Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

28 feb 2011

Ni bollos, ni borracheras, ni nada

Por: José María Izquierdo

Señales de tráfico (Foto: Marcel.lí Sàenz) Ya verán una cosa curiosa. Apenas han pasado 72 horas del anuncio del Gobierno de rebajar el máximo de velocidad a 110 kilómetros por hora y hoy, excepto Federico Jiménez Losantos, que intenta en El Mundo hacer una columna semicientífica, déjenme al menos que sonría con discreción, los periódicos ya han amortizado una noticia que les llevó a la congoja y la desesperación. Como siempre les digo, y no me cansaré de repetirlo, nada tengo contra la crítica a dicha medida. Ni a ésta ni a casi ninguna. Lo que hoy les traigo es solo el sinsentido, la burda mentira, o la hipérbole desaforada que lleva al insulto y la insidia. Claro que se puede estar en contra de la reducción de velocidad, no faltaría más, pero es difícil encontrar una respuesta más solemnemente estúpida a la medida que la expresada por el portavoz del PP, Esteban González Pons, tan seguida después por la alegre muchachada. No creo romper ninguna norma autoimpuesta al calificar de estúpida una declaración de un portavoz político. Están para eso, para ser el pimpampum, como bien sabe González Pons, que para eso dice lo que dice. Solo así se puede entender que considerara la medida “soviética”. ¿Por qué son 110? ¿Cuándo era obligatoria a 120 ya era totalmente democrática, salutífera y libérrima?

¿Se puede ser más…? Miren, no sé, pongan ustedes el adjetivo.

Voy a empezar advirtiéndoles que no sé si fiarme de los datos que da hoy La Razón. Ya saben, NC Report. Porque quiero denunciar a través de este modesto pero honestísimo blog, alto y claro, y que se sepa donde se tiene que saber, la denigrante situación de explotación en la que se hallan los pobres encuestadores de NC Report. Fíjense. En menos de 48 horas hemos sabido que el 54,7 de los españoles rechaza la limitación a 110 kilómetros por hora decidida el viernes por el Gobierno. Fuente, encuesta de NC Report. Y hoy, lunes, otra encuesta electoral más de NC Report y van…. ¿Es o no es una explotación de los pobres encuestadores, que en una de esas te sale uno de los trolls que últimamente tanto visitan este blog y cualquiera sabe lo que te pueden contestar? Reconozco que para mí es un misterio esta afición de La Razón por los sondeos, porque ellos saben, como cualquier persona con dos dedos de frente, que el resultado no va a variar de uno a otro por la escasa diferencia de tiempo con la que se hacen. Es igual,  ellos a lo suyo: Más de 3,4 millones de votantes socialistas abandonan a Zapatero”. Sumarios: “El PP logra entre 184 y 187 escaños y aventaja hasta en 64 diputados al PSOE, que se situaría en 125, su mínimo histórico del año 2000”. Y otro: “Dos millones de votantes socialistas se abstendrían y más de 800.000 elegirían a los populares, que alcanzarían la mayoría absoluta”. Por si no han hecho la cuenta, quiere decir este dato que el 68,6 de los ciudadanos que votaron al PSOE no lo van a hacer ahora. Vuelvan a leerlo: ¡el 68,6! Pues nada. Mañana podrían hacer otra. A ver qué les da.

El resto de La Razón se la resumo en un plisplás. Un editorialillo protesta porque en Barcelona van a estrenar una obra en la que salen una catequista drogada y un local en el que se practican violaciones. Hagan conmigo, cuando menos, la señal de la cruz. César Vidal, siempre tan riguroso, afirma que “gracias a la demagogia demencial de la izquierda, al derroche enloquecido de los nacionalistas, a la descerebrada dictadura sindical y a la intolerable tibieza de la derecha, contamos con una tasa de desempleo juvenil superior a la de Egipto”. ¿Lee usted algún dato que apoye tal aseveración? ¿Y para qué? Hay, además, un artículo nada político del juez que aspira a ser miembro del Consejo del Poder Judicial por la cuota del PP, Enrique López, poniendo a parir al Gobierno. Pero ya digo: nada político.

El Mundo abre con Libia pero lleva una careta, sospechosa por su poquedad, referida a la gallinácea: Rubalcaba me ha dejado tirado’, dice el director de la Policía durante el chivatazo”. De entrada, no es que lo dijera durante el chivatazo, no, es que era director de la Policía cuando el chivatazo. Hecha la aclaración, uno va dentro, lee la información y en ella se dicen dos cosas. Una, que la frase se la dijo a sus “íntimos” y “en petit comité”, y dos, que a pesar de enfado monumental, en todas sus declaraciones ante el juez no ha dicho ni mú de semejante cosa: “No recuerdo” o “me enteré por la prensa” ha sido la respuesta habitual. Vaya por dios, qué cosas pasan. Se queja El Mundo, por cierto, tanto en portada como por boca de su portavoz oficial, Santiago González, de que la “nueva Batasuna o nueva marca blanca está ya en marcha y ha recibido un regalo inapreciable: la propaganda”. Lo comparto: deje El Mundo, que tanto protesta, de darle más y más portadas, editoriales y columnas de opinión a la nueva Batasuna. Por ejemplo. Quiere terciar Sánchez Dragó entre Javier Cercas y Arcadi Espada, animándoles al duelo, pero hoy no tengo ganas, ya ven, así somos los de Chamberí, de dar pábulo a astracanadas. Como tampoco a la bazofia -¡la homilía del domingo entera, virgen santa!- dedicada por Pedro J. Ramírez a insultar a Juan Luis Cebrián. Cobran por leerlo, así que el que quiera lo pague.

¿Nos faltan encuestas? Pues aquí llega Abc con otra de IMC: “El PP arrebataría el poder al PSOE en Andalucía”. “Superaría en 7,1 puntos al PSOE y consolida sus opciones de gobernar”; “Los populares ganarían en todas las provincias andaluzas excepto en Sevilla”. Les recuerdo, que quizá les pillo despistados, que las elecciones en Andalucía son… en 2012. O sea, que falta un año. Como para las generales, vamos, que seguro que en doce meses  todo sigue igual… Es lo mismo. Titulo del editorial: El PSOE pierde Andalucía”. Ignacio Camacho, a más a más, se ratifica. Ya está. Hecho. ¿Para qué elecciones? Ya sé que El País también lleva encuesta sobre Andalucía y todavía más favorable al PP, que ya es. Tanto me da, que les puedo asegurar que queda un año para las elecciones. Juan Manuel de Prada dice que Entre frikis anda el juego”.Y escribe que “en el desparpajo con que el friki se desenvuelve hay algo que el fondo nos enternece”. A mí también me produce ternura Prada en muchas ocasiones…

Les decía de la prohibición de superar los 110 kilómetros y González Pons. ¿Alguien le sigue? Multitudes de nuestros cornetas, por supuesto, con un solo toque: prohibición, prohibición, prohibición. Les voy a ofrecer un pequeño muestrario, pero me gustaría conceder hoy, ex aequo, el premio de Comentarista Más Original del Año, consistente en una de las pegatinas de 110 que va ir colocando José Blanco de una en una por las autovías españolas, a los siguientes autores: José María Carrascal, de Abc; Jorge Alcalde, de Libertad Digital; el editorialista ignoto de La Razón y la inefable Ángela Vallvey, porque todos ellos han tenido la graciosísima ocurrencia de titular los tres primeros, y rematar la última, con el hallazgo expresivo de “La velocidad y el tocino” ¿No es brillante? ¿No nos ciega la sutileza de tanto ingenio? La muestra prometida:

-Artículo sin firma en LD: “Nada más acceder al poder, José Luis Rodríguez Zapatero y sus ministros dejaron claro que su concepto de gobierno se basa en prohibir, prohibir y prohibir”. Y ofrecen para demostrarlo la siguiente lista: “Salgado, contra las hamburguesas; El vino, bebida alcohólica peligrosa; Adiós a los bollos y los refrescos en los colegios; Freno al aire acondicionado; Réquiem por los chiringuitos; Fuera crucifijos; Prohibidos los toros en Cataluña; Persecución a los fumadores; Pajín legisla las ‘humillaciones’; Contra los internautas; A 110 por hora”. ¿Quizá han detectado alguna inexactitud? Les veo un poco picajosos. El sábado, LD decía en un editorial que “Huelga decir que se trata, en primer lugar, de un claro ataque a nuestras libertades”. Poca cosa fue, que el domingo volvió con más ímpetu: “La base del socialismo es restringir las libertades individuales, porque este es el único modo de ver convertidos en realidad unos principios constructivistas diametralmente contrarios a la naturaleza humana. Desde esta perspectiva, está fuera de toda duda que para ser socialista hay que tener primero una fuerte inclinación totalitaria y vocación de ingeniero social”. Sentado lo que hay que sentar, pocas bromas: “José Luis Rodríguez Zapatero resulta ser, bajo esta perspectiva, el perfecto socialista (…) Zapatero se nos muestra cada vez más insolente en su afán de imponernos todo tipo de trabas a los ciudadanos, tal vez con la esperanza de que su proyecto revolucionario en lo social disimule su inverecundia en lo político y su fracaso absoluto en lo económico”. Y la faena se remata con revolera de mucha enjundia: “En cambio, todas las restricciones que su Gobierno impone a los ciudadanos honrados contrastan con las facilidades que constantemente otorga a quienes deciden incumplir la ley atentando contra nuestros derechos. En España, delinquir sale muy barato y si el responsable no ha cumplido aún dieciocho años, entonces resulta casi gratis, aunque haya acabado con la vida de otro ser humano de la forma más cruel. Por su parte, los que atentan contra la propiedad ajena, ya sea por vagancia como los "okupas", o por afán de lucro como las bandas de desvalijadores, gozan también de una serie de ventajas legales que convierten su actividad delictiva en una forma de vida más bajo el paraguas de la impunidad”.

-Emilio José González, LD. “Al Gobierno le molesta todo lo que implique individualismo, porque del individualismo nace la libertad. Pocos símbolos representan mejor ese carácter en España que el automóvil. Este Ejecutivo, sin embargo, se ha empeñado en acabar con ello y en llevarnos por la senda del colectivismo (…) ahí está, piensa el Gabinete, el transporte público como (…) como medio para diluir la personalidad individual en lo social, en lo común, que resulta tan querido para Zapatero. El transporte público está, sin embargo, para quien quiera utilizarlo libremente, no para que el Gobierno nos meta en él como a un rebaño de ovejas en un redil, sin emplear la fuerza pero si la coacción”. Guapo, guapo, ¿eh? Es que les traigo unas joyas…

-Alfonso Ussía, claro: “La cosa es robar al que sea. Los ecologistas ‘sandía’ están encantados con la nueva prohibición. (…) La cosa es fastidiar, prohibir, molestar y hacer el imbécil. Lo tienen perdido y se desahogan. Hay algo más peligroso que un tonto. Un tonto malo. Y este Gobierno, el más tonto e inculto de cuantos hemos padecido los españoles, tiene muy malas intenciones (…) A este paso, Elena Salgado va a obligar a los aviones a volar muy despacio y muy bajito. ¡Tontooooss!”

-Un par de cosas de La Gaceta: Primera página del sábado, que luego les repetiré “Zapatero y Sebastián ‘cubanizan’ España. Los consumidores se preguntan si la próxima medida será obligarnos a apagar la luz a las 10 de la noche”. Editorialillo en primera: “Que prohíban circular. Ni fumar, ni correr. Como un médico sádico, el Gobierno nos lo prohíbe todo. Con la diferencia de que no vela por nuestra salud. La reducción de velocidad supondrá un gasto enorme en el cambio de la señalización en la red, y empobrecerá más al contribuyente a multazo limpio”. Y la última de la serie, también en La Gaceta: “La medida debiera disparar las alarmas sociales, antes de que empecemos a pensar que ya no es imposible el desabastecimiento y de que la Memoria Histórica se transforme en recuperar las cartillas de racionamiento”.

Lagaceta Les dije que volvería a esa primera de La Gaceta del sábado porque aún estoy espantado. Desde el sábado he debido de mirarla más de veinte veces porque no acabo de encontrarle la enjundia, el güito o la médula del porqué del barreno y el arrebato. ¿Qué pudo llevar a Carlos Dávila, a la sazón director de un llamado periódico, a llevar a primera página, como tema de apertura, relegando a un segundo plano la baja de velocidad a 110 kilómetros, que incluso lleva editorial, una broma inocua, que como tal se recoge, de un personaje tan de segundo plano, y mi amigo el protagonista de la noticia no me dejará como mentiroso, tal que el presidente de la Agencia Efe, Alex Grijelmo? Sólo les pido que pinchen el enlace y se solacen.

¿Les parece tan de traca como a mí? ¿Aún más? Pues de acuerdo: todavía es para más. 

Hay 112 Comentarios

Publicado por: kenneichdich | 28/02/2011 17:53:00

Sera entonces , el por que no se puede demostrar empiricamente los hechos historicos , por lo que estos Trolas y Vidales se hacen de oro?, haciendo caer a incautos en grandes falsedades y las crean y defiendan a pies juntillas.

víctor | 28/02/2011 17:13:50
El problema es que toda tu argumentación falla justo por el punto de apoyo: lo empírico. Cuando uno va al acecho de eso empírico (de los data, de los hechos) se encuentra que no hay tal cosa: que toda empiria está conformada por presuposiciones teóricas (ni más ni menos que esto es el círculo hermenéutico). Dicho con otras palabras: la ciencia es autorreferencial, sólo se contrasta consigo misma y sólo ella misma es su patrón de medida. No hay un mundo "externo" a la ciencia al que esta se adecúe. No hay un afuera o mundo real al encuentro del cual sale, cual tabula rasa, el científico. Es la propia ciencia la que fabrica (dándole forma) su objeto de conocimiento (que es lo que, en otros términos, dijo Kant) y sólo conoce tal objeto de conocimiento previamente "cocinado". La crítica, para ser verdaderamente tal crítica, no puede efectuarse desde dentro... pero tampoco desde un afuera que no existe. La crítica es ese discurso limítrofe, problemático (de nuevo Kant), que está como fuera pero todavía dentro (theoría). Es esa locura (Nietzsche), esa escalera de la que nos deshacemos (Wittgenstein), esa nada (Heidegger), en fin, ese mûthos (Platón) que tenemos que contar cuando nos faltan la palabras para decir lo que no puede decirse con palabras y aún así ha de decirse: el juego en el que ya siempre estamos (Marzoa), el Ser.
Y basta ya, que me estoy poniendo "mu pesao". Punto en boca, lo prometo. No me tiréis más de la lengua.

Detenido un tal Asnal, perdón Asnar, uy¡ perdón. Ansar. por conducir, a 225 km hora, y con una arroba de tintorro, en el cuerpo, porque a él, nadie le tiene que decir, cuanto ha de beber y correr. Viva la libertad. Gritaba el energumeno, cuando lo detuvieron, en su declaración ante la policía, que huia, de este estado Sovietico, y su Escudero, Pons, añadió, que no solo estamos en un estado sovietico, sino también cubano, vamos que los pollos, estos,según la noticia, huían de la represion bolchevique, pero juran, que volverán a liberar la Patria, Los policias al verlos, de esa guisa, les preguntaron si han bebido, y en ese momento, se lió, la matraca, porque a ellos nadie, les tiene que decir cuanto vino han de beber.Han pasado a disposición policial, y un tal Trillo, se hará cargo de defensa, la primera medida, tomada por el tal defensor,Trillo, ha sido llevarles a los detenidos, un botijo de tintorro, eso sí, de Quintanilla.
Esperamos próximas noticias, de acontecimiento tan importante.

Ese, ese es tu problema Colirio, en mi pregunta estaba implícito. Yo he peleado activamente contra leyes de la dictadura, tú lo haces contra las de la democracia.
No es igual.
¡Y me voy un ratito de pindongueo que para eso es el día de mi Andalucía!, ta luego.

Me parece bien que se haya reducido el límite de velocidad en autopistas y autovías. La medida no sólo ahorrará enegía, sino que salvará vidas. Se echa en falta, sin embargo, un política energética general por parte del gobierno de Zapatero, que todo lo hace a parchazos.
Apéndice al post de ayer:
Dentro del giro lingüistico, olvidé mencionar el giro hermenéutico. Heidegger piensa que el lenguaje le trae a uno a su origen para volver a llevarlo a lo original. Como Gadamer dice en Verdad y método: «La analítica temporal del estar ahí (Dasein) humano en Heidegger ha mostrado en mi opinión de una manera convincente, que la compresión no es uno de los modos de comportaminto del sujeto, sino el modo de ser del propio estar ahí». Es cierto que Heidegger (y Gadamer visto lo escrito) no destaca precisamente por ser empírico (Sloterdijk le echa en cara el no haberse servido, aunque fuera un poco, de la antropología), pero su perfecto conocimiento de la lengua clásica griega y de la etimología de la misma le facilita la reintrepretación de los orígenes de la filosofía y por ende de la ontología. De ahí que esté de acuerdo con Kenneichdich en una cosa: «la vuelta sobre la historia de la filosofía». A mi personalmente Heidegger me hizo comprender a los llamados filósofos presocráticos porque consigue introducirse en el sentido, digamos, «sentimental», de aquellos personajes, es decir, en el de sus palabras, y en el de su tiempo, que yo, por mi parte, traté y trato, en la medida de mis entendederas, de despojarlos de misticismos y transcendentalismos y adaptarlos a la ciencia y filosofía (especulación al respecto) evolucionistas, objeto de la cuales es el hombre, su «ontica» y todo lo que puebla este planeta. Toda especulación que deje de lado el aspecto empírico peca, en mi opinión, de ficticia y religiosa, o si se quiere, de ser mera narratividad.

Madrugador | 28/02/2011 16:54:01
Ay, que tiene pelusa el peque. No me llores: cuando tú digas algo medio con sentido también tendrás tu chuche!! Agú, agú, ¿quién quiere al nene, quién lo quiere?
............
Lo siento, gflorez, es que me lo ponen demasiado "a güevo". :-D Pero no se volverá a repetir.

Dale una chuche a este, que la está pidiendo a gritos.

gflorez | 28/02/2011 16:47:06
Pues yo acabo de leer tu comentario de cierre de ayer y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
También he leído el de almigmon y también de acuerdo (aunque matizaría alguna cosa sobre la revolución científica pero no quiero dar más la "brasa" con un tema que no es el propio de este blog).

No quiero ni pensar la decepción que deben sentir los que no han sido nominados a los GRANDES DEL DÍA por parte del fulano este que ha escrito por ahí abajo.
Por cierto, Zapatero ha reconocido las impresionantes ventajas de la nueva improvisación esta de los 110 y ha "deseado que no se prolongue mucho".
Hay días que es mejor no levantarse o hacerlo a la una de la tarde, como JMI.

kenneichdich:
Me he partido de risa, parecía otro comentario del colirio, dando replicas de dos palabras a todo el mundo. Prefiero tus largas explicaciones.. Si todos hiciésemos eso de escribir dos palabras y zanjar el asunto hasta el día siguiente, parecería esto un cruce de telegramas ininteligibles. Espero que no cunda el ejemplo...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal