Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

01 feb 2011

Voto ponderado y Borbón maduro

Por: José María Izquierdo

Htfç Si es que vengo meses advirtiéndolo, Zapatero –o Rubalcaba, que es, dicen, el que manda- no me han hecho el menor caso y pasa lo que pasa, que tiene que venir José María Aznar para poner orden. De aquí no se me muevan, ha dicho, que esto de las autonomías ya no hay quien lo aguante, si lo sabré yo, que en el año 78 no quise votar la Constitución porque se rompía España, que ya entonces “se había montado una charlotada intolerable que ofende al buen sentido” (La Nueva Rioja, 30-5-79). Ahora volvemos a aquello y esta cosa tonta de los miniestados. ¿Se trata, entonces, de un signo de su invencible seguridad en sus planteamientos ideológicos, la auténtica firmeza de un titán de las ideas? No del todo, que José María Aznar presidió durante dos años –de 1987 a 1989- la Junta de Castilla y León, que se supone que era una parte de la película de risa, y fue presidente del Gobierno, ahí es nada, con lo que se manda, entre 1996 y 2004, años en los que culminaron importantísimas transferencias a las Comunidades Autónomas. Fue por entonces cuando el gran líder llegó a importantes acuerdos con Jordi Pujol y con la formación jeltzale, presidida entonces por Xabier Arzalluz, y si Castilla y León era parte de la risa, Cataluña y País Vasco eran el cogollo charlotesco. Debió ser que él lo hizo por patriotismo, lo de hablar catalán en la intimidad incluido, mientras los demás lo hacen para desgarrar España a dentelladas, lobos insaciables que son estos izquierdistas.

También les daremos un magnífico decálogo para guiarse en este mundo de tinieblas, y les contaremos el gran secreto que escondían los Borbones.

La Razón: Freno a los miniestadossobre una gran foto de Aznar pidiendo a sus fieles que por favor, ya está bien, no aplaudan más, que lo mío no es para tanto, sólo que he venido ungido por el altísimo para salvaros a todos vosotros, aleluya, aleluya, pero no tiene la menor importancia. Sumarios: “Estado en riesgo. Aznar advierte de que ‘España no puede competir con 17 comunidades que aspiran a ser miniestados”; “Gasto territorial. El presidente de FAES señala que las comunidades autónomas ‘no son un problema, sino que tienen problemas”. Y un tercero, relacionado pero de otra procedencia: “Mas se planta ante el Rey con su hoja de ruta para la independencia financiera”. Dentro, solo editorialillo sobre estos asuntos, que han debido de considerar, con buen criterio, que no es momento para tener que dar demasiadas explicaciones sobre el tema cuando estamos a punto de ir a las urnas por unas elecciones, precisamente, autonómicas. ¡Si lo sabrá Rajoy, que calla los detalles cual si fuera la momia egipcia en peligro! El editorial grande va para la situación de las cajas y sus correspondientes complicaciones. Y siguen a vueltas con la serie “La República”, de TVE. Así dicen: El sesgo ideológico de la serie de TVE ‘La República’ es evidente. Sus diálogos descalifican a la derecha, ridiculizan a los personajes que la encarnan y ensalzan el socialismo como la gran panacea. Una televisión pública debería demostrar mayor rigor histórico en vez de emitir producciones que filmaría gustosamente el departamento de propaganda del PSOE”. Reconoce este modestísimo bloguero que nada ha visto de la serie y no quiere opinar sin saber, tal si fuera uno más de nuestros cornetas. Silencio, pues, que nada sé.

Hoy la tontuna de hablar de si Zapatero o Rubalcaba le ha tocado, pinto, pinto gorgorito… a Ignacio Villa, quien sostiene la sólida tesis de que A poco que las cosas se pongan a su favor, encuestas incluidas, Zapatero volverá a ser cabeza de cartel”. Quisiera que releyeran la frase, porque el fondo del asunto no tiene desperdicio, que aquí se escribe cualquier bobada –unos más que otros, la verdad- y nos quedamos tan tranquilos. A ver, Villa, si somos un poco más reflexivos, porque si se vuelve a leer la frase es evidente que tendrá que ser el cabeza de cartel porque se lo pedirán a gritos. Relean despacito, por favor: “A poco que las cosas se pongan a su favor, encuestas incluidas, Zapatero volverá…”. Pues claro: ¿quién no se presentaría con todo a su favor?

A Alfonso Ussía lo de la memoria histórica no le ha tocado en el sorteo, que seguro que lo ha pedido él. Anda el señorito faltón dispuesto a superarse en mezquindades y hoy aprieta, que echa pestes del dineral que se gasta este gobierno miserable en esa cosa estúpida de la Memoria Histórica, que más que recuperar huesos asesinados, a lo que se dedica es a que algunos lo pasen rechupi con el dinero de todos”. Basa su columna en la opinión en el análisis que ha hecho Joan Huguet ,“un veterano y honesto político balear”, dice, que ha calificado la cosa de la Memoria Histórica de una “auténtica estafa”. Ussía no lo dice, pero se lo digo yo: Huguet es senador del PP. Por si creían que era un independiente, vamos… Le molesta a Ussía que se haya dado dinero para este despropósito a los sindicatos, pero lo que le saca de quicio es que “Una fundación con identidad muy estirada, la ‘Fundación Contamíname Mestizaje Cultural de Pedro Guerra’, ha obtenido noventa y cinco mil euros de nuestros bolsillos. Se dedica la divertida Fundación a organizar actividades culturales, y han intervenido en ellas Pilar Bardem, Almudena Grandes y Juan Diego Botto, entre otros”. Y es que es nombrar a alguno de ellos y a nuestro articulista le sale un sarpullido. Sólo una frase más que hoy no me apetece reproducir pequeñas basurillas: “Juan Diego Botto, por ejemplo, tiene que saber mucho de lo que sucedió en España a partir de 1934, año en el que la Segunda República abandonó el camino de la democracia y se convirtió en un ensangrentado y sangriento invento estalinista”. Por eso en 1936, como una salvífica respuesta, llegó aquel señor de Ferrol, la espada más limpia de occidente, et., etc., que es lo que están nuestros cornetas.

En Abc también triunfa Aznar, pero mucho menos, que la gran foto se va para Egipto y ese nuevo diseño del centenario diario obliga a cosas un poco forzadas. “Aznar cuestiona el modelo autonómico de 17 ‘mini-Estados’". Sumarios: “Apela a la necesidad de abordar una profunda reforma territorial”, y “Asegura que nuestro país está perdiendo competitividad”. Poca cosa en editoriales, así que evitemos, ustedes y yo, perder el tiempo. Está mucho mejor Tomás Cuesta, que a fuerza de retorcer las metáforas un día va a escribir fotaméroras. Pero se le entiende. Si se lee despacito, se le entiende. Hoy, por ejemplo, la emprende con los catalanes, en el mejor estilo de la barra del pub del madrileño barrio de Salamanca. Ahí va, pero ya saben que me tienen que leer con atención, no se me vayan a perder en cualquier meandro y luego no les encuentren sus desconsolados deudos: A los políticos catalanes les cuadra perfectamente la definición del fachenda, cuyo ampuloso empleo de la retórica camufla las telarañas en los bolsillos y de las ideas. De suyo, un político catalán, como buen milhombres, carece de todo pero no se priva de nada, dado que el capital a disposición de sus negociados procede de los recursos públicos, del común”. Un poco más, por si no lo han entendido: “Sea cual sea su partido, el político catalán asume la teoría del agravio, la práctica del victimismo y la coartada del contable tanto para deambular por Barcelona como para circular por Madrid, en una suerte de trote cochinero cuyo mantra es el supuesto desequilibrio fiscal entre Cataluña y el resto del mundo (…) Nunca es culpable y siempre se mueve en manada, al calor de un difuso pero eficaz localismo que les exime de rendir cuentas o le facilita traspasar el mochuelo”. Poco dice Aznar…

El Mundo descansa un día para coger aire en su maratón rajoynesco y titula así la primera página: “Zapatero: ‘Rajoy no se moja y no tiene ni programa oculto”. Pero el título esconde su conejito como si fuera la chistera del mago del tebeo: “En campaña electoral, el abc del político reza: al enemigo, ni agua (…) Aunque el líder del PP haya empezado a detallar su programa económico y político en las páginas de El Mundo…” O sea, que traíamos a Zapatero para esto. Un poco retorcido ¿no?

Ya les he mostrado en varias ocasiones mi falta de interés en las cosas que dice Salvador Sostres. Me parecen bufonadas para que le llamen de los programas de televisión y hacer pareja con Belén Esteban. Nada dice de enjundia, nunca hilvana un pensamiento que amerite perder un segundo con él. Qué digo, un segundo: ni una décima de segundo, ni una milésima de segundo. Sólo le traigo aquí en algunas ocasiones, como en el día de hoy, para que después de leer estas mojigangas de niño malcriado, como el que pellizca a la nana por debajo de la mesa y sonríe tontamente por su gracia, me ayuden entre todos a saber por qué extraña razón el director de un periódico que aspira a ser serio y responsable le deja tan lucido espacio, la página 4 del diario, justo debajo de la información que da el título a la primera página. Esto es, ¿por qué deja Pedro J. a este fantoche, o sea, “persona grotesca”, o bien “sujeto neciamente presumido”, en definiciones de la Academia, lugar tan primoroso, cuando tiene a decenas de periodistas y comentaristas que han cursado, cuando menos, las primeras letras? ¿Por qué insulta así Pedro J. a sus chicos, y cede el análisis político de fondo a este personaje? ¿Tan necesitado está del espectáculo circense?

Hoy firma Sostres “Las 10 auténticas medidas”, que “Mariano Rajoy no osa tomar y con las que saldríamos de inmediato de la crisis, logrando un país competitivo y una sociedad más justa”. Les hago más o menos resumen, que siempre es sana la chanza:

1) Nada gratis. Acabar con la idea de que el Estado tiene que pagarte la vida. Ni la sanidad ni la enseñanza ni nada (…) La igualdad de oportunidades es una entelequia que ni existe ni existirá jamás, que no está en la condición humana y no puede continuar funcio¬nando como excusa para que unos pocos paguen lo de los demás.
2) Redes privadas de hospitales y colegios. El Estado no tiene que construirlos, haciendo competencia desleal a la iniciativa privada.
3) Acabar con las subvenciones. El Estado no tiene que subvencionar nada ni alterar la competición entre los ciudadanos.
4) Cierre de las televisiones públicas. Los empresarios de la comunicación son los que tienen que hacer televisiones, periódicos y radios, y no el Estado (…) Partidos políticos y sindicatos tienen que vivir de donaciones privadas o de las cuotas de sus militantes, y disolverse si no son rentables.
5) Libertad de horarios. El Estado no es nadie ni tiene que regular para nada los horarios que cada ciudadano libre tenga en su negocio.
6) Abolición de los convenios. Empresario y trabajador tienen que poder negociar bilateralmente, es decir, libremente, sin ningún tipo de coacción, su relación laboral.
7) Abolición de los comités de empresa. Acabar con este atraco al empresario que son los comités, con sus miembros, con sus liberados y toda esta gente que hace cualquier cosa menos su trabajo.
8) Abolición del derecho de huelga. En un Estado repleto de garantías y con libertad para que cada cual pacte sus condiciones laborales, es siempre un chantaje.
9) Igualdad ante la ley. Si somos iguales ante unas leyes, lo tenemos que ser ante todas ellas. Que cada ciudadano pague el mismo porcentaje de impuestos. Los ricos continuarán pagando más que los pobres”.

Dejo lugar de honor para el décimo mandamiento de aquí el genio de la lámpara:

10) Ponderación del voto. Todo el mundo tiene derecho a voto, pero el valor de este voto tiene que estar ponderado por la aportación que el individuo hace al Estado (declaración de la renta). Es justo y proporcional que quien más aporta, más decida; y sería muy beneficioso que aquéllos que más éxito han tenido pudieran iluminarnos, y que su opinión fuera mucho más importante que la de los que siempre han fracasado”.

Amén.

Ya les digo que como aquí es gratis lucir de bolonio, cacaseno o mamacallos, el personal se nos agolpa y no doy abasto. Hoy tenemos a otro que lo sabe todo: Carlos Dávila. Así titula La Gaceta: La apuesta de Zapatero: Rubalcaba a corto plazo y Chacón para 2012. No digan nada, no, que ya les oigo. Atentos a los sumarios: “El vicepresidente del Gobierno nunca ha acertado en sus candidatos en el PSOE”; “Apoyó a Almunia,  Bono y a Trini en las recientes primarias de Madrid”. ¿Creen ustedes que se ha quedado tan tranquilo? De eso nada, que todavía saca fuerzas para llenar su parte de guerra diario: “La izquierda radical se ha inventado tres artimañas para señalar, con toda intención, la postura política de esa derecha mediática a la que estos perdonavidas ideológicos tildan de caverna y otras lindezas por el estilo. La primera de estas artimañas es la resistencia a todo progreso social, entendiendo como tal el aborto, el matrimonio homosexual y, desde luego, la intervención directa del Estado en la Educación; la segunda es el asalto a la forma de Estado, o sea, el acoso a la Monarquía; la tercera, la más reciente, la voladura de las autonomías. Esa es la triple bomba con que esta izquierda apabullante y sectaria intenta desacreditar a quienes, simplemente, no piensan como ella. Bien: ni una clase de los que atacan la vida, de los que quisieran ver al Rey en Cartagena o de los que han apostado por la ruptura de España. Ni una clase”.

Nada, nada, ni una clase, que de monarquía y grafología ya nos la da César Vidal, que ayer les dejé con la miel en los labios. Debo informarles de que el multidoctorado ha averiguado cosas singulares. La primera, que a lo mejor el príncipe Felipe tuvo “problemas gástricos” cuando era niño, lo que así al pronto no nos dice gran cosa, pero debe ser por nuestra condición de impenitentes republicanos. Mucho más interesante nos parece otro gran hallazgo de este erudito grafólogo, un lujo para todos nosotros. Dice Vidal que si se compara la letra del Príncipe cuando tenía nueve años con la de ahora, cuando ha cumplido los 43, se advierte ‘una seguridad mucho más acentuada (…) con una consciencia mucho mayor de la misión que representa”.

Lo que reconocerán ustedes que es un hecho simplemente prodigioso, rayano en la parasicología, y sin duda debido a que los Borbones tienen unos genes específicos que les hace ser más maduros a los 43 años que a los nueve.

Y es posible, aunque Vidal no nos ilumina, que a los setenta sean aún más maduros que a los 43.

Un portento. Los Borbones son un portento.

 

 

Hay 213 Comentarios

Publicado por: Andrés con tilde | 01/02/2011 18:23:48

Eso, eso, remontate a Alfonso Guerra para demostar los malos que son TODOS los de izquierdas (o progresistas o la etiquetita que te venga bien poner) y luego acusa a los demás de melancolicos del pasado guerracivilista (o guerrairakista si te queda más cerca).
Anda majo que no te queda nada que leer ni lógica que afilar, para discutir a nivel de adulto (ya no digo alto).

Cuando me he referido a Alfonso Guerra y a un ex ministros de Obras Públicas prevaricador, no quise decir que también fueran a la carcel, sino que también tuvieron que dimitir (como la directora del BOE o el ministro Antoni Asunción) por sus escándalos.

Los puntos sobre las ies (VIII):

"gobernar es imitar a Camps". (Javier Arenas Bocanegra, enero 2011).

Mejor que ¡viva el vino!... ¡Viva el Berlusconi del socarrat!

El tal sostres está que lo tira. Tras mostrarnos desde el monte Davos las nuevas tablas de la ley del dios mercado, en forma de los diez mandamientos neolibeggales (los mismos que aún no se atreve a suscribir en público el pp) y por si no nos había quedado claro, he aquí su opinión de los parados:
“Siempre he pensado que ‘en el paro’ es un eufemismo buenista de no hacer nada; de ser un vago, de tener una jeta infinita y de pretender vivir sin trabajar”.
Y como no todo va a ser inmundicia, os dejo un enlace a un contundente y bien escrito artículo de Juana Salabert acerca del revisionismo:
http://blogs.publico.es/dominiopublico/2993/el-cuento-revisionista/

Pero Andresito, alma de cántaro, ¿de que debate de ideas hablas? ¿Ya te vienes haciendo la víctima?

Pues debatamos, aunque espero no decepcionar ya que probablemente yo rebaje el nivel de los habituales de este blog que con tanto gusto y diversión leo desde hace meses.

Te cito para abrir el debate: "Un gran avance social, sin duda!" Publicado por: Andrés con tilde | 01/02/2011 17:13:30
No amigo, pero esperemos que después de esta crisis sí avancemos. Esperemos que se nos abran los ojos y veamos que el modelo que proponía Aznar, y que tú mitificas lleva a lo siguiente, y vuelvo a citarte: "en siete años hemos pasado del enriquecimiento fácil y rápido,
al empobrecimiento vertiginoso y generalizado".
Y yo añadiría: al endeudamiento brutal de todas las instituciones (públicas y privadas), a la corrupción galopante a todos los niveles, al bajo nivel educativo y formativo actual (para qué íbamos a estudiar entonces, si en la obra nos levantabamos 2000 euros al mes y habia tajo a tutiplén), a la falta de tejido industrial sólido, a la carencia de I+D, a la fuga de cerebros (tengo varios familiares doctores en físicas trabajando en el extranjero), y podría seguir un rato largo. Pues eso es lo que tiene vivir y mitificar la cultura del pelotazo, del ganar mucho sin trabajar, sin educarse ni formarse (y no hablo sólo de títulos), enfín, de vivir en una burbuja. Que cuando se pincha caen hostias como panes, y desgraciadamente se las suelen llevar los de abajo, los que le hicieron caso a los cantos de sirena del dinero fácil.
Pero una cosa buena tienen las crisis, y es que de ellas se sale, y si se es lo bastante inteligente, se aprende de los errores cometidos para no volver a cometerlos. Y se trata de mejorar, progresar (ya sé que esta palabra te da alergia, pero de eso se trata) y cambiar nuestro modelo económico, social y político para que la próxima crisis (y no te quepa duda de que tarde o temprano vendrá la siguiente, y no será la última) nos pille en mejores condiciones y podamos superarla sin sufrir tanto.
Desgraciadamente, estos cornetillas (Sostres da hoy un perfecto ejemplo de regresión a los comienzos del siglo XX), y muchos de los políticos a los que dan palmas no parece que esta crisis les vaya a hacer reflexionar ni hacer propósito de enmienda (será que ellos no la han sufrido).
Como ejemplo de lo que digo una ocurrencia que ha tenido hace no mucho Esperanza al respecto de la famosa Ciudad de la Justicia: ya que no hay dinero para realizar el proyecto inicial (y mira que no vendría nada mal para mejorar la justicia de este país, comunidad, ciudad), pues recalifico el terreno (cedido por ayuntamientos para un fin concreto) como bien patrimonial de la CAM, y lo vendo, así tapo el agujero de la deuda (=nuevo pelotazo urbanístico). Genio y figura ella.
Como diría Manquiña en la piel de su famoso personaje: "¿Entendiste el concepto?"

Sí, Chiesi (BSCO), el otro día estuvimos recordando las pequeñas corruptelas de los años del felipismo, que tiempos aquellos, verdad, de la corrupción y el crimen de Estado:
Hay que recordar que en aquellos años tuvo que dimitir hasta el gobernador del Banco de España por meter sus ahorros en un chiringuito ilegal.
Un ministro de Interior tuvo que dimitir porque se le escapó Roldán, el director general de la Guardia Civil que resultó tan chorizo, no?...
Y el presidente socialista de la Comunidad Navarra, Gabriel Urralburu, acabó en la cárcel por sus pequeñas corruptelas (vamos, por cobrar comisiones de las obras que adjudicaba).
Y la directora del BOE por prevaricación. Y un ministro de Obras Públicas por prevaricar con los terrenos de Renfe.
Y Alfonso Guerra por ponerle a "mienmano" un despachito ilegal en la Delegación del Gobierno en Sevilla para negociar cohechos.
Y un ministro de Interior y su secretario de Estado para la Seguridad acabaron en la cárcel como responsables de los 27 asesinatos cometidos por el GAL.
Y el secretario de finanzas del PSOE de Cataluña también acabó en la cárcel por montar Filesa, otro chiringüito que extorsionaba a las grandes empresas (como Repsol o el Banco de Santander exigiéndoles cientos de millones de pesetas para financiar al PSOE.
En fin, cómo añoramos aquellos tiempos del felipismo.
Menos mal que ahora regresan con Rubalcaba.
Regresa el PSOE del GAL y del crimen de Estado.
El PSOE de Puerto Hurraco.

En curioso, y gracioso también, el resultado de la comprobación empírica que ha hecho LaSexta (programa El Intermedio) con los pro PP en el barrio de Salamanca de Madrid. Los preguntados a pie de calle hablaban de “buenas propuestas”, pero sin ser capaces de detallar ninguna de las supuestas. Claro, no las hay. Esto, además, denota la falta de madurez democrática de una sociedad que se deja llevar por chismes y prejuicios, antes que por reflexiones serias tras una documentación más o menos exhaustiva del asunto objeto de la opinión.

También es curioso, y gracioso también, que Mariano Rajoy diga que, de llegar a La Moncloa, en 2012, en “dos años” acabará con la crisis, esto es, en 2014. Gracioso porque no dice cómo y critica todo lo que hace el Gobierno, cuando hasta sus seguidores saben que el PP aplicaría medidas aún más duras que las de Zapatero y, por tanto, más impopulares y represivas. También es curioso que haya quien al PP le perdonase ese pasarse tres pueblos y al PSOE ni siquiera un pequeño giro a la derecha, que a mí (y a tanta gente de izquierdas: del PSOE, de IU o de otros partidos) me disgusta, pero me gusta más que esa derecha que se avecina.

Gracioso es Rajoy con sus intentos de tomar al personal por tonto. Está comprobado que le sale más a cuenta quedarse callado que abrir la boca aunque sea para decir que ya se ve en La Moncloa y con los pies encima de la mesa de algún líder mundial (con puro incluido, pero no habano). Sin embargo, quedarse callado es de cobardes y eso es lo que ha venido haciendo Mariano, algo que resulta curioso, en tanto que es un hombre que se llama a sí mismo “gobernante”. No ha propuesto nada en el Parlamento, ni una sola de sus recetas mágicas, que, al parecer, guarda bajo su chistera. Nada ha de querer a España (está claro que la quiere a su manera), y sí a sus intereses personales y de partido, cuando, de ser cierta su fórmula, ya estaríamos en ese camino de los “dos años”, aunque gobernara otro partido que no sea el suyo. Eso sí lo hubiera hecho una persona que se digne a llamarse gobernante. Cuestión aparte es que el PSOE hubiese considerado sus hipotéticas y nunca efectuadas propuestas.

El truco de Rajoy el Mago es sencillo: el PP sabe de sobra que para esas fechas estaremos levantando cabeza y que ellos, sin haber arrimado el hombro en los peores tiempos de la crisis, que para entonces será más o menos agua pasada, habiendo sólo sembrado cizaña, tendrán el cielo ganado, especialmente a los ojos de aquellos que hablan de las inexistentes “buenas propuestas” de Rajoy sin que puedan concretar ni una sola de las mismas. ¡Magia 'PPotagia'!


*Ígor R. Iglesias es periodista y lingüista.

gflorez | 01/02/2011 16:30:29

Cierto. Debe ser el mismo con dos nicks, la misma persona, del latín mask y a su vez del griego "prosopo", un mismo actor con dos máscaras mejor con tres porque la primera la persona, ya la llevamos todos puesta, que decía Ortega y Gasset. A ver si va a resultar que los de la fiel infantería no son tantos ?

Los puntos sobre las ies (VII):

"Camps es y va a seguir siendo el presidente de la Generalitat en los próximos cuatro años". (E. González Pons, enero 2011).

Con contundencia... ¡váyase, señor González (Pons)!


Publicado por: Andres | 01/02/2011 17:11:58
Da gusto leer comentarios así.

Publicado por: Andrés con tilde | 01/02/2011 17:13:30
El suyo en cambio lo ha repetido hasta la saciedad oiga, busque argumentos distintos o dejelo ya.

Hay una crisis a nivel internacional, que afecta a España con doble enfasis por problemas que no creó (aunque pudo haber mitigado) el gobierno actual.
Lo bueno de la época del gobierno del PP, es que no hablamos de la Guerra Civil, fue hace poco y yo no sé si la gente no tiene memoria pero yo lo recuerdo bien.
Recuerdo al comisario de policía de mi ciudad diciendo que no tenia dinero ni para gasolina de los coches patrulla, a las compañias de seguridad privadas subiendo como la espuma y ello como síntoma de algo que se repetía en todos los servicios públicos.
Es decir, de la venta del patrimonio que encima supuso un engorde mínimo de la economia real de tan chapucera y chorizeramente que se llevo a cabo.
Manipulación de la televisión pública hasta extremos grotecos (¿se acuerdan de la sentencia contra Buruaga el propagandista?)
Fiscal general del Estado totalmente politizado, y por favor no me lo nieguen, recuerdo perfectamente las salidas de tono de J. Cardenal y de Fungairiño.
Pactos con los nacionalistas sin ninguna verguenza.
Un parlamento entero aplaudiendo (aplaudiendo, fijese bien) una intervención militar que produjo cerca del millón de muertos (se este de acuerdo o no con dicha intervención, incluso como mal menor, ese aplauso fue una macabrada folclorica).
Paro maquillado en las cifras, creación de una red clientelar-chorizera de comisionistas ligados a una supuesta liberalización del suelo chapuzera hasta el tercermundismo, empleo precario, contratos basura.
Y Norma Duval en la tele.
Eso fue la época de gobierno del PP y no quiera hacerme creer lo contrario, yo estaba allí, yo lo viví.
Y aún peor fue lo que vino después, el vender el alma a Piyei y concentrar toda su oposición en la mayor mentira sostenida por una prensa supuestamente seria en la historia Europea reciente.
Asi que ya ve, el PSOE me da 100 patadas, pero es que el PP me da 500.
Y tengo claro a quien NO voy a votar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal