Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 ene 2012

Tiemblen, que llega Montoro

Por: José María Izquierdo

Como ya me aprendí el cargo de Cristóbal Montoro Romero, que no es ministro de Economía, no, que lo es de Hacienda y (además) de Administraciones Públicas, vamos a tener un detalle con él y le dedicaremos buena parte de la entrada de hoy. Transmutado en airoso matasiete, gestito amenazante, el ministro dijo ayer que el Gobierno está dispuesto a exigir responsabilidades penales a los gestores públicos que gasten por encima de lo que marca el presupuesto. De siempre ha tenido Montoro el seso confuso y la lengua desenvuelta, pero este nuevo papel que le ha asignado Rajoy de gran prohombre parece como si le hubiera desequilibrado un poquito más de lo habitual. Picado además por tener que demostrar que manda más que Luis de Guindos, tarea que se antoja ciclópea para los méritos y capacidades del voluntarioso Montoro, aquel resto de cordura se ha revuelto más de lo preciso y la húmeda, fresca que era, ha echado a correr para caer en el disparate. ¿O mejor será decir en la ocurrencia, aquel defecto que tanto achacaron –y no será el catavenenos quien ponga en duda el acierto en la definición- al ya ido Zapatero?

Montoro

Y seguimos con Garzón, naturalmente. Gracias a este juicio, El Mundo, por ejemplo, se ha enterado, y así nos lo cuenta, de que “las escuchas de Garzón sirvieron para investigar” a la trama Gürtel. Una aberración, claro.


Incluso algún periódico o similar, tipo La Razón o La Gaceta, hasta se toman en serio el chiste del ministro farfantón, llevan el tema a primera y hasta hacen editoriales. Lástima de tiempo perdido, que tal bobería tiene justo el recorrido que ha tenido hasta hoy. Ya. Se acabó. Que cuando tal esperpento jurídico, engendro sin pies ni cabeza, absoluto disparate -¿o hemos quedado en que era una ocurrencia?- llegue a cualquier miembro del Gobierno con dos dedos de frente, que los hay, va a hacer como que no ha oído nada y hablará, por ejemplo, del frío de estos días o, si es del Barcelona, de la ternura que define al gran Pepe, jugador que es del Madrid.

¿Se imaginan ustedes al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que es a quien le corresponde hacer estas cosas, teniendo que elaborar un texto para tal ciempiés, pensando, además, en que tiene que defender ese articulado en el Congreso? Porque, vayamos un poco al detalle, que nos divertiremos un ratito. Poco, que no son horas. Lo primero que hará el ministro de Justicia, por ejemplo, será preguntar a sus colaboradores: ¿qué es un manirroto, un derrochador, un malgastador? Y a lo mejor, quién sabe qué hacen los ministros en la intimidad, él mismo piensa a quién aplicar el adjetivo y, quizá, solo quizá, podría llegar a la conclusión de que gastador y perdigón es aquél que ha dejado una deuda de 7.000 millones de euros –repitan despacito: 7.000 millones- en un cargo público. Que, por casualidad, es justo la deuda que ahora mismo tiene el Ayuntamiento de Madrid. ¿Recuerdan cómo su alcalde -¡anda, si era el mismo Ruiz-Gallardón!- hace bien pocos meses abordaba en un acto público al presidente del Gobierno para rogarle que le sacara del embrollo?

O a lo mejor el sastrecillo valiente, hombre de arrebatos, se refería a que había que meter en cintura a los gestores políticos de la Comunidad Valenciana, señores honradísimos –y señoras, que algunas, y rumbosas, ya las hay- y administradores de eficacia comprobada, a los que ha habido que soltar millones y más millones para evitar la quiebra de una Comunidad con un déficit estratosférico y unas deudas que jamás podrán pagar. Así que bueno, si yo fuera tal que Francisco Camps -jesús, jesús, qué sofoco- tendría mucho miedo a que Rajoy pusiera en marcha lo que le dice La Razón que haga: “Se deben penalizar los abusos de una gestión que lastra la imagen de España”. Ahí le duele.

Y esta ocurrencia la dijo el ministro baladrón cuando horas antes tuvo que poner punto final a una reunión con los consejeros autonómicos de Economía, en la que no logró, y a los papeles me remito, que ahí tienen ustedes Abc, La Razón, El Mundo, La Gaceta y todos los que se les ocurran, para no dejarme como mentiroso, concretar y poner números a ni una sola medida. Ni se fijó techo de gasto, ni se dijo cómo sería la línea del ICO, ni cuánto, ni dónde, ni cómo, etcétera, etcétera. Un conjunto de generalidades que aterra. Porque vamos a ver, si sabían que iban a gobernar desde hace meses y meses, si sabían las deudas  de sus comunidades –cuando menos- al dedillo, y peor si lo ignoraban, si sabían que Cristóbal Montoro, alias aquí el más chulo y para pegarse mi primo, iba a ser el ministro de la cosa, ¿no podían haber pensado algo para este momento? ¿Quizá tener algún plan? ¿O nos vamos a dedicar a las ocurrencias y al a mí no me levante la voz que no sabe usted con quien está hablando?

LAS FACHADAS

Negrura en Abc: “Por motivos editoriales…” ¿Qué será, será, esa gran exclusiva que se reserva el periódico de Vocento? ¿Quizá vamos a seguir con el chófer verborreico? En La Razón y en La Gaceta ya les he dicho que se toman muy en serio lo de las responsabilidades penales. Una risa. Casi tanta como el exótico título de El Mundo, que ya me dirán para qué creían en casa Ramírez que se hacían las escuchas ordenadas por Garzón, si no era para investigar a quiénes estaban implicados en la trama corrupta de Gürtel. Por eso, precisamente por eso, por investigar a los corruptos, Garzón se sienta en el banquillo. Lo sabíamos todos. Menos El Mundo. Hasta hoy. Por fin.

PortadasAA

PORTADAS


NON PLUS ULTRA

Les decía de Garzón. Editorialillo de El Mundo, que se corresponde con la portada que han visto, y, en definitiva, con lo que le pete a Ramírez Codina, que para eso es el caporal y la finca es suya: “Las escuchas de Garzón sirvieron para investigar”. Hoy estoy exquisito y no hago ni caso a Luis María Anson –"Mariano Rajoy ante el Príncipe de los Creyentes”- y ni siquiera les entresaco algún párrafo de la columna de Salvador Sostres, que va de un padre empresario que manda a su hijo a echar del trabajo a una pobre mujer, obra literaria solo apta para drogadictos de los culebrones latinoamericanos. En La Razón destellan con luz propia los apoyos al ministro gallito. Editorial: “Responsabilidad pública”, con el destacado que antes les he citado o José Antonio Vera: “Sanciones, por supuesto”.  De Alfonso Ussía bastará para calibrar a qué nos enfrentamos si les digo que comienza así: “Me contó Antonio Burgos mientras navegábamos de Lisboa a la isla de Guadalupe…”. Tela. Que así a ojo de gaviota –con perdón- son unos 7.000 kilómetros. Con Ussía y Burgos haciendo gracias. ¿Recuerdan La naranja mecánica? Pues más o menos. De Abc, ya han visto, nada puedo decirles. Los recuperaremos mañana, si fuera preciso.
Traigo un párrafo de El Trasgo, de La Gaceta, a raíz del juicio a Garzón. Lean: “La izquierda es el regreso de los bárbaros. Literalmente. Ya saben: el poder sale del cañón de un revólver. Occidente se ha pasado siglos construyendo pacientemente, con muchos tropiezos y dificultades, una doctrina para que esto no sea así, para que haya garantías, para que la Ley sea ciega y los acusados tengan derechos y la certeza de un juicio justo. Nada de esto interesa a la izquierda, que parte del sencillo universo de los bárbaros, donde lo bueno es lo que favorece a mi tribu y al ‘enemigo’, ni agua. La Ley es sólo un irritante formalismo burgués”.

¿Se reconocen? Pues lo dice por ustedes…

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“Madrid quiere que Fraga tenga una calle o plaza en la capital”
La Gaceta, 17 enero 2012.

(Exige más lectura, que no deja de ser asombroso saber qué quiere Madrid, así personalizado, como si Madrid fuera un ingeniero de caminos o una doctora especializada en Obstetricia. Comienzo –lead- de la noticia: “La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha adelantado que su partido propondrá en el próximo Pleno municipal que una calle o plaza en la ciudad lleve el nombre del que fuera fundador del PP, Manuel Fraga”. Que no es lo mismo.)

Hay 135 Comentarios

Publicado por: Sherca | 19/01/2012 13:17:29
Ya me callo, ya....
Pero no te aseguro que no vuelva esta tarde y te suelte otro tocho...
Un saludo

Publicado por: Ricardo Puppet | 19/01/2012 13:14:24
 
¿Escándalos en Cataluña y Andalucía? ¿Han sentado en el banquillo a algún Presidente de estas comunidades? ¿En calidad o en cantidad son comparables con los casos que aún se producen en todas las administraciones (desde el ayto a la Comunitat, sin dejarse un escalón) de Valencia?
 
¿En serio que alguien cree (más allá del particular gusto por votar lo que parece evidente que no le conviene) que el 'ataque' a la Comunidad Valenciana va por sus ciudadanos? Por favor...
Me quedo con el siguiente extracto (como te aconsejo que hagas tú):
 
"La defensa de Valencia no puede servir para tapar las vergüenzas de una gestión pública que no ha respondido al interés de la colectividad (...)"
 
Pues eso, que se os note a los valencianos que no queréis que se os identifique con personajes tan corruptos y tan lamentables como Camps, Costa, Cotino, Pons, Fabra (cualquiera de ellos), etc, etc, etc.
De vosotros depende.

A los disparates de Montoro, al cual, como decimos en Canarias, le falta un hervor, por su chuscas ocurrencias, mas que nada por tener protagonismo ante Fuindos y ante el "jefe", que parecen no valorar el hiperactivismo dialéctic o del mentado pedazo ministro, se une las tonterias del acólito Monago, impagable sucesor de Rodriguez Ibarra en decir tonterias a porrillo, con aquello de que si las medidas de Montoro serian con efecto retroactivo etc, imbecilidad semejanete que ni el mas lerdo de primero de Derecho dudaria en decirla, "macho que las leyes no tiene efecto retroactivo" en fin, que estos chicos no llevan un mes y la cantidad de estupideces, desmentidos, juegos de palabras, sandeces etc, que llevan nos hacen preveer una legislatura rica en burradas, ¡ah! y no hay que olvidar a Ramirez Codina, que por fin se ha dado cuenta del porqué de las escuchas ordenadas por Garzón, el pobre, es tan manipulador como venenoso

Pinchao. Me he quedao como Gabino en el Rey Pasmao. Y efectivamente el deo gordo se le va pa la caverna.

Mas que pulgar a la izquierda (almigmóm) es el dedo corzón el que saca el menistro, que no lo pudo sacar en la entrevista del noviembre, (capiroba), antes de montarse al al carro del 20 N.

Sr. Izquierdo un saludo, felicitaciones y gracias por ser capaz de tragarse tanta bazofia y hacernos un resumen para saber donde nos encontramos y recordarnos lo que decían los de la caverna.
Tengo que confesarle que cada día que a primera hora conecto con El Pais digital y no aparece destacado su blog o el de Iñaki y los tengo que buscar en el genérico de Blogs paso un rato angustiado pues aunque mi confianza en sus patronos es mucha sólo con ver lo que le ha caido a Garzón temo por ustedes.
Hecho de menos un Emile Zola que escriba algo así http://es.wikipedia.org/wiki/J'accuse...! sobre el tema de Garzón. Gracias

Realmente, ... ¿pero por qué no te callas?, no se puede decir que hagas honor a tu nombre, ¿eh?. (Aunque estoy de acuerdo con todo lo demás.)

TurnLeft, Montoro y sus planes fiscales son en sí mismos un efecto óptico. Y quien no se lo crea que pinche en mi nick.

El retrato interesado, apresurado y falaz de Valencia se traza con tintes tan gruesos que no se repara en la comparación con otras regiones que están en parecida situación. Da la impresión de que la corrupción es un fenómeno exclusivo de Valencia, como si en Andalucía, en Baleares o en Cataluña no se hubieran destapado escándalos tan o más graves que los de aquí. Se intenta transmitir la idea de que la fiebre inmobiliaria tuvo como único escenario Valencia, como si en el resto de la costa mediterránea, en Madrid o incluso en regiones como Castilla-La Mancha o Cantabria no se hubiera construido en exceso. Los grandes eventos se presentan como un invento de Valencia y se olvida, o se prefiere olvidar, que Sevilla con su Expo o Barcelona con sus Juegos Olímpicos inauguraron hace 20 años una política destinada a atraer turistas e inversiones. Se cita el caso del aeropuerto de Castellón como si fuera la única obra inútil de toda España, y no se mete en el mismo saco del despilfarro a los de Ciudad Real, León, Badajoz, Huesca o Lérida. Nada se dice de parques tecnológicos sin tecnología o líneas de AVE totalmente innecesarias. Y se habla de las dificultades financieras de la Generalitat pero nada se dice de una financiación autonómica que desde hace años es injusta con los valencianos al no reconocer que somos 5 millones de habitantes y no 4, como erróneamente contabiliza el Gobierno central, lo que contribuye a engordar el fenómeno de la deuda pública. El factor diferencial valenciano, que lo ha convertido en escaparate, es haber sido la primera comunidad autónoma en quedarse sin tesorería para afrontar los pagos, algo en lo que tienen una implicación directa los gestores de la hacienda pública en los últimos años.

Valencia es mucho más que corrupción y despilfarro. Valencia es una comunidad activa y emprendedora, con un tejido empresarial que a pesar de la crisis sigue innovando y con una clara vocación exportadora. Siendo la cuarta región en aportación al Producto Interior Bruto (PIB), con el 9,88%, es la tercera que más recauda en el IVA y en el impuesto de sociedades, por delante de la Comunidad andaluza. En el impuesto sobre la renta (IRPF) somos la cuarta región que más ingresa a las arcas del Estado, con 4.239 millones de euros. El PIB de la industria de la Comunitat está por encima de la media nacional, lo que desmiente otra idea muy extendida, la de que el ladrillo ha acabado con las fábricas. Incluso esta creencia tan generalizada puede ser discutida y rebatida con datos: hablando en porcentajes, mientras la Comunitat incrementó el número de viviendas iniciadas entre 2001 y 2006 en un 63%, Murcia lo hizo en un 177%, y Castilla-La Mancha en un 218%. Ese año, el anterior al estallido de la crisis, entre Valencia, Castellón y Alicante se comenzaron a levantar 92.991 casas, por 101.771 en Cataluña y 134.381 en Andalucía.

Para certificar su capacidad productiva, la Comunitat era, al cierre del ejercicio 2011, la cuarta autonomía en número de empresas, con 133.837, el 11,05% del total de España, sólo superada por Cataluña, Andalucía y Madrid. Es la quinta por exportaciones, con un balance comercial más equilibrado que tres de las cuatro que la anteceden. Y posee empresas que no sólo dan trabajo en territorio valenciano sino en toda España, como importantes firmas del sector de la distribución o el agroalimentario.

Valencia, además, es una comunidad leal a España, que históricamente ha aportado más de lo que ha recibido, y lo ha hecho con altura de miras, sin rencores nacionalistas propios de otras latitudes peninsulares. En esta hora amarga, cuando la política parece tan lejos de los ciudadanos, no es momento de caer en derrotismos que a nada conducen. La defensa de Valencia no puede servir para tapar las vergüenzas de una gestión pública que no ha respondido al interés de la colectividad, pero la sociedad valenciana, sus 5 millones de habitantes, la historia de Valencia, no merecen la campaña de descrédito a que está siendo sometida de forma injusta y gratuita.

SOIS UNA CUADRILLA DE !A B U S O N E S !

A mí me gusta Cristobal Montoro, os meteis con él, por que es gafotas, no tiene pelo(calvo), es bajito, tartamudea, tiene principio de chepa, es mayor y ha nacido en Jaen.
Deberia daros VERGUENZA, por acosar sicologicamente de CRISTOBALITO.
................................................ABUSONES.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal