Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

17 feb 2012

El tomate de Zapatero

Por: José María Izquierdo

Está bien esto de discutir. Sabía que algunos de ustedes me iban a saltar a la yugular. Y acostumbrado como estoy a aguantar a pie firme las tarascadas de nuestros intratables velocirraptores, ¿cómo no voy a admitir y valorar sus críticas, por muy duras que sean, si llegan acolchadas por la educación y arropadas, por qué no, con un gramito de respeto, ese que nos tenemos mutuamente? Lo que ocurre es que sigo creyendo que ahora, en este momento, Rubalcaba tiene que ser, única y exclusivamente, la persona que saque del marasmo y la perplejidad a la media España, sobre poco más o menos, que espera que el PSOE frene al PP y los grupos de presión a los que se debe y por los que existe. Creo que la mayor urgencia es ésa, ilusionar y despertar a su público, y mantengo que no lo conseguirá jamás con posturas de gran estadista, inútiles porque nadie necesita sus votos y porque de nada, absolutamente de nada servirán, que la derecha se saltará los acuerdos según le convenga. La otra mejilla solo la ha ofrecido, históricamente, la izquierda. Nunca, jamás, la derecha. Los pactos, en todo caso, después, cuando te levantes y estés en condiciones de alcanzar al contrincante con algún gancho a la mandíbula. Ahora, desde la lona, parece rendición y así lo tomará la derecha, que siempre exigirá más. Se cederá hasta el hombro y te insultarán porque no has dado hasta las orejas.

Y a todo esto, los mercados –sí, esos- siguen arreándonos coces hasta en el carné de identidad. Ni preocuparse: es todo cosa de la herencia de los socialistas.

 

De vuelta a los pactos, lo peor de tanta imagen de compadreo, con todo, es que así no se motiva a la hinchada propia. Y se equivocan quienes consideran que ser agresivo y duro desde la oposición es convertirse a la religión del corneterismo que tan bien conocemos en este Ojo. En absoluto. Que el insulto, la ignominia y la falacia se la queden ellos. ¿O es que creen de verdad que no se puede ser enérgico en la defensa de los valores que siempre han caracterizado a la izquierda sin recurrir a la ferocidad verbal de la fiel infantería? Claro que se puede. Y se debe. La oposición, debe ser útil, sí, pero para que sea útil para toda la sociedad debe ser primero útil, si me permiten, para la recuperación de la izquierda. Y así poder volver al combate en igualdad de condiciones. Lo demás, ustedes disculparán, es buenismo y regreso al talante inane. Sarpullido le sale al viejo catavenenos solo de recordarlo…

Y es que  ya les digo que las tropas de asalto jamás permitirán cualquier pacto que no contemple el aplastamiento del contrario. La Gaceta, editorial: “El intercambio de nombres no será fácil, ya que según el número que elija uno y otro hará que el Alto Tribunal tenga mayoría conservadora o progresista, una circunstancia que evidencia la politización de este órgano. Ceder en una renovación puede significar ganar en otra, pero el PP no debe olvidar que tiene una amplia mayoría política, otorgada por los españoles en las urnas, y que ese respaldo electoral es de justicia que prevalezca a la hora de pactar y nombrar cargos”.

Y todo ello, además, aderezado con la desconfianza. Agapito Maestre, en LD: "Creo que se equivocan, pues, los líderes del PP, cuando llaman a Rubalcaba al pacto, al consenso, en fin, a crear conjuntamente una nación grande. Tengo la sensación de que no conocen bien al antiguo vicepresidente de Zapatero: ¡Antes que pactar, negociar o ayudar al gobierno del PP a salir de la crisis, Rubalcaba preferirá el hundimiento de la nación entera!”.

Y, por fin, Ignacio Camacho en Abc: “Forzado por esa dialéctica de supervivencia, Rubalcaba trata de reinventarse en el papel de opositor como si nunca se hubiese conocido a sí mismo en el de gobernante. Tiene que romper con un pasado demasiado inmediato para no pesarle, y se ha envuelto en una cierta esquizofrenia; el miércoles acudió a comer a La Moncloa cargado de responsabilidades de Estado y sabiendo que tal vez pronto tenga que volver parapetado tras una pancarta”. Pues lo dicho: fuera esquizofrenias.

De la crisis, una gracieta. Editorial de Abc: “Las explicaciones que hoy faltan no son las del Gobierno por no tener presupuestos, sino las del PSOE –explicaciones y responsabilidades- por dejar a España en quiebra”.

LAS FACHADAS

PORTADAS1 PORTADAS2


Extraordinaria la fachada de La Razón. Sencillamente extraordinaria. Me ha gustado especialmente ese “72,4 estima que el partido encarna los valores del centro derecha”, que es así como glamuroso, sin que quede muy claro que cree que encarna el PP el 27,6 restante, y que el “93,2 opina que Rajoy representa la defensa de los valores cristianos”, que es muy posible que ni Benedicto XVI lograra tan alto resultado. El señor sea con usted, don Mariano. En zafiedad gana El Mundo, dedicado a la caza y captura del sindicalista, con fachada ad-hominem. Debe ser duro tener que hacer este periodismo, la verdad. ¡Pobre Pedro José, cómo debe sufrir! Abc sigue con los encargos de campaña del PP, que hoy, por cierto, empieza su Congreso en Sevilla. Y la culpa del desastre de las bolsas de hoy tienen un segundo culpable, además de Zapatero: “Grecia asusta a los mercados”. La Gaceta, hoy, 17 de febrero de 2012, ha descubierto que “El desplome del consumo de las familias condena a España a una nueva recensión”. Hasta la gasolina, dice, está a 1,4 euros el litro, su máximo histórico. De Zapatero, la culpa es de Zapatero. Por cierto, La Gaceta advierte de que en los próximos meses la situación “irá a peor”. Eso ya será culpa de Elena Salgado, por ejemplo.

NON PLUS ULTRA

José Antonio Vera, en La Razón: “Entre los descubrimientos inesperados de los últimos tiempos destaca Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, que está rompiendo el mito de que su partido no tenía nada que hacer en Cataluña. La realidad es que no sólo ha superado la marca de Vidal-Quadras sino que está condicionando la política de CiU con un pacto presupuestario que la sitúa como la dirigente política con más proyección después de Mas”. Querrá decir Vera que el PP de Sánchez-Camacho está pactando con los odiosos nacionalistas todo lo que haga falta con tal de coger cacho. Que es otra cosa. Exactamente igual que está haciendo Artur Mas con los fascistas del PP. Por cierto que dice el editorial de La Razón que “los militantes del Partido Popular siempre han apoyado a su líder”. Lo habrán apoyado, si ellos lo dicen, pero no conseguía llegar al aprobado ni a tiros. Se indigna, también, porque el Parlamento Europeo “abrió ayer la puerta de la Unión a la huerta marroquí”. ¿Y quién tiene la culpa de tal desastre? ¿Quizá el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, el riguroso vigilante de los camareros? De eso nada: “Ayer, nuestro campo recogió su peor cosecha tras la pésima negociación llevada a cabo por el saliente Gobierno socialista”. ¿Hasta cuándo, señor, hasta cuándo?

La cosa de ETA empieza a moverse, que los cornetas andan con los nervios de punta porque no acaban de ver al Gobierno metiendo en la cárcel a los 333.628 votantes de Amaiur, que es en realidad lo que quieren. Federico Jiménez Losantos, en El Mundo, ya lo deja entrever: “Cabe temer que si Oyarzábal [Iñaki Oyarzábal, secretario general del PP vasco] hace de Eguiguren es porque Rajoy quiere hacer de ZP, y que deje sin renovar un TC de mayoría socialista para rematar el trabajo sucio de la negociación”. Una información de El Mundo está titulada de esta manera: “Batasuna ya jalea a Fernández Díaz”. En las críticas al PP por la misma razón insiste, también, Santiago González. Por si no bastaba, en Libertad Digital hay un editorial, “El Gobierno debe aclarar su programa sobre ETA”, y tres artículos, tres, sobre el PP y ETA: Teresa Jiménez Becerril, Daniel Portero y el inevitable Francisco José Alcaraz. Con un mismo argumento: ¿Qué hay de lo nuestro?

Por lo demás, ya se lo enseñábamos antes, si el sistema bancario está quebrado, las Bolsas se hunden y Europa está como está es por el altísimo sueldo de José Ricardo Martínez, el secretario general de UGT de Madrid. “Un ejemplo de lo que no deban hacer los bancos”, titula el editorial sobre este asunto El Mundo. Solo en el último párrafo de la larga información interior, que no en la primera página, informa de que Martínez “puede alegar” que no solo no es el consejero de Bankia que más cobra, sino que está por debajo de la media, que se sitúa en los 250.000 euros. Así que lo único que le puede molestar a Pedro José es que un socialista y sindicalista, además de enfrentarse a Esperanza Aguirre, gane dinero.  Debajo de un puente han de verse los rojos. Y de comer, los restos de los cubos de la basura del modesto domicilio de Pedro José Ramírez Codina. Ya, ya sé que he escrito una frase absolutamente ridícula, pero a hacer demagogia al catavenenos no le gana nadie. Para que se vea su calidad. 
 
EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO

(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

“Si conocieran mejor a la izquierda, los del PP podrían adaptar para sus planes el estribillo de Alberti: ‘¡A reformar, a reformar / hasta enterrarlos en el mar!”.

Federico Jiménez Losantos, Libertad Digital, 16 de febrero de 2012.

Hay 574 Comentarios

Como mínimo un respeto. Me refiero a los sindicalistas.
Hasta mañana.

¿por qué no te callas?
Yo me habría manifestado hace más de un año, en contra de la inanidad de un gobierno que no movió un músculo para frenar la sangría de parados mientras anunciaba brotes verdes.
Tú puedes manifestarte ahora, a ver quién te hace caso a ti. Ni te lo imaginas.
En todo caso, yo me preguntaría por qué la izquierda ha sido desalojada de todo resquicio de poder a través del democrático ejercicio del voto.
Claro que con llamar al resto TDLC puede ser una opción, pero no de futuro, sólo de fracaso.

Mira payasete, que ya somos mayorcitos para andarnos con tonterías...
Yo empecé a currar con trece años ayudando a mis padres para redondear el sueldo que se ganaban con doce horas de trabajo al día...me han echado de más de una y de más de dos empresas por "pelear" por lo que consideraba mínimamente justo para mi y mis compañeros, que obviamente no lo era para el "negrero" de turno...y de otras me he largado cuando a mi me ha interesado y sin esperar medallas...y aún así y estando sindicado, nunca les he pedido que me defendiesen...pero sigo estando sindicado porque siento que es necesario...¿lo entiendes?...
Ale, y a partir de ahora, te acabo de sumar a la lista de payasetes en los que no me molesto en leer más...dí lo que te dé la gana y que te vaya bonito...

En contra de mi costumbre reproduzco una noticia del Mundo sobre el accidente del metro de Valencia.
Se quejan amargamente de que se han enfrentado a un proceso blindado, lleno de mentiras. Y qué han estado solos. En esa comunidad ¿hay algo que no esté contaminado? Dicen de la andaluza, pero dónde ellos llevan años, no es que estén para tirar cohetes, de hecho a sus ex no es que los hayan paseado por Sevilla.Y ojo qué les debe.
"No entendemos la acción de los sindicatos que no se personaron en la causa como acción particular ni hicieron nada mientras coaccionaban a trabajadores, algunos de FGV", ni tampoco que el PP "obtuviera dos mayorías absolutas y no les perjudicara un escándalo como este".
Todo esto se publica por otra parte, cuándo ya han obtenido sus mayorias y consideran conveniente.

Publicado por: ¿Ein? | 19/02/2012 20:22:58
 
Primero, esa basura ya nos la había traido JMI y segundo:
¡¡¡Quita tus sucias manos de El Che Guevara, nazi!!!
 
Publicado por: Burjasotte | 19/02/2012 20:54:20
 
Efectivamente, y como bien apunta Tina, para colmo tienen la cara dura de decir hoy que la calle ha vuelto a hablar que esta Reforma suya es justa. Mira que, para mantener algo de decencia, podrían haber dicho que la Reforma es necesaria (que no lo es) o que busca preparar el mercado laboral para que no se destruya tanto empleo en situaciones como estas (que tampoco), pero ni eso admiten. Está bien, seguiremos saliendo a la calle y animando a todo aquel que se ve afectado por esta medida y otras tantas medidas (incluyendo, por supuesto, a los votantes del PP) a que se sumen.
 
Publicado por: Arsénico sin compasión | 19/02/2012 22:40:26
 
Bueno, os aclaro a todos los fachas repelentes que tenéis la triste tarea de estar donde no queréis y nadie os espera, ya que os veo preocupados con el temita, que lo de las cañas, además de ser una gracia habitual de acabar las manifestaciones (ya, ya sé que las vuestras acaban como empiezan, con el cara al sol o mandando a alguien al paredón) es una expresión que se debe a que los que nos hemos manifestados esta mañana somos uno de los dos únicos grupos sociales (amén de los que estaban currando, claro) que se han ganado el derecho al aperitivo dominical, es decir, que han hecho algo de utilidad con la mañana del domingo, el otro lo forman (como imaginareis) los curas, pero ese grupo no vale, porque tienen vino gratis.

Alba. Dawn, no creo que te haya faltado al respeto, en todo caso, no es mi intención faltártelo a ti personalmente.
Hasta otro día.

Me sobra imaginación para darme cuenta de como irían las cosas si tipos como tú dejasen de dar la brasa con las bobadas que soltáis..."hacerle el caldo gordo a estos, para mí, parásitos decimonónicos"...si no te gusta la reforma, sal y protesta hombre...que no te van a pedir el carnet de afiliado para andar por la calle...¿o tú prefieres manifestarte sólo?...pues házlo, a ver quién te hace caso...

¿Qué no? Ya,ya..............luego veremos.Solo hay que mirar alrededor. Y lo que yo he visto no me ha gustado nada, las tragedias solo me gustan en el teatro.
¿Y generalizar? ¿Todos los sindicalistas?...............Y de decimonónicas ...............................esas sí que eran normas y leyes chulas pero no para los trabajadores. y si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a mucha gente que ha sido y es síndicalista.Al margen de estereotipos,habilmente difundidos, no es facil ser el sindicalista de la empresa. Lo sé, aunque nunca lo he sido. Carasduras en todos los sitios, pero en ese mundo los justos, se miran much@s en ellos y no es fácil escabullirse.Como mínimo un respeto

¿por qué no te callas?
Sé que es pedir demasiado, pero lo menos que te puedo pedir es que especifiques a qué decretazo te refieres, porque si estás ladrando por el decretazo que se frenó tras la huelga general, apaga y vámonos. Demasiada imaginación para un tío tan confundido como tú.

Publicado por: Lorenzo | 19/02/2012 22:14:45

Röhm era un militar puro y duro enfrentado a la cúpula militar por su escandalosa vida privada y sus ansias de poder.
De hecho, su aniquilación no es por rojo sino porque pretende integrar al Reichswehr en las SA. Celos entre instituciones.
En cuanto a Goebbels y Gregor Strasser, se ha exagerado mucho su izquierdismo.
Gregor Strasser estuvo implicado en el putsch de Kapp (un golpe de ultraderecha) en los inicios de Weimar. Así que de revolucionario tenía muy poco.
El verdadero rojo del partido era Otto Strasser, que de hecho fue expulsado del partido (mientras que su hermano seguía siendo un alto dirigente), fundó el Frente Negro y acabó exiliado.
A Gregor no le costó la cabeza su izquierdismo sino sus coqueteos con la derecha cercana a Hindenburg (Schleicher). En el fondo era un mediocre oportunista.

El NSDAP, como el resto de los partidos totalitarios de extrema derecha, jugó contra la lucha de clases marxista la idea de la unidad nacional ("unidad de destino en lo universal" según el cursi JAPR).
Para que ese mensaje fuese creíble, elaboraron un programa en el que cabía todo y su contrario. Había demagogia populista, socialismo primario, esoterismo völkisch, antibolchevismo, guiños al imperio.... De esta forma podían aspirar a atraer todas las clases y categorías.
El pegamento para ese puzzle era el nacionalismo, la unidad nacional frente al enemigo común, que en el caso del NSDAP eran los judíos y el bolchevismo.


Pero fuera de la palabrería de pancarta para atraer descontentos, los hechos son tozudos y el NSDAP siempre se alió con la derecha nacionalista (Cascos de Acero) y combatió a muerte a comunistas y socialistas.
De hecho, Hitler no hubiera podido hacer sus dos grandes movimientos hacia el poder sin el dinero de los grandes industriales recaudado por Göring (para ganar las elecciones del 33) y los votos de Hugenberg (ley habilitante).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal