derechas es estar a otra cosa, en el pasado. Por supuesto, y según la definición, hay mucha gente que se dice de izquierdas pero es más bien de derechas, entre estos los nacionalistas "de izquierdas". El nacionalismo, hoy por hoy, NUNCA es de izquierdas (en los siglos XVI-XVIII sí que lo era, como también lo era ser "liberal").

gflorez: "Ser de Izquierdas es admitir democráticamente que tu pienses como piensas, y por tanto también entra lo de los nacionalismos".
Pues tengo la duda de si eres de izquierdas o de Lepe, pero la duda es pequeñita.

Sísifo es el más astuto de los mortales. Era hijo de Eolo, y pertenece a la estirpe de Deucalión. Fundador de Corinto, que se llamaba entonces Éfira, a veces es considerado también como el sucesor de Medea, de quien recibió el poder cuando ésta tuvo que abandonar precipitadamente la ciudad. La leyenda de Sísifo comprende varios episodios, cada uno de los cuales es la historia de una astucia.
Veamos dos ejemplos:
Que rico , rico , rico ,me sabe el purito señores.......mmmmmmm
Sísifo. Sobras Completas. Tomo 20/01/2011. Capítulo 17:49:06
Bien -te conozco- , muy bien,,,,,,
Sísifo. Sobras Completas. Tomo 20/01/2011. Capítulo 17:51:49
Sísifo era el más astuto de los mortales. Y el menos escrupuloso.

Opiniones de todos y cada uno de los cornetillas de la prensa más reaccionaria, hace que uno que no es vasco, ni catalán, ni gallego sino andaluz, se sienta más cercano a los idiomas que estos hablan que al mío propio que es el castellano. Lo digo, porque si queremos que esta nuestra España de mis dolores, siga siendo nuestra España de mis insomnios, debemos tener en cuenta la idiosincrasia de los nativos de cada uno de los territorios que la componen y las lenguas que se hablan, que no son más que el reflejo de un pueblo plural en su cultura y costumbres. Como andaluz, para mi quisiera poder expresarme en todas y cada una de las lenguas reconocidas en nuestro País de mis entretelas. ¿A qué se debe tanta polvareda?. Muy sencillo para mi opinión, estos castellanos parlantes, se diferencian con el resto de los castellanos parlantes en una cosa: La intolerancia de los cornetillas y sus huestes y aquellos que por pura ignorancia creen que estos les transmiten la verdad eterna. Vivo en Euskadi desde los 9 años. Nací en Tarifa. Y quiero que se sepa que lo que Anasagasti dice es verdad. Cuando mi familia y yo llegamos a esta tierra, aquel que se expresaba en euskera podía ser detenido y a saber a lo que se exponía. No es victimismo es realismo. Los cornetillas pretenden una España Grande y Libre. Pues con estas cosas consiguen el efecto contario. No quiero nada de ellos. Ojalá nunca ganen las elecciones. Llamo a la izquierda a que cumpla con su deber.

Ahora que caigo, por la hora que es y por el intento de cambiar de tema... Me parece que tu vienes a reventar el blog.

Vaya, nos acercamos, así que la tolerancia no vale. Bueno pues te dejo que sigas pensando. Yo me voy, no tengo ganas de perder el tiempo. Bye

También debe haber tolerantes en la derecha, pero parece que últimamente están escondiditos.

"Ser de Izquierdas es admitir democráticamente que tu pienses como piensas" NIVELON!!!!!!! Madre mía!!!! Así que basta con ser tolerante para ser de izquierdas!!! Ah claro, ya sé los que no son de izquierdas es que son unos intolerantes y, puestos, unos franquistas de tomo y lomo.

Ojete Central, no creo que te conteste el Sr. Izquierdo, así que voy a ser uno de los que te respondan. Ser de Izquierdas es admitir democráticamente que tu pienses como piensas, y por tanto también entra lo de los nacionalismos. Y para distinguir un "nacionalista vergonzante"(tu lo has dicho), solo tienes que aplicar la regla de si se admiten democráticamente unos a otros.

jack torrance.

A ver ¿tu te has leído la cabecera?, Al señor izquierdo no le importa nada que esos periodistas de "merito" tengan la razón en algo de lo que dicen, sino las mentiras, tergiversaciones, ruedas de molino sobre la historia de España y de la humanidad etc. que manejan como herramientas para construir su"verdad". Otra cosa es el marcado carácter de izquierdas que tiene este blog, aun estando dentro de un periódico de tirada nacional, pero es que ya se advierte en la cabecera, y tiene el mismo derecho que los "pofesionales" a los que alude, con los propios textos de ellos(ojo). De todas forma te aconsejo frecuentar mas el blog, leer mas y ofrecer algo constructivo, con un lenguaje apropiado. No te preocupes por las faltas, yo por lo menos uso un corrector automático, porque a veces meto bien la pata.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal