Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

23 jun 2011

Yo pacto, tú te vendes

Por: José María Izquierdo

El ministro de Trabajo Valeriano Gómez ( d bromea con el diputado del PNV Emilio Olabarría durante la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno del Congreso EFE/ Angel Díaz

Cuántoles gusta sacar el hacha para cortar cabelleras. Tanto, que se olvidan de la retaguardia. O quizá no sea eso. A lo mejor es simplemente que les importa un bledo que se les recuerde sus muchos pecados, que han ganado, y van a ganar, y usted no sabe con quién está hablando. Solo desde la desvergüenza más absoluta se puede insultar a un partido político de ceder ante otros partidos para obtener los votos necesarios con los que sacar las leyes en el Congreso. Vamos, lo que siempre pasa cuando no se tiene mayoría absoluta. Se recuerda cada dos por tres, pero es que ante el descaro conviene mostrar aquel post-it de la historia que recuerda cuando Aznar hablaba catalán en la intimidad, o los tiempos en que Xabier Arzalluz y Jordi Pujol eran dos grandes hombres de Estado con los que hubo que pactar para poder ser elegido presidente. O las cosas que hoy mismo le suceden a Mariano Rajoy y a su amigo José Antonio Monago por tierras extremeñas.

Hoy les traigo César Vidal por partida doble. Algo habrán hecho.

En cualquier caso, recen, que Benedicto XVI nos va a sacar de la ruina.


Traemos primero La Razón pero ya verán que todos se llevan poco: “Un gobierno agónico suplica al PNV para salvar su última reforma”. Sumarios: “Durante el discurso del ministro de Trabajo, Salgado, Rubalcaba y Zapatero negociaban in extremis”; “Rajoy exige al Gobierno que desvele cuál es la ‘oferta irresistible’ que ha hecho al PNV”; “Erkoreka presume ante todos de no haber conseguido nunca tanto por abstenerse”. Bien. La foto de primera, en la que también hay coincidencias, es para el etarra Txeroki. Dice La Razón que el susodicho dio el espectáculo y que en “solo once días, los abertzales han batasunizado de nuevo el País Vasco”. Al editorial: “Gobierno contra las cuerdas”. Que no hace falta ser muy listo para entender las dificultades que tiene el Gobierno actual para sacar cualquier ley es más que obvio, y remarcarlo parece evidente y es natural que la oposición –la política y la de los medios-, así lo haga. Lo que parece un tanto ridículo es la queja genérica sobre el apoyo de los nacionalistas o jugar a que el PSOE solo gobierna porque se lo permiten los nacionalistas. Es que eso pasa siempre cuando estás en minoría. Y pasa más cuando estás en el último año de mandato. Y todavía más si nunca, absolutamente nunca, puedes contar con el partido mayoritario que va a heredar el poder. Ni con presiones de la UE –o de los mercados- ni sin presiones. Nunca. ¿Hay que recordar aquella fatídica sesión del Congreso donde fueron los nacionalistas quienes impidieron el desastre, ante un Rajoy haciendo de don Tancredo? Un don Tancredo vestido con la bandera de España, sí, pero sin mover un dedo para ayudar. Al país. No a Zapatero. Así que habrá que pactar con quien te dé la mayoría, o vender los votos a otros para que obtengan la mayoría a cambio de algo. Que es, ¿alguien lo ha olvidado?, lo que hizo el PP cuando lo necesitó, en La Moncloa, en Baleares o en Canarias, por ejemplo, y lo que hará cuando lo necesite. Como es la norma en democracia. Nada distinto de lo que está haciendo el propio PP en Barcelona: prestar sus votos a Artur Mas por Xavier Trias interpuesto. Por no hablar de Extremadura. Así que tanta agonía y tanto implorar son ganas de hacer teatro. Lo que tanto gusta a nuestros chicos. Ya lo dice González Ferrari: “Gobierne, señor Rodríguez”. Pues eso ha hecho, fíjese usted.

Y César Vidal nos viene hoy, otra vez, con la matraca de Rubalcaba y el 15-M, a los que llama “Los coros y danzas” del ministro del Interior. Pero la broma deja de ser tal en cuanto se menciona el 11-M, que en boca de según qué personajes suena a ignominia. A vileza. Lean: “Con semejante agit-prop socialista, el 11-M no sólo volaron los vagones sino también el sentido común de millones de ciudadanos y aún estamos pagando las consecuencias”. Así que después de esta repugnante basura, y llevan siete años con ella, día a día, mes a mes, poco nos debe de asombrar la continuación, aunque es de las gordas. Tanto, que me paso en la cita: “Quizá mi malicia natural me lleva a equivocarme, pero me temo que el plan del PSOE para los próximos años es el siguiente: 1. ZP se aferra al sillón a ver si pasa a la Historia como el presidente que sacó a Franco de su tumba y, de paso, abre la puerta a la eutanasia, pero no realiza una sola de las reformas que desde el FMI a Bruselas nos exigen todos. 2. Rajoy llega a La Moncloa y se encuentra España convertida en un erial, a lo que se añade que tiene que abordar él, más solo que Gary Cooper, todas las reformas que no se han hecho, como mínimo, desde 2007. 3. El PSOE utiliza su aparato mediático para atizar hasta en el cielo de la boca al gobierno del PP y 4. Los indignantes se lanzan a la calle con Rubalcaba en la pancarta de cabeza flanqueado por UGT y CCOO para luchar con una derecha enemiga de las ‘conquistas sociales’”. ¿Tenemos más? Pues algo más, que hoy no me importa dar en largo a este buen hombre de César Vidal. Para que ustedes le reconozcan bien y no piensen que es cosa mía. Así sigue: “Por supuesto, Rubalcaba, hijo de un falangista entusiasta, oculta que las denominadas ‘conquistas sociales’ no son sino rémoras del sindicalismo de camisa azul del régimen anterior”. Y ahí va el remate: “Con los coros y danzas en la calle que, como en el caso del ‘No a la guerra’, incluirán a la gente más diversa- Rajoy no tendrá más remedio que ir a unas elecciones anticipadas que perderá. Puede que no salga, pero ése es el plan”. Largo, sí, pero grasiento. Como esos concursos de la morcilla más grande.

¿Decíamos agónico? El Mundo: “El PNV y ETA se burlan de un Gobierno que agoniza”. Ya saben lo del PNV. ¿Pero ETA? Pues aquí lo tienen: “Txeroki, el último líder de ETA cuyas palabras Interior utilizó como prueba del éxito de su política, se niega a reconocer al Tribunal que le juzga y desafía al Estado”. Sabe El Mundo, como lo sabe cualquiera, que nada tiene que ver la actuación pública de un preso etarra -o no etarra- con lo que haga o diga en otras circunstancias. Pero da lo mismo, que de lo que se trata es de otra cosa, no de buscar ninguna verdad. Pero en el editorial nos encontramos, negro sobre blanco, el porqué de la miseria. Helo aquí, que Pedro José no pudo resistir el ataque de celos profesional: “El Txeroki que ayer se vio en Madrid se parece mucho nías al sanguinario que ordenó cometer el atentado de la T-4 en diciembre de 2006 que al terrorista derrotado que comentaba en la cárcel -en una conversación que sólo Interior podía controlar y filtrar- que ‘la lucha armada ya no procede’, según recogía en su primera página El País el pasado domingo”. ¿Era eso? ¿Tanto le escoció la exclusiva de El País a Ramírez Codina? Sumen, además, la consigna del día: “A la actitud de Txeroki en la Audiencia se unen los homenajes a etarras, el hostigamiento a los escoltas y el acoso a los políticos constitucionalistas. Han bastado unos pocos días para que el entorno etarra mostrara su verdadera faz, burlándose delante de toda la sociedad de un Gobierno abochornado”. Calcadito de La Razón.

Y antes no hablábamos de Extremadura, pero ahora sí. Dice El Mundo que “Rajoy permite a Monago apartarse del programa del PP para agradar a IU”. Sumario: “Mantendrá el Impuesto de Sucesiones y pedirá restablecer el de Patrimonio”. ¿Y es el PP quien se lleva las manos a la cabeza por las cesiones del PSOE al PNV? ¿A La Razón le parece también que el PP suplica a IU? En fin… Para acabar con El Mundo –quiero decir que voy a terminar las citas de El Mundo, no otra cosa- dos perlas sobre Rubalcaba. La primera, Luis María Anson: “Nadie tiene idea de hacia dónde puede derivar el 15-M aunque todos saben que Rubalcaba prepara una jugada electoral con los indignados”. Bueno. Lo que se le escape a Anson… y dos: Isabel San Sebastián. Que hoy dice lo que ayer decíamos que alguien diría: “No sólo ha legalizado el Gobierno socialista y su mayoría en el Constitucional el brazo político de la organización criminal separatista (…) Ahora, para colmo, permite que una turba de gentuza impida la detención en Francia de una delincuente en busca y captura por orden de la justicia española, sin presentar inmediatamente la correspondiente y enérgica protesta”. Lo sabíamos: la culpa, de Rubalcaba.

Se iba a equivocar Abc. Por lo pronto, foto del Príncipe, que lo mismo llevábamos una semana sin la familia real en primera página y así empezó Mundo Obrero. Título: “Las cesiones a PNV y CiU salvan el decretazo laboral del Gobierno”. Abc habla de “mercado persa” en el editorial, y no vamos a insistir en la tontuna. O la hipocresía, elijan. Y lleva otro editorial con lo que ya sabemos: “Una semana ha bastado para que quede acreditado (…) que Bildu defiende los postulados de ETA en los Ayuntamientos”. Y cuidado, que hoy a Ignacio Camacho le ha dado el arrebato helenístico: “Veinticinco siglos después de Salamina, el bienestar occidental se halla de nuevo vinculado a la suerte de Atenas”. Ahí es nada. También le ha dado histórica a Ignacio Ruiz-Quintano, que no quiere oír hablar del pasado, esa cosa repugnante que intenta agitar Zapatero. Por eso nos trae, in extenso, una carta de Carrillo a su padre de 1939. Para demostrar que él solo mira al futuro.

Claro que puestos a lujo en el lenguaje, nada como La Gaceta: “Zapatero, en total agonía, salva in extremis el acuerdo de negociación colectiva: Los nacionalistas vascos y catalanes humillan a un Gobierno en absoluta descomposición”, o “Valeriano y Salgado ‘mendigaron’ por los pasillos del Congreso el apoyo del PNV y CiU”.

Solo para su información, debo comunicarles que en Libertad Digital se pegan entre ellos. Se lo digo así, como un miserable acusica. En realidad, lo que pasa es que varios columnistas de la casa se están peleando con Pío Moa. Y Pío Moa se pelea… contra todos. La bronca viene de que Moa, en alguno de sus múltiples escritos, equiparó, o mezcló, o algún verbo similar, al franquismo con la democracia liberal. Y eso sí que no, vinieron a decirle sus compañeros de tribuna. La pelea es tan absurda como divertida, que hay que ver a César Vidal, ¡¡¡ César Vidal!!! decir que Moa “se había adentrado en terrenos que no conocía con el mínimo de profundidad necesaria y el resultado era, en ocasiones, penoso. Sus páginas se limitaban a repetir ciertos tópicos, a trazar juicios históricos de tono grueso y no pocas veces erróneo”, cuando habla de su reciente Historia de España. A Vidal, sí, es el mismo de arriba, sólo le parecen extraordinariamente buenos los libros de don Pío sobre la República. Ya me conocen: con las aberraciones de los demás nunca me meto. Por si les puede esa curiosidad malsana que nos hace frenar cuando vemos que se ha producido un accidente -¿se habrá roto alguien la crisma?- les dejo un enlace a la primera acotación de Vidal a Pío Moa. Avísenme cuando los ilustres polemistas estén arrancándose los higadillos y comiéndose las mutuas gallinejas. Hasta entonces, aburrimiento entre ponte bien y estate quieto.

Pero quería comentarles, para finalizar, un titular que trae hoy La Razón en su primera página: “La Jornada Mundial de la Juventud, una oportunidad para la recuperación económica española”. Sumario: “Rouco subraya la raíz espiritual del encuentro, cuando faltan 53 días para la cita más multitudinaria de la Iglesia”. Que es como decir aquello de áteme esa mosca por el rabo. Que si tantos millones y millones de euros se van a mover, ya me dirán a qué viene eso de la raíz espiritual. Que o cuerpo o alma. Habrá que averiguar, por otra parte, cómo va a contribuir en la recuperación económica la presencia de tanto joven -que gastan lo que gastan y en lo que lo gastan, por muy católicos y papistas que sean- o si bien se confía en la febril actividad de los miles de curas y monjas, de tanto obispo e incluso de algún cardenal, que quizá el clero regular se ponga a montar empresas de importación de Masserattis -ya saben mi debilidad- y de exportación de jamón ibérico. Cien. Mil. Doscientas mil empresas y varios millones de puestos de trabajo. Y no me hagan decir lo que no debo sobre lugares existentes en la capital donde dejarse los cuartos y contribuir así a la recuperación económica de España. O, al menos, de su hostelería.

Por lo pronto, nos va a costar una pasta gansa, varias decenas de millones de euros, que saldrá de las costillas de los católicos, los musulmanes, los anglicanos, los evangelistas y los mediopensionistas, e incluso del costillar de los malhadados ateos, aunque estos nos lo tenemos bien ganado por eso, por ateos. Luego, el señor proveerá. Al menos para algunos. Seguro.

Pero siempre, siempre, teniendo muy en cuenta la raíz espiritual del encuentro.

Amén.

 

Hay 109 Comentarios

Vaya, resulta que la oposición debe hablar bien del gobierno jajjaja, bueno esto es asi, basta que salga un antiprogre y ya se arma el bacalao, yo creo que la solución a la crisi pasa por que los bancos den dinero y fin del problema, y asi seguro que gana el Psoe, que falta les hace. Todos los señores que cita el autor del blog son del PP, por tanto que digan algo bueno del Psoe o del 15M seria un milagro, el 15M les incomoda pues la mayoria del PP son muy de derechas y la democracia real no les va, les gusta mas la democracia ireal, y asi nos va

Siempre lo mismo,mas de mas, son cansinos, se piensan que somos tontos, con su discurso UNICO y su pensamiento UNICO, que cuando se sale un renglon de lo suyo, el resto bolchevique, pulgas,bazofia, indignos y despues son profesores de democracia, que pena. Y mientras tanto !Pujol enano¡¡¡¡¡, me lo dices o me lo cuentas, que pena mas grande

Publicado por: ¿Ein? | 24/06/2011 0:52:07
 
¿Véis lo que habéis conseguido? ¡Ya se ha rayado! ¡Como empiece a repetir todas y cada una de las 'aportaciones' que hoy ha hecho el menda lo vais a limpiar entre todos! ¿ein?
 
¡Si es que os habéis pasado! ¡Pobre chico! ¡Si le ha faltado linkar el discurso de fundación del tercer reich! ¡Criaturita! ¡Lo que me he podido reir!
 
¡Cómo me ha recordado a un compi del insti de esos que gustaban de usar chaquetas bomber, botas militares, saludo romano y ni un pelo de tonto!
 
Ese mismo que después de una clase de historia se acercó y me dijo:
¡Joder con los judíos! Si Hitler se quedó corto... Mira, camarada (sí, tenía el mismo tick que Colirio, fijaos que cosas), si los putos yankies le dejan a Adolfo hacer las cosas como dios manda, no tendríamos que haber sufrido ni al 'peludo' de Marx.
 
¿Qué se contesta a esto? ¿Que Adolfo tendría que haber nacido unos 70 años antes para librarnos del 'peludo' ese de Marx? No me reía tanto desde entonces...
 
PD: No os digo en qué partido ha acabado el figura que si no me vais a llamar peliculero. No, no es el PP, empieza por U.

Publicado por: ¿Ein? | 24/06/2011 0:52:07

Siga discutiendo con sus fantasmas (la conjuración judeomasónica y sus esclavos los bolcheviques), pero no nos confunda con ellos.

"El fracaso de la República de Weimar no lo fue de la socialdemocracia porque aquello que allí había NO era lo que ahora llamamos socialdemocracia: los socialdemócratas de entonces eran comunistas, a secas"
Publicado por: kenn | 23/06/2011 23:57:33

Tampo estoy de acuerdo con esto. Ebert, Scheidemann y la cúpula del USPD hicieron todo lo posible por desmontar la revolución, lo que llevaría a la escisión de Rosa Luxemburg y Liebknecht y a la fundación del partido comunista. Creo recordar que Ebert dijo algo así como que "Odiaba la revolución como el pecado" esto es "como la peste". Primero lo intentaron por las buenas, tratando de desarticular los soviets, y luego ya por las malas, echando mano del ejército, cuando la situación se les fue de las manos, y la División de Marina empezó a actuar por su cuenta.

Creo que estáis mintiendo y manipulando, a sabiendas de que mentís y manipuláis para apoyar el proyecto suicida de la Tercera República de los Países Ibéricos.

Publicado por: kenn | 23/06/2011 23:57:33

Harto de discutir con una pared de memeces llama Ein, cambio de tercio para debatir con usted, que seguro que será más productivo y aprenderé algo.
Dejando a un lado las deficiencias de las democracias liberales decimonónicas, que para empezar, no eran democracias en sentido estricto, pues a menudo, una parte de la población carecía de voto, y persistían ciertos privilegios censitarios, creo que si la República de Weimar fracasó, no fue tanto por el tipo de régimen que era, como por la situación en la que se declaró. La sociedad alemana estaba imbuida de un militarismo prusiano que prefería un sistema autoritario. El ejército, conservador y nacionalista, se creía el guardían de las esencias de la nación. La derecha conservadora no quería una democracia. Los ultranacionalistas consideraban, como nuestro amigo Ein, que la Républica era un invento del bolchevismo y el judaísmo internacional y los comunistas aspiraban a fundar una república soviética. A ello se añadía la crisis económica, agravada por el Crac del 29 y un sentimiento de humillación y victimismo fruto de la derrota en la guerra y la obligación de asumir las culpas de la misma, y las pesadas cargas impuestas en la Paz de Versalles.
En resumen, creo que si la República de Weimar no funcionó, fue más por la situación económico-social, que por las virtudes o defectos de esta democracia.

kenn | 24/06/2011 0:01:12

 
Si, se me ha olvidado nombrar al autor del que he sacado la idea, recuerdo que era... un tal Kenneidicht...
 
Pero ya la he hecho mía y espero que otros muchos también. Ya sabes zeitgeist.

Precisamente lo que ahora llamamos socialdemocracia no es otra cosa que el ajuste del sistema liberal que emergerá de la II Guerra Mundial.
Publicado por: kenn | 23/06/2011 23:57:33
……………………………………………………
Y ajustando, ajustando, llegamos a Rubalcaba, pasando por ZP.
¡¡Pues menudo ajuste le habéis hecho al liberalismo!!

¿Mandé? | 23/06/2011 23:51:57

 
¿Ves?, otra vez lo vuelves a hacer. Toda la izquierda en el mismo saco, recuérdame la lista que no me acuerdo: Unión Soviética, Pol Pot, China de Mao, Cuba de Castro, etc. Eso si, a ti Hitler, Musolini, Franco y otros no te simpatizan nada, pero acusas a los demás de los vicios que padeces. Te muerdes la lengua para no soltar lo que realmente quieres decir. Demócrata y liberal, no sabes nada ni de uno ni de otro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal