Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

28 mar 2012

De sofoco en sofoco

Por: José María Izquierdo

Como no podía ser de otra manera, la huelga convocada por los sindicatos para mañana, día 29, acapara editoriales y comentarios. Las elecciones ya son casi un recuerdo, aplastadas por la inmediatez informativa que proporciona la llamada al paro. No son muy partidarios nuestros chicos, ciertamente. ¿Verdad que les sorprende? En realidad, buscan excusas para no decir lo que tienen clarísimo. El periodo de ajuste, el cumplimiento de los acuerdos con Europa –el déficit y esas cosas- y una tremenda crisis económica que obliga al Gobierno a tomar estas medidas. Pero no es verdad. O no es toda la verdad. Se ha hecho esta reforma laboral -contrarreforma- porque la derecha económica, la patronal, llevaba décadas intentándolo. Quería acabar con un marco que daba muchos más derechos a los trabajadores de los que ellos estaban dispuestos a concederles. Porque interpretan que esos derechcirtaos son una graciosa concesión de los patrones, qué se van a creer. Así que para luchar contra la crisis -coyuntural- han tomado medidas -estructurales- que no van a servir para salir de la crisis pero que se van a llevar por delante los pactos que han hecho progresar a la humanidad en todo el siglo XX como nunca antes lo había hecho en toda la historia. La reforma laboral es durísima y acaba con décadas y décadas de esfuerzo de todos para que se lograra un sistema de cierto equilibrio entre empresas y trabajadores. Rajoy se carga ese marco y deja sin protección a una de las partes. Y lo que se va, no vuelve.

A nuestros chicos, claro, les parece muy bien.

¿Me he salido de los márgenes de mi Ojo? Pues hala, de vuelta y a ver qué dice la fiel infantería.

 
 
Por ejemplo, el editorial de La Razón: “En esta ardua tesitura, con la presencia de inspectores de Bruselas auscultando en directo las cuentas del Gobierno y los inversores al acecho, los sindicalistas de UGT y CC 00 han optado por la ‘vía griega’, es decir, por agitar la calle, enviar a su legión de liberados como piquetes y paralizar el país. Los ímprobos esfuerzos que estamos haciendo todos los españoles para demostrar que España no es Grecia son arruinados por un sindicalismo irresponsable que aún no ha asumido el resultado democrático del 20-N”. No es muy distinto el de El Mundo, que se titula “Una huelga al borde del precipicio”, y se escuda en Europa para que entendamos lo mala que es para el país esta huelga. El argumento, sabido por repetido.

A Manuel Martín Ferrand, en Abc, le preocupa saber “qué cantidad de trotskismo le queda en el alma a Ignacio Fernández Toxo". Cándido Méndez, dice, le “suscita menos curiosidad”. Y todo para ir donde quería, ir contra la huelga, que no sé a qué tantas vueltas: “No creo que ayude en mucho a los más de cinco millones que, siéndolo, padecen el paro y, en cualquier caso, parece precipitada. Es legal, desde luego; pero tiene mucho más de absurda y revoltosa”. Acabáramos.

Ignacio Camacho achaca esta situación que ahora atraviesa el PP a la falta de una política de comunicación eficaz. Vamos, lo que venimos oyendo desde que Adolfo Suárez ocupara La Moncloa. Y es que se empeñan en, a mi modo de ver, escudos falsos. No es que falle la venta y la explicación. Es que la reforma en invendible porque es tremenda. Dice así Camacho: “La convocatoria de mañana no ha encontrado en todo el Gabinete ni en el partido una respuesta argumental estimable. No se trata de un problema de oficinas de prensa ni de control de medios, sino de la falta de un discurso de poder fluido, autorizado y comprensible, que no sólo incluye retórica sino orden y planificación de decisiones. En contraste con el consumado agit-prop de la izquierda, el Gobierno ha renunciado a comunicarse con la gente. Y cuando se explica es peor, porque no sabe”. Insisto: no es que no sepa explicar, no, es que no se puede. La única contrapartida posible hubiera sido decir que se iba a crear empleo. Pero es que es mentira: va a haber despidos y no contrataciones. Y se van a rozar los seis millones de parados. ¿Cómo hacemos de ello un discurso fluido? ¿Acaso Camacho sabe hacerlo?

Federico Jiménez Losantos, en El Mundo, trata también de la huelga y de cómo actúan los sindicatos. En estos términos: “Sobre todo ejercen como chantaje económico el golpismo político revolucionario. Porque la Huelga General es desde sus orígenes un acto de violencia revolucionaria contra un Gobierno y un régimen. Es algo distinto a cualquier reivindicación laboral legítima. En la práctica, justo lo contrario: impedir la actividad laboral legítima, bien escaso y protegido por la Ley, para imponer por la fuerza la matonería sindical”.

LAS FACHADAS

PORTADAS1 PORTADAS2

¿Quién es ese señor tan sonriente que aparece charlando con Mariano Rajoy en todas las primeras páginas? En Abc anuncian “un recorte del 15% en los Presupuestos”, que “limitará las deducciones a la gran empresa”, y advierte que “El déficit del Estado roza en dos meses la mitad de lo previsto para todo el año”. Será culpa de la herencia. La Razón dice “que los terroristas de Toulouse son los que reivindicaron el 11-M”. Pero, cómo, ¿no eran etarras, primero, agentes de los servicios de seguridad marroquíes o franceses, después, y finalmente, los policías a las órdenes de Rubalcaba? Mira que si al final fueron “los moritos”… El Mundo anima: “La UE pide más dureza con las autonomías y la reforma laboral”. Sumario: “Critica que los convenios colectivos sigan en vigor dos años cuando no hay acuerdo”. ¿Esos detalles ocupan el tiempo de los importantísimos funcionarios europeos? ¿Hasta ahí nos vigilan? ¿Disposición transitoria cuarta, quinto párrafo? Dice también que “El PSOE se suma a la huelga general con gestos de apoyo”. Inicio del texto: “El PSOE no ha expresado de manera oficial su apoyo a la huelga, pero…”. Y solo les digo la fachada de La Gaceta, y esa línea roja que no leen, si me prometen que se comportan como personas educadas. Bueno. Les creo: “Según los resultados del Gacetódromo elaborado por Tábula-V”. Y les sale lo que ven: “Mañana solo secundará la huelga general el 18% de los españoles”. ¿No podrá ser un 17,7, por ejemplo? ¿O un 18,4% ¿Ya están llorando de la risa? Si es que no sé para qué me preocupo…

NON PLUS ULTRA

Otras cosas. El editorial de Abc dice que “El primer encuentro entre Mariano Rajoy y Barack Obama ha estado marcado por la normalidad”, lo que es muy de agradecer, que vaya espectáculo si se hubieran liado a guantazos con todos los fotógrafos delante. No han hablado de nada, excepto de los conocimientos de idiomas que están adquiriendo sus hijas e hijos, lo que nos da una muestra de que efectivamente ha habido normalidad. Y fíjense en José María Carrascal, que dice que Rajoy debe mantener su plan de reformas: “Que no se arrugue ante las insidias de Rubalcaba, las matonadas de Méndez, ni las bravatas de Toxo. Es ahora y aquí cuando tiene que demostrar madera de estadista, de gobernante que dice lo que piensa y hace lo que dice, que es como le han recibido en Seúl y la razón de que Obama le haya invitado ya de entrada a la Casa Blanca”. Ay, señor…

Y aún quedan rescoldos de las elecciones. ¿Verdad que recuerdan ustedes la matraca que nos ha dado durante meses y las cosas que decía Antonio Burgos que iban a pasar en Andalucía después de las gloriosas elecciones del día 25? Pues hoy, antes de irse a otros pecios, escribe lo siguiente: “Le advierto que está usted ante un artículo que no trata de las elecciones andaluzas. ¡Qué respiro! Porque las elecciones andaluzas son ya una pesadez”. Vaya. Ahora son una pesadez. Nos quedamos, pues, sin saber el fino análisis que sin duda habrá elaborado para sus adentros el sagaz columnista. El apartado elegido hoy es mostrarnos su perplejidad porque RTVE celebra el 75 aniversario de Radio Nacional, dado que fue creada por el régimen franquista. Ya ven. Pero no se preocupen, que al final, siempre nos vamos para el monte: “Todo esto me llena de perplejidad en una España donde ahora se gastará otra millonada en desenterrar fosas en Andalucía y donde dicen que no hacen más embalses porque los pantanos son franquistas”. ¡Qué le vamos a hacer! Es Antonio Burgos.

Carlos Dávila está francamente enfadado. Y cuando digo francamente, quiero decir francamente. “Lo último que se espera del PP es que, por debajo de sus declaraciones públicas alegres por Andalucía e ignorantes de Asturias, no hinque el bisturí a su fracaso que, lo siento, lo ha sido. Tengo noticias de que el responsable oficial de la demoscopia del partido había anunciado que con 'las televisiones así era difícil ganar ahí abajo'. ¿Y por qué no se tomaron medidas para que el bochorno risueño de TVE y la manipulación bucanera de Canal Sur al menos se apaciguaran? Un  sociólogo me dijo ayer: 'Cuando el PSOE gana por mayoría absoluta se ocupa de arrasarlo todo, cuando gana el PP se mece en la autosatisfacción'. La derecha es tan tonta que marcha con un lirio en la mano cantando 'Con flores a María...' y enfrente se topa con la izquierda del indio Jerónimo apretando una navaja entre los dientes. Y, encima, televisando el encuentro”. ¿Ustedes saben a qué galaxia se refiere el enérgico director de papel tan importante?

Federico Jiménez Losantos también estaba ayer en su emisora, esRadio. Y comentaba las palabras del secretario de Justicia, Derecho y Libertades del PP, Iñaki Oyarzábal, al que sacude con frecuencia, que había asegurado que “a los sectores radicales y ultras de las víctimas no les gusto un pelo”. Losantos: “¿Y a quiénes les gustas Iñaki? Porque más de un tercio de los votantes del PP en el País Vasco han dejado de votar al PP desde que tú estás luciendo el tupé”. Y siguió: “Oyarzábal quiere congraciarse con los proetarras y con el PNV desde ese centrismo que consiste básicamente en insultar a los que, desde la derecha, no comulgamos con piedras de molino”. ¿Poco? Pues más: “Hay un centrismo sin escrúpulos que es todavía más repugnante, que es el que representa Oyarzábal”. Y adorno final: “La única diferencia de verdad entre Peces Barba [una de sus bestias negras] y Oyarzábal, es que Peces Barba había sido gordo”.

Hermann Tertsch escribe hoy en la muy solemne Tercera Página de Abc. El artículo se titula “Contra el ‘zeitgeist’”. ¿Cómo, que no saben ustedes qué significa ‘zeitgeist’? Pues van dados, porque Tertsch lo da por traducido. Haber aprendido alemán. O ser un poquito más cultos, que no me estudian nada.

Alfonso Ussía escribe en La Razón que “No está bien educada Pilar Manjón, y espero que este juicio de valor no incendie los ánimos de sus muy susceptibles partidarios”. Por si acaso, Ussía podía ahorrarse las cerillas.

 EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

"Si un empresario es importante, seguro que no es catalán; y si es catalán, seguro que no es importante. Unas cuantas pymes, seis hermanos que hacen unas pastillas de caldo de pollo, una caja de ahorros... Como en Murcia, pero con aires de Massachusetts".

José García Domínguez. Libertad Digital. 27 de marzo de 2012.  

Hay 175 Comentarios

pues gracias a g.florez y sus conciliadoras intervenciones me ayudaron en más de una ocasión , peleas , peleas yo pienso q no son xq no se pierden los papeles y debo decir que la actitud es recíproca entre los habituales, descargar con +- humor y gracia las situaciones políticolaborales, tela!

Una muy justa aclaración y reclamación la que hace hoy Gaspar Llamazares en su carta al Director de este periódico, sobre el editorial del lunes acerca de los resultados de las elecciones en Asturias.

Una queja que viene a confirmar la deriva en la información ecuánime.
Al menos, publican la carta, y eso quiere decir que todavía puede uno fiarse, pero hay que andar con cuidado.
Si El Pais se estropea no sé qué vamos a hacer.

el salao del monaguillo, no es tan fácil coger el punto al blog, ni a los que entran, supongo que si a nosotros nos pasa a ellos ídem, por tanto procuro dirigirme a los q m conocen. es muy difícil definir o explicar por escrito una situación sin tan siquiera vernos el careto u oir el tono y lo que diga miguelillo puede chocar al q no lo ha leído un par de veces, es más, dejas de participar y se anda algo perdido... es mi caso.

En tiempos normales no salen, pero como se prevee una huelga o unas elecciones como las amapolas oye...pero en todos lados eh? Es que les ponen un ordenata y ellos ala..se vuelven locos diciendo lo mismo una y otra vez, dale con los sindicatos, dale con ZP, dale con que la huelga no vale pa´na´...que cansinos , es que son como los burros, macho!
Bueno el burro que tiene mi abuelo en el pueblo es más inteligente que ellos...
Ala chao..me voy a ver a Wyoming tranquilito..que al menos con él nos divertimos un rato!

gflorez que talante tienes al explicar algo más que evidente. Es logico que les cueste la vida entenderlo a los trolls pero los habituales estamos Mu Agustito... ya veras como ella tambien.
Buenas a todos.... al resto animo que mañana os tendreis que tomar una tilita de litro....

EL CURRANTE | 28/03/2012 20:51:14
-
Ya, no tenia que haber usado esa expresión, pero en vez de mandarle a esta chica que se ocupase de sus asuntos, que "casualmente" no son los nuestros, me pareció mas apropiado eso. Yo a sísifo todavía le daría margen, me creo su personaje, lo único en lo que me es raro es en esa fe absoluta e inquebrantable en ciertos líderes. Y mas que en eso en la necesidad de esa fe, no se si me entiendes...

unadelmonton | 28/03/2012 20:41:52
-
Vale, yo tampoco te había leído tu ultimo comentario, pero parece que has leído del mio lo que has querido. No he disculpado a nadie, ni he dado pautas para el uso del blog, solo he dicho lo que es, libre. Si no soportas la dictadura de no tener normas, yo que tu me pensaría el entrar aquí. Aquí cada uno se tiene que autoregular, pues si no esto seria como otros blogs en los que están todo el día a la gresca. La mayoría solo buscamos un intercambio cordial de ideas y un poco de diversión intelectual, no pelearnos.
-
En cuanto a los insultadores, no se puede entrar a hablarles a su mismo nivel, pues te ganan, por eso digo que hables a Miguelillo con educación y te hará caso. Si no puedes hacerlo, te recomiendo que le ignores.
-
Yo es que tengo mejores cosas que hacer que estar discutiendo de lo mismo siempre, ¿sabes? Ya pase por lo mismo que tú al principio de venir él a este blog, no lo entendía. Sigo sin entender su actitud, pero ya no me afecta, igual que los trolls. Sáltale.

Aunque los trolles que nos han asignado estos días son de más alta cualificación que los habituales aún están 'a falta de un hervor', les voy a regalar un 'master' para trolles avanzados:
Si yo abro una puerta y hay una rata en la habitación, se pierde instantáneamente al ver la claridad, si en lugar de una rata es un ladrón de guante blanco se estirará con estilo los guantes y flemáticamente me dirá que se ha equivocado de habitación y que no esperaba encontrar gente tan vulgar que sospechara de él.
No cuela, pero deja la duda.

Y falta el Eurovegas. A este paso nos vamos a convertir en algo parecido al norte de México, con sus maquiladoras y su delincuencia legalizada.

Gran artículo de Antonio García Santesmases (catedrático de Filosofía Política y ex-diputado del PSOE). Extraigo algunas partes:
 
"Durante decenios el privilegio se entendía como el poder que emana de una herencia aristocrática y que permite a los detentadores de ese poder perpetuar su riqueza sin esfuerzo laboral alguno. Distinto es el privilegio de la clase burguesa que permite acumular un capital industrial o financiero; este privilegio se asienta en una desigualdad que hay que ganar día a día a través de la lucha de clases.

Ese mundo de la aristocracia del antiguo régimen y de la burguesía capitalista fue combatido por el movimiento obrero desde mitad del siglo XIX. A través de una lucha denodada por conquistar el sufragio universal en lo político y por asentar organizaciones sindicales en lo social, se fue consiguiendo que los sectores privilegiados se vieran forzados a pactar las condiciones laborales, el régimen salarial y la duración de la jornada laboral. Esa fue la gran aportación del Derecho del Trabajo. Se fue así fraguando un modelo de Estado en el que los derechos económico-sociales se extendieron al conjunto de la población y las oportunidades de vida se abrieron para todos. (...) El sistema se legitimaba afirmando que no era necesaria la revolución para poder alcanzar la dignidad en el mundo del trabajo y la igualdad de oportunidades para el conjunto de la sociedad.

Desde hace años todo este universo comenzó a cambiar y los sectores conservadores se dieron cuenta de que el privilegio hoy sólo es posible para unos pocos, cada vez para menos y que los derechos no se pueden mantener. Había que cambiar la lógica del debate social. Había que oponer a los pobres con los nuevos pobres, a los excluidos con los trabajadores en activo, a los parados con los sindicalistas, a los padres con empleo con los hijos abocados al precariado. Una pieza esencial en este combate era mostrar que los derechos que tienen los que están dentro del sistema son “privilegios” que no se pueden mantener. No son derechos que ha costado mucho conseguir y que hay que preservar. No se trata pues de incluir al que está fuera sino de lanzar al abismo al que está dentro.
Durante mucho tiempo se hablaba de la capacidad del capitalismo para integrar al proletariado a través del consumo de masas. Los proletarios de la sociedad industrial avanzada sí tenían algo que perder. No estaban abocados a la pauperización. Eran ciudadanos y consumidores; y por ello se iban aburguesando paulatinamente ya que ellos mismos se vivían como clase media.

Hoy todo ha cambiado. Ya nada es seguro. Nadie sabe si el esfuerzo educativo conduce al empleo, si las pensiones están garantizadas, si se podrá mantener el sistema sanitario, si nuestros hijos vivirán como nosotros. Ante tal incertidumbre, ante tal angustia los sectores conservadores han logrado difundir la idea de que los auténticos responsables de lo que ocurre son los cancerberos del mercado laboral, los responsables son unos sindicalistas que sólo tratan de defender sus privilegios y a los que los trabajadores reales poco o nada importan.

Hay que decir que la difusión de esta idea puede acabar por imponerse y esta es una de las cosas que se juega en la próxima huelga general; mientras no se logre mostrar a la opinión pública quienes son los auténticos privilegiados la batalla está perdida. (...)
La operación es clara: blindemos a la minoría auténticamente privilegiada y echemos a pelear a todos los demás."
 
http://www.cuartopoder.es/tribuna/democracia-y-privilegio/2467
 
Efectivamente, la operación es bastante clara... para el que de verdad tenga interés en verla.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal