Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

23 mar 2011

Elijan: pegarse un tiro o colgarse

Por: José María Izquierdo

Z Les preocupa la semántica, o la filología, o cualquier otra disciplina que trate del lenguaje, según veo.  Está bien, que a lo mejor así muchos de nuestros aguerridos combatientes con fuego en los sintagmas, si bien convertidos en edulcorados pacifistas desde el último fin de semana, reconducen su lenguaje soez y cuartelario. Sería un descanso poder leerlos sin tanta profusión de adjetivos y sin que obligatoriamente tengan que parecerse  al muy cursi José María Pemán o a cualquier fascista ilustrado, tipo Jaime Campmany o Rafael García Serrano. A lo mejor conseguirían que alguien les tuviera en cuenta sin tanta basura entre artículo y sustantivo. Sin tanto insulto y sin tanta ignominia. No es fácil, lo sé, porque ante la falta de argumentos de muchos de ellos, si les quitas los adornos se quedan en nada. Seguimos, claro, con Libia y la sucesión de Zapatero.

En Abc, vayan ustedes a saber por qué, les motiva mucho el suicidio. Más concretamente, el de los otros, siempre y cuando los otros sean socialistas en particular, o de izquierdas en universal.

Y ojalá fuera broma.

Por ejemplo, La Razón: “La no guerra de Libia”. Sumario: “Zapatero no usó la palabra guerra para referirse a la intervención militar contra Gadafi, Rajoy la utilizó dos veces y Llamazares ocho”. Y otros: “Apoyo casi unánime: el presidente consigue un apoyo del Congreso de 336 diputaos y sólo tres en contra”; “La frase: Llamazares al Presidente: ‘Quien le ha visto y quién le ve’, le dijo el líder de IU en la sesión del Congreso”, y “La cifra: 25 millones de euros aproximadamente es lo que costará la operación española según cálculos de Defensa”. Algún apunte. Por lo pronto, y aunque él quisiera, Llamazares ya no es el líder de IU. Por puntualizar, vamos. Y solo decirles que me encanta que La Razón considere que la frase de la sesión sea una de las pronunciadas por un izquierdista irredento como Gaspar Llamazares. ¿No es enternecedor ver cuánto les gusta el discurso  de uno de los tres diputados, se lo recuerdo, frente a los 336 a favor, que votaron en contra? ¿Le gusta ahora a La Razón lo que dice Llamazares? Pues no señores. Que destacamos la frase en primera página, se supone que para demostrar la hipocresía de Zapatero, faltaría más, pero le afeamos en el editorial que “fuera la nota discordante”. ¿Saben lo que es utilizar torticeramente todo lo que se menea? Pues eso.

Alfonso Ussía se enreda en algo de racismo que no se sabe muy bien qué es porque solo alcanzo a leer cosas tan obvias – y alguna falsa- que dan como un poco de vergüenza… hasta que el lector se da cuenta de que la cosa va de defender a Mourinho y a Cristiano Ronaldo, que ya se sabe que lo de Ussía con el Madrid es algo más que pasión desaforada. La mentira: “Un árbitro se vio obligado a interrumpir con amenaza de suspensión un partido de fútbol porque un grupo de aficionados groseros y maleducados le llamaron ‘negro’ a Samuel E’too”. No, no le llamaban negro. La llamaban mono y le hacían gestos como si fuera uno de tales, chimpancé o gorila. Dice que a Mourinho y a Cristiano Ronaldo se les canta, sin que nadie se rasgue las vestiduras, un pareadillo que dice "ese portugués, hijoputa es”. Pues hombre. Sí, nos las rasgamos los mismos, es de suponer, a los que no nos gusta que le llamen mono a E’too o, en general, que no le llamen hijoputa a nadie. Lo de racista es un agravante. Lo malo es el insulto. Y Ussía no es el más indicado para afear a nadie comportamientos tan groseros. ¿Le recordamos las sartas de insultos que pueblan sus columnas? Ahora les preocupa la corrección en el lenguaje. Ja.

Abc, perdido ya en el vericueto de la pequeña politiquilla de cuarto de estar titula, sobre una foto de Zapatero que “Gadafi ya no es su objetivo”. Sumario: “Zapatero viste ahora de acción humanitaria la intervención bélica, aprobada ayer en el Congreso, y dice que lo que se busca es un cambio de régimen y no relevar al dictador libio”. Abc sabe, cómo no lo va a saber, cuál es el alcance de la resolución de Naciones Unidas. Y el objetivo de Zapatero no puede ser otro que el acordado entre los países con los que participa en la intervención, Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos… Podrán repetirlo mil veces para consumo de fanáticos, pero esta acción contra Libia compromete a muchos países, sobre todo a los mediterráneos, y no es una guerra emprendida por un caprichoso -y belicoso- Zapatero. Hacer el ridículo está mal para un periódico de tanta veteranía. No parece serio leer un editorial que se titula “Zapatero, de Irak a Libia”, en el que se leen cosas como que la intervención contra Sadam Hussein estaba avalada por Naciones Unidas… O tener que aguantar a Martín Ferrand sacar aquello del ‘ardor guerrero’ de Zapatero, a Antonio Burgos preguntar “¿Cuánto nos cuesta Libia?”- se le puede contestar: por ahora está previsto que sea una décima parte, 25 millones, de lo gastado en Irak-, a Ignacio Camacho malinterpretar a George Lakoff o a Carrascal titular “Zp se va a la guerra”. Ya verán que son las mismas simplezas que dicen en Libertad Digital. ¿Está cómodo el centenario Abc, está cómodo el moderado grupo Vocento, en ir del brazo con la ultraderecha? Aunque bien mirado no debe molestarles mucho, que el director de Abc, Bietio Rubido, ya es contertulio habitual de Jiménez Losantos, se supone que con todas las bendiciones de sus empleadores. Puestos a decir vulgaridades y frases hechas, empobrecido el lenguaje como lo han hecho, ¿podemos decir nosotros que no sé quién los crea y que al final acaban como amiguetes?

En El Mundo, más retorcido, que el título de primera requiere leerse, antes, un kilométrico antetítulo y, después, un kilométrico sumario para entender algo: “No somos como ustedes”. Eso tras “Rajoy apoya a Zapatero contraponiendo su conducta a la del PSOE sobre Irak”, seguido de “En lo que nosotros dependa, nadie tendrá ocasión de pensar que la posición de los españoles en el mundo sea inestable, nadie podrá temer que nuestra lealtad con los aliados se muestre pendular, y nadie podrá sospechar que la palabra de los españoles es movediza u oportunista”. ¿Han visto qué cantidad de letras para un titular? A Jiménez Losantos también le preocupa el lenguaje: “El Parlamento existe para parlar, o sea, hablar. Se supone que su función utilizar las palabras…”. Todo para llegar a esta conclusión: “Detesto el pacifismo progre, pero así,  esta guerra, no”. A Pedro Cuartango, por cierto, la tragedia de Libia le parece que acaba en farsa, y el editorial afirma que Rajoy le sacudió “a Zapatero con guante blanco”. No lo duden: también dice lo de la aprobación de la ONU a la invasión de Irak y que Aznar solo envió tropas cuando ya había acabado el conflicto. ¿Será una alucinación colectiva aquella foto de las Azores que, fue, y nadie en su sano juicio lo duda, lo más importante de la aportación de Aznar, y no unas armas o soldados que nadie echaba en falta? A David Gistau le robó el corazón el valiente portavoz de IU: “Llamazares fue el único orador en el que vibraron principios puros”. Veremos si se repiten los mismos piropos cuando ponga a parir, un suponer, a los banqueros en particular o a los capitalistas en general. Pues también son “principios puros”…

Les decía de Libertad Digital y sus coincidencias con los periódicos llamados serios. Busquen ustedes, si gustan, la pareja de cada frase entre La Razón, Abc o El Mundo. Título de su portada y principal información, firmada, ni más ni menos, por  Ketty Garat: “Zapatero logra el permiso para ir a la guerra si  mencionar la guerra”. O “Solo Llamazares le ha recordado [a Zapatero] Irak”. ¿Les digo algo de sus comentaristas? Allá vamos. José García Domínguez: “Ardor guerrero”; Grupo GEES: “Odisea 2011”; Agapito Maestre, “Entre la guerra y la miseria política”, y en lugar destacado situamos hoy a nuestro Pablo Molina, tan apreciado en este blog. Un parrafillo de su fina producción: “Los nacionalistas catalanes, siempre tan respetuosos con el orden político ajeno, dicen que apoyan a Zapatero porque resulta inaceptable que Gadafi vulnere los derechos humanos, lo que no les impide hacer lo propio en el territorio que gobiernan en lo que respecta al uso de la lengua materna, especialmente en las primeras etapas de la educación de los niños”. ¿Les noto desilusionados porque es poca cosa tanto Molina? A ver con ésta: “Sus colegas vascos, por su parte, se muestran escandalizados por el número de víctimas civiles ocasionadas por el Gobierno de Gadafi, pero en cambio apoyan la vuelta a las instituciones democráticas de un grupúsculo sospechoso de apoyar a un grupo terrorista que lleva mil asesinados no al otro lado del mediterráneo, sino allí mismo, junto a los caseríos y los batzokis donde se reúnen estas plañideras con txapela”. ¿Mejor?.

Pero les he dejado para el final otra firma de Abc, la del ínclito filósofo Gabriel Albiac, que no habla de Libia. El gran erudito, pertrechado con todos sus saberes enciclopédicos, ha preferido abordar la sucesión de Zapatero: “No hay límite: a mayor vulgaridad, identificación más alta (…) Televisor y urnas son el espejo mágico de la bruja de Blancanieves. El ciudadano exige que la imagen que aparece le resulte aún más abyecta que la suya propia. Por eso triunfan en los talk-shows personajes repulsivos. Por eso ganó dos veces en las urnas Zapatero: lo inconcebible. Racionalmente”. Si les ha gustado el primer plato, continúen con el segundo, que aún tiene más sustancia. Como debe ser: “Llegó al poder, porque una pulsión masoquista demasiado humana está siempre tentada de poner en el mando supremo al tonto de la tribu. Era cosa de mucha risa, y además -necios de nosotros- pensamos que el descacharrante sainete nos iba a salir gratis, porque, al fin, las cosas del Estado funcionan por sí mismas y uno podría -como hicieron los hippies californianos, en los años sesenta- presentar un cerdito a las presidenciales con la certeza de que, si ganaba, todo continuaría igual que con un bicho humano. La boutade era graciosa. Su anacrónico éxito aquí ha sido catastrófico”.

Y les recomiendo el postre aunque les advierto que es para estómagos fuertes: “Cuando el Nadie sonriente se instaló en la Moncloa, éste era un país rico. Siete años después, está en la ruina (…) Para volverse a casa. Tan tranquilo. Yo en su lugar, al menos, me volaría los sesos. Dignamente”.

¿Qué les decía al comienzo de la incontinencia verbal de nuestros cornetas? Herman Tertsch, en una columna de Abc del 30 de setiembre de 2010, al día siguiente de la huelga general, escribió que Méndez y Toxo “no tienen más opciones que una retirada ignominiosa o una soga en la buhardilla”.

¿Volarse los sesos o ahorcarse? ¿Alguien escribirá de alguna ministra que para salvar su honor debería tirarse desde el piso 40 de alguna de las torres madrileñas? ¿Algún otro dirigente socialista debe cortarse las venas? ¿El harakiri? ¿El envenenamiento?

Entre el clavel y la rosa, la reina escoja. Como diciendo.

 

Hay 146 Comentarios

Molinero
Todas las guerras tienen un componente económico, solo que en algunas es el principal componente y en otras es mas secundario.
Los datos que te doy son un pequeño retazo de la situación real de Irak a día de hoy, si tienes interés investiga un poco sobre las pistas que te doy al final del post.
Los motivos económicos de la guerra de Libia están por demostrar. Mientras que los motivos económicos de la 2ª guerra del golfo están más que demostrados.
En la 2ª guerra del golfo primaron por encima de todas las razones humanitarias las motivaciones económicas y geoestratégicas de control del centro neurálgico de la producción de crudo mundial (léase golfo pérsico)
Deberías distinguir entre guerra preventiva, termino esgrimido por la administración Bush, y guerra disuasoria que es esta de Libia.

camaradas NO progres, obviamente, quería decir...

Desmayo histérico, mira que podéis llegar a ser tramposos, figura...
Nosotros, los progres, a ese sanguinario ya le hicimos la guerra allá por 1991 junto con otros 30 países ¿o es que esa parte del artículo de la Wikipedia te la has querido saltar? ¿Que por qué no se acabó entonces con él? Por razones relacionadas con el derecho internacional que supongo podrás buscar en internet.
Insiste en justificar que esa coalición de 7 países en total buscaban acabar con Sadam por razones puramente humanitarias... Es lo que os queda a ti y a tus camaradas progres, justificar lo injustificable. Y seguid, por favor, convence a todos tus amigos de que lo hagan que le va de perlas a los intereses de los de enfrente.

Publicado por: cogito | 23/03/2011 22:41:46

No, hombre, no, cogito, por ahí vamos mal. No quise contestarte a algo parecido que comentaste ayer a cerca de la superioridad de civilizaciones, subdesarrollos y medievalismos porque supuse que te habías retirado ya.

Como quiera que hoy lo anuncias pero que prometes volver a ver si hay cosecha, aportaré mi granito. Lo que no te prometo es que te enriquezca, pero espero que de algo te sirva.

"Dejándonos de ostias sobre "el respeto" a las demás culturas y gobiernos", como pides (aunque te tenga que afear las formas y decirte que cabrían un millón de matices que hacer), lo que voy a hacer para que veas que no tienes razón (o mejor dicho que hay gente que no te la daría, para que no digas que te quiero imponer una opinión que no es la tuya) por ti mismo te voy a recomendar una película por si no la has visto:
"Las Invasiones Bárbaras" de Denys Arcand.

Cierto es que siendo tú de derechas, quizá, puedas tener prejuicios sobre esta magnífica película canadiense de marcado acento 'progre'. Pero de verdad que te la recomiendo y para que pierdas cuidado te diré que a mí me la recomendó un amigo mío de derechas.

Es más, va de un 'progre', sí, pero también es verdad que va de sus contradicciones internas por lo que le encontrarás el sentido, más allá del motivo que la trae al blog. Además, el hijo del prota es más bien de los tuyos. Hay un litigio entre la sanidad pública y la privada, el uso de las drogas, el derecho a la vida en contra del derecho a la eutanasia... Vamos que te va a gustar.

Pero volvamos a lo que te iba, se llama "las Invasiones Bárbaras" porque es como una obsesión del prota, profesor de historia si mal no recuerdo, que se hace eco de algo que para todo observador 'imparcial' de la historia de la humanidad es bien sabido: que la historia es cíclica y que lo que marca en realidad cada ciclo de dicha historia, el agente regenerador si lo prefieres, son las invasiones bárbaras.

Son los bárbaros (ayer hablabas de Roma, buen ejemplo de cuanto digo) los que generan el cambio, los que hacen que el poder reinante caiga cuando es demasiado elevado o, lo que es más común, demasiado decadente.

Si te fijas un poco, la 'vida' de las civilizaciones se asemeja mucho a la vida de cualquier ser vivo: Nacimiento, Desarrollo, Apogeo, Decadencia y Extinción.
Bien, pues de la Decadencia puede que no, pero de la Extinción el responsable suele ser una invasión bárbara.
Y lleva pasando desde los Sumerios hasta ahora.

Mira lo ocurrido, por ejemplo, en España, con brocha gorda:
Celtas e Íberos y Roma (la del siglo I), Roma y Bárbaros, Bárbaros Católicos y Árabes, Árabes y Reconquistadores, Reconquistadores y Franceses Napoleónicos...

Vamos, que lo de la supremacía...psss la militar, quizá, sea determinante pero en el resto de campos... No, no va por ahí la justificación de la ingerencia de las naciones de Occidente en el devenir del resto del mundo, no. Definitivamente no.
Un saludo.

Publicado por: cucurrucucu | 23/03/2011 23:52:35
Tal vez el fuerte factor económico de esta guerra no tuvo para ti la suficiente importancia dada tu desmemoria histérica.
…………………………………………..
Pues ya veremos cómo queda Libia después de la ayuda humanitaria de ZP y Sarkozy ¿No le debía un favor ZP a Sarkozy? ¿Aquí no hay intereses económicos?

Desmemoria
Desmemoria después del resbalón de fechas sobre la humanitaria guerra de Irak (2ª guerra del gofo) haciendo honor a tu desmemoria olvidas ciertos aspectos sin duda esclarecedores así como otros expuestos aquí en este foro.
Desde la invasión de Irak han muerto entre 80.000 y 90.000 civiles iraquíes. Cuatro millones y medio de personas han abandonado sus casas. Hay al menos un 60% de paro. Más del 40% de la población está en el umbral de la pobreza extrema. Seis millones de personas sobreviven gracias a la ayuda humanitaria, el doble que en 2004. El 70% de la población no tiene agua potable.
Aunque otros estudios como los realizados por Lancet elevaban la cifra hasta 600.000 iraquíes. Mientras, la cifra de soldados estadounidenses muertos en Irak ronda ya los 4.000, y la de soldados británicos fallecidos supera los 170.

El valor de las opciones accionarias del vicepresidente Dick Cheney en Halliburton pasó de 241.498 dólares en 2004 a más de 8 millones de dólares en 2005,
Recientemente la compañía ha sido objeto de varias controversias relacionadas con la Guerra de Irak de 2003 y la relación mantenida con el vicepresidente de EE.UU. durante la administración de George W. Bush, Dick Cheney. Cheney, quien era consejero delegado de Halliburton desde 1995, se marchó de la empresa durante la campaña de las elecciones presidenciales del año 2000 con una indemnización por despido de 36 millones de dólares. Para el año 2004, había recibido 394.548 dólares en compensaciones por parte de la empresa mientras ejercía ya como vicepresidente estadounidense.
Los medios de comunicación abordan rutinariamente la vinculación entre Cheney y su inversión financiera en Halliburton, uno de los más grandes contratistas norteamericanos de Defensa que recibió en Irak contratos no licitados y sin supervisión.
Tal vez el fuerte factor económico de esta guerra no tuvo para ti la suficiente importancia dada tu desmemoria histérica.
De los contratos del petróleo y de los cuerpos especiales para la protección de los pozos así como los contratos de seguridad privada y de la conferencia de donantes hablaremos en otro momento.

Om.

Solo deciros que en tema este de Libia, aun queda muchísimo por ver y si esto solo es el comienzo y ya se les ha caído la venda de los ojos a todos los que fueron engañados cuando lo de Irak, según pase el tiempo y se desarrollen los acontecimientos, veremos lo que opinan los ciudadanos de esta “Misión Humanitaria” el Libia. Si Irak fue la guerra de Bush, Blair y Aznar, esta de Libia es la guerra de Obama, Sarkozy y Zapatero. Si en una había intereses inconfesables ¿No seréis tan inocentes como para pensar que en esta no podía haber menos, verdad? Ya podéis quitaros la pegatina de no a la guerra y poneros la de hipócritas sectarios sin escrúpulos. Os la habéis ganado a pulso.

Están muy, muy crispados y llegando al limite ¿o es que no lo encuentran?.

Al "desmemoriado" y ¿que tiene que ver todo esto, con la guerra de 2003?, estos hechos eran conocidos con anterioridad a la primera guerra del golfo (la matanza de kurdos se perpetro ó1980 y 1988, ¿porque no se echo a Sadam y se siguó la primera guerra?.
No busquies justificación fuera de la que se nos vendió en ls Azores, y la participación española en la guerra no fue significativa por nuestra escasa participación militar (EEUU ni la queria ni la necesitaba), sino por el apoyo incondicional dado por Aznar y lo que ello implicaba para EEUU ante la comunidad internacional (dar visos de una coalición cuando respondia a intereses del Bush). No importa el nivel de participación española sino el seguidismo y apoyo de nuestro gobierno, basándose este, además en una sarta de mentiras que nos vendieron, de ello, aquella TVE de la época dió cumplida cuenta, era solo la voz de su amo (por cierto ¡que diferencia con la actual!)

El 5 de noviembre de 2006, tras dos años de juicio, Husein fue condenado, junto con otros dos acusados, "a morir en la horca" por el Alto Tribunal Penal iraquí, que lo encontró culpable de haber cometido un crimen contra la Humanidad, por la ejecución de 148 chiítas de la aldea de Duyail en 1982. También se le atribuye a su responsabilidad el ataque químico a Halabja (1988), el aplastamiento de la rebelión chiíta (1991), las fosas comunes (1991), la guerra contra Irán (1980-88) y la invasión de Kuwait (1990).
………………………………………………………
A este genocida fue al que no ayudamos a capturar y poner en manos de la justicia. Fue a su pueblo al que no ayudamos a pacificarse y reconstruir el país en democracia. Fue gracias a todos aquellos que, como no tenía armas de destrucción masiva y la guerra no tenía un papelito de la ONU y además, gobernaba en España el Partido Popular, les pareció mejor encogerse de hombros, ponerse una pegatina en el pecho, hacer una manifestación y luego cruzarse de brazos hasta el día de hoy, en que les dicen que esta masacrando a los libios un dictador que aun tiene que hacer infinitamente más daño que el que ha hecho hasta ahora, para poder llegarle a la suela de los zapatos al infame genocida de Irak. Ahora la guerra es necesaria y legal, mira por dónde ¿Sabrán los muertos y sus familias de Irak, que no les ayudasteis por ser ilegal e inmoral? Y lo que es peor ¿Les importaría, si les hubiesen salvado la vida las tropas españolas?

1 2 3 4 5 6 7 ... 14 15 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal