Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

15 feb 2012

¿Confianza? Ni en su padre

Por: José María Izquierdo

Esto de Europa y las cuentas es muy duro. Aún recordamos todos cómo se reían de Zapatero nuestros amigos y las imposiciones de Bruselas. O, mejor, de Berlín. España no tenía dignidad y el Gobierno del PSOE dejaba que le diera órdenes Ángela Merkel. Una vergüenza. ¡Qué distinto iba a ser con el PP! Entre otras cosas porque sería llegar y ya la sola presencia de Mariano Rajoy en La Moncloa serviría para que la confianza –ese bien intangible, pero tan fuerte- ejerciera su influencia y un nuevo mundo se abriría paso para acoger a los españoles, ya redimidos de la desgracia de padecer a los mugrientos socialistas. Y no solo Rajoy, qué va. Imagínense qué clase de acompañamiento, Europa rendida a sus pies: García Margallo, Báñez, Wert, Morenés, Arias Cañete, incluso Mato… ¡Ni más ni menos que Ana Mato! Y no, la verdad es que aquella aparición de la Virgen de Los Mercados en la Bolsa de Madrid nunca se produjo y estamos donde estábamos, como todo el mundo con dos dedos de frente sabía, a pesar de los esfuerzos que han hecho Rajoy y de Guindos buscando la complicidad del primer finlandés que se encontraban en Bruselas -¡qué fijación con los finlandeses!- para contarles los enormes beneficios que supondrían para el mundo mundial que a los trabajadores de Muebles El Armario Tres Cuerpos les vayan a despedir con 20 días de indemnización. Y eso si se portan bien.

Canutas. Las vamos a pasar canutas. Y además, los sindicatos están llenos de rojos que afilan las azadas para pasar a cuchillo a los nobles. Y la primera, Esperanza Aguirre.

 
El Gobierno tuvo ayer un día complicado. A media mañana ya se había encontrado con que tres fuentes, tres, le habían dicho a Reuters –esa agencia de chichinabo y a la que nadie cree, sobre todo en el mundo financiero- que Rajoy había inflado el déficit de 2011, subiéndolo hasta el 8%, para luego poder presumir de que su Gobierno -el PP- había logrado bajarlo cual supermán de las cuentas públicas. No era ninguna broma y allá tuvieron que batirse el cobre todas las instancias de la diplomacia española para lograr que la Comisión lo negase. Pero ahí quedó la cosa, que un despacho de Reuters no es cualquier bobería. ¿Solución hispana? La evidente: el PSOE hace juego sucio y el comisario europeo Joaquín Almunia y su entorno son los culpables. Lo dicen La Razón y La Gaceta, a pelo, en primera página y en el editorial, que aquí es todo gratis y esta fiel infantería que compartimos dice cualquier cosa sin que a nadie se le mueva un músculo. ¡Si lo sabrá este humilde catavenenos!

Que “Rajoy ya sabe que Bruselas no le dará tregua” se lo dice el editorial de El Mundo: “Más inquietante para un Gobierno como el español, que presumía de mayor complicidad y coordinación con los socios europeos que el de Zapatero, es la presión reiterada ayer por el comisario de Economía para que el déficit de este año no supere el 4,4%. Olli Rehn [el interlocutor de de Guindos, ¿recuerdan?] metió ‘prisa’ a Rajoy para aprobar los Presupuestos, previstos para finales de marzo”. Y Rehn habrá escuchado con educación al ministro de Economía, pero como tonto no es, El Mundo dice que “las palabras del comisario contribuyeron a la sospecha -incluida en el malicioso despacho de Reuters- de que el Gobierno está esperando a esa fecha para no perjudicar el resultado electoral del PP en Andalucía. Dicho sea de paso, esto le daría la razón a Rubalcaba, cuya principal acusación contra el presidente en el último pleno del Congreso fue precisamente ésta”. Y, por fin: “Rajoy ya sabe que la credibilidad de un país no depende sólo de que cambie el Gobierno”. Pues eso.

Y algo más de economía. Déjenme poner frente a frente dos textos de nuestros amigos más íntimos, a los que tanto queremos. Repito: textos de ellos. A mí que me registren. Editorialillo de La Razón: "Los inversores apoyan la política de reformas del Gobierno de Rajoy. Como en el resto de las subastas del año, el Tesoro cerró ayer la colocación de Letras con otro éxito. Es significativo que lo consiguiera tras la rebaja de la calificación que realizó la agencia Moody's a la deuda soberana española y las que hicieron Fitch y Moody's a la banca. Se lograron vender los 5.500 millones de euros previstos con una demanda de 13.900 millones. Se hizo con un interés menor que en otras subastas, lo que confirma la secuencia bajista. Es cuestión de confianza”. Y ahora, Libertad Digital: “El gran éxito que viene cosechando el Tesoro desde el pasado diciembre es, en gran medida, artificial, ya que responde a las megainyecciones de liquidez del Banco central Europeo (BCE) a la banca. Las inyecciones masivas de liquidez del BCE a las entidades financieras han permitido no sólo mejorar el mercado interbancario, sino bajar ‘muy significativamente’ la rentabilidad de la deuda pública, sobre todo en España e Italia, según la entidad europea”. Son declaraciones de Benoît Coeuré, miembro del directorio del BCE, al diario Liberation.

No, si no lo digo por nada.

LAS  FACHADAS

Va
Si siempre es vocero de su señor, hoy La Razón se supera y directamente actúa de portavoz del Gobierno y del PP, en un a modo extraoficial de Esteban González Pons, y acusa al PSOE de la noticia sobre el aumento artificial del déficit que dio Reuters. Y La Gaceta insiste en lo mismo. El Mundo se refiere a las exigencias europeas. Por abajo sigue con sus vergüenzas al descubierto y le da una careta a “insinuaciones” del Sindicato Unificado de Policías, ya le vale a Pedro José, para poder arrear a Rubalcaba. ¿Ni un día nos vamos a librar? Y lleva otra careta para el ministro de Cultura y etcétera, que no gana para éxitos: “Autogol de Wert: “Tenemos un problema con el dopaje”. Que si lo dice un guiñol de Canal+ ya la hemos liado. Se lo tengo dicho: Abc ve a un Borbón y no puede resistirse a llevarlo a primera. Ahí lo tienen, con Rafael Nadal. Pero creo, en mi muy modesto entender, que mezclar esa imagen con el tema del dopaje no es lo más inteligente que han podido hacer en el diario de Vocento. Vamos, que es como lo de Wert. 

NON PLUS ULTRA

Y vamos a los sindicatos, las estrellas rutilantes de este día y, me temo, de muchos más. En mi libro “Las mil frases más feroces…”, tengo recogidas cincuenta ferocidades referidas a CCOO y UGT. Y pude incluir doscientas. No desmerecen las actuales. Por ejemplo, Federico Jiménez Losantos en esRadio. “Una de las pocas ventajas que tienen los sindicatos en España es que ya nos los sabemos, es trincar y amenazar, amenazar y trincar, volver a amenazar con una huelga general y trincar generalmente porque en eso no hacen huelga nunca de manos caídas". Un poco más: “Se dedican a forrarse y liberarse de la triste costumbre de trabajar". Por todo lo cual, afirmó Losantos, “creo que el Gobierno tiene que cancelar cualquier reunión con estos sindicatos de matones, de inútiles y además de gente incapaz de tener la menor piedad por los parados”. ¿Guapa la intervención, eh?

Artículo en Libertad Digital de Emilio J. González: “Los cambios que ha introducido el PP no les gustan en absoluto por simples cuestiones ideológicas. Ellos siguen anclados en ese concepto marxista de la plusvalía del trabajo y de su apropiación por parte del empresario, sin entender que sin empresa no hay empleo, y siguen pensando que, en caso de despido, el trabajador tiene derecho a llevarse una parte de la empresa, en forma de indemnización, porque ésta se ha apropiado de su plusvalía (…)  hay otra forma de ver las cosas, más sensata y más acorde con la realidad: un trabajador tiene un empleo porque alguien tiene una idea y arriesga sus medios y dedica su tiempo a sacarla adelante. El premio para quien arriesga no es otro que el beneficio porque el riesgo tiene que tener su recompensa, lo mismo que la merece también quien genera empleo. Esa recompensa sale de eso que Marx denominó la plusvalía del trabajo porque sin empresarios no hay empleos, pero nuestros sindicatos patrios no quieren entenderlo así”. ¿Más sensata, dice González?

También Agapito Maestre, en LD, mete baza: “Porque, en verdad, lo que esta reforma pone en cuestión es el falso y cínico funcionamiento del duopolio sindical español:  por un lado, se presenta de puertas afuera, de cara a la sociedad, como un sindicato de clase revolucionario que defiende a toda la clase obrera; pero,  por otro lado, de puertas adentro, es decir de cara al empresario público o privado, se vende por un plato de lentejas con tal de que le sigan otorgando un poco de poder para sus dirigentes. Desde el punto de vista político, esta reforma laboral deja fuera de juego, por el bien de las próximas generaciones, el cinismo pseudo revolucionario de CCOO y UGT". ¿Leo mal o Maestre está pidiendo unos sindicatos más revolucionarios?

Y Carmelo Jordá, caballero del Oso y el Madroño, en defensa de su dama, doña Esperanza de la Puerta del Sol: "Odio sindical a Aguirre"“El odio, el insulto y la confrontación son las únicas herramientas que están en condiciones de enarbolar [los sindicatos]: ni hay una base ideológica que merezca tal nombre ni, como hemos dicho, hay una preocupación sincera por aquellos que tenemos que ganarnos la vida vendiendo nuestra capacidad de trabajo. Además, claro, de no soportar a esa mujer valiente que ha logrado resultados electorales espectaculares en Madrid y que, sobre todo, está arrinconando intelectualmente a la izquierda en el rincón en el que, tras fracasar en todo el mundo y también en España, debería estar durante muchos años”. ¡Olé! Claveles al ruedo y Jordá, pinturero a pesar del apellido, paseó los trofeos con gesto victorioso. Esperanza aplaudía y jaleaba: “Así se habla”, decía con la voz castiza, trémula por la emoción del momento…

¿Hay alguno más en este carrusel? Lo hay: Alfonso Ussía, que hoy vuelve a la actualidad con fuerza: “La auténtica Reforma Laboral en España pasa por la desaparición de los sindicatos de clase. Porque ya esa clase no les pertenece, ni la pueden manipular, ni engañarla. Pasa por la creación de sindicatos especializados en cada sector y ajenos a la ideología política. Profesionalidad y cuotas. Se me antoja que ese nuevo marco les preocupa. La culpa es de ustedes y de su siglo, que no es el XXI”.

Y dos tontunas, para distender. Albert Boadella, blog personal. 9 de febrero, reproducido en La Gaceta de ayer: “¿Existe algún ser humano sensible, culto, sensato, inteligente, sin defectuosidad visual o simplemente con sentido común, al cual le guste Tapies?", se pregunta el juglar.

Y hoy también hay columna de Salvador Sostres. No, ni se me ocurre. Hay tósigos que solo se pueden administrar en cantidades como la del clembuterol que contenía la sangre de Contador: 50 picogramos (0,00000000005 gramos por mililitro). Y ya es mucho.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“El páramo en que se ha convertido la izquierda puede provocar una respuesta descontrolada de sus sectores radicales para reproducir la estrategia de la toma callejera de 2003 y 2004”.

Editorial Abc, 15 febrero 2012.

¿Se quemaron palacios, bancos y ministerios en aquellos luctuosos y agitados años? ¿Se asaltaron iglesias, se asesinaron monjas, se violaron curas? ¿Y dónde demonios estaría entonces el catavenenos que nada recuerda de aquellos motines, de los truculentos incendios, de las épicas barricadas y el fuego cruzado entre ardientes revolucionarios y heroicas fuerzas de orden público?

 

Hay 203 Comentarios

peteneras. | 15/02/2012 21:23:21

Hombre, algunas iglesias sí que las quemaron los rojos, eso es tan cierto como que los curas, de toda la vida, han dado hostias.
Para no hablar de los obispos con fusiles y saludando al estilo nazi, ni de los paseos al enano bajo palio, ni de los pederastas, ni de los que daban la"bendición" a los que iban a ser paseados....
Lo que se va por lo que se viene. Aunque lo que se fue duró tres años y lo que se vino cuarenta, y sigue y sigue...como Duracel.

amorgar | 15/02/2012 21:17:55

La obra de Franco en ARCO la ha comprado un señor que es hijo de italiano y alemana que le faltaba para su colección.
Ya tenía una estatua de Hitler y otra de Mussolini.
Dios los cría....

Al fantasma del Caudillo,( 19:58:14) le repatea que ahora hablamos todos, incluso para insultarlo´Él que estaba acostumbrado a que nadie le replicara; solo hablaba él y los que le daban la razón (con alabanzas, y si la Iglesia lo llevaba bajo palio, qué grandeur) y ¿Ahora? ajo y agua.. Y entérese. ya que ha vuelto: Salvo algún caso, porque siempre hay incontrolados, fueron los curas quienes quemaron las Iglesias (se demostró) para exacerbar el fervor del pueblo. Es que lo de "Estado laico" no lo podían soportar, despues de estar mangoneando desde el principio de los siglos

NOTICIA:
La ley coloca a Eloy Velasco, excargo del PP, al frente del juzgado de la red Gürtel
Velasco fue director general de Justicia de los Gobiernos valencianos de Eduardo Zaplana y Francisco Camps

http://politica.elpais.com/politica/2012/02/14/actualidad/1329251033_842941.html

¡Para que vuelvas a votar PP!

A propósito del caudillo, del que se está hablando hoy por aquí con sospechosa frecuencia, ¿alguien sabe cómo va la venta del Franco metido en una nevera que ha realizado Eugenio Merino para Arco? ¿Se sabe si Moa (Pio) anda rondando por allí? Bueno, la verdad es que no tengo mucha curiosidad, porque a mí me da lo mismo que se lo lleve Pio Moa, Mayor Oreja o quien sea.

Normalmente, los currantes que se hacen de derechas, de esa derecha española con el Sol dándole de lleno en la cara mientras levanta España, es lo más parecido a una oveja, a un borreguito sumiso. Hay veces que cuando veo el anuncio de Norit no se si veo un borreguito, o un obrero de derechas.
Celebro profundamente ser un trabajador de izquierda, celebro tener suficiente sentido crítico, incluso hacia mi, para poderme dar cuenta, de cuanto nos roban y cuanto más nos quieres robar.
Eso si, la derecha tiene a nutrido rebaño de borregos, que se llaman currantes, pero no son más que siervos que lamen la suela de la bota que les patea.

http://www.youtube.com/watch?v=R9WjERPQe4M

¡Ufff, por fin he llegado a leer todos los comentarios!, a veces el curre no permite seguir la marcha.
Es como comerse los ¿25? platos que sirve el Ferra Adrià en un cuarto de hora, alimenta pero no puede uno saborear los platos como se merecen.
Hay que volver a catarlos, me pongo a ello.


Un excelente artículo:

Datos de los años 40

Pío Moa


Una de las leyendas urbanas más extendidas, incluso entre gente ilustrada, caracteriza los años 40 como un período "perdido", de estancamiento y hambre. La leyenda no deriva de ningún estudio serio, sino de impresiones propagandísticas y literarias (como la novela La Colmena, tan desvergonzada como literariamente buena, de Cela). Hubo hambre, cierto, causada por el desastre económico del Frente Popular, por la incidencia de la guerra mundial y por el posterior aislamiento. Fueron además años bastante secos. Pero siempre había habido hambre en España (y en gran parte de Europa), y pronto bajó al nivel de la república y menos, pese a las condiciones excepcionalmente adversas de la época. Prueba de que tampoco hubo estancamiento.

La leyenda incluye otras complementarias. "Lógicamente", a los reaccionarios vencedores del Frente Popular no les importaba gran cosa el hambre ni la salud de los españoles. Pues bien, en cuanto ambas cosas, un indicador claro es la esperanza de vida al nacer, que saltó de los 50 años con la república a 62 en 1950, una mejora extraordinaria. Aún más espectacular fue la caída de la mortalidad infantil, del 34,7 por mil en 1935, al 12,5 en 1950. Otro dato es el aumento de la estatura media, medida por la de los reclutas (pues hay sin duda una relación entre la estatura y la cantidad y calidad de la alimentación): de 165 centímetros en 1935 a 168 en 1950. ¿Una década perdida?

Otro rasgo de la leyenda es que, "lógicamente", los reaccionarios mantenían al pueblo en la ignorancia para oprimirlo mejor. También aquí encontramos datos contrarios: en 1934 había 52.000 maestros (la mayoría hombres); en 1950 había 78.000, mayoría mujeres. El número de alumnos por maestro pasó de un insostenible 64,7 en 1934 a uno más apropiado de 41 en 1950. En la enseñanza secundaria, los 124.000 alumnos de 1934 subieron a 215.000 en 1950, un aumento muy fuerte. Y el de chicas en ella, se duplicó con holgura, de 34.000 a 75.000. Algo parecido ocurrió con la enseñanza superior.

Dato interesante, sobre todo para los ecologistas, es que con el franquismo empieza en serio, en el mismo año 1940, la repoblación forestal que, junto con la construcción de pantanos, cambiaría notablemente el paisaje agrario español.

También se dice que la ideología de aquel régimen era agrarista y opuesta a la industrialización y la urbanización. Nuevamente los datos dicen otra cosa: el producto industrial español había alcanzado su ápice anterior en 1929 (último de Primo de Rivera), para bajar con la república y hundirse prácticamente en el Frente Popular. El índice de 1929 empezó a superarse en 1950. Asimismo aumentó el consumo de energía en casi un 50%, y también creció la población urbana, aunque en este momento no tengo los datos precisos (y seguiría aumentando sistemáticamente a lo largo del franquismo).

Otros aumentos espectaculares: el número de teléfonos saltó de 329.00 a 651.000, el tráfico aéreo, de 1.220.000 kilómetros volados por compañías españolas a ocho millones. Los turistas pasaron asimismo de 171.000 a 457.000.

Como la Economía dista de ser una ciencia exacta, las estimaciones sobre el índice de crecimiento del PIB en esa época varían mucho, entre el 1,1% anual la más baja y el 3,8 la más alta. Pero aún la más baja dista de ser desdeñable: baste decir que no fue mucho mayor en los diez años posteriores al franquismo, pese a que las condiciones generales eran incomparablemente más favorables (ni reconstrucción postbélica, ni boicot ni aislamiento internacional, datos en los que debe insistirse porque casi siempre son olvidados por los comentaristas).

Los datos los extraigo de Estadísticas históricas de España, coordinadas por A. Carreras y X Tafunell.

No, los años 40 distaron mucho de ser una década perdida, y sus logros son mucho más destacables al tener que enfrentarse el país a condiciones mucho más que difíciles.

gflorez 15/02/2012, 19:32:31 Dice Vd. que fué por presiones, pero que Franco al fin, normalizó el país"
¿¿¿??? ¡¡¡!!!! : Solo un sindicato, el vertical; solo un partido;Falange española.Sin verdadera libertad de prensa Ni elecciones ni "pa qué" Con el caudillo de España, por la gracia de Dios, íbamos bien servidos... ¿Y eso es normal? Veo que muchos por aquí siguen omnubilados y ni se dan cuenta ¡¡¡40 años de dictadura!!! , ¿sin enterarse ?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal