Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

21 dic 2011

Disfruten, disfruten, es su día...

Por: José María Izquierdo

Felicitaciones¿Les parece a ustedes que este catavenenos ha sido un desconsiderado con Mariano Rajoy y sus mariachis mediáticos? ¿Poco atento a sus bondades y excesivo en la exigencia? He releído el blog de ayer y quizá tengan razón. Así que hoy voy a cambiar el chip, que éste va a ser un gran día para Rajoy y es lógico y natural que quienes tanta vida han dado por él –incluso los que ni siquiera dieron no ya la vida, es que ni un chavo, como ustedes han comprobado en este blog- es lógico que celebren la buena nueva. Seamos justos, pues, si ustedes me lo perdonan por un día, que no es esa mi mejor cara, y limitémonos a reproducir halagos, lisonjas y arrumacos. Que hay algunos, ya verán, que dan un poquito de grima. Pero es que son así. Qué le vamos a hacer.

Cuando menos, hoy sabremos los ministros. Y les cuento alguna interioridad de este blog.


LarazonTal que La Razón. A ver, por orden. Primera página: “Confianza en el presidente”. “Los mercados: el Tesoro coloca más deuda de lo previsto y paga la mitad que en noviembre por Letras a 3 y 6 meses". (Da un cuadrito, aunque sin texto, en el que se ve que la Bolsa subió también ayer –gran éxito de Rajoy- un 2,44%. No les diremos que lo hizo menos que París, Londres, Fráncfort o Milán). Y lleva encuesta exprés de NC Report, que si sabemos cómo son las sosegadas, ya me dirán de las hechas con prisas: “Un 70,8% aplaude su actitud dialogante”, y “Más de la mitad valora positivamente las medidas anticrisis anunciadas”. Ese más de la mitad es que es un 51,6%, que para ser así como el amigo que viene todos los domingos a casa a jugar al pádel es un porcentaje para echarse a temblar. En cualquier caso, qué ganas de gastar dinero, la verdad, porque en La Razón deberían acordarse de que es el mismo Rajoy que ganó las elecciones el 20-N con mayoría absoluta. ¿Para qué, entonces, estas fastuosas encuestas?

Editorial: “Rajoy, presidente”, que es un título así como de que ahora sí se lo creen. Pues todavía no lo es, que no ha jurado, y lo mismo mañana llega a la Zarzuela, se enfurruña con el portero por un mal gesto y se vuelve a casa sin jurar. Pero bueno, demos por hecho que sí, que jura. Bien. Dos apuntes: “ETA se enteró en el Congreso de que el nuevo Gobierno aplicará la Ley hasta su derrota”. Y el otro: “Con el presidente Rajoy arranca el cambio imprescindible y una etapa de sacrificios y exigencias, pero también de certidumbres, de confianza y de esperanza, de la que ayer tuvimos un primer síntoma en la respuesta de los mercados y en la prima de riesgo. España tiene por delante años difíciles, pero Rajoy ha trazado el rumbo correcto para conducir al país a la regeneración que demanda”. Lo dicho: es su día.

Les dije ayer que hoy nos visitaría Alfonso Ussía. Sin prisas. Y aquí le tienen. “La elegancia”, se llama su columna referida, claro está, a Rajoy. Primer párrafo, y basta, que una cosa es ser bueno y otra excesivo en el unte. Atentos al arranque. Sublime: “De todas las virtudes demostradas por Mariano Rajoy en el Debate de Investidura, destacaría la elegancia. Ha sido contundente, efectivo, sincero y un dominador seguro del tinglado. Nos ha anunciado tiempos difíciles pero no ha considerado conveniente asustarnos en demasía. Ha lidiado al toro con maestría rondeña o sevillana sin estirarse excesivamente. No le ha hecho falta. Ha hablado a los españoles, no a los ciudadanos, y las tres sílabas odiadas por el retroprogresismo que conforman no sólo una bellísima voz sino un sentimiento casi común, España, no se ha caído de su boca. La verdad es que pareció, por la naturalidad, que Rajoy lleva gobernando algunos meses”. Gobernando, no, pero entrenándose…

AbcAbc: “Rajoy, presidente”. Y les ha parecido soberbia la frase dedicada a Amaiur, también destacada por La Razón, que reprodducen en primera: “Ni yo ni los españoles les debemos absolutamente nada”. Que no está mal, no, pero hombre, que tampoco es para tanto… Editorial: “Rajoy se gana la confianza”. Sumario: “Si Rajoy cumple sus compromisos –y no hay motivos para dudar de que lo haga-, al final de su mandato habrá pocas cosas que se parezcan a las actuales en el funcionamiento del Estado”. Y claro, dicho así, da como un repelús, que se acentúa con este párrafo: “Poco o nada del sistema social y económico quedará sin tocar en este nuevo mandato. Ni el sistema financiero, ni el mercado laboral, ni la solvencia del Estado de bienestar. Rajoy se ha manifestado sobre estos aspectos como un político pragmático, sin estridencias y sin condescendencias. Pero también ha exhibido la ideología reformista que caracteriza al PP desde su refundación en 1989, manifestada en una política de cambios sin rupturas, de avances sin convulsiones. La crisis ha desvelado el peligro de mantener los tabúes que han impedido a este país adaptarse a tiempo a las circunstancias. Y este propósito reformista debe entrar de lleno, además, en la educación, la Justicia, la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción”. ¿También a ustedes les recorre la espalda un hilillo de sudor no ya frío, no, helado?

Jaime González: “Nada más coronar la cima más alta de sus sueños, Mariano Rajoy debió de estallar por dentro. Tan lógica explosión de afectos sería una evidencia en cualquiera que acabara de ser investido presidente del Gobierno, pero en su afán de tomar distancia de sí mismo Mariano Rajoy parecía ayer uno de esos monjes tibetanos entregados al bhavana, como si buscara conocer la verdadera realidad y aumentar la sabiduría a través del cultivo de la mente. Mientras era aclamado por los suyos, se dejaba llevar por la calma (samatha) y la intuición (vipassana), los dos elementos claves de la meditación budista, hasta el punto elevar su pulcritud ascética por encima de su triunfo personal”. Tranquilos. Como el líder. Al bhavana. Gabriel Albiac se va de payasos, pero ni así. “Fin de circo” se titula su columna, pero éste es el sumario: “Épica, en tiempos como éstos, es sinónimo milimétrico de suicidio. Allá cada cual con el suyo”. Es que no hacemos carrera con él, que si no hay un cadáver purulento hay un suicidado. Martín Ferrand estira un poco más la alfombra, para que alcance al nuevo portavoz: “Alonso, como les exigía Napoleón a sus soldados, lleva en las mochila el bastón de mariscal”. ¿Suficiente?

ElmundoA El Mundo. “Del talante a la ‘sensatez’”. Sumarios: “Rajoy promete gobernar desde el sentido común tras ser investido presidente con 187 votos”; “Frenó a Amaiur que le pidió nuevos ‘pasos’: ‘Yo a usted no le debo absolutamente nada’”. En un día normal les preguntaríamos, muy serios, que cómo se gobierna con sentido común. ¿Se rebaja el paro con sentido común? ¿Se baja la deuda exterior con sentido común? ¿Se juega al fútbol con sentido común? ¿Se escribe literatura con sentido común? ¿Se pintan cuadros con sentido común? Pero como es un día especial, ni pregunto ni nada. ¿Quieren indignarse un poquito, tal y como me ha pasado a mí? No hay problema: Federico Jiménez Losantos. Y esta comparación: “De hecho, la apropiación de la Administración de Justicia por parte de la casta política es la raíz de la división del Estado de Derecho español en 17 ‘diminutas ferocidades’, como llamó Miguel Hernández en las Nanas de la Cebolla a los dientes que le salían a su criatura mientras él moría en la cárcel”. ¿Por qué utiliza Losantos el nombre de Miguel Hernández en vano? ¿Qué tienen que ver una cosa y otra? Por favor, don Federico, aparte sus sucias manos de Miguel Hernández…

Editorial: “Rajoy culmina una difícil y larga travesía”. Dice El Mundo que esa epopeya “comenzó a finales de 2003 cuando Aznar decidió nombrarle su sucesor frente a Rodrigo Rato, que parecía entonces favorito”. Y de ahí nos vamos a 2008: “Rajoy volvió a perder en 2008, justo en el momento en el que comenzaba la crisis. Frustrado por esa derrota ante Zapatero, él mismo sugirió que tiraba la toalla desde el balcón de Génova la misma noche electoral. Pero decidió continuar contra el criterio de un sector de su partido y los barones del PP cerraron filas en torno a él en el Congreso de Valencia”. ¿Quizá aprovecha este párrafo Pedro José Ramírez Codina para explicar cuál era entonces su opinión sobre el gran líder que nos ocupa, e incluso pedirle alguna disculpa?  ¿Bastará con remitir al lector de este blog, por si no lo recuerda, a las entradas del 14 y 15 de noviembre? Hubiera sido elegante, pero claro, qué tontería… Como Santiago González, frente a las felicitaciones de su banca al líder: “No se había visto besahuevos semejante desde el final de la primera parte de El Padrino, cuando tras la muerte de Don Vito, todos los miembros de la familia acuden a ofrecer su respeto a Michael Corleone”. Una tontuna, la verdad, que no pasó más que en cualquier otra votación de investidura. Comedimiento es esto, que fíjense cómo celebran un gol contra la Ponferradina… ¿Y es obligatorio contarles lo que dice Salvador Sostres sobre Cataluña? Bueno, venga, el último párrafo: “El problema de Cataluña no es España, es Cataluña. Cada pueblo es lo que su gente está dispuesta a sacrificar y a luchar. Las agallas y el honor de los catalanes dan para una región moderniqui y arregladita, con folclore reivindicativo para las noches de copas y los fines de semana”. Él sabrá qué quiere decir. Y por mí no se preocupen, que no saberlo no me quita el sueño…

De Libertad Digital solo el editorial. “Ahora, la ilegalización”. Texto. “Confiemos en que el compromiso de Rajoy de dar ‘mayores garantías de independencia en lo que afecta al órgano de los jueces, como del Tribunal Constitucional’ permita, en un futuro lo más próximo posible, instar la ilegalización de quienes insisten en no condenar los crímenes de ETA y mantenerse como voceros de una organización terrorista que se niega a desaparecer. (…) De no dar esos pasos –pasos que Rajoy sí debe, no solo a sus votantes, sino a todos los españoles, empezando por las víctimas del terrorismo– deduciremos que sigue tan orgulloso de calificar de ‘buena noticia’ el chantajista comunicado de ETA como de decir que ‘no ha habido concesiones políticas’, tal y como también dijo en esa ocasión”.

Ya para terminar, también de Libertad Digital, esta noticia de nuestra gran conocida, la juez Coro Cillán (véase la entrada del día 9 de este mes): “Fuentes del órgano de gobierno de los jueces han informado a Efe de la apertura del expediente disciplinario por la presunta comisión de tres faltas muy graves y una más de carácter grave en el ejercicio de sus funciones. Las mismas fuentes han señalado que la incoación del expediente a la magistrada tiene su origen en distintas decisiones adoptadas por ésta en relación con la administración judicial de la discoteca Moma, situada en la calle de José Abascal de Madrid”.

Nada, sólo por actualizar biografía.

Y conste que todos llevan también la plataforma de socialistas en la que están Carme Chacón, Josep Borrell, López Aguilar o Cristina Narbona. Pero el día iba a lo que iba. Tiempo habrá. Hoy estábamos a setas.

____________________

Ayer se produjeron algunas incidencias en los comentarios que ustedes, tan amablemente, tienen a bien enviar a este blog. Unos desaparecieron, otros sufrieron algún tipo de cortes. Bien. Era un bloqueador de palabras malsonantes. El problema se solucionó pronto y este blog se regirá por las mismas normas que hasta ahora.

Me atrevo a pedirles un margen de confianza. El Ojo Izquierdo nació en febrero de  2010 y excepto en muy contadas ocasiones que conocen bien los habituales, y que superaban el límite de cualquier raciocinio, he mantenido viva una absoluta libertad de expresión.

¿Me exigen explicaciones por una hora con una virulencia más propia del blog de Pío Moa?


Un poco de calma, bhavana, por favor. Solucionado el problema. Ya. Disculpas. Y gracias a todos.

Hay 192 Comentarios

Sr. Antiprogreso:
felicito a usted por el estreno de su flamante gobierno de la patronal emprendedora.
Pero... no se confunda; en España no hay menos progresistas. España es mucho más grande que el congreso y el senado juntos. Y que Asia.

Estos cornetas que se han dedicado a insultar a Rajoy ahora babean de forma patética para ver si consiguen algún puesto en TV o en los servicios de comunicación de algún ministerio.

El BCE , la bolsa, la prima despues de la reunión efectuada despues del 20N, han decidido sacar las alfombras rojas y ponerlas a los pies der D. Mariano y su derecha, mas y menos pura y dura. Dª Angela se deja, D. Presidente del BCE ni quita ni pone rey...pero ayuda a su señor, los inversores estan sacando el dinero de debajo de los ladrillos, de los paraisos fiscales y...¡¡¡tatatachan!!! y suben las bolsas. Seremos felices ¿seremos?, buena seran los de siempre. No van a recortar en gastos sociales, van a invertir en educación publica, en sanidad, van a invertir en puestos de trabajo en la ley de dependencia, van a subir los sueldos,....Y Colorin colorado este cuento se ha acabado. Cuatro años sin ladridos. O no.

El nuevo Rey Sol ha hablado. Mariano Rajoy se dirigió ayer a los españoles ungido con los oleos de su estrenada mayoría absolutista. El ya casi presidente del gobierno buscó sobre el estrado esa solemnidad propia de todo orador que se dirige a su auditorio para reclamarle sangre, sudor y lágrimas. O, para ser más precisos: nuevas dosis de sangre, sudor y lágrimas, que se sumen a las ya exprimidas durante los últimos años.

Porque lo que Rajoy vino a decir ayer a los españoles es que pueden ir preparándose para otra vuelta de tuerca que, eso sí, esta vez anunció como la definitiva. Y es que, en última instancia, aunque se recurra al aceite de la “revalorización” de las pensiones para hacer menos dura la rotación del tornillo, la presión de los próximos giros de rosca volverá a recaer sobre nosotros con la contundencia fatal de una trepanación.

Ángela Merkel puede estar tranquila. Fitch, Standard & Poors y Moody’s, también. El nuevo presidente del gobierno cumplirá su promesa de ser alumno obediente, como ya demostró durante su fase de aspirante al reformar la Constitución. El déficit público es para él la última barrera que separa a los españoles de la felicidad. Y Rajoy está dispuesto a desmantelarlo con tanto o más entusiasmo que su predecesor. Por lo pronto nos anunció 16.500 millones de recortes que, por el momento, ha preferido no concretar, tal vez porque conoce bien la emoción que provoca la incertidumbre, esa que siente el enamorado cuando deshoja su margarita. Nuevos recortes, en fin, para acercarnos un poco más a la felicidad.

Y la felicidad, todo el mundo lo sabe, solo se acaba encontrando en las pequeñas cosas. Una caricia, una flor, la sonrisa de un niño. De ahora en adelante, también, un pequeño trabajo. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, no andaba desencaminado al proponer sus minijobs de 400 euros. Seguro que Rajoy lo tendrá bien presente en los preparativos de su nueva reforma laboral, esa con la que se nos augura, una vez más, el inminente paraíso terrenal del pleno empleo.

Habrá que afrontar, eso sí, el trauma psicológico de renunciar a los puentes, esa obra de ingeniería en el calendario laboral que ha marcado durante siglos nuestro imaginario colectivo. Es la dosis de sacrificio mínima que nos reclama Rajoy antes de convertirnos en súbditos de ese nuevo País de las Maravillas que será España, una vez reafirme su ortodoxa vocación de unidad de destino, neoliberal y europeísta, en lo universal.

En cualquier caso, el Rey Sol ha hablado. Lo hizo sin tapujos, ni triunfalismos. Se avecinan días duros. Y advirtió con modestia que su recién estrenado absolutismo no garantiza el acierto. Tal vez por eso Mariano Rajoy descubrió ayer oportunamente que España no está sola, que depende de los demás, esto es, de esos mercados caprichosos y cambiantes en cuya eficiencia autorreguladora tanto confían los ultraliberales. Por ahora, como las siniestras divinidades paganas, los mercados siguen limitándose a pedir nuevas víctimas para el holocausto. Eso sí, Rajoy no tendrá que afrontar en soledad la desagradable elección de las vírgenes que deberán ser inmoladas. Alfredo Pérez Rubalcaba adelantó ayer su disposición para acompañarle en ese trance, ávido por conservar para su partido al menos el papel de monaguillo en la próxima misa negra que se prepara.

Claro que si eso no fuera suficiente Rajoy no descarta nada. Incluso está dispuesto a incluir excepciones en su plan de congelación del empleo público e incrementar los efectivos de las fuerzas de seguridad. Porque hay que estar preparados para todo. Incluso a la posibilidad remota de que, a pesar de la voz de las urnas, haya españoles desagradecidos que no quieran aceptar de buen grado la nueva felicidad que se avecina.
Manuel Rambla

P.D No se vosotros ,pero siendo una persona de Izquierdas siento verguenza ajena al ver al Psoe tan entregado de cuerpo y alma a esta derecha que solo esta tranquila y feliz cuando tienen el poder.

No! OjeteIzquierdo como vas a ser tu desconsiderado; NO tú eres un periodista como la copa de un pino: serio, ecuánime, juicioso....Pobre OjeteIzquierdo qué mal nos sienta perder el poder! ¿esto es todo lo que da de si la PRISOE, sectarismo antiPP rancio y ademas sin gracia?Lo que nos vamos a reir OjeteIzquierdo Porque antes cuando teníais el poder era para llorar, pero ahora sin poder municipal, autonómico, estatal sólo vales para unas risas

¡¡¡¡POR FIN!!!!
.
¡¡Cómo me gusta el olor a cotidiana LIBERTAD por las mañanas!!
.
Saludos para todos. (Puede que ni Orwell lo pudiera comprobar. Sí, Francis Ford Coppola sí lo sabe)
.
P.D: Hoy 21 de Diciembre finaliza el Invierno y comienza la Primavera.

Gracias las suyas, Jose María.

Me entretiene leer este blog para ver las dos caras de la moneda. Tristemente lo he descubierto tarde. Me habria gustado ver a que dedicaba su tiempo antes de que "Don Mariano" acaparase todas las miradas.

Desde fuera todo se ve mejor?....diferente?....no,.... igual de mal que desde dentro.
No puedo por menos que apoyar la columna (llames blog en los tiempos que corren) del Sr. Izquierdo. No encuentro nada mas sano y refrescante dentro del vodevil de la política y el periodismo nacional.
Sera por que no vivo en el país, ni voto desde tiempos inmemoriales (por causa mas que justificada), pero me sigue preocupando mas que España, los españoles, casi ya sin voluntad, mecidos y zarandeados por unos cuantos políticos de tres al cuarto, banqueros y gente de mal vivir y pensar que nos siguen vendiendo el mismo escenario desde hace 500 años.
Lastima que no hemos aprendido nada del ingenio, la sagacidad y el valor de nuestro caracter, reflejados en mil y una obra literaria e histórica que deberían de servirnos de referente en momentos como los actuales.
Solo deseo a mi país, mis paisanos y al Sr. Izquierdo unas felices fiestas y que el 2012 sea un poco mejor que lo que ha sido este año 2011 que nos deja (eso será una hemorragia de placer....).


Podrían referirse a lo que está ocurriendo en el espacio llamado LA COMUNIDAD en este diario. Justo queda en el extremo derecho de la página virtual en la que sale publicado su blog.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal