Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

26 ene 2012

Justicia: ¿De risa o de llanto?

Por: José María Izquierdo

GALLARDON

¿Queda algún resquicio para hablar de alguna otra cosa hoy que no sea el "no culpable" de Camps o el terremoto en la Justicia que ha anunciado el ministro Ruiz-Gallardón? No, claro. Así que hoy vamos monográfico. Una novedad. A este catavenenos le parece tan llamativa, tan incomprensible, tan antinatura la primera, ese cinco a cuatro del jurado popular, que solo está esperando a que sea recurrido el veredicto para que el caso sea juzgado por profesionales. Y es que en esta ocasión afortunadamente todos hemos tenido oportunidad de ver y oír a los testigos y abogados de una y otra parte. Y aunque en muchos ambientes estaba cantado el resultado, no deja de sorprender la realidad cuando te la encuentras de frente. Y de la segunda, de la batidora en la que ha metido Gallardón a muchas de las leyes que llevaban décadas en ejercicio y otras que eran noveles, solo cabe decir que el PP ha decidido que la economía va fatal y que por algún lado hay que tirar para reanimar el ánimo de la tropa. ¡A mí la derecha, que aquí estamos para rebobinar la historia y volver a los tiempos donde reinaba lo que debía reinar en esa sociedad que tanto añoramos!

Por cierto que Mariano Rajoy ve hoy a Ángela Merkel. Ya hablaremos mañana de ello, que anteayer nos jugábamos la vida y hoy no le interesa a nadie, y a sus medios me remito.

Tiramos pues por la ideología. ¿Han visto ustedes en los anuncios del ministro alguna medida para un mejor funcionamiento de la justicia? ¿Menos demoras, mejor asistencia al ciudadano? Ni una. Pero sí hay que dejar bien claro que ahora gobierna la derecha, y vamos a cambiar las leyes porque ustedes, pueblo votante así lo ha querido. Pero ya les advierto que tengo la sensación, fíjense, de que sobre todo se les votó porque dijeron que iban a solucionar la crisis económica y a acabar con el paro. Los votantes se lo creyeron o no pero la desesperanza es mala y hay quien se da a los videntes, al tarot y algunos al PP. Lo demás es dar carnaza a los grupos de presión, en este caso de los lobbies judiciales, los eclesiásticos, los mediáticos, etcétera, que han sido quienes han empujado. ¿O es que creen de verdad que el respetable sabía la composición del Consejo del Poder Judicial, o que clamaban por la vuelta a la anterior ley del aborto, ratificada en la práctica por Aznar, en lugar de la actual y les llevaron a La Moncloa por eso?

La verdad es que tanto ajetreo jurídico suena más bien a esparcir tinta de calamar, a hacer maniobras de distracción y de ocultación de los problemas reales, chuches para jugar al despiste. La prioridad máxima era el paro y las crisis en general, decían, pero mientras se soluciona algo en ese proceloso mundo, o por lo menos se tiene alguna idea de qué hacer, vayamos anunciando cambios en la Justicia, más o menos una repetición del programa electoral, que los meses irán pasando y ya veremos cómo acaba lo que hemos presentado tan radical para gozo de nuestros marines en combate. ¿Cómo era eso que decían tanto del gobierno de Zapatero de no ocuparse de las cosas importantes –la crisis económica- y perderse en cuestiones ideológicas que enfrentaban a los españoles? ¿Les suena de algo?

Lo que no quita para la gravedad de muchas de las leyes que quizá sí, o quizá no, se lleven a la práctica, que muchas, o al menos algunas, necesitan del consenso de la oposición. Así que menos lobos. Porque no creo que tengan ustedes ninguna duda de que estamos hablando de ideología. Pura y dura. Vean lo que dicen nuestros chicos. La Razón en su primera: “Gallardón anuncia una reforma judicial histórica en defensa de la vida y los más débiles”. Editorial: “La propuesta de modificación de la Ley del Aborto se ha planteado, con razón, como una de las primeras que deben adoptarse. Por eso, en sus primeros días de ejercicio, el Gobierno ratificó su intención de cambiar la norma para evitar la barbaridad de que adolescentes menores de edad pudiesen abortar sin conocimiento ni permiso de sus progenitores. Pero a la hora de abordar la reforma, será sin duda coherente con el discurso del PP de profundizar en la protección efectiva de los no nacidos”. Abc en el editorial, “Un mejor Estado de Derecho”: “El Gobierno, a través de los ministros de Presidencia y de Justicia, ha planteado en menos de veinticuatro horas todo un plan de renovación institucional del Estado de Derecho, de reforma de la Justicia y de reversión del intervencionismo practicado por el PSOE en los mandatos de Rodríguez Zapatero (…) Pero, sin duda, la reforma de la ley del aborto es el anuncio más significativo de este bloque de reformas, porque, si realmente se pretende aplicar la doctrina del TC sobre el derecho a la vida, supondrá derogar la inicua ley socialista”. En La Gaceta, ya saben, a las bravas: “La ley reconocerá de nuevo que el nasciturus es un bien protegido y protegible”; “Satisfacción generalizada por la derogación de la reforma de la socialista Aído”. Aunque El Mundo ha visto la jugada: “Todas ellas son reformas de gran calado por su impacto social, acogidas con rechazo por el PSOE pero aplaudidas por las bases del PP y las organizaciones afines. En este sentido, no hay duda de que las medidas de Gallardón reconcilian al Gobierno con los votantes que han hecho ganar las elecciones a Mariano Rajoy, y que quedaron desconcertados y frustrados por la subida del IRPF”.

¿Y qué decimos de Camps? Pues algunas cosas. Editorial de La Razón, más contentos que nadie: “La Razón ha defendido en todo momento, frente a un abrumador coro mediático que ya dictó condena desde el primer día, la independencia de la Justicia y la inocencia de Francisco Camps. No nos equivocamos porque sabíamos de la honradez del encausado y no ignorábamos las espurias intenciones políticas de quienes le acusaban, empezando por el primer instructor del caso, Baltasar Garzón. La Justicia ha restablecido el buen nombre del ex presidente valenciano, que en un gesto que le honra hoy más que nunca, dimitió de su cargo para no perjudicar a su partido”. ¡Y qué gran día para Iñaki Zaragüeta, fiel servidor del señor Camps y responsable del mismo diario en la Comunidad Valenciana!: “Inocentes. ¿Ahora quién resarce a Francisco Camps y Ricardo Costa del linchamiento mediático y político durante casi tres años por determinados medios de comunicación y partidos?” Editorial de Abc: "Y ahora, ¿quién repara el honor de Camps?” ¿No es conmovedor? Pues tiene fácil solución, que aquí se la ofrezco a los interesados de gratis, que ya sé que están de recortes: vuelvan a poner a todo volumen en calles, plazas y jardines las cintas con los amiguitos del alma de Camps o los gramos de caviar de Costa. Seguro que honor reparado. De nada. Ya conocen la generosidad del catavenenos…

LAS FACHADAS

PORTADAS1
PORTADAS2

No me digan que no es guapa la de La Razón, con ese título genérico que engloba las dos grandes noticias de ayer. Abc es más previsible y El Mundo duda si emocionarse con la sentencia de Camps, que siempre ha sido crítico con el ex president. Oportuna la careta de abajo: “La reforma Gallardón reconcilia al Gobierno con sus votantes”. Y La Gaceta, en su línea: ¿por qué hay que disimular?


NON PLUS ULTRA


¿Y dónde ponemos hoy al director de La Gaceta, Carlos Dávila, en el apartado anterior o en éste? Juzguen ustedes, que es día de justicia, juzgados, juicios y jueces. Así que los sufridos lectores de este modesto blog se supone que también pueden participar de la orgía: “La Justicia –¿diré mejor in-Justicia?– socialista recibió ayer dos varapalos excepcionales. Uno, la revolución que el ministro Gallardón ha iniciado, que va desde el reconocimiento de que el aborto no es un derecho, que la vida está por encima de cualquier capricho de estúpidos/as radicales analfabetos/as, hasta un giro copernicano en asuntos como la Ley del Menor o los sistemas de elección en el Constitucional y en el Poder Judicial. El otro meneo memorable es la absolución de Camps y Ricardo Costa por un jurado popular en el miserable ‘caso de los trajes’, un proceso repulsivo en el que el PSOE y todos sus satélites se han empleado con saña a fondo (Pumpido y sus sectarias fiscales de Valencia en primer lugar) durante años. Con la ‘revolución Gallardón’ y la ‘sentencia Camps’ puede terminar probablemente la época más oscura, más abyecta, de la historia de la Justicia en España”.

Les doy también algunos títulos de artículos de Libertad Digital que no están mal. El editorial, la columna de Emilio Campmany o esta tontuna de un señor que se llama Marco de Benito Llopis-Llopart, que es nada menos que "profesor de la IE Law School y académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Ha sido abogado en Uría Menendez y visiting scholar en Yale Law School". Así ya se pueden decir estas cosas tan profundas que demuestran tan ciclópeo conocimiento de la ciencia jurídica: “Hay días que le reconcilian a uno con el mundo. Los pajaritos cantan; las nubes se levantan; el Gobierno devuelve a los jueces su independencia. Como diría el príncipe Segismundo: ¡no me despierten, si duermo!”.

(Salvador Sostres habla en El Mundo de su abuela, a la que adora, y de su madre… a la que dejémoslo. Isabel San Sebastián, en Abc, del embajador iraní y Alfonso Ussía, en La Razón, del Azor. ¡A ver si nos ponemos las pilas que así no hay quien haga un Ojo Izquierdo como dios manda, que diría el señor presidente del Gobierno!) 

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Pero dejo espacio estelar en este monográfico para el artículo de Federico Jiménez Losantos, también en Libertad Digital. Quítense las legañas. “Cualquiera que haya leído El Linchamiento [último libro de FJL] sabrá hasta qué punto Alberto Ruiz Gallardón es uno de los políticos más siniestros de la historia de esta España lamentable. Varios capítulos en mi libro explican con todo detalle sus fechorías, felonías y canalladas utilizando a la Justicia como herramienta envilecida para sus miserables propósitos. Sin embargo, debo agradecerle una cosa a Gallardón: la oportunidad de demostrar que no soy como él. Y porque no lo soy, es de justicia pedir todo el apoyo posible a las reformas que ha anunciado hace unas horas. Por supuesto, en cada una de sus iniciativas cabría un pero, una duda, una reticencia, un no. Pero sería profundamente injusto. La batería de cambios propuesta por mi enemigo público número uno es sencillamente extraordinaria, aborda casi todos los problemas que llevo décadas denunciando, porque España necesita un cambio radical en la Justicia si queremos lograr algo parecido al Estado de Derecho. Y la Libertad exige una justicia digna de ese nombre”.

 _______________________________


Ayer cité aquí a Santiago González, de El Mundo, y copié un párrafo que él, a su vez, lo recogía de un editorial de El País de 1977. Lo siento, pero no advertí que era una cita. Y debí hacerlo, claro. No obstante, el fondo del asunto no varía mucho. Esa mención al olvido del franquismo hecha por El País en 1977 tenía un significado muy distinto, con la democracia en pañales, a punto de romperse en cualquier momento y con los representantes del régimen aún con las pistolas y las porras, de lo que puede y -a mi juicio- debe exigirse hoy a cualquier partido decente con la democracia ya consolidada. Traer ahora aquel párrafo como elemento de autoridad me parece algo ventajista. Qué quieren.

En cualquier caso, excusas a González y a los lectores. 

Hay 179 Comentarios

A propósito de esto: 'Gallardón en cuatro medidas'. http://elblogdemilitera.blogspot.com/2012/01/gallardon-en-cuatro-medidas.html

Acatando la sentencia: el cohecho impropio no queda probado. Sin embargo, ha quedado certificado que al recibir los regalos de unos amiguitos (que se dedicaban a conseguir contrataciones) perdían la dignidad y hasta se les caía la baba. Un saludo

Para Witness (¿O, al final, será "Witless"?)


Visto lo visto (y en cualquiera de los foros en que participa), creo que sería conveniente, para su salud mental, que se definiera por alguna de las siguientes opciones:


a)- Mantener "Witness" (Vigilante), como nombre de guerra, y vigilar lo que escribe para acomodarlo a tan buena intención, o


b)- Seguir escribiendo con el “rigor” con que lo hace actualmente, y cambiar el nombre por "Witless" (“Sinsentido”, en la acepción más cariñosa que he encontrado, y como afección más benigna de sus desatinos).


Y, por favor, deje de agredir e insultar a aquellos que no piensan (pensamos) desde el azul que Vd. profesa.


Salud

Publicado por: gflorez | 27/01/2012 0:26:16
 
Es fácil si se aprende del maestro, Gflorez, creí que andabas liado con tus negocios... ¡¡¡Anda que existiendo el original iba a andar yo haciendo malas copias!!!
Un abrazo.

almigmon | 26/01/2012 23:59:11
-
¡Eh!, que me has suplantado de portero...y te ha salido muy bien.

Publicado por: Jlpalazon0 | 26/01/2012 20:29:29
 
Bienvenido.
No lo digo por mí (aunque sí por mi parte) porque yo no soy nadie para dar bienvenidas pero desde luego, si por algo destaca este chiringuito es por ser agradecido con sus participantes y lo suficientemente plural como para que no se le censuren los comentarios ni siquiera a los muy trolls (que los hay y muchos) mientras se guarden las formas.
Lo dicho, bienvenido.
 
Publicado por: JL | 26/01/2012 20:59:14
En cuanto he leído esto del archivo de la querella por parte del siempre ecuánime y nunca reaccionario TS, no he podido evitar acordarme del siempre políticamente incorrecto Makinavaja, cuando en la peli (creo que en la 2) meten en la cárcel a toda la troup y a un alemán o inglés o algo así borracho perdido con ellos al que enseguida sacan del calabozo para llevarlo a la embajada por ser extranjero.
En éstas que Mohamed, el Moromierda (interpretado por el gran Mario Pardo) le reclama al policía, "sácame a mí que yo también soy extranjero" y el policía le grita "Pero qué vas a ser tu extranjero, si tú eres moro, Moromierda"
Pues algo así me imagino que habrán dicho los magistrados, "que Manos Limpias se querelle contra Garzón pase porque son españoles de bien pero, ¿que un moro se querelle contra un juez? Por ahí no pasamos, Morom..., digo, Mohamed"

A ver arsenico por compasion, no sea tan aprovechon y escriba tantas veces y ocupe tanto espacio, nos hace perder mucho tiempo en buscar los comentarios que nos gustan a las personas las que no nos importa lo mas minimo su opinion, no se moleste, leido una vez, leido para siempre

Hoy toda la prensa de la derecha celebra con júbilo la absolución de Francisco Camps en el proceso que lo ha juzgado por corrupción política, un hecho que ya no parece conmover las conciencias ni la intención de voto de quienes están acostumbrados a que fatalmente les metan la mano en el bolsillo por la vía de las arcas públicas.

Toda una imagen la del "Curita" con ese guiño mirando al cielo y agradeciendo a Dios que lo haya librado de tener que volver a escuchar las cintas grabadas en algunas de las conversaciones con su "amiguito del alma", alias "El Bigotes".
Sin embargo ¿de que se felicitan los medios afines al PP?
Si, Camps ha sido absuelto, ¿pero de qué ha sido absuelto?
¿Del trapicheo suficientemente probado en las conversaciones grabadas que se traía con las empresas de la trama Gurtel, o tal vez de la responsabilidad que pueda tener en la situación de quiebra en la que se encuentra la Comunidad Valenciana?

Que el 55,55% de un jurado popular haya dicho que absuelven a Camps por falta de pruebas no le exculpa de lo que todo el mundo ha podido escuchar en las cintas del juicio.
Con este veredicto popular se ha conseguido lo que los votantes del PP pretendieron en las elecciones de mayo pasadas cuando quisieron absolverlo por la vía de las urnas y sin pasar por los tribunales.

Sin embargo la realidad no puede negarse y cualquiera que haya seguido el juicio ha podido comprobar hasta que punto "el Bigotes" manejaba el cotarro, con regalos que "se pasaban varios pueblos" en palabras de la señora boticaria, con latas de caviar beluga para la familia del pijo por excelencia, o con la sastrería a medida en las tiendas de Milano.

En la misma comunidad podríamos citar otros casos de políticos-caciques al más puro estilo franquista que si mañana se presentaran a unas lecciones arrasarían en las urnas. Debe ser que ante lo inevitable de la corrupción, los votantes han optado por alinearse con los corruptos para ver si estando cerca les llega algún cargo público que les permita cobrar un sueldo a fin de mes, o bien participan en algo más sustancioso de lo que se mueve entre bambalinas.

Y lo más triste es que probablemente el juez Baltasar Garzón no sea tratado con tanta benevolencia como “el Curita”, síntoma clarísimo de que nos encaminamos a tiempos pasados que algunos nos habíamos hecho la ilusión de que no volverían.

Lorenzo | 26/01/2012 20:25:24
-
Gracias por enrollarte... alimenta mas.

Publicado por: Lorenzo | 26/01/2012 23:45:23

Yo últimamente me estoy preguntando si hay alguno que merezca la pena...

1 2 3 4 5 6 7 ... 17 18 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal