Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

18 ene 2012

Condena de banquillo

Por: José María Izquierdo

Garzon

 

Ahí le tenemos: Baltasar Garzón, por fin, en el banquillo de los acusados. La cacería ha dado sus frutos, como muchos, muchísimos, querían y cuya persecución lideraron nuestros cornetas, como han podido leer con prodigalidad los consuetudinarios sufridores de este venenoso blog. Ya les mostré ayer mi opinión sobre este juicio, así que hoy les resumiré lo que cuentan nuestros amigos de la fiel infantería, radiantes que están tras comprobar cómo sus muchos esfuerzos han dado sus frutos.

Pero antes, este catavenenos les va a recordar algún detalle, por si lo consideran de interés. El artífice de la querella y principal acusación en el juicio es el ex fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Peláez. La relación de este abogado con la trama Gürtel es muy estrecha. Peláez es el abogado defensor de José Luis Ulibarri, uno de los principales imputados en la trama corrupta. Pero también lo era del exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo del Gobierno valenciano, Rafael Betoret, que finalmente cambió de línea de defensa, aceptó los cargos y devolvió los trajes. Peláez estuvo envuelto en 2006 en un extraño asunto con los famosos ‘Albertos’, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, aunque finalmente fue absuelto “porque cumplía órdenes de sus clientes”. En aquella ocasión le defendió el exjuez de la Audiencia Nacional José Antonio Choclán, que ahora, qué casualidad, defiende a Francisco Correa, el líder de la trama Gürtel.

Hay más. Ignacio Peláez es el abogado defensor, además, de Jorge Dorribo, el empresario gallego que ha acusado al ex ministro de Fomento, José Blanco de recibir dinero. ¿Verdad que les ha gustado el paseo por este curioso –y oscuro- laberinto?


Les decía del griterío de nuestros chicos. Y lo han continuado hasta quedarse afónicos. Casi tanto como estaba ayer el propio Baltasar Garzón, que despojado de toga y puñetas tuvo que aguantar la impertinencia del presidente de la Sala, que inició el interrogatorio, tras varias horas de juicio,  con un “¿Se llama usted…?”, muestra prodigiosa que es de la encarnadura de quienes juzgan a Garzón.

Allá vamos, por ejemplo, con El Mundo. Cuenta que el juez se escudó “en que la Policía le avisó de que la ‘trama Gürtel’ trataba de blanquear dinero”. ¿Se escudó? Es que lo prueba...Dice en el editorial que no hay cacería ninguna, y que Garzón se sienta en el banquillo por sus hechos. Les remito, como ayer, al editorial y a las páginas de El País, que los periodistas encargados del caso saben mucho más que yo. Pedro José, ya ven qué cosas, considera que “La vista oral comenzó en un clima de intimidación contra el tribunal que le debe juzgar, con presencia de algunos políticos, activistas y compañeros de Garzón que le vitorearon a las puertas del Supremo”. Y con esa cara dura que le caracteriza, afirma que casi todos los que allí estaban han apoyado a Fidel Castro. ¿Merece respuesta tal tontuna? En apoyo de su jefe, también Victoria Prego echa su cuarto a espadas.

Jaime González, jefe de Opinión de Abc, al que ustedes pueden tener el gusto de ver y oír con frecuencia en las tertulias gatunas de Intereconomía, cuenta, qué gracioso, que a las puertas del Supremo se encontraba “el club de la comedia, ojos en blanco, pérdida cognitiva, hiperestesia, convulsiones y, como remate, el éxtasis”, dice, que llegó a producirse cuando apareció Baltasar Garzón. No vi semejante escena y se me hace duro creer -¿a ustedes no?- que varios jueces y fiscales, además de Gaspar Llamazares, por ejemplo, se comportaran de tal modo. La broma, bastante patosa. Y la plaga de esta terrible enfermedad de la obviedad, que hace simple hasta al pensador más insigne, ha llegado a infectar a Melchor Miralles, que tiene una respuesta precisa para el caso que nos ocupa: “Es sencillo: si se prueba el delito, que le condenen, y si no puede probarse, que le absuelvan. Como cualquier ciudadano”. Ya ven. ¿La cosa es un poco bobalicona o es que hoy tengo el día atravesado? Y, en La Razón, su subdirector, J.A. Gundín, dice que Garzón “no está en el banquillo por antifranquista ni por perseguir a los corruptos (¡qué memez!), sino por chapucero y prepotente”. Pues mire usted, difiero totalmente. Está en el banquillo por eso: por haber tocado en serio el régimen franquista y por perseguir a los corruptos de la trama Gürtel, que tanto afecta al PP. Otro día en desacuerdo, qué le vamos a hacer...

Pero no se vayan todavía, no se vayan por favor, que aquí viene, rumboso y juncal, Carlos Dávila, en su parte de guerra de La Gaceta. “La catervita garzonera”, se titula este agradabilísimo texto: “Causa horror que una caterva (pequeñita, pero caterva al fin) de jueces, fiscales y abogados haya arropado a Garzón, entre insultos al Supremo, el primer día de su juicio por haber ordenado escuchas ilegales a abogados. O sea, una transgresión abyecta de la legalidad les parece a Pedraz y compañía algo perfectamente aceptable. Pánico da caer en manos de estos personajes de la izquierda radical y judicial. Tan sectarios como su patrocinado, pueden utilizar procedimientos abominables como Garzón para enterarse de lo que un letrado habla con su cliente. El Consejo General del Poder Judicial debería actuar: ¿o es que a Dívar le resulta indiferente que la catervita garzonera sirva de coro a los ‘zejudos’ que blasfeman contra el Supremo?"

Si es que Dávila es extraordinario…

 

LAS FACHADAS

PORTADAS1
PORTADAS2

Garzón por arriba y por abajo. En La Razón se muestran escandalizados por lo que cuesta el juicio a Camps. Pues fíjense que si hubiera devuelto “las prendas”, que se dice en aquella Sala, no hubiera habido juicio. En cualquier caso, ningún problema: que se le cobren a Camps las costas de la vista. Y si no puede pagarlas, al PP. Y ya. El resto ahí las tienen, que no hay grandes cosas destacables.

NON PLUS ULTRA

Manuel Martín Ferrand, en Abc, está nervioso y pide que la reforma laboral se ponga en marcha ya. “De toda la herencia del franquismo, la pieza más activa y trascendente es el dúo sindicatos-patronales”. Más gracioso, ya saben, tanto que no se puede aguantar, Antonio Burgos: “En rueda de prensa con el toisonado Sarkozy, dijo una frase [Rajoy] que la oye Manuel Alejandro, le pone música y son tres discos de oro y uno de platino: ‘En la vida nada es para siempre’. A mí me dan ese pie forzado y le escribo a Rajoy el bolero entero y pleno: ‘En la vida nada es para siempre,/me dijiste con mirada azul,/a saber lo que dirás, mi vida,/cuando hablen Estandard and Pur./los impuestos son como cuchillos/que en el alma se suelen clavar,/y te pido, Rajoy, por tus hijos,/no me vayas a dar la 'estocá'”. ¿No es para morirse, literalmente, de la risa?

En La Gaceta, Daniel Pérez del Castillo está muy enfadado porque la UE ha abierto expediente a ese gran demócrata que es el primer ministro húngaro: “El calvinista Viktor Orban está en la mira de los burócratas de Bruselas y más precisamente de los liberales y socialistas desde que asumió el mando por sus ideas poco compatibles con la nueva ideología relativista que impera hoy en Europa”. Y todo porque la nueva Constitución húngara “consagra el matrimonio entre el hombre y la mujer y la defensa de la vida humana desde la concepción, algo que es patrimonio europeo desde siempre pero que sin duda desagrada a muchos políticos actuales. Estos son algunos de los principios que defiende el partido demócrata cristiano Fides de Orban (…) Un parlamentario italiano del Partido Popular Europeo señala que críticas similares a las de Orban también se efectúan en estos días contra el precandidato republicano Santorum solo porque se inspira en sus raíces cristianas”. Hay que ver cómo son de ateos estos irredentos europeos…

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Carta abierta de Alfonso Ussía al alcalde de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido. La Razón, 18 de enero.
 
“El motivo de mi carta, querido Alcalde, no es otro que pedirte que repares una necia injusticia protagonizada por tu predecesor socialista y sus socios comunistas (…) Se trata de normalizar el desajuste callejero que llevaron a cabo aquellos merluzos, y vuelva a recuperar su calle el General Merry y Ponce de León, ilustre militar hondamente identificado con Sevilla, que fue desposeído de su calle en beneficio de Pilar Bardem, una actriz de reparto que nació en Sevilla por casualidad y carece de entidad para figurar en el callejero sevillano”.

---------------------------------------------------------- 

Fe de errores: Disculpas por haber hecho ayer ministro de Economía a Cristóbal Montoro . Lo es de Hacienda, claro. Es tan hiperactivo –aquí, allí, arriba, abajo- que me tiene confundido.

 

Hay 201 Comentarios

Dónde dice Ussía que ha sido educado? cuántos libros de los cincuentamil de su biblio habrá leído?
Porca miseria,llego tarde!

« Anterior 1 2 ... 15 16 17 18 19 20 21

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal