Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

16 ene 2012

No hay despedida alegre

Por: José María Izquierdo

Ya se sabe que la muerte mejora mucho a los difuntos. Manuel Fraga, 89 años, murió anoche y los periódicos, que ya tendrían muchos artículos escritos y algunas que otras páginas ya hechas, han recogido el fallecimiento con prodigalidad. Sería algo más que extravagante que el catavenenos no atendiera como se debe a tal acontecimiento. Por lo pronto, digamos que todos –medios y profesionales- parecen mucho más generosos con él de lo que él lo fue con sus adversarios cuando tenía el poder de la dictadura. Sirva como ejemplo Asturias o Julian Grimau. Y, en los inicios de la transición, habría que recordar Vitoria o Montejurra. Duro como el que más, reaccionario como cualquier mandamás del franquismo, Fraga añadió a su leyenda un carácter insufrible, tiránico y violento. Quiso ser protagonista de una película que no era la suya y fracasó en el intento. Pero el ex ministro de Información y Turismo supo luego adaptarse a la democracia que le arrolló, y gracias a ello se ganó el derecho al olvido de un pasado deplorable. La democracia, con magnanimidad, le perdonó sus muchos pecados, notorios y manifiestos, que pueden encontrarlos en las semblanzas que aquí, en El País, se publican hoy. Les servirá, por ejemplo, el perfil de Miguel Ángel Aguilar, breve y desprendido, pero suculento. Ya en los años ochenta y noventa el grado de ferocidad remitió y en no pocas ocasiones logró ofrecer la imagen amable que pugnaba por secar aquella otra, torva y virulenta.

Dejemos hoy a Fraga, que con las fachadas tienen suficiente, que el grueso de los artículos nos llegará mañana. Les advierto que es un día extraño, porque están todos los diarios desmontando lo que tenían hecho durante el día y armando el homenaje a Fraga. Así que optamos por alejarnos a extramuros y dedicarnos a otros menesteres. Cualquier cosa menos irnos de crucero en un barco que pilote Francesco Schettino.

   

Les dejábamos el viernes, Batmanrajoy o Supermontoro, orgullosos nuestros chicos por los enormes logros conseguidos por este gobierno de cíclopes, que en un abrir y cerrar de ojos solucionaron la mitad de los problemas de España. Bien. Ese mismo día, hay que verlo, llegó lo de Standard & Poor’s y hubo, entonces, que volver a recurrir a la herencia recibida. Lo dijeron los ministros y lo repitieron, hasta en editoriales, los más conspicuos representantes de la fiel infantería. Y, como gusta Rajoy, también abundaron las frases tipo “Sé lo que hay que hacer”, que la verdad es que dan un poco de risa. Veremos pues, qué pasa con este amargo trance, y hasta dónde va a poder sacudirse Europa -toda Europa, porque de lo contrario no habrá salida- el estrangulamiento económico al que están sometidos todos los países del euro.

Pero les decía antes la mitad de los problemas. Y es que ahora van a por la otra mitad, que ya anuncian por ahí la buena nueva los titulares de los ministerios y las vocean sus melosos pregoneros. La primera, la reforma laboral. Ya hablaremos de ella, ya, pero desde todos los periódicos de nuestros amigos empujan al Gobierno a que saque los colmillos que le recomienda la CEOE, pero Rajoy duda, que sabe que éste no es tema baladí. Haremos, si les parece, lo contrario de lo que gustan en hacer los contertulios de Libertad Digital, El Mundo o Intereconomía: esperar a hablar –a escribir- cuando tengamos los datos de esa reforma. Que va a ser muy pronto.

Pero es que ya nos vemos llegar otras dos grandes reformas: la ley de Costas y la ley del Menor. La primera, un sueño terrorífico, que solo oír a Arias Cañete hablar de la primera línea de playa, por ejemplo, da auténtico pavor. ¿Verdad que se temen lo peor?  ¿Y qué me dicen de esos cambios de legislación, al calor de la tragedia de Marta del Castillo? Volveremos a este asunto.

LAS FACHADAS

PORTADAS1

PORTADAS2

Como es obligado, Manuel Fraga en todas. Pero cada uno sigue con sus cosas. La Razón, con ETA, y El Mundo, aún, con el 11-M. Ahora sacan a un socio de Zougam que dice que él vendió los teléfonos. ¿Habrá alguien en el mundo mundial que se tome en serio estas cosas de Pedro José? En Abc se desviven con Sarkozy, que llega hoy a Madrid, e incluso le dedican varias páginas en el interior. La Gaceta hace tal popurrí que mejor lo dejamos. ¡Qué lío de caretas, qué barbaridad!

NON PLUS ULTRA

El Mundo ha conseguido publicar en un solo día a Federico Jiménez Losantos, Salvador Sostres y Fernando Sánchez-Dragó. Un éxito. Pero nada digo de ello que hoy vamos a dedicar esta subsección, y la siguiente, íntegras, al caso Marta del Castillo, cuyo tratamiento ha sido ejemplo soez del peor periodismo, muestra pornográfica de aquello que venimos tratando desde hace casi dos años. Y vamos a limitarnos a algunos ejemplos, que tampoco merece la pena entrar al detalle. Abc, por ejemplo, titulaba el sábado su primera página así: “Injusticia con Marta”. Editorial: “La Justicia penal no puede basar sus sentencias en la pulsión de la opinión pública ni en el sufrimiento de las víctimas, sino en la conjunción de las pruebas que la Policía y la Fiscalía presenten contra el acusado (…) Sin el cadáver de la joven, era imprescindible que los jueces dispusieran de otras pruebas, que al final no se han aportado (…) Lo que importa ahora es apoyar a la familia de Marta, ser respetuosos con el Tribunal”. ¿Tan respetuosos como para titular en primera de esa manera? ¿Qué creen ustedes que es el periodismo amarillo?

Sin salirnos de Abc. Antonio Burgos, 15 de enero: “Con mucha mayor vergüenza y dignidad que los redactores de una sentencia del tebeo lo ha dicho José Antonio Casanovas, ese Abuelo Coraje de Marta, con el que todos nos sentimos entonces identificados recorriendo los caminos en busca de su cadáver y ahora para andar la triste senda de la impunidad nacional: ‘Se han reído del país y se van de rositas’. Traduzco: matar sale barato, baratísimo, en España. ¿Por qué? Lo ha dicho otro miembro de la familia de Marta, su tío Javier Casanueva: ‘Los jueces están creando manuales de cómo matar y salir impunes para los criminales’”. Y más de Abc: Isabel San Sebastián, 16 de enero. “En España es mucho más rentable infringir la ley que respetarla. Lo afirmo”. Gabriel Albiac, terne en su angustia vital, titula su comentario “La podredumbre”.

¿Y no ha dicho nada Alfonso Ussía? Naturalmente que sí: “Esa sentencia, excesivamente ajena a las interpretaciones lógicas, nos ha fallado, decepcionado y humillado a la mayoría de los españoles. Ocurre con frecuencia con el exceso de garantías, que terminan beneficiando a los criminales en perjuicio de los pacíficos”. Claro que Ussía encuentra pronto consuelo: “El Cuco’, que para camuflar su antiestética se ha dejado pelo de puta antigua, podrá ir las veces que quiera a la peluquería para cambiar su aspecto. Pero todos lo conocen, y en Sevilla más (…) Y no le arriendo las ganan-cias al canalla de Carcaño durante sus años de cárcel. En las prisiones existen unos códigos no escritos por los propios presos que en ocasiones suplen al Código Penal”.

Acabemos. Editorial de La Gaceta: “Debilidad frente al delito”. “Muchos españoles se preguntan hoy si es lógico mantener una Policía incapaz de encontrar un cadáver ocultado entre cuatro mozalbetes o si los jueces no pueden hacer más de lo que han hecho”. Y, por fin, Pedro de Tena, en Libertad Digital: “España no tiene una Policía a la altura de la democracia que eligió, ni tiene una Justicia a la altura de los ciudadanos, de todos los ciudadanos”.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

A escoger y revolver del apartado anterior.

 

Hay 208 Comentarios

Personaje como el solo...

Pero cómo, ¿qué ha muerto Fraga? Vaya por diosssss... Un día que os dejo solos y ya tenemos que ir de velorio.
 
"¡¡¡Fascista!!!" Cuentan que le gritó un día un rojo de esos que tan poco le gustaban, muerto ya su admirado Franco, claro, que si no de qué... "¡¡¡A mucha honra!!!" Dicen que contestó él...Creo que con esto, todo lo demás podríamos ahorrárnoslo.
 
Mis condolencias a los familiares directos que imagino, por otra parte, que no les habrá cogido por sorpresa ni que tengan queja porque se les vaya en la flor de la vida...
 
No me alegra la muerte de nadie, francamente; menos aún cuando es tan poco trascendente, a dios gracias, para el momento socio-político de este país como ésta. Sólo me congratulo y me enorgullezco de que la sociedad en la que vivo no le haya permitido lograr lo que siempre buscó (¡¡¡desde hace 60 años!!!), ser Presidente del Gobierno de Esssspaña.
Claro, que triste no se habrá ido con el heredero que nos deja en Moncloa, una suerte de sobrino torpe de su genio y su figura pero en tonto...
 
Eso sí, visto lo visto, tampoco creo que haya vivido los años suficientes (y mira que ha vivido y mira que los suyos lo han intentado) ni para que le perdonasen sus desmanes dictatoriales en plena Transición, ni para que la gente olvidase de dónde venía y dónde quería quedarse, ni para que la sociedad le reconozca como ese animal político, padre de la democracia, que la derecha española siempre nos ha querido vender...
 
Lo sentimos, nostálgicos del régimen y demás orwellianos de pro, no ha colado. Y en lo que este charro viva (que una frase así como muy rotunda) no permitirá que cuele.
 
Buenas noches.

Looolo | 16/01/2012 16:21:29, a sus ordenes S.M. Que descanséis como paz dejáis. Hasta mañana.

Isabelita

Gracias a tí, mujer y buenas noches.

jajajajaja ¡gracias Thor!. Si un poquito de humor salpicara nuestras vidas sería ¡al menos! más llevadera tanta calamidad. ¡¡¡Felices sueños para tí también!!! ¡¡¡dios del trueno!!!

Isabel, Dios es siete

Isabelita, bella doncella, que tengas felices sueños y que tu Principe Azul te de calor y amor en esta lluviosa y fria noche de Enero.
Dulces sueños Isabelita.

¡¡¡Glupsss!!!

No es que proliferen las mujeres en este blog, pero hasta yo, que soy "socialdemócrata" entiendo que llegado este punto y como dama debo retirarme a mis aposentos o de lo contrario me puedo topar con cruces entre linces ibéricos tan desagradables como el de anoche entre Thor y Miguelillo.

¡Por cierto Izquierdo! ¿por qué en este blog no entran más mujeres?.

Sería una reflexión interesante para debatir partiendo de una de tus sarcásticas columnas...el día que se tercie...no hay prisa... pero ahora que lo pienso...me consume la impaciencia.

Que dice el nuevo ministro de defensa que lo de Afganistán no es una guerra y que se aplaza el regreso de las tropas a España.
¡Oooooolé!

¿Ein? | 16/01/2012 23:07:12

Reconozco que tus argumentos me dejan sin palabras.
Me reafirmo en la injusticias de esas orejas de burro que te pusieron.

1 2 3 4 5 6 7 ... 20 21 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal