Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 ene 2012

Tiemblen, que llega Montoro

Por: José María Izquierdo

Como ya me aprendí el cargo de Cristóbal Montoro Romero, que no es ministro de Economía, no, que lo es de Hacienda y (además) de Administraciones Públicas, vamos a tener un detalle con él y le dedicaremos buena parte de la entrada de hoy. Transmutado en airoso matasiete, gestito amenazante, el ministro dijo ayer que el Gobierno está dispuesto a exigir responsabilidades penales a los gestores públicos que gasten por encima de lo que marca el presupuesto. De siempre ha tenido Montoro el seso confuso y la lengua desenvuelta, pero este nuevo papel que le ha asignado Rajoy de gran prohombre parece como si le hubiera desequilibrado un poquito más de lo habitual. Picado además por tener que demostrar que manda más que Luis de Guindos, tarea que se antoja ciclópea para los méritos y capacidades del voluntarioso Montoro, aquel resto de cordura se ha revuelto más de lo preciso y la húmeda, fresca que era, ha echado a correr para caer en el disparate. ¿O mejor será decir en la ocurrencia, aquel defecto que tanto achacaron –y no será el catavenenos quien ponga en duda el acierto en la definición- al ya ido Zapatero?

Montoro

Y seguimos con Garzón, naturalmente. Gracias a este juicio, El Mundo, por ejemplo, se ha enterado, y así nos lo cuenta, de que “las escuchas de Garzón sirvieron para investigar” a la trama Gürtel. Una aberración, claro.


Incluso algún periódico o similar, tipo La Razón o La Gaceta, hasta se toman en serio el chiste del ministro farfantón, llevan el tema a primera y hasta hacen editoriales. Lástima de tiempo perdido, que tal bobería tiene justo el recorrido que ha tenido hasta hoy. Ya. Se acabó. Que cuando tal esperpento jurídico, engendro sin pies ni cabeza, absoluto disparate -¿o hemos quedado en que era una ocurrencia?- llegue a cualquier miembro del Gobierno con dos dedos de frente, que los hay, va a hacer como que no ha oído nada y hablará, por ejemplo, del frío de estos días o, si es del Barcelona, de la ternura que define al gran Pepe, jugador que es del Madrid.

¿Se imaginan ustedes al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que es a quien le corresponde hacer estas cosas, teniendo que elaborar un texto para tal ciempiés, pensando, además, en que tiene que defender ese articulado en el Congreso? Porque, vayamos un poco al detalle, que nos divertiremos un ratito. Poco, que no son horas. Lo primero que hará el ministro de Justicia, por ejemplo, será preguntar a sus colaboradores: ¿qué es un manirroto, un derrochador, un malgastador? Y a lo mejor, quién sabe qué hacen los ministros en la intimidad, él mismo piensa a quién aplicar el adjetivo y, quizá, solo quizá, podría llegar a la conclusión de que gastador y perdigón es aquél que ha dejado una deuda de 7.000 millones de euros –repitan despacito: 7.000 millones- en un cargo público. Que, por casualidad, es justo la deuda que ahora mismo tiene el Ayuntamiento de Madrid. ¿Recuerdan cómo su alcalde -¡anda, si era el mismo Ruiz-Gallardón!- hace bien pocos meses abordaba en un acto público al presidente del Gobierno para rogarle que le sacara del embrollo?

O a lo mejor el sastrecillo valiente, hombre de arrebatos, se refería a que había que meter en cintura a los gestores políticos de la Comunidad Valenciana, señores honradísimos –y señoras, que algunas, y rumbosas, ya las hay- y administradores de eficacia comprobada, a los que ha habido que soltar millones y más millones para evitar la quiebra de una Comunidad con un déficit estratosférico y unas deudas que jamás podrán pagar. Así que bueno, si yo fuera tal que Francisco Camps -jesús, jesús, qué sofoco- tendría mucho miedo a que Rajoy pusiera en marcha lo que le dice La Razón que haga: “Se deben penalizar los abusos de una gestión que lastra la imagen de España”. Ahí le duele.

Y esta ocurrencia la dijo el ministro baladrón cuando horas antes tuvo que poner punto final a una reunión con los consejeros autonómicos de Economía, en la que no logró, y a los papeles me remito, que ahí tienen ustedes Abc, La Razón, El Mundo, La Gaceta y todos los que se les ocurran, para no dejarme como mentiroso, concretar y poner números a ni una sola medida. Ni se fijó techo de gasto, ni se dijo cómo sería la línea del ICO, ni cuánto, ni dónde, ni cómo, etcétera, etcétera. Un conjunto de generalidades que aterra. Porque vamos a ver, si sabían que iban a gobernar desde hace meses y meses, si sabían las deudas  de sus comunidades –cuando menos- al dedillo, y peor si lo ignoraban, si sabían que Cristóbal Montoro, alias aquí el más chulo y para pegarse mi primo, iba a ser el ministro de la cosa, ¿no podían haber pensado algo para este momento? ¿Quizá tener algún plan? ¿O nos vamos a dedicar a las ocurrencias y al a mí no me levante la voz que no sabe usted con quien está hablando?

LAS FACHADAS

Negrura en Abc: “Por motivos editoriales…” ¿Qué será, será, esa gran exclusiva que se reserva el periódico de Vocento? ¿Quizá vamos a seguir con el chófer verborreico? En La Razón y en La Gaceta ya les he dicho que se toman muy en serio lo de las responsabilidades penales. Una risa. Casi tanta como el exótico título de El Mundo, que ya me dirán para qué creían en casa Ramírez que se hacían las escuchas ordenadas por Garzón, si no era para investigar a quiénes estaban implicados en la trama corrupta de Gürtel. Por eso, precisamente por eso, por investigar a los corruptos, Garzón se sienta en el banquillo. Lo sabíamos todos. Menos El Mundo. Hasta hoy. Por fin.

PortadasAA

PORTADAS


NON PLUS ULTRA

Les decía de Garzón. Editorialillo de El Mundo, que se corresponde con la portada que han visto, y, en definitiva, con lo que le pete a Ramírez Codina, que para eso es el caporal y la finca es suya: “Las escuchas de Garzón sirvieron para investigar”. Hoy estoy exquisito y no hago ni caso a Luis María Anson –"Mariano Rajoy ante el Príncipe de los Creyentes”- y ni siquiera les entresaco algún párrafo de la columna de Salvador Sostres, que va de un padre empresario que manda a su hijo a echar del trabajo a una pobre mujer, obra literaria solo apta para drogadictos de los culebrones latinoamericanos. En La Razón destellan con luz propia los apoyos al ministro gallito. Editorial: “Responsabilidad pública”, con el destacado que antes les he citado o José Antonio Vera: “Sanciones, por supuesto”.  De Alfonso Ussía bastará para calibrar a qué nos enfrentamos si les digo que comienza así: “Me contó Antonio Burgos mientras navegábamos de Lisboa a la isla de Guadalupe…”. Tela. Que así a ojo de gaviota –con perdón- son unos 7.000 kilómetros. Con Ussía y Burgos haciendo gracias. ¿Recuerdan La naranja mecánica? Pues más o menos. De Abc, ya han visto, nada puedo decirles. Los recuperaremos mañana, si fuera preciso.
Traigo un párrafo de El Trasgo, de La Gaceta, a raíz del juicio a Garzón. Lean: “La izquierda es el regreso de los bárbaros. Literalmente. Ya saben: el poder sale del cañón de un revólver. Occidente se ha pasado siglos construyendo pacientemente, con muchos tropiezos y dificultades, una doctrina para que esto no sea así, para que haya garantías, para que la Ley sea ciega y los acusados tengan derechos y la certeza de un juicio justo. Nada de esto interesa a la izquierda, que parte del sencillo universo de los bárbaros, donde lo bueno es lo que favorece a mi tribu y al ‘enemigo’, ni agua. La Ley es sólo un irritante formalismo burgués”.

¿Se reconocen? Pues lo dice por ustedes…

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“Madrid quiere que Fraga tenga una calle o plaza en la capital”
La Gaceta, 17 enero 2012.

(Exige más lectura, que no deja de ser asombroso saber qué quiere Madrid, así personalizado, como si Madrid fuera un ingeniero de caminos o una doctora especializada en Obstetricia. Comienzo –lead- de la noticia: “La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha adelantado que su partido propondrá en el próximo Pleno municipal que una calle o plaza en la ciudad lleve el nombre del que fuera fundador del PP, Manuel Fraga”. Que no es lo mismo.)

Hay 135 Comentarios

Publicado por: Denny | 19/01/2012 10:21:20

He visto tu nota y he guardado el articulo para leerlo despacio cuando pueda.

Te diré algo.

Andrés Puppet | 19/01/2012 16:49:13

Baja de la nube hombre:
-
http://www.elpais.com/articulo/espana/Fabra/reunio/ayer/Ecclestone/Londres/negociar/baja/contrato/Valencia/elpepuesp/20120117elpepunac_4/Tes
-
En cuanto a la ciudad de las artes y las ciencias, te doy varios artículos sobre Calatrava:
-
http://www.publico.es/espana/404257/los-edificios-de-calatrava-en-valencia-hacen-aguas
-
http://www.publico.es/espana/413805/un-edificio-encargado-por-camps-a-calatrava-acumula-un-sobrecoste-del-85
-
¿Son edificios vistosos pero que no valen para ser usados?

¿Y que va a decir el ministro Tontoro? pues tontoradas.

Aprovecho para invitaros a todos y todas al próximo gran premio de Europa de Fórmula 1 que se celebrará en Valencia el próximo mes de junio.
Una vez más, todos podremos disfrutar del ruido ensordecedor de los motores, y del maravilloso ambiente que genera el circo del motor.
El año pasado nuestro Gran Premio generó unos ingresos para la ciudad de 55 millones de euros, este año esperamos superarlos.
Mientras llega, me deleito pensando en esas tomas aéreas del puerto y de la fantástica Ciudad de las Artes y las Ciencias que proyectan la imagen de la Comunitat Valenciana y de España en todo el mundo.
Quedáis todos invitados.
Un abrazo desde Valencia.
Os dejo un enlace a un breve y maravillos vídeo.

http://www.youtube.com/watch?v=S9CNuPNggkU&feature=related

Añado a Lorenzo | 19/01/2012 16:23:17.
Aunque despilfarrar también es gastar en algo necesario más de lo que vale, esto ya entraría en el terreno excluido: el del delito (porque o has pagado más de lo que algo vale a sabiendas, y estarías cometiendo, por un interés u otro, un fraude; o has pagado más porque te han engañado en cuanto al precio, y entonces es el otro el que, al estafarte, ha delinquido; o has pagado más porque no has hecho el debido concurso público de precios y, por tanto, has cometido una negligencia delictiva).

"No la hagas y no la temas"
A eso me ha sonado el alegato final, ¿se llama así? de los acusadores del sr. Garzón. ¡ Qué retrato ! ¿De sí mismos? ¿Del juez?
Y lo de las penas para los malgastadores me sugieren sobre todo una pregunta:
:¿ Va a ser la misma para los de las obras faraónicas, tipo parques temáticos, ciudades para..............lo que sea, que las obras primera necesidad tipo hospitales o escuelas...........?
Es una duda que me corroe. Ya que no ha mucho el que tenía la desgracia de padecer alguna enfermedad grave y muy común, que no rara, no le quedaba otra que ir a la comunidad vecina, a realizarse las pruebas o a cualquier otra terapia, con primperan en el bolsillo, en ambulancias colectivas con sus consiguientes riesgos., no creo que haga ni diez años del último accidente que costó la vida a varios enfermos. Por ejemplo.
¿Por qué en algunas comunidades hemos tardado tanto para tener estos derechos que ahora consideran un despilfarro?

Voy a analizar un poco más algunos de los titulares que nos ha traído el Sr. Izquierdo.
 
El Mundo: "Un policía admite que usó escuchas de Garzón para investigar Gürtel".
¿Qué puñetas significa esto: "admite"? Uno admite algo cuando previamente lo había negado o cuando acepta algo que no se daba de suyo. Pero es que de suyo esas escuchas eran para investigar la "trama Gürtel". Lo que hace el policía no es admitir sino declarar: le preguntan para qué eran las escuchas y él responde, no lo admite. Esto último supondría que no dijo que fueran para investigar la "trama Gürtel" y que solo fue tras ser presionado por el inquisidor que tuvo que admitir aquello que no dijo al principio.
 
La Razón: "El gobierno inhabilitará a los políticos que despilfarren".
Esta ocurrencia (por no decir esta sandez) ya ha sido más que comentada pero incidiré un poco más en ello. ¿Qué se considera despilfarrar, cómo se va a medir tal cosa? Por ejemplo: si tengo una casa con un problema estructural grave y su reparación me obliga a endeudarme para los próximos 15 años (o a tener que pedir prestado mucho dinero a mis familiares), ¿estoy despilfarrando? Despilfarrar no es gastar más de lo que se tiene (ni siquiera muchísimo más de lo que se tiene) sino gastar mal, en cosas no necesarias. El problema es que la definición de qué es o no es necesario corresponde a una decisión política (supuesto que excluimos todo acto ilegal, claro).
En fin, el término "despilfarrar" les sonará muy potente a estos editorialistas carcas (o creerán que su uso agrada a sus lectores potenciales), pero no es aplicable jurídicamente y no hay manera de hacer nada con él en el plano de la legislación (a menos que se precise su sentido exacto en este campo).
-------------------------------------
capiroba | 19/01/2012 12:28:57

Fenomenal y revelador comentario. Resulta peculiar que los que siempre andan criticando las leyes, cuando les conviene se erijan en defensores de ellas y, encima, acusen a los demás de "legicidas" (claro que, a saber qué entienden estos carcas por leyes).

LA LECCION DE HOY, por yo mismo.

"""Esto es Aprender""


Aficionado desde niño a la guitarra y al cante gitano, a los doce años formó un dúo con una prima suya. Se llamaban Los Hermanos Montenegro. Debutaron en el teatro Tívoli de Barcelona, en un festival infantil.

En 1947, de manera casual, grabó un disco que pasó desapercibido por el mercado, así que sobrevivía como vendedor ambulante. Incluso viajó a Argentina, pero no para cantar, sino para negociar con sábanas. Ocasionalmente actuaba en locales de la costa catalana. Poco a poco, su nombre se fue conociendo en Barcelona. Así, grabó un par de discos que sonaron bastante en las emisoras de la zona. Al poco se casó con Fuensanta, Santa, una gitana de la familia a la que años más tarde dedicaría una de sus más populares canciones: "Mi Santa"



¿Quien es este Gran Estadista Español?


Quien lo sepa tiene PREMIO.

Ricardo Puppet | 19/01/2012 13:14:24
Te quedas muy corto, Valencia... ♪♫¡es la tierra de las flores, de la luz y del amor.
Valencia, tus mujeres todas tienen de las rosas el color.!♫.
Y por si fuera poco es donde más toca la lotería.

No, ese no es el deo, él tiene el puño cerrado -para que no se le caiga el dinero-. Lo que parece deo es la punta de la cola que la está moviendo de alegría y le asoma por detrás.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal