Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 sep 2011

El faisán que explotó el 11-M

Por: José María Izquierdo

Jamal
Mañana, martes, 15 magistrados que componen el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional verán unos recursos sobre el llamado ‘caso Faisán’. Les resumo: de la valoración del delito, revelación de secretos o colaboración con banda armada irá a un juzgado de Irún, en el primer caso, o seguirá en la Audiencia Nacional en el segundo. Veremos. Pero el tema, como siempre para nuestros aguerridos legionarios de la pluma –los mismos que echan monte abajo con la mirada a los cobardes de Bildu- no es el estrictamente jurídico, no, sino la vergüenza de que esta vista la haya decidido un juez que bebe en las manos de Rubalcaba, el malvado Javier Gómez Bermúdez. ¿El mismo del 11-M? El mismo, sí señores, con lo que de nuevo atamos la misma mosca al mismo rabo, que ya hiede, y volvemos a la conspiración. Lleguen al final, por favor, que podrán leer cómo ha reflexionado Pedro José durante el verano. Una barbaridad.

Isabel San Sebastián dice que ya está bien de gastarse duros en los meñiques de Niwig Uzochukwu, que por cosas como esa estamos en la horrible crisis en la que estamos.

 
Esto de los periódicos empieza a ser un misterio. Pueden leer, si no me creen, la primera página de La Razón, que se la dedica casi en exclusiva a la victoria de España en el Europeo de baloncesto. Un poco exagerada la cosa, pero bueno, son muy dueños en La Razón de darle la valoración que les peta. La novedad, a mi juicio, está en ese casi. Única caretilla además del baloncesto: “El éxito del cambio”. ¿Y eso qué es? Se lo cuento, que ya saben que aquí me tienen para cualquier cosa que deseen, presto a saciar su comprensible curiosidad.

Larazon.750 Pues pasa que ayer, domingo, se les ocurrió una magnífica portada, que aquí les dejo, dedicada a esa España nueva, evítenme los chistes sobre eso de que empieza a amanecer, que se nos abre con la victoria de Mariano Rajoy. La Razón del cambio, decían, y allí había la fotografía de un Rajoy demediado, pero suficiente. Y fíjense qué explicación da de esta cosa, que estamos todos locos, menos mi abuela, que está en el frenopático: “La iniciativa de La Razón para reclamar propuestas para el futuro de España se convirtió ayer en ‘trending topic’ en Twiter”. Ahora van algunos de ustedes, los del oso cavernario, y me preguntan qué es eso de trending topic, y si me apuran, qué es Twiter. Pues eso, amigos, a preguntárselo a los nietos, que aquí hay que venir con la asignatura de “Moderno” aprendida.

Y si eso era en portada, qué les voy a decir del editorial: “Que las razones del cambio fuera lo más comentado en Twitter prueba el deseo de abrir una nueva etapa política”. Les advierto, antes de nada, que esto de Twiter con una t o con dos, Twitter, es cosa de ellos, que me limito a reproducirlo. Y además, por si fuera poco, ¡Mariano Rajoy ha ganado a Rubalcaba en Twitter! ¿Es o no es grandioso? Les decía un poco más arriba lo de los misterios. Es que hace algunos años, a veces parecen siglos, los periodistas intentábamos contar hechos. Qué tontería aquella. Ahora bastan, o al menos a La Razón, las encuestas etéreas de la etérea NC Report, que ya es tener cara, y, aun mejor, los twiter, que dicen ellos. Así que si tuvimos que aguantar a Pedro José cuando descubrió esta modernidad, todo el día inundando las líneas de ridículos mensajes, ahora nos va a pasar lo mismo con La Razón. Y esperen que no le enseñen a Alfonso Ussía la cosa, que ya les he dicho alguna vez, siguiendo las sabias advertencias de un amigo gallego, que todo es empeorable.  Por otra parte, quiero poner en conocimiento de todos ustedes que César Vidal está elevando sus plegarias a quien debe: “Diariamente suplico al Altísimo que el PSOE caiga en la cuenta de que si no reestructuramos el sistema autonómico, reflotamos la red crediticia, flexibilizamos la legislación laboral y logramos un crecimiento económico el barco naufragará y con él los socialistas”. Lo que les hago llegar para su tranquilidad, que así vamos a dormir muchísimo mejor. Dónde va a parar.

En El Mundo optan por llevar a portada un caso de eso de lo que pudo haber sido y no fue. Dicen que “Barreda propuso privatizar colegios, asilos y autopistas”, poco antes de las elecciones, en un estudio secreto que envió a Economía. Dice también El Mundo que la vicepresidencia de Elena Salgado lo rechazó por “impreciso, incoherente e insuficiente”. Bien. En el editorial le dan buena dosis de cera a Barreda por acusar a Cospedal de hacer recortes cuando él pretendía hacer lo mismo, aunque dentro de un texto más genérico en el que se ataca toda la campaña socialista: “Un Rubalcaba perdedor apuesta por una campaña demagógica”. No es sitio éste para estudiar con detenimiento ambos planes, el teórico de Barreda –que allá Barreda- y el práctico de Cospedal –que allá los castellano-manchegos que lo van a sufrir-, pero llama la atención que los recién llegados hayan encontrado ese papel, tan supuestamente comprometedor. Porque, vamos a ver, ¿no habían borrado todo las huestes de Barreda, que ni un postit habían dejado en las mesas, llevados a incinerar miles y miles de documentos, y ni una cookie se podía encontrar en los ordenadores? Pues no, miren, solo dejaron este papelín, ya ven ustedes qué tino para que ahora podamos solazarnos con estos malvados planes…

Al vicedirector de El Mundo, Casimiro García Abadillo, le sorprende que el presidente Rodríguez Zapatero, en privado, que estos chicos de El Mundo siempre saben lo que ha dicho Zapatero en privado, que menudo oído tienen. Y es que dicen que ha dicho una cosa tremenda al hilo del Impuesto sobre el Patrimonio. Esta: “Ahora mi deber es ayudar a Rubalcaba a ganar las próximas elecciones”. ¿Verdad que es sorprendente y portentoso? ¡Cuánto más natural no sería que el presidente hiciera todo lo que estuviera en su mano para que las perdiera Rubalcaba, y así pudiera sentar sus reales en La Moncloa, aún con mayor gloria, el candidato Mariano Rajoy! Y eso que a veces…

Para no irme de El Mundo, aunque volveremos al final, les voy a dejar una pequeña perla, en forma de relato-fábula, que el sábado nos ofrecía Isabel San Sebastián. Nos contaba la afamada autora de novela histórica un hecho que a ella le pareció gravísimo. Decía: “Niwig Uzochukwu es un gigante nigeriano, empapelado de antecedentes penales, que hace unos días estuvo a punto de liquidar a tres policías en Madrid cuando trataban de identificarle. Después de liarse con ellos a machetazos, arrebatarles las pistolas y disparar a bocajarro a un agente, que se salvó gracias al chaleco antibalas adquirido con su propio dinero, el angelito, finalmente detenido, se cortó voluntariamente una falange a fin de retrasar su ingreso en el calabozo. Exactamente la del dedo meñique. Asistido sin demora por una unidad del Samur, fue trasladado de urgencia al Hospital Gregorio Marañón, donde un equipo médico de élite se gastó 10.000 euros de nuestros impuestos en reimplantar el colgajo amputado y dejar al criminal como nuevo”. ¿Hay final ejemplarizante a esta historia? La hay, que nuestra cristianísima Isabel San Sebastián tiene bien claro qué hacer con ese meñique: “Si por mí fuese, a este brutal agresor de policías hoy le faltaría una falange”. ¡Basta de buenos sentimientos!, que dijo un día su héroe Jaime Mayor Oreja, también hablando de negros y similares.

Sí que es grandioso lo de Rajoy y Twitter, sí, que antes hice la pregunta y ahora nos la contesta un editorial de Abc: “Solo lleva tres días en Twitter, pero Mariano Rajoy supera ya a su adversario socialista en un terreno que la izquierda se atribuye como un monopolio. Los tópicos sobre la supuesta lejanía del PP respecto a los usuarios de nuevas tecnologías caen por su base (…) El éxito de Rajoy en el ámbito de la sociedad de la información es una prueba más de que una inmensa mayoría social reclama con urgencia un cambio de rumbo”. El que viene fino es Juan Manuel de Prada, llamado en su siglo El Apocalíptico, siempre tan alegre como unas castañuelas, que con él todo es jolgorio: “Esto que en las sociedades secularistas de hogaño llamamos ‘crisis económica’ es lo que antaño, más propiamente, se designaba como ‘plaga bíblica’. Habría que empezar señalando que las plagas bíblicas no son castigos que un Dios iracundo descarga sobre los hombres, sino consecuencia directa de la soberbia humana, que no sólo no se arrepiente de sus errores, sino que persevera en ellos, negándose la salvación”. Así que ya me contarán ustedes, que contra una plaga bíblica qué va a poder hacer César Vidal, que será multidoctorado pero no milagroso. Y es que fíjense en el final de Prada: “La enésima prueba (…) la tenemos en la nueva ‘inyección’ de dinero que los reyes de la tierra se disponen a hacer a la banca, que sólo contribuirá a un nuevo engorde de los mercados financieros (…) Por supuesto, tanta soberbia y perseverancia insensata no harán sino recrudecer los efectos de la plaga y negarnos la salvación”. Lo dicho, un frenesí de risas.

Les decía en la entradilla lo del caso Faisán. Abc dedica al caso el editorial: “La irrupción del Pleno es, sencillamente, inexplicable desde el punto de vista jurídico. El momento procesal no la justifica (…) Por eso, la decisión de Javier Gómez Bermúdez de convocar el Pleno para resolver unos recursos que debía decidir la Sección Segunda tiene toda la apariencia de una maniobra politizada, destinada a torcer el curso previsible de este caso”. En El Mundo le toca hoy insultar a Gómez Bermúdez a Federico Jiménez Losantos, que ya saben que no hay que picarle mucho. Ni para insultar –sea a quien sea la cosa que se mueva, humana, semoviente o vegetal- ni para alancear al juez canalla, casi tanto que es GB como Garzón. Hoy le llama “Ruberbermúdez, su guardajuez”, vendido como está a las arcas –o los encantos, que no lo dice- del candidato socialista. Pero esta es poquita cosa que ayer fue el día de gloria.

Y lo tuvo Pedro José Ramírez Codina, que para atizar al juez Javier Gómez Bermúdez decidió volver al 11-M y a las diversas teorías -hay que verlo: ¡diez años después y aún con estas mandangas!- que siempre ha manejado El Mundo. Por lo pronto, garrotazo al juez. Y para situarnos, nos trae la repetición de un artículo de junio de 2009. Atentos por si se lo perdieron en su día: “Yo acuso al juez Javier Gómez Bermúdez de negligencia profesional, al incluir en la sentencia graves errores materiales de carácter fáctico en relación al resultado de la pericia de explosivos; de inconsistencia intelectual, al no reflejar en la sentencia las consecuencias lógicas de la prueba pericial por él mismo encargada; de incoherencia personal, al defraudar las expectativas por él mismo alentadas cuando comunicó a las víctimas que algunos policías irían ‘caminito de Jerez’; de frivolidad, imprudencia y posible revelación de secretos al colaborar con el libro de su esposa sobre el juicio; y de manipulación política al hacer una presentación sesgada, tendenciosa y distorsionada de la sentencia. Vergüenza sobre vergüenza”.

Pero ayer Pedro José daba un paso más que no requiere, o eso creo, comentario alguno, que la enormidad, o eso se lo parece al catavenenos, deja poco espacio para la broma. Tras volver de nuevo a la mochila famosa y otros detalles imposibles, dice lo siguiente: “Teniendo en cuenta que fue ese detalle, junto a la creencia -igualmente falsa- de que los cables estaban preparados para que la mochila estallara, lo que llevó a detener a Jamal Zougam aquel sábado día 13 en el que desde la sede del PSOE se le dio la vuelta a la tortilla electoral, estamos ante un punto de inflexión crucial. Tan crucial como para que mis últimas dudas se hayan disipado -he pensado mucho en ello durante el verano- y haya llegado al convencimiento de que ese hombre que la víspera de la masacre había visitado el piso que quería comprarse con su novia y se había machacado en un gimnasio mientras sus presuntos cómplices -con los que nadie llegó a relacionarle nunca- montaban las bombas, ese hombre que ha sido condenado a tropecientos mil años de cárcel sobre la base de dos testimonios oculares tan interesados como dudosos, ese hombre que lleva ya siete años y medio en prisión sometido a un implacable régimen de 22 horas de confinamiento solitario al día -quizá para que se suicide o se vuelva loco- es totalmente inocente y fue elegido como víctima propiciatoria por la trama policial que manipuló la investigación”.
 
Algún dato del sumario. El fiscal solicitó para Jamal Zougam una pena de 38.654 años de prisión. La sentencia se hizo pública el día 31 de octubre de 2007 y a Zougam se le impuso una condena como autor material del atentado y pertenencia a banda terrorista de 42.917 años de prisión. Fue declarado culpable de 191 asesinatos y dos abortos, de 1.856 asesinatos en grado de tentativa (delitos de asesinato frustrado), de cuatro delitos de estragos terroristas y de pertenencia a banda terrorista. La resolución de la Audiencia Nacional fue confirmada por la sentencia 503/2008 del Tribunal Supremo el 17 de julio de 2008, que declaró probada la participación material de Zougam en la colocación de la bomba que hizo explosión en el cuarto vagón del tren 21713 estacionado en la estación de Santa Eugenia.

Pero Pedro José Ramírez Codina ha llegado al convencimiento de que Jamal Zougam es inocente y que se trata de un montaje de la trama policial que, esa sí, es la culpable de los 191 asesinatos.

Otro día les recuerdo de quién recibían órdenes los policías criminales.

Hay 68 Comentarios

Por dios de mi vida....y seguro que venden quince o veinte ejemplares...por lo menos...qué depresión...

Por dios de mi vida....y seguro que venden quince o veinte ejemplares...por lo menos...qué depresión...

Rajoy publica sus memorias, nada que objetar, si acaso la oportunidad de hacerlo ahora, pero me parece que en el PP siempre es necesario "rellenar" al personaje para "magnificarlo", en el sentido de hacerle digno del cargo. Quiero decir que parece que les es importante conocer los sentimientos, creencias y la vida del líder para que este sea personalizado en presidente, para que sus votantes crean en él. Yo no descartaría restos del culto a la personalidad en ese comportamiento, parece que lo que es un "líder" se entiende diferente según que partidos.

Que tiempos de Comodore 64, VIC 20... Yo era mas de Spectrum, que tampoco tenia ñ.

Alehóp | 19/09/2011 20:58:56
 
Por fin te das cuenta que eres innecesario, aunque lo justificas en el poco publico. ¡Aleluya!

Publicado por: TANCREDO FOREVER | 19/09/2011 22:18:58
Igual es que con lo que escribe es con un Commodore 64 tuneao.

Joder Alberto, ¡vaya entrada que has tenido¡ Que no, que este no es el blog del Intereconomato -eso está al fondo a la derecha-, no te dás cuenta que aquí se argumenta. Ha sido leer lo de la decencia de Aznar y salir arreando p'al retrete...joder que retortijones. Es raro que con tu Olivetti no puedas escribir ESPAÑA...

Nómada Jaime | 19/09/2011 21:16:55
 
Y eso por no mencionar su obstinada negativa en condenar el franquismo, en reconocer a las víctimas del franquismo y su empeño en igualar a los muertos en la guerra con las víctimas de la represión... en suma, su obstinación en justificar no sólo el levantamiento antidemocrático (que es lo que fue: no se rebelaron contra la II República sino contra todo republicanismo, esto es, contra la democracia) sino también la violencia franquista. ¿Dónde están las diferencias con Batasuna? No las hay.

Cuquiña, me alegra ver como te superas día a día.
Gómez Bermúdez, un juez de derechas, y que tu venerado Pedro J. pensaba que comía en su mano, le salió rana y contestatario. Eso no se lo ha perdonado y tratará de hacerle el mayor daño posible.
La sentencia de esos tres jueces es irreprochable como se vio después en instancias superiores.
¿ Qué tal por Serrano?

Publicado por: kenn | 19/09/2011 20:58:34
-
Esa semejanza es la que nos permite adivinar cuándo Batasuna o sus herederos condenarán la violencia de ETA.
Cuando les dé réditos electorales.
La derecha española nunca había movido una ceja contra los asesinatos de los GAL (esos que tanto horrorizan ahora a la muchachada), de hecho estoy seguro que en vez de atribuirselos al Gobierno sacaban pecho y hablaban de "nuestras valientes fuerzas de seguridad". Fue a raíz de los casos como el caso Roldán cuando el PP descubrió que la imagen de Aznar como modesto hombrecillo honrado que luchaba contra la corrupta satrapía felipista les daba buenos resultados; y qué mejor que agregar a dicha estrategia la denuncia de los GAL para la cual el amigo Piyei ya les había hecho la mitad del trabajo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal