Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

09 mar 2012

¿De qué reforma me habla?

Por: José María Izquierdo

VaPues ya tenemos aprobada la reforma laboral. Les recuerdo las previsiones del gobierno para 2012, en palabras del mismísimo Mariano Rajoy: la tasa de paro se elevará hasta el 24,3%, lo que significa 630.000 parados más. La economía, además, se contraerá un 1,7%. No es lo más importante el hecho de que la reforma no va a servir para crear empleo. En absoluto. Lo tremendo de la reforma laboral es que consagra el sacrosanto principio de que el empresario tiene todos los derechos por ninguno el trabajador. Y que esto, además, es ya para siempre. Hasta la eternidad y haya que comparecer en el juicio final, aquellos que crean que van a hacerlo. Nuestra sociedad avanzaba y a partir de hoy, marcha atrás. Lo he dicho con el disfraz de catavenenos y lo ha dicho mi buen amigo José K: pasamos del siglo XXI al siglo XIX, que el XX fue una excrecencia en la historia, unos tiempos a olvidar en los que se llegó a pensar que el estado del bienestar podía alcanzar a todos los ciudadanos, incluso a los más desfavorecidos. Y para ello era vital el equilibrio que se había logrado entre el libre ejercicio del capitalismo y los derechos de los trabajadores. Los empleados por cuenta ajena –e incluso quienes carecían de salario- aceptaban con naturalidad la obscenidad de los ricos, bendecían las salvajes diferencias entre unos y otros, pero a los ricos se les obligaba a pasar por el trágala de reconocer unos determinados derechos sociales a los trabajadores. Era poca cosa, la verdad. Pues ni eso. Se acabó.

Pero como la cobardía  de nuestros amigos –y perdonen que algún día me ponga en plan serio, como si ustedes fueran a hacerme el menor caso- les desvía el tiro y en lugar de afrontar a pecho descubierto la defensa del histórico estropicio, se buscan salidas. El catalán, por ejemplo. O Andalucía.

De los detalles de la reforma ya les están informando los medios y decenas de mensajes que están circulando por la red con didácticas explicaciones sobre los aspectos más duros –y desconocidos- de todo su articulado. No es este el sitio para entrar en ello, como comprenderán. Me limitaré, pues, a mostrarles lo que dicen nuestros amigos. Contentos es poco. Los que se dignan entrar al trapo, que los hay, como La Razón, que a tal movimiento sísmico le dedica un editorialillo pequeñín, pero no para decirnos qué opina, sino para exigir a Rubalcaba que enseñe qué reforma laboral quiere. Y se queda tan ancho. No es el más turulato. Agapito Maestre, Libertad Digital: “La irresponsabilidad que han mostrado los socialistas no apoyando el proyecto de ley sobre la reforma laboral les pasará factura en el futuro, pero, sobre todo, muestra los límites morales y políticos de sus actuales dirigentes: están en el borde del precipicio, o mejor, su actividad política pronto desbordará el marco de las instituciones electorales-representativas (…) Los “argumentos” esgrimidos por el PSOE para oponerse a esta reforma  son meramente ideológicos”. Un horror: ¡argumentos ideológicos! ¿Y qué otra cosa son los del PP, don Agapito?

Así que La Razón ha preferido irse hasta Andalucía y decir en su primer editorial, que para eso estamos ya en campaña, que “los andaluces claman por el cambio”. Lo que dice el CIS es que cree que ganará el PP, rozando la mayoría absoluta. Absolutamente cierto. Pero no dice solo eso. Recuerden otros datos de la misma encuesta, bastante sorprendentes, por cierto. Hélas aquí“Lo más sorprendente de la encuesta del CIS son los resultados cualitativos, esos que miden el grado de confianza en un partido. Son sorprendentes porque el PSOE atraviesa por sus horas más bajas, tras 30 años continuados al frente de la Junta, el caso del fraude de los ERE y una tasa de paro que trepa el 31%. Y pese a este cúmulo de circunstancias adversas, los socialistas, dice el CIS, superan al PP en intención directa de voto en más de cuatro puntos y en 16 en simpatía. También son más los que dicen que les gustaría que ganase el PSOE (33,6%) al PP (28,3%). Es la primera vez en dos años que una encuesta, de las muchas publicadas en Andalucía, arroja estos datos. Otras preguntas cualitativas son igualmente favorables al PSOE. Este partido supera al PP cuando se le pregunta a los 3.139 encuestados qué partido es el que mejor defiende los intereses de Andalucía (32,6% frente a 19,5%); mejor representa sus ideas (34,6% frente a 20,2%); le inspira más confianza (30,6% frente al 23,9%); tiene mejores líderes (30,5% frente a 24,2%) y está más capacitado para gobernar (30,9% frente al 25,9%). También su candidato, José Antonio Griñán, obtiene mejor puntuación (4,54) que Arenas (4,23)”. Átenme esa mosca por el rabo, se lo ruego. Por si acaso, Carlos Herrera –qué rica y sabrosa su alacena- e Ignacio Camacho siguen en Abc con sus ERES y sus cosas. Inasequibles.

Por cierto, en Asturias, el CIS dice que ganará el PSOE. Ya ven.

De la sentencia del TSJC la cosa tiene aún más guasa. “El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dictado una sentencia salomónica por la que reconoce el derecho a estudiar en castellano en Cataluña a los padres que lo pidan, pero mantiene la inmersión lingüística que lo ha hecho imposible en la práctica”. En absoluto es salomónica, diga La Razón -o su porquero, si es que lo tuviera- lo que quiera: el Tribunal avala la inmersión lingüística, sí o sí. ¿Qué quieren recurrir al Supremo? Pues muy bien. Están en su derecho. Pero la sentencia dice lo que dice. Sin trampas ni mentiras. Y Libertad Digital, que está en pie de guerra, no tiene más que reconocerlo, como lo hace Maite Nolla: “Ayer comentábamos que debíamos prepararnos para lo peor. Y no sólo porque las presiones hayan sido las habituales en el ambiente contaminado y liberticida que nos toca vivir, sino porque hay que ser justos y decir que en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia habitan, junto a jueces fácilmente adaptables al medio ambiente nacionalista -como en el resto de juzgados y tribunales de Cataluña-, otros con un afán de notoriedad tal, que en muchos casos les ha llevado a dictar sentencias que se mueven en la paralegalidad; quiero decir que alguien puede pensar que se atribuyen las funciones del legislador, eso sí, sin pasar por las urnas”.

¡Ah, esto de la sentencia del catalán, cómo les duele! Federico Jiménez Losantos en El Mundo: “Porque el Tribunal de Tribunales o Sala de Josafat del Supremo lo forma, configura, ahorma y dirige el nacionalismo. Ante él se humillan las leyes y, lo más importante, los jueces”. Y editorial de Pedro José: “El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se ha burlado del Supremo al estimar el recurso de la Generalitat contra la sentencia que obliga a que el castellano tenga la misma consideración que el catalán en la enseñanza y sea lengua de aprendizaje”.

LAS FACHADAS

Va

Les decía de los subterfugios. ¿Hay alguien con dos dedos de frente, incluso con uno, o con medio, si me apuran, que crea que es más importante una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que la histórica reforma laboral? Pues todos nuestros chicos. El primero, Francisco Marhuenda, que ahí ven la portada de La Razón. Dice, por si no lo ven, que “la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, se quita la careta y muestra su lado más agrio frente a Fátima Báñez”. ¿Acaso llevaba puesta alguna careta hasta ahora? Se opuso con energía a la reforma, como su jefe, Alfredo Pérez Rubalcaba, desde el primer día y ayer siguió igual. La careta, y todo el disfraz, lo llevó puesto Mariano Rajoy en toda la campaña electoral, que se hartó de decir que nunca se rebajarían los derechos de los trabajadores. Con la cara, la careta y la carota. Tal cual El Mundo, que prefiere irse, también, al catalán. Pero todavía con más desparpajo, que ni una caretita ofrece en primera página de la aprobación de la reforma. ¿Ustedes entienden algo, a no ser un ataque de pavor ante la obligación de tener que defender esa reforma en letras gordas? Y dentro, ni editorialillo. Para qué. ¿Cambia el paso Abc? Para nada. Y además, gracioso: "La justicia catalana mantea…” y el cuadro de Goya que ven. Risas, por favor. Y esta tontuna: “El 80% de las mujeres que reciben ayuda deciden no abortar”. Más risas, no se priven. La Gaceta, como siempre, va más allá. Y hoy le da por José Blanco. Ya iremos a ellos algún día de estos. ¿No les llama la atención que ninguno de los cuatro de la fama titule con la reforma laboral? Quiten, quiten, cómo va a ser una consigna...

NON PLUS ULTRA

Hoy, semimonográfico, que vamos a dedicarlo al aborto –homenaje a Ruiz Gallardón- y a la mujer, por su Día Internacional. No es fácil en ocasiones, como verán, separar un tema del otro. Ahí vamos.

Editorial de Abc: “En algún momento deberá la izquierda explicar su empeño en que los problemas de la mujer con el embarazo tengan que resolverse con la muerte del ser humano”. ¿Cómo?

Francisco José Fernández de la Cigoña, La Gaceta: No era el ministro de Justicia, antes alcalde de Madrid, santo de mi devoción. Pero desde que llegó al ministerio parece otro. Otro mucho mejor. Hasta Jiménez Losantos que parecía tenerle un odio como el de Aníbal a los romanos ha cambiado de opinión y así lo manifiesta. Sus declaraciones sobre el aborto han desatado las iras de lo peor. Pues a mí me parecen muy bien. Ojalá siga en esa línea y la derecha española encuentre el líder que tanto necesita. Porque lideresa ya tiene [por Esperenza Aguirre, claro]”.

Y atentos, que llega Daniel Marín, de La Gaceta, que hacía tiempo que no le traíamos este blog. Injusto, desde luego, porque ya ven cómo acumula méritos: “¡Igualdad de sexos! Los hombres y las mujeres deben ser iguales. La mujer debe fumar, beber, tener numerosas relaciones sexuales y trabajar como un hombre (…) hoy es repudiada la mujer que quiere vivir su feminidad en todo su esplendor: Cambiar el traje de ejecutiva por el vestido prenatal, el superordenador por el biberón, el comité de empresa por la familia, la comida precocinada por un buen plato preparado y los intercambios sexuales egoístas por una verdadera y bonita relación de amor”.

Esperen, que no hemos acabado: “No, hoy ser mujer no está de moda. Es mejor acostarse con cualquiera que no se responsabilice de ti y después sufrir un aborto. Es mejor ser autosuficiente y ver a los hijos sólo el fin de semana, que apoyar el peso económico en la figura varonil. Es mejor gastarse un sobresueldo en una extranjera para que cuide de la casa, que negociar un puesto laboral a media jornada y poder ocupase del hogar. El aborto, o asesinato de un nasciturus, se convierte en derecho y ser madre en un problema (…) ¿Culpa de los hombres? Yo diría más bien de las feministas resentidas”.

¡Equilicuá!  (¿Cuántos siglos dice usted que tiene este escrito de Daniel Marín? Se equivocan. La criatura nació en 1989).

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Hoy, ración doble.

Titular de Libertad Digital:  "Para las elecciones presidenciales. ¿Llegará Chávez a octubre?"

“La libertad ideológica y religiosa: dos libertades que ese maniobrero sin escrúpulos que lleva por nombre Alfredo Pérez Rubalcaba ha negado como cualquier vulgar agitador: ‘El PP con la Conferencia Episcopal y nosotros, con los sindicatos”.

Antonio Robles. Libertad Digital. 8 de marzo de 2012.

Hay 490 Comentarios

tomás | 09/03/2012 11:03:19
Una empresa es un centro de producción de bienes o servicios y está compuesta por varios miembros que tienen un trabajo adjudicado. El empresario es uno de ellos, es el que coordina todos los trabajos y trata de que sean rentables y como los torneros, los hay que saben hacerlo y otros que no saben. Lo pérfido del capitalismo es hacer del empresario un puesto que no admite despidos ni cambios, es el dueño de vidas y haciendas del colectivo y él puede hacer caer a los demás trabajadores o hacerles pasar privaciones y ofensas sin que se nos ocurra pensar que ES ÉL el que no vale, siempre pensamos que los trabajadores (el resto) han HUNDIDO la empresa.
Como puesto de trabajo el de empresario puede ser el que más prestigio se merezca, como dueño de vidas y haciendas deja mucho que desear.

Ya lo decía Ferlosio: "Si quiere usted mandar, mande; pero, por favor, no me dé explicaciones". Pero no: esta gente quiere esclavizar y que, además, se les condecore por su esfuerzo. Creadores de empleo, se llaman. Pero en el fondo de su cerebro piensan que tener trabajadores es una molestia necesaria. Por ahora...

No hablan de ninguna reforma, sino en una nueva catequesis de la promesa de un mundo futuro que tapa la realidad de un hoyo final, la promesa un futuro trajo que no que ha quedado reducido a la sumisión. Imposible recomponer el retroceso de los avances sociales, ya son irrecuperables, han quedado destrozados y si algún día fuese posible volver a tenerlos, seria la consecuencia de pasar por los mismos sacrificios y la misma lucha con que se alcanzaron y que esta generación ni conoce ni imagina lo que costaron.


En un estado de evolución técnica como no era inimaginable y con una capacidad productiva que en los 20 últimos años anteriores a la crisis supera los 100 precedentes mejores de la historia, los gestores de la economía la han destrozado el proceso, ya que no pudieron hacerlo con el conocimiento, devolviéndonos a comienzos del pasado siglo. La desregulación a disuelto el concepto de estado, tal y como se entendía, y estos han quedado sometidos a un nuevo imperialismo económico apátrida que los usa como colonias que explotar, ahora mediante la especulación financiera. Y han creado un nuevo concepto de esclavitud, aséptica, que ha cambiando el trafico de personas por el de mercancías en la deslocalización ha contaminando también a los países que la habían superado. El su nueva forma colonialista-financiera, el expolio del trabajo se construye en un nuevo orden, de lo que la reforma laboral es todo un exponente. La dependencia del trabajador a la absoluta dependencia. Un nuevo feudalismo invierte además la posición del amo por su pura pulsión.


Frente a esto, los ciudadanos se han diluido su percepción como tales, y pasado del foco de emanación del poder, como sujetos de la democracia y el derecho, a quedar alienados y entregados al dogma establecido por la hegemonía dominante. Como si no fuese con ellos y negando la evidencia de lo ocurrido, se entregan con resignación a los creadores de la diferencia. Con el mismo racismo presente en la mirada que acompañaba “Al Tío Tom” al hacer suya la del amo a quien sirven a quienes le entregan su apoyo, su aliento y su admiración.


Con la sensación de pertenencia a un espacio que los identifica, ya no tienen que pensar, Sus líderes, como su Dios, piensa por ellos y todo viene dado; hasta la razón mal que no es otra cosa que una forma de redimir la culpa. No necesitan por tanto, poner en tela de juicio la evidencia, es la fe el camino de la salvación. El sacrificio y la renuncia de los recortes los redentores de las culpas pasada que abrirá el camino de salvación contenido el la palabra divina: al final aparecerá la gloria, que los profetas nos han anunciado, en forma de un futuro trabajo que llegará.


Y la prueba de su convicción es que tras esta estampida que pasa por encima de nosotros pisoteando nuestros derechos y principios, los suyos, sus fieles, “mas haya del principio del placer”, siguen entregados en el goce místico de las yagas espontaneas.

En PINCHA AQUI se puede leer una agria crítica a izquierdo,

Aunque es cierto que las vísceras no se llevan bien con el raciocinio, creo que como sucede en gran parte con el nacionalismo, el chiringuito de estos exaltados de la derecha es un negocio. Así de simple y grotesco. Tienen un público que compra esa basura, así que ellos se la dan. En los últimos años se ha mostrado moderadamente rentable (para algunos mucho) decir burradas a cuál más extrema y esperpéntica, como pudimos comprobar en el excelente recopilatorio del señor Izquierdo. Por otro, es muy fácil (y barato, además de que no tiene consecuencias penales) publicar este tipo de soflamas ingeniosas, elementales y exaltadas. También podríamos hablar de la extraordinaria doble moral que caracteriza a muchos de estos caballeretes, y sus lectores y votantes, que desde luego, tiene connotaciones psicológicas dignas de estudio, como sucede con la enfermiza relación del PP con la Iglesia Católica. De puertas afuera, los más católicos, apostólicos y romanos, de puertas adentro, bueno, ya veremos. Además, para difamar e insultar los españoles no tenemos rival. Yo creo que es más preocupante el caldo de cultivo de los que les siguen y toman en serio. En este caso, se trata de un problema de haber leído poco y de la fuerte influencia del entorno. No se trata de santificar al PSOE o la izquierda frente a los "fachas", sino de analizar la realidad con un mínimo de racionalidad, y está claro que esto de la derecha española es delirante. Cadenas como Telemadrid son un aparato de propaganda deleznable (con disfraz de pluralismo) al servicio de este liberalismo conservador que parece que es la única alternativa que nos queda. Pero ojo, el PSOE con sus derivas y errores también tiene su parte de responsabilidad, aunque creo que llevar a la racionalidad a muchos de estos señores (y sus seguidores y votantes) es harto complicado. ¿Cuántos casos conocen de gente abiertamente de derechas que critica esta bazofia? Los informativos de La Sexta me parecen una porquería, aunque coincida con su línea editorial.
Por cierto, se quejan mucho de los 30 años del PSOE en Andalucía y del ansia de cambio de su población. ¿Y en Madrid?

Izquierdo si tan chollo es hacerse empresario a qué estás esperando. Venga hombre hazte empresario y crea puestos de trabajo que hacen mucha falta. No debe ser tanto chollo eso de ser empresario cuando han cerrado tantas pequeñas y medianas empresas y otras muchas se han largado de este país... Venga Izquierdo, macho, predica con el ejemplo. Hazte empresario, chavalote, que la gente trabaja en empresas y cobra de ellas no del aire.

Muchos parecen haberse caído del guindo a raíz de las palabras de Gallardón sobre el aborto, pensando que estaban muy engañados con el que creían el más "progre" de los ministros de Rajoy. Nada más lejos, Gallardón es tal cual, probablemente el más ultraconservador de todos ellos. La imagen de moderación que transmitía, hasta el punto de ser el político de la derecha más valorado en la izquierda, no era por moderación ideológica sino por moderación cívica. Gallardón era y es el político más educado con que cuenta la derecha, no insulta al adversario, podemos decir que tiene talante. Con qué poco nos conformamos en la izquierda para tener buen concepto del adversario, simplemente con un poco de educación por su parte. Ahí tenemos a su "coco" Rubalcaba, ese Fuché mefistotélico, pero del que no pueden extraer una retahíla de insultos y/ó deconsideraciones como las que se pueden recopilar del "moderado" Rajoy en el Congreso dirigidas a ZP: No hablemos de Espe ó Cospedal, con un lenguaje que tanto gusta a los cornetas, más propio de verduleras (con perdón de estas últimas) que de representantes de la ciudadanía, dando preponderancia al chascarrillo sobre el discurso sólidamente argumentado. Son unos broncas, de ahí el poco aprecio que le tienen a Gallardón en el PP....

Viva don Mariano Rajoy! Viva el PP! Abajo el PSOE! Viva España!

Publicado por: Pilar | 09/03/2012 10:08:49
No te rindas Pilar, nunca...con la cara bien alta...
Un abrazo (si me lo permite),

CURRANTE, en 1930, en plena dictadura de primo de rivera, el economista Keynes vino a España a dar unas conferencias. Cuando le preguntaron que cómo veía él el futuro, aprox en las fechas que ahora nos encontramos, contestó que gracias a la tecnificación las jornadas laborales serían de tan sólo 3 horas.
¡Pues claro que no hay trabajo! Ni falta que hace.
Los campos que antes necesitaban enormes cuadrillas de trabajadores ahora se siembran y cosechan con un par de operarios y una máquina no muy costosa. Y la producción agrícola es mayor que nunca. (En Israel han desarrollado robots para la recolección de las naranjas, esas de las que hablaba el esclavista de las grandes superficies.)
La producción de bienes de consumo, en su mayor parte superfluos -aunque esa es otra película- ha alcanzado un grado de tecnificación tal que donde antes se necesitaban miles de obreros, ahora tan sólo son necesarios unos pocos técnicos y maquinaria no muy costosa. Y se producen más cosas que nunca.
El acceso a bienes inmateriales como la cultura y el conocimiento, gracias a las redes y los ordenadores, jamás había estado tan al alcance de la mano como hasta ahora, dando forma real a un cierto tipo de comunismo, ahora sí, factible
Y así con todo. Lo que llaman crisis no es más que una estafa en lo financiero, un problema de superproducción en lo industrial y una voladura controlada, por parte de una pequeña elite, de los mecanismos redistributivos. Tenemos capacidad más que sobrada para alimentar a toda la población y para proporcionar una dotación de mínimos (y no tan mínimos) medios materiales que permitan la supervivencia de todo el planeta. El problema está en la falta de unidad de la clase trabajadora, la coordinación y el reparto racional, no en la escasez.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal