Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

28 jun 2011

Dignísimos obispos

Por: José María Izquierdo

Iz Hay Debate sobre el estado (calamitoso) de la Nación y los periódicos de nuestros amigos de la fiel infantería preparan sus cañones de proa, estribor, babor y hasta de popa. Le dan por anticipado a Zapatero por hablar y le premian, también por anticipado, a Rajoy por callar. Mientras, los obispos vuelven a meterse donde nadie les llama, o al menos este humilde bloguero no lo ha hecho, y Carlos Dávila habla en La Gaceta de una posible intervención del Ejército en el País Vasco. Así, como al paso.

 

Mi Y Antonio Mingote, en Abc, responde hoy a una crítica de este catavenenos con la dedicatoria de una viñeta. La conservaré.

 
En La Razón le han cogido el gusto a la conjunción astral. Es muy divertido y muy chupi. Verán. Se trata de coger varios papelitos en los que se anotan distintas noticias del día. Se meten todos ellos en un gran recipiente de cristal y se le dice a Francisco Marhuenda, el director, que saque una notita al azar. Ejemplo: “Otegi declara en la Audiencia Nacional”. Lo primero que hay que hacer es retorcer la noticia. Pero en eso ya tienen práctica de años, así que esa comparecencia se traduce en “Los jueces permiten a Otegi dar su ‘mitin’”. Bien: ya tenemos la primera parte. Luego se le dice a Marhuenda que saque otro papelito. Y se juntan. Se permiten hasta dos cambios, que el segundo papel decía “Nadal vence a Del Potro en Wembley”, y quedaba un poco raro: “Los jueces permiten a Otegi dar su ‘mitin’ el día que Nadal vence a del Potro”. En el tercero hubo bingo. Y ahí tienen el titular, tan repugnante como acostumbran: “Los jueces permiten a Otegi dar su ‘mitin’ el día que el Congreso calla a las víctimas”.

Pero el general conjunto no desmerece del primer titular. Otro: “Los mandos militares reclaman a Chacón que les dejen atacar”. “Creen que es necesario pasara a la ofensiva, y no sólo defenderse, para evitar más muertos en las emboscadas de los talibán”. O este otro: “Pensiones por hospitales”. “CiU apoya la jubilación a los 67años a cambio de que Cataluña reciba la propiedad de la red sanitaria”. ¿La propiedad? Y sobrevolando toda la página, “La Iglesia pide objetar ante la ley de la muerte digna”. A lo que le dedicamos el editorial principal, por supuesto, que ya dijimos que la Conferencia Episcopal se constipa y La Razón estornuda. “Eutanasia encubierta”, se titula el papel, que intenta discutir una ley que se discute en el Parlamento elegido por todos los ciudadanos desde las creencias mágicas y religiosas de un grupo de obispos, a quienes les parece mucho más digno que los humanos nos muramos sufriendo como perros, que ya se sabe a qué hemos venido a este valle de lágrimas. ¿Llaman los obispos a desobedecer la ley? ¿Saben ustedes que a estos señores, de curas a cardenales, les molesta mucho la sharía?

Alfonso Ussía se enfada sobremanera con el Gobierno y los soldados muertos en Afganistán, porque Zapatero dijo que no era una guerra, sino una misión bélica. Y a cargo de tal estupidez -de Zapatero, digo- escribe cosas como ésta: “La Alianza de Civilizaciones -¿sigue Mayor Zaragoza en el chollito?-, esa descomunal soplapollez de nuestro presidente del Gobierno, no ha tenido respuesta entre los talibanes. Y nos han matado a noventa y seis soldados en medio de la afonía oficial y el silencio de los golfos”. Gesto marcial, mentón arriba, hombros levantados, pecho paloma, Ussía se inmola: “Son nuestros soldados, nuestros militares, los de todos, y su honor es el que salva nuestro deshonor, y su valentía es la que cubre nuestra cobardía, y su sacrificio es el sustento de nuestra comodidad, y su espíritu el contraste de nuestra indolencia. No tengo duda de que por escribir todo esto voy a ser señalado como un fascista peligroso. Si ése es el precio, lo pago honrosísimo”. ¿Y quién va a perder el tiempo en llamarle algo a Ussía? Por cierto que Cefas también está hoy muy digno, que era el Día de la Dignidad en el Dignísimo Diario de La Razón Digna. Y está así de contento porque la Casa Real española no va a asistir a la boda del príncipe Alberto II de Mónaco. Cefas lo justifica: “El actual príncipe es el bisnieto de una lavandera o camarera, dicho con respeto a estas profesiones, que fue la amante de Luis II. A su hija la casaron con un Polignac y, por supuesto, no gobernó el principado, Lo hizo su hijo. No hay grandeza en los actuales Grimaldi”. Diga usted que sí, señor Cefas. Una lavandera. Por dios.

El Mundo titula “Zapatero paga el voto de CiU con 8 hospitales que da a Cataluña”. Sumarios: “Aprobada la jubilación a los 67 años con el apoyo nacionalista” / “El PSOE dice que nada impide que el fondo de reserva de la Seguridad Social compre bonos ‘patrióticos’ de la Generalitat”. Más caretas: “Otegi hace suyo el éxito de Bildu sin condenar a ETA”. Y hay otra con los ‘tedax’ y el 11-M. Pero me niego. Aquí procesamos basura pero a veces se taponan los conductos. Una simple avería. Lo resolveré. Del primer tema lleva editorial: “La nación, en peor estado que nunca”. Por decir algo, que en realidad va del Debate parlamentario que se celebra hoy y de la necesidad de que Zapatero convoque elecciones anticipadas. Protesta mucho El Mundo de las cesiones a los nacionalistas, pero no veo ni una línea, quizá por mi conocida minusvalía oftalmológica, de cómo es posible que el PP no apoye una medida como la de la jubilación a los 67 años, que encaja en su línea económica como el guante de Gilda, pero que ha preferido que sea el Gobierno quien cargue con el mochuelo. ¿Se les ocurre alguna palabra para definir esta política? A mí sí, ni lo duden, pero tampoco es cosa. Como se me ocurren varios calificativos para esta frase de Luis María Anson: “Cerca de un centenar de militares españoles han perdido la vida en Afganistán, amén el crecido número de heridos y mutilados. Y todo ello sin otro motivo real que el deseo de Zapatero de establecer una buena relación con Obama. Carmina Chacón, la pobrecilla, está volada y no sabe cómo justificar la presencia de España en la guerra que acosa a los dos antiguos pacifistas”. Pues también me las callo. Y puestos a ejercer el voto de silencio, qué tranquilidad, oigan, les cuento que también publica Salvador Sostres. Eso. Firma una cosa.

En Abc también hay editorial de preparación para el Debate de hoy. Lo mismo de siempre. El agotamiento del PSOE se demostrará, etcétera. ¿Acaso una mínima indicación a Mariano Rajoy para que nos diga cuál será su política, ya que es el último Debate de la legislatura, y que al parecer está al caer su presencia salvadora en La Moncloa? ¿Quizá es mucho pedir, tanto al PP como a la prensa adicta? Lleva otro editorial de porqué no fueron algunas asociaciones de víctimas del terrorismo al acto del Congreso. Explica Abc que se debe a la presencia de Bildu en las instituciones. Bueno.

Y Antonio Mingote, ya se lo he dicho antes, me dedica su viñeta de hoy. Recuerden que el viernes pasado critiqué con dureza una viñeta suya en Abc (Véase la entrada a este Ojo del 24 de junio, “Cuando salen del cubil”). Ahí la tienen ustedes. Exquisita de forma y fondo. Dos señores pasean con el Congreso al fondo. Diálogo: “Estamos empeñados en explicar lo mal que lo hacen los demás en lugar de explicar lo bien que podemos hacerlo nosotros”. “¿Podemos?”, le pregunta su interlocutor. “Vete a saber…”, le responde el primero. Guardaré la viñeta. Con respeto.
 
A Manuel Martín Ferrand, en cambio, no le gusta nada la figura de don Tancredo que dibuja el líder de la oposición: “Rajoy, muy en su línea, nos recordará lo mal que lo viene haciendo su predecesor y subrayará el drama del paro, las dudas sobre la resistencia de la UE frente a Grecia, la dolorosa incongruencia de Afganistán, el fracaso de la política internacional española y cuantos etcéteras le vengan al paso; pero sin apuntar una solución posible en ninguno de esos epígrafes. Ni tan siquiera nos sacará de dudas sobre si José Antonio Monago, cuando afirma galanamente que ‘a los terratenientes, que les den’, se expresa por sí mismo o por cuenta del PP”. Claro que a Ignacio Camacho le parece que Rajoy hace lo correcto, a pesar de que el Gobierno, siempre perverso, intente desestabilizarle: “Para Rajoy, el único riesgo consiste en medir mal el vapuleo. Aunque le van a enseñar el trapo para arrancarle medidas de su programa le sobra flema para aguantar ese envite”. Será por flema... Pero Hermann Tertsch siempre tiene a punto un párrafo para que no nos descuidemos. Hoy elegimos éste, que seguro que les gusta: “Hay algo en común entre nuestra tragedia nacional en Guipúzcoa, nuestra entrega de Afganistán a los talibanes -donde Karzai parece ya Nayibulah, aquel títere soviético ahorcado en público en Kabul- y nuestra desgraciada campaña en Libia, donde por supuesto que caerá Gadafi, pero nos hemos dejado la credibilidad de la OTAN y quizás su unidad trasatlántica. Común es la falta de ganas de ganar. Porque se olvidan las razones”.

Razones, por ejemplo, como las que Federico Jiménez Losantos asegura que tienen las víctimas del terrorismo para no ir al acto del Congreso. “Que se metan su homenaje por donde les quepa”, decía ayer en es.Radio. Lo explicaba: “Tenemos a dos soldados muertos en Afganistán, dice la ministra de Defensa que para evitar que aquello sea un nido de terroristas” y, sin embargo, decía Jiménez Losantos “tenemos al Gobierno de esa ministra que acaba de entregar Guipúzcoa a la ETA para que sea un nido de terroristas”. Lo dicho: "Que se metan su homenaje por donde les quepa, que es lo mínimo que pueden decírsele a Zapatero, Rubalcaba y Chacón...”

Pero démosle a Carlos Dávila, el director de La Gaceta, el punto final de hoy, que ya da por hecho una presunta reducción del Ejército que nadie ha confirmado y que ayer contaba El Mundo. Y algo más. A ver si les gusta: “Y pregunto: bueno, y si aplicando estrictamente la Constitución que obliga a los Ejércitos a garantizar la ‘soberanía e independencia de España y a defender su integridad territorial’, las Fuerzas Armadas tuvieran que intervenir en el País Vasco, ¿con qué lo harían?, ¿con los pocos furrieles que quiere dejar Rubalcaba? La verdad: nunca creí que sus pactos (y los de Zapatero) con ETA llegaran tan lejos”.

Recomiendo una lectura parsimoniosa de este párrafo. La intervención en el País Vasco, claro, pero el pacto de Zapatero con ETA, también.

Dávila, por cierto, titula su parte de guerra así: “Rubalcaba se cepilla al Ejército”.

Hay 90 Comentarios

Daos una vuelta por los medios y vereís las encuestas, Como parece ser que por lo visto y oído ha ganado Zapatero y no ha sido tan vacuo el debate como nos quieren hacer creer, hay un medio que pregunta no quién ha ganado o no sino si se ha notado la soledad al presidente. Por algo será. El País no ha hecho encuesta o yo no la he encontrado.
Pero de propuestas de la parte contratante, nada de nada. Perdiendo oportunidades, que ya pagaremos.

Haber eduardin tanto colegio de pago pa nana yo cuidando cabra te voy a dar un consejo si puedes poner han antes del verbo lo puedes escribir con h si no sin h," si va han escribrir" ves queda mal con h, si hubieras estudiado gramatica en vez del catecismo otro gallo te hubiera cantao.

Soraya o Soyaja?

Publicado por: Jess | 28/06/2011 14:13:34
Y tiene más dientes que una caja de 24 velocidades de un camión seran de la misma marca que la Princesa del PP la Paletua de la Hija del Mexicano Enano.

No te lleves mal rato buenaventura d., mientras sus votantes no les den la espalda no van a tener reparo en hacer cosas de estas y peores. ¿Quien les va a poner freno?, "ni dios, y menos Dios".

Yo no quiero una muerte digna yo quiero que cuando me este muriendo y se este muriendo el Rouco nos machaque los huevos con un mazo que el sufrimiento nos lleva a Dios, pero primero al Rouco a ver si cambia de idea y puedo yo optar por una inyección letal

La nueva alcaldesa de Villanueva de la Torre, Marta Valdenebro (PP) dijo en su campaña electoral que lo primero que haría sería bajar los sueldos a los altos cargo. Lo primero que ha hecho en su primer pleno es subirse el sueldo 10.000 euros más que el anterior alcalde. De 38.352 euros a 48.542.

Según denuncia el diario manchego ‘Dclm.es’, Marta Valdenebro dijo textualmente: ‘Las primeras medidas que adoptaremos serán llevar a cabo una auditoría de cuentas y bajar el sueldo de altos cargos, empezando por el de Alcaldía’.

Del dicho al hecho más que un trecho se ha demostrado un bulo. La alcaldesa electa se ha asignado un salario bruto de 48.542,18 euros anuales, lo que supone una subida de un 21% respecto al anterior alcalde.

Otra de las promesas incumplidas de su campaña era la de reducir el número de liberados. Durante el primer pleno que tuvo lugar este lunes, se dio cuenta de las dos liberaciones del equipo de Gobierno y una tercera plaza de libre designación que supone la creación del puesto de directora de Políticas de Infancia y Juventud, adscrita a la Alcaldía.

La escusa de la nueva alcaldesa ante las réplicas de la oposición socialista sobre la subida de su sueldo no fue otra que entendía que la oposición no comprendiese esa circunstancia “porque era un tema muy personal”.


Bueno , Bueno , Bueno ,pues nada, esto se explica por si solo ,

Publicado por: Javier | 28/06/2011 9:34:18
Tú crees que los burros vuelan no, quieres que se reconozcan las victimas de torturas vasca, no je je je las que ordeno tortura Fraga Iribarne, anda ya, o lo de Montejurra este episodio democratico del dueño de la calle, por favor.

Retiro lo dicho. Ya ha aparecido.

Señor moderador ¿tanto me he pasado con mi comentario anterior como para que no me lo publiquen? A lo mejor sí. Tampoco me voy a poner a lloriquear como Colirio aquella temporada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal