Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 ene 2012

Tiemblen, que llega Montoro

Por: José María Izquierdo

Como ya me aprendí el cargo de Cristóbal Montoro Romero, que no es ministro de Economía, no, que lo es de Hacienda y (además) de Administraciones Públicas, vamos a tener un detalle con él y le dedicaremos buena parte de la entrada de hoy. Transmutado en airoso matasiete, gestito amenazante, el ministro dijo ayer que el Gobierno está dispuesto a exigir responsabilidades penales a los gestores públicos que gasten por encima de lo que marca el presupuesto. De siempre ha tenido Montoro el seso confuso y la lengua desenvuelta, pero este nuevo papel que le ha asignado Rajoy de gran prohombre parece como si le hubiera desequilibrado un poquito más de lo habitual. Picado además por tener que demostrar que manda más que Luis de Guindos, tarea que se antoja ciclópea para los méritos y capacidades del voluntarioso Montoro, aquel resto de cordura se ha revuelto más de lo preciso y la húmeda, fresca que era, ha echado a correr para caer en el disparate. ¿O mejor será decir en la ocurrencia, aquel defecto que tanto achacaron –y no será el catavenenos quien ponga en duda el acierto en la definición- al ya ido Zapatero?

Montoro

Y seguimos con Garzón, naturalmente. Gracias a este juicio, El Mundo, por ejemplo, se ha enterado, y así nos lo cuenta, de que “las escuchas de Garzón sirvieron para investigar” a la trama Gürtel. Una aberración, claro.


Incluso algún periódico o similar, tipo La Razón o La Gaceta, hasta se toman en serio el chiste del ministro farfantón, llevan el tema a primera y hasta hacen editoriales. Lástima de tiempo perdido, que tal bobería tiene justo el recorrido que ha tenido hasta hoy. Ya. Se acabó. Que cuando tal esperpento jurídico, engendro sin pies ni cabeza, absoluto disparate -¿o hemos quedado en que era una ocurrencia?- llegue a cualquier miembro del Gobierno con dos dedos de frente, que los hay, va a hacer como que no ha oído nada y hablará, por ejemplo, del frío de estos días o, si es del Barcelona, de la ternura que define al gran Pepe, jugador que es del Madrid.

¿Se imaginan ustedes al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que es a quien le corresponde hacer estas cosas, teniendo que elaborar un texto para tal ciempiés, pensando, además, en que tiene que defender ese articulado en el Congreso? Porque, vayamos un poco al detalle, que nos divertiremos un ratito. Poco, que no son horas. Lo primero que hará el ministro de Justicia, por ejemplo, será preguntar a sus colaboradores: ¿qué es un manirroto, un derrochador, un malgastador? Y a lo mejor, quién sabe qué hacen los ministros en la intimidad, él mismo piensa a quién aplicar el adjetivo y, quizá, solo quizá, podría llegar a la conclusión de que gastador y perdigón es aquél que ha dejado una deuda de 7.000 millones de euros –repitan despacito: 7.000 millones- en un cargo público. Que, por casualidad, es justo la deuda que ahora mismo tiene el Ayuntamiento de Madrid. ¿Recuerdan cómo su alcalde -¡anda, si era el mismo Ruiz-Gallardón!- hace bien pocos meses abordaba en un acto público al presidente del Gobierno para rogarle que le sacara del embrollo?

O a lo mejor el sastrecillo valiente, hombre de arrebatos, se refería a que había que meter en cintura a los gestores políticos de la Comunidad Valenciana, señores honradísimos –y señoras, que algunas, y rumbosas, ya las hay- y administradores de eficacia comprobada, a los que ha habido que soltar millones y más millones para evitar la quiebra de una Comunidad con un déficit estratosférico y unas deudas que jamás podrán pagar. Así que bueno, si yo fuera tal que Francisco Camps -jesús, jesús, qué sofoco- tendría mucho miedo a que Rajoy pusiera en marcha lo que le dice La Razón que haga: “Se deben penalizar los abusos de una gestión que lastra la imagen de España”. Ahí le duele.

Y esta ocurrencia la dijo el ministro baladrón cuando horas antes tuvo que poner punto final a una reunión con los consejeros autonómicos de Economía, en la que no logró, y a los papeles me remito, que ahí tienen ustedes Abc, La Razón, El Mundo, La Gaceta y todos los que se les ocurran, para no dejarme como mentiroso, concretar y poner números a ni una sola medida. Ni se fijó techo de gasto, ni se dijo cómo sería la línea del ICO, ni cuánto, ni dónde, ni cómo, etcétera, etcétera. Un conjunto de generalidades que aterra. Porque vamos a ver, si sabían que iban a gobernar desde hace meses y meses, si sabían las deudas  de sus comunidades –cuando menos- al dedillo, y peor si lo ignoraban, si sabían que Cristóbal Montoro, alias aquí el más chulo y para pegarse mi primo, iba a ser el ministro de la cosa, ¿no podían haber pensado algo para este momento? ¿Quizá tener algún plan? ¿O nos vamos a dedicar a las ocurrencias y al a mí no me levante la voz que no sabe usted con quien está hablando?

LAS FACHADAS

Negrura en Abc: “Por motivos editoriales…” ¿Qué será, será, esa gran exclusiva que se reserva el periódico de Vocento? ¿Quizá vamos a seguir con el chófer verborreico? En La Razón y en La Gaceta ya les he dicho que se toman muy en serio lo de las responsabilidades penales. Una risa. Casi tanta como el exótico título de El Mundo, que ya me dirán para qué creían en casa Ramírez que se hacían las escuchas ordenadas por Garzón, si no era para investigar a quiénes estaban implicados en la trama corrupta de Gürtel. Por eso, precisamente por eso, por investigar a los corruptos, Garzón se sienta en el banquillo. Lo sabíamos todos. Menos El Mundo. Hasta hoy. Por fin.

PortadasAA

PORTADAS


NON PLUS ULTRA

Les decía de Garzón. Editorialillo de El Mundo, que se corresponde con la portada que han visto, y, en definitiva, con lo que le pete a Ramírez Codina, que para eso es el caporal y la finca es suya: “Las escuchas de Garzón sirvieron para investigar”. Hoy estoy exquisito y no hago ni caso a Luis María Anson –"Mariano Rajoy ante el Príncipe de los Creyentes”- y ni siquiera les entresaco algún párrafo de la columna de Salvador Sostres, que va de un padre empresario que manda a su hijo a echar del trabajo a una pobre mujer, obra literaria solo apta para drogadictos de los culebrones latinoamericanos. En La Razón destellan con luz propia los apoyos al ministro gallito. Editorial: “Responsabilidad pública”, con el destacado que antes les he citado o José Antonio Vera: “Sanciones, por supuesto”.  De Alfonso Ussía bastará para calibrar a qué nos enfrentamos si les digo que comienza así: “Me contó Antonio Burgos mientras navegábamos de Lisboa a la isla de Guadalupe…”. Tela. Que así a ojo de gaviota –con perdón- son unos 7.000 kilómetros. Con Ussía y Burgos haciendo gracias. ¿Recuerdan La naranja mecánica? Pues más o menos. De Abc, ya han visto, nada puedo decirles. Los recuperaremos mañana, si fuera preciso.
Traigo un párrafo de El Trasgo, de La Gaceta, a raíz del juicio a Garzón. Lean: “La izquierda es el regreso de los bárbaros. Literalmente. Ya saben: el poder sale del cañón de un revólver. Occidente se ha pasado siglos construyendo pacientemente, con muchos tropiezos y dificultades, una doctrina para que esto no sea así, para que haya garantías, para que la Ley sea ciega y los acusados tengan derechos y la certeza de un juicio justo. Nada de esto interesa a la izquierda, que parte del sencillo universo de los bárbaros, donde lo bueno es lo que favorece a mi tribu y al ‘enemigo’, ni agua. La Ley es sólo un irritante formalismo burgués”.

¿Se reconocen? Pues lo dice por ustedes…

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“Madrid quiere que Fraga tenga una calle o plaza en la capital”
La Gaceta, 17 enero 2012.

(Exige más lectura, que no deja de ser asombroso saber qué quiere Madrid, así personalizado, como si Madrid fuera un ingeniero de caminos o una doctora especializada en Obstetricia. Comienzo –lead- de la noticia: “La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha adelantado que su partido propondrá en el próximo Pleno municipal que una calle o plaza en la ciudad lleve el nombre del que fuera fundador del PP, Manuel Fraga”. Que no es lo mismo.)

Hay 135 Comentarios

Cuando veo a Garzón en el banquillo, juzgado por intentar perseguir a unos "señores" que estan haciendo el mayor daño que se puede hacer a la democracia, la corrupción, el tomar el poder politico, lo público, lo de todos, como su finca. Me doy cuenta que estamos hasta el cuello de mier....

Dicen los expertos…

Trabajan desde el alba a bien entrada la noche. Los medios informativos no pueden vivir sin ellos. De hecho, se han convertido en una de las principales fuentes en las noticias. Hablemos de medicina, agricultura, física nuclear, astronomía, sociología, óptica, meteorología o cualquier materia veremos que “los expertos dicen” la conclusión. Los expertos son los que avalan la veracidad y hondura de lo que nos cuentan.

Lo peor es que no nos los han presentado. No sabemos sus nombres y filiaciones, qué estudios han cursado y con qué aprovechamiento. Si son metodológicos o aleatorios, si empíricos o apriorísticos. Si trabajan a vuela pluma o se eternizan para llegar a sus diagnósticos. Si cojean por poner un caso y de qué pie.

Los propios expertos se escandalizan a veces cuando escuchan lo que dicen que dicen y les gustaría conocer al menos los detalles que enumero para saber a qué atenerse. Para poder eludir responsabilidades. Luego dicen en público que son expertos y hay quienes -personas con criterio- a veces les miran mal y tienen que aclarar de qué son expertos y que hay expertos y expertos, incluso más expertos y menos expertos.

El papel de los expertos no se limita por supuesto a su misión de apoyo imprescindible a los medios, también asesoran a políticos y organismos. De hecho se presentan como su coartada. Los expertos asesoran gobiernos y dictan, por poner un caso, la conveniencia del “copago” en sanidad, si Internet es peligroso o no (generalmente se inclinan porque sí lo es), en dónde hay que invertir o las bondades de las privatizaciones del patrimonio público. Los expertos saben mucho. De todo. La UE está plagada de ellos. Cada día sueltan informes de expertos, lo mismo hablan de siembras que de aeropuertos y es de imaginar que para las drásticas políticas que aplican también contarán con expertos. Ni que decir tiene que las Agencias de Calificación privadas norteamericanas están llenas de expertos, de hecho son expertas en sí mismas.

Porque los imprescindibles en estos tiempos son los expertos en economía. Los telediarios y otros medios les consultan con frecuencia. Preguntan a dos o tres y sacan conclusiones: los expertos dicen que se resolverá la crisis o que hay que flexibilizar el empleo. Y siguen sin aclararnos otra cosa, en este caso sí, que su nombre y empleo aunque, al menos, eso algo orienta.

Realmente, hasta la mayor difusión de ATTAC, nuestro libro Reacciona y el 15M, todos los expertos eran neoliberales. Ahora los alternan -de manera testimonial y no siempre- con alguno que no comparte su religión, más que nada para que el espectador, lector u oyente elija cuál le gusta más.

Los expertos son tan vitales para la vida actual que algunos llegan a ministros –en muchos países, en España también- e incluso a jefes de gobierno (como en Italia o Grecia) o al BCE, llegan porque sí, porque son expertos. En neoliberalismo.

El documental “Inside Job”, Oscar de Holywood 2011, contiene un tramo muy interesante sobre los expertos, precisamente a los que causaron la crisis y siguen al frente de muchas decisiones. Y también a otros que la denunciaron. Falta el contexto de todo el filme donde se aprecia su papel. Pero es muy revelador este corte. A veces no hace falta otra cosa que informarse previamente y preguntar lo que hay que preguntar.
Rosa María Artal

Cada vez estoy mas convencido de que este gobierno es el TBO y al tal MONTORO LE TOCA HACER EL PAPEL DE FILEMON pero con menos inteligencia

Lo de no sabe con quien está hablando me ocurrió a mi en ese pueblo que hay pegando a la ciudad de Vallecas. Los catetillos cuando vamos a la capital del Reino, para quitarnos un poco el pelo de la dehesa se nos ocurre ir a ver algún museo. Me decidí por el de ciencias naturales y cuando llegué a la puerta decidido a entrar, un tío con un uniforme que parecía un general por lo menos, me paró y me dijo que dónde iba. Le contesté que a ver el museo. Él me dijo que para eso tendría que sacar la entrada. Le dije: "usted no sabe con quien está hablando". Lleva usted razón, no sé con quien estoy hablando así es que dígamelo y me entero. Está usted hablando con un concejal del Excelentísimo Ayuntamiento de...
Bueno, pues mire eso aquí es UNA MIERDA. Me quedé un poquitín cariacontecido y le dije: igual que allí, igual que allí.
Así es que me fui sin ver el museo.

eso de que van a llevar a los tribunales a los que malgasten es una tontería para los titulares de los periódicos y para las próximas elecciones andaluzas. si se lo aplicasen a ellos mismos, la mitad del pp, como decía el lehendakari, estaría en la cárcel.
hay un refrán popular muy sabido que dice "dime de qué presumes y te diré de que careces". aquí viene como anillo al dedo: los que ahora presumen de rigurosos y buenos administradores han dejado los lugares donde gobiernan hechos unos zorros. yo estoy completamente de acuerdo con esa medida contra el despilfarro y el faraonismo, de que tanto gustan los que saborean los sillones del poder, pero, al mismo tiempo, me entran unas contradicciones que me reconcomen. me explico: los faraones hacen pirámides y las pirámides enfrentan el tiempo y se erigen como grandes símbolos, luego, los faraones, a los que les suda bastante poco el sudor y el bienestar de los esclavos, de nosotros, del pueblo, son como soñadores, son como idealistas, como gente osada que manda a tomar viento el bien común y dejan su huella en el tiempo... y, eso, en cierto sentido, forma parte del patrimonio común, histórico... luego nos vamos en autobuses repletos, con las gafas de sol y las meriendas, a visitar sus obras y hacer fotos y decir yo estuve allí... y uno no sabe al final lo que es bueno y lo que es malo. si nos pusiésemos a criticar el faraonismo de todos los gobernantes que en el mundo han sido, llegaríamos a la conclusión de que todo lo que apreciamos como "grandes obras" no son más que el producto de la opresión de generaciones y generaciones de hombres y mujeres... contradictions...

Joé Puppet, ahora lo entiendo, valenciano del pp. Pijo-fallas. cualquier cosa que suceda a 25 cm. de ti, ya no te enteras. Solo si te lo cuentan en Canovas.

El Jorge | 19/01/2012 17:27:00
 
Bueno, es lo que tiene el populismo: cala fácilmente en las mentes de los simples (me refiero, sobre todo, a los que no se quieren esforzar en entender las cosas en toda su complejidad). Solo hay una solución: el paciente trabajo de educación (que siempre chocará contra aquellos que, en beneficio propio, no quiere que los demás sepan y contra aquellos que viven muy cómodamente en su mundo infantilizado; esto es, contra los caraduras y contra los memos). A nuestro favor tenemos que la verdad, cuando uno la aprehende, brilla como el sol y ya nunca te suelta (o, dicho de otra manera, que en el fondo nadie quiere vivir voluntariamente en la mentira).

Sr. Izquierdo, por una vez, no estoy de acuerdo con usted. Empiezo a leerlo y de buenas a primeras me dice que el señor
"helicóptero" Montoro tiene la lengua desenvuelta. No señor, por ahí no paso, póngase como se ponga. El señor Montoro para mi siempre será el "gangosillo" Montoro, así es que de lengua desenvuelta nada de nada.
Este señor desde las inundaciones del Tamarguillo en Sevilla y que lo vi por allí salvando víctimas con las orejas, siempre se ha trabado al hablar.

Publicado por: Lorenzo | 19/01/2012 16:23:17

Pues desgraciadamente te informo que ese mensaje ha calado en la cabeza de personas de mi entorno, en mi entorno de trabajo, por gracia o por desgracia, estoy rodeado de compañeros votantes de la gaviota y en la comida de hoy hemos estado hablando de este tema, y no se apean del burro, que está muy bien. Que hay que encarcelar a los que se pasen. Les pongo el ejemplo de los 7.000 millones de madrid, ¿Hay que encarcelar a Gallardon?, como justificas que ha despifarrado?, como se legisla eso?, pues para ellos eso es fácil.
.
Lo dicho, que los dirigentes del PP son muy listos, que saben lo que dan de sí sus votantes.

THOR | 19/01/2012 16:12:20
-
No se cual es el juego de palabras que hay que buscar, o ¿es solo decir quien es(o fue) el rey de la rumba catalana?
-
¿Que relación puede tener con un estadista si no es una similitud con el nombre de algún político?
-
¿Alfredo "Peret" Rubalcaba?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal