Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

19 mar 2012

¿Todos amamos a La Pepa?

Por: José María Izquierdo

Magazinelmundo


Ya saben: se cumplen 200 años de La Pepa, la Constitución de Cádiz de 1812. Y hay suplementos especiales como el de La Razón, editoriales de Abc y El Mundo, artículos de César Vidal, de Pedro José Ramírez Codina, de Gabriel Albiac, de Fernando Sánchez Dragó, de Antonio Burgos y hasta de Carlos Dávila, que ya hay que tener. Si les digo la verdad, me produce una cierta desazón leer tantas loas en según qué plumas. ¿Ven en algunos de ellos el reflejo de lo que entonces significó Blanco White? El espíritu del liberalismo de 1812 -y lejísimos de este humilde bloguero, poco más que un analfabeto, dar clases de historia o de ideas políticas- nada tenía que ver con posiciones de los hoy autodenominados liberales, por no hablar de los ultraliberales. Las coincidencias, que las habrá, son similares a las de otras muchas tendencias políticas, que incluso recogen mejor, mucho mejor, aquellos anhelos. Les dejo a algunos de los comentaristas habituales del blog las ampliaciones pertinentes. Pero estoy tentado a decir que el afán modernizador y democratizador de las clases menos favorecidas, los alegatos a favor de la igualdad entre los pueblos, entre las colonias y la metrópoli, las estériles y –estas sí- fracasadas discusiones sobre la Iglesia, casa mal con estos cornetas nuestros a los que aquí vemos, un día y otro también, desplegar todo el ejercicio de la intolerancia que tanto combatieron nuestros constituyentes de Cádiz.

Y para deslumbrarles, ahí les he dejado a ustedes la foto de la alcaldesa de Cádiz, la popularísima Teófila Martínez, en la portada del Magazine de El Mundo.

¿Se han quedado sin palabras? Mejor. Mucho mejor.

Solo un poquito de La Pepa. Ayer, por ejemplo, El Mundo ofrecía cinco páginas –repito, cinco páginas- de un discurso pronunciado por su director, Pedro José Ramírez Codina el viernes pasado con el título “Por qué naufragó la Constitución de 1812”. ¿Y cómo era discurso? No les digo nada que enseguida me achacarán que si tal y que si cual, que si le tengo manía al chico y esas cosas. Mejor que lo califique Federico Jiménez Losantos, que es mucho más objetivo que yo. Dónde va a parar. Esto escribe hoy en su columna. En El Mundo, por si no se acordaban: “En su brillante ensayo de ayer, Pedro J. Ramírez…”. Pues ahí lo tienen: brillante. ¿Lo dudaban? Y a Antonio Burgos se le viene a la memoria en este día las dificultades que tenía en tiempos celebrar este día conmemorativo. En época de Franco, pensarán ustedes, claro. Se ve que no conocen a Burgos: “Celebrar hoy el aniversario doceañista no tiene mérito. Cuando lo tenía era en aquellos años de la hegemonía del felipismo, cuando Alfonso Guerra acababa de ejercer de Juan Simón para enterrar a Montesquieu y, con él, al propio espíritu doceañista”. Que ya les digo que hasta entonces era una juerga aquella celebración, y no con los socialistas, que mandaban a los guardias a apalear a todo el que quisiera conmemorar La Pepa. ¿Se puede ser más pamplinas?

Pero además es que el destino ha querido –pueden tatarearla- que también se celebren en estas fechas del bicentenario los actos de campaña de las elecciones andaluzas. Así que no salimos del sur, que como dice el editorial de La Gaceta, “Hace falta ser muy ciego para proclamar que estas décadas hayan sido de progreso para Andalucía, una región que se encuentra muy rezagada respecto a la media nacional en progreso, bienestar y libertad”. Así que encuestas y encuestas, páginas y páginas para ensalzar a Javier Arenas, como si no lo tuviéramos más que conocido, que aquí el renovador lleva desde los 18 años en política, y como resulta que ya ha cumplido los 55, solo lleva 37 años dedicados a esta cosa. Le conocemos, le conocemos. Nos ha gustado especialmente este artículo de ayer de La Razón sobre el tema. Seguro que también a ustedes. Es de Gloria Lomana, la directora de Informativos de la televisión de casa Lara, Antena3, que todo se queda en familia: “Esta es una razón más del acercamiento entre el Partido Popular y Convergència i Unió. La Federación catalana quiere ver a Arenas en el Palacio de San Telmo, dispuesto a hacer con las cuentas andaluzas lo que está haciendo Artur Mas en Cataluña. El president de la Generalitat, muy a su pesar, está siendo la avanzadilla de la poda en España y, sólo si gana Arenas, Andalucía –de la que nos alarmarán sus verdaderas cuentas– puede tomar un rumbo de ajustes similar”.

Por si no se habían dado cuenta de la que nos espera. ¿Copago, dicen? Ojalá fuera eso. Ya me lo contarán.

LAS FACHADAS
Fachus
 

La Razón se ha puesto muy contenta de poder participar en la campaña andaluza con otro papelito más sobre los ERE. Lástima que también lo tenga Abc, que no ha debido de parecerle gran cosa la revelación porque lo lleva por debajo de la extraordinaria noticia de que “Button enfría a los Red Bull”, que si no es porque cobran a la bebida isotónica, ya me contarán a santo de qué le dan toda la fachada a tal acontecimiento mundial, la primera carrera de Fórmula 1 de la temporada, que se ha celebrado, ahí es nada, en Australia. Que una fotito, pues vaya. Pero ese desparrame… Misterios. Tampoco a El Mundo le ha deslumbrado el papelín, que lo lleva en una columnita, y el título gordo se va para unas declaraciones del secretario de Estado de Administraciones Públicas. La Gaceta dice algo sobre la casa del Rey y Manos Limpias. Cualquier cosa que afecte a esta cosa que dice llamarse sindicato, ni la toquen. Es tóxica. Y el conjunto Intereconomía-Manos Limpias se acerca a los efectos del gas sarín. Y eso sin exagerar.

NON PLUS ULTRA

Y enlazamos con el copago. Isabel San Sebastián, Abc. “¿Cuándo empezarán a decirnos la verdad a secas, sin edulcorantes artificiales? ¿Cuándo asumirán que somos mayores de edad? Habrá copago sanitario, y copago en las carreteras, y copago en la justicia y copago en la educación, porque en caso contrario quebrará el sistema. Ni más ni menos. Se acabaron los empleos fijos de por vida y la jubilación real a los sesenta y dos. El futuro es sangre, sudor y lágrimas: el precio de la demagogia elevada a categoría”. Y es que la gente abusa mucho. Ya ven, hasta quieren empleos para toda la vida. Ya lo dice ella: “Demagogia es decir que la (…) dependencia de los seres queridos no es una cuestión privada, cuya resolución ha de ser abordada por las familias individualmente, según sus respectivas disponibilidades de tiempo o recursos económicos, sino una cuestión de Estado zanjada de un plumazo por una ley”. ¿Cómo, que no tienen dinero para afrontar esos casos que todos conocemos? Pues no sé, a mí qué me cuenta, apáñenselas como puedan, que dirá el Estado al que le soltamos todos los impuestos.

Carlos Dávila, en La Gaceta, une varios temas. Vean: “A 24 horas de la conmemoración [de La Pepa], nos estamos ocupando no ya de cómo sacar este país económicamente adelante, que también, sino de cómo impedir que la Nación de nuestros doceañistas vuele por los aires. Es tan pésima la situación que nos ha legado el miserable y villano Gobierno de Zapatero, que ahora mismo ni siquiera tenemos asegurado nuestro futuro como Nación”. ¿Han visto con qué donosura ha trazado el tránsito de 1812 a Zapatero? ¿Pruebas de la villanía? Aquí las tienen: “En apenas dos meses Madrid (…) se quedará invadida por una tribu, un tsunami de independentistas vascos y catalanes que, con la disculpa de una Copa de fútbol, van a montar un aquelarre secesionista en el que no faltará de nada: ni provocación a los ciudadanos de la capital que se sienten radicalmente españoles ni insultos al jefe del Estado ni un clamoroso abucheo a nuestro himno nacional”. O éstas otras: “El presidente de la Generalitat, representante del Estado, o sea, y aunque él lo desprecie tan profundamente como lo desprecia, representante de España en Cataluña, acaba de declarar legal la secesión y la forma de llevarla a cabo en consulta. En el País Vasco, un lehendakari singularmente aprehendido por el nacionalismo feroz, está dispuesto a recibir con honores de casi héroes a todos los asesinos que durante cinco décadas han matado, extorsionado y perseguido a cualquier ciudadano español”.

También de por allí arriba habla hoy Alfonso Ussía en La Razón, que dice que los vascos tienen ahora la mirada torva. Se supone que no todos, claro. Solo los malos: “Un amplio sector de vascongados ha resignado la firmeza y la claridad de su mirada en beneficio del odio. Miradas torvas, amenazantes, indagadoras. Y muchas de ellas hacia el suelo, como si los zapatos tuvieran ojos (…) Sus miradas delatan sus ánimos. Y el odio y el desprecio se juntan y se abrazan”. Si no saben a quiénes se refiere Ussía me mandan una carta y ya les contesto.

Sin salirnos de la zona: Aleix Vidal-Quadras, en La Gaceta: “Otra disimilitud señalada por el docto investigador [Frans de Waal] es la incapacidad de los monos para sacrificar su vida por el grupo mientras que los humanos se inmolan en ocasiones por la patria, por Alá o por la libertad de sus conciudadanos. En este aspecto, los etarras están evolutivamente más próximos a los chimpancés que los hombres-bomba islamistas o los kamikazes japoneses, descubrimiento que no constituye una sorpresa”.

¿Faltaba alguno de nuestros chicos predilectos para hablar de TVE y la manipulación de los informativos de esas izquierdas irredentas y ávidas de sangre? Pues, hala, Jon Juaristi, que protesta, además de por ciudadano de a pie, que lo es, o por director general de Universidades de Esperanza Aguirre, que lo es, lo hace por judío, que también lo es: “La apelación al principio de independencia y objetividad informativa gracias a la cual los noticiarios de la televisión pública se las han apañado para mantener los niveles de tendenciosidad alcanzados durante las pasadas legislaturas socialistas —y sin variar su signo— parece ya una tomadura de pelo al actual Gobierno, al partido que sostiene al actual Gobierno y a sus millones de votantes, pero si el Gobierno ha decidido hacer la vista gorda al respecto y sus bases electorales no reclaman que modifique tal actitud, uno no es nadie para emprender batallas de antemano perdidas. Sin embargo, como ciudadano y como judío, y sin arrogarme representaciones que no ostento, creo que me asiste el derecho individual a exigir de la Dirección de TVE disculpas y resarcimiento por la emisión de basura antisemita, cuyo único objetivo es atizar el odio, no ya sólo al Estado de Israel, sino a la totalidad de los judíos y, en primer lugar, a los judíos españoles: una emisión de imágenes y mensajes verbales ofensivos y venenosos en un contexto desprovisto de valoración crítica y claramente enaltecedor de su contenido. En los países decentes, este tipo de incidentes en los medios de comunicación públicos no se saldan con excusas. Implican destituciones”. Ahí es nada.

Y para acabar, la portada de Abc del sábado: “Petróleo español”.  “Impacto positivo. 5.000 puestos trabajo. 100.000 barriles/día. Ahorro energético, 10% del crudo importado”. Dice hoy Martín Prieto en La Razón que es la primera vez que aparece petróleo en España. Falso de toda falsedad, y parece mentira que con la edad que tiene –que tampoco es cuestión de andar aquí contando según qué cosas- no recuerde lo mismo que este catavenenos. Vean primero este enlace del Abc de la época -1964- y despúes el de Blanco y Negro, la revista de Abc. Y para saber qué fue de todo aquello, este otro.


Obk


EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Hoy, capicúa. Principio y fin con La Pepa. Aunque de aquella manera, que para gustos, los colores.

“Y este proceso, en fin, es el que celebramos en estos días, lo que bien mirado es como si el sifilítico celebrase el aniversario del día que le contagiaron la espiroqueta. ¡Y viva la Pepa!”.

Juan Manuel de Prada. Abc, 19 de marzo de 2012.

Hay 190 Comentarios

Se supone que todos los españoles tenemos los mismos derechos y los mismos deberes, sin exclusión por el lugar donde vivas, de la familia que nazcas, de la cultura y el poder economico que tengan tus progenitores, del ambiente en que te muevas, del grado de educación y conocimiento de tu entorno, si naces en una aldea , en el campo, en la ciudad... No partimos todos del mismo punto de salida, no es justo que la sociedad exija a todos lo mismo cuando no se le quieren dar medios para conseguirlo.. Asi siempre unos iran delante, tendran mas privilegios, mas facilidades...pero sera mas barato para el Estado. Justos y beneficos.

Lo que no voy a condenar, por más que te empeñes, es el comunismo como forma de ordenación social porque, por sí mismo, no es nefasto como tú dices.
..
¿Que si yo diciendo esto preferiría vivir en un país comunista de los que no han llegado a existir? Pues no, ni siquiera eso, prefiero la democracia parlamentaria a poder ser sin partidos de derechas que no condenen los regímenes fascistas y que crea en la protección social y en el Estado de Bienestar, nada más.
Publicado por: almigmon | 19/03/2012 15:21:54
………………………
Superlativa la empanada mental de este espécimen arquetípico de los progretas patrios. Y lo triste es que son legión entre nuestros “demócratas” compatriotas. Cumplen a la perfección el ideal del rojo de salón, progre de Loewe, indignado botellonero y pose sin sustancia, que martiriza a la sociedad española desde hace décadas. Son los que dicen que ser comunistas siendo millonarios, tiene mucho más merito. Se les ve el plumero de fascistas de izquierdas, por que preferirían no tener que convivir con estos y aquellos, que no son comunistas utópicos en su foro interno, son de derechas, son fachas y no condenan los que ellos condenan y lo que es peor, no apoyan lo que ellos apoyan que es… ¡Ni ellos mismos lo saben! Pues eso, como toda la izquierda española, anticlericales por pose, antioccidentales por deporte, republicanos por inercia, de izquierdas por estética y comunistas por tontería congénita. Son criptocomunistas estúpidos que apoyan “esa forma de ordenamiento social” y están encantados de vivir en una democracia que no se han ganado, en un orden social que no apoyan, disfrutando de unas libertades que desprecian y con un nivel de vida que no fomentan, si no que destruyen con sus palabras y actos. Son un carcinoma social, pero de moda desde hace ya demasiado tiempo. Se disfrazan de socialdemócratas, pero simpatizan con comunistas, etarras, revolucionarios narcotraficantes y dictadores bananeros. Luego reparten carnets de demócratas, se arrogan superioridad moral y ética, mienten y engañan a diestro y siniestro y dicen que todo vale en esta vida. Pero los malos son siempre otros, ellos son los buenos, los benéficos, los pacíficos, los cultos, los progresistas ¡¡Pero apoyan un ordenamiento social totalitario, criminal y genocida, sin pestañear!! Que se vayan a la mierda en fila india. Mal no les vendría una temporada en Cuba, Corea del Norte y que les explicaran el verdadero comunismo que ellos defienden ¡Una temporada en un centro de reeducación de estos amigos suyos y nunca más dirían tonterías como esas!
PD: La protección social y el estado del bienestar, no se defienden arruinando a tu país y si hay algo que condenar es que merluzos como tú anden diciendo que el comunismo es bueno. Ya puedes codearte con los nazis sin complejo alguno. Compartís mucho sobre los de ordenar a la sociedad y por ultimo ¡¡Madura de una vez, sácate la flor del culo y trabaja!!

por: almigmon | 19/03/2012 19:47:31
.
amigo, no seas maximalista, lo único que he mantenido y mantengo es que lo ideal sería que no hubiese límites para nada ni para nadie, excepto los que marcan la fatalidad. si una persona con síndrome de down llega a una facultad y consigue sacarse un título con el sobresfuerzo que ello significa, comparando las condiciones desfavorables de las que parten, se merece toda mi admiración... ahora bien, es previsible que, en un sistema que privilegia la inteligencia lógica y linguística, alguien con esos músculos menos desarrollados consiga resultados menos positivos... ya lo decía castropol. podría hawkings ser un atleta de alta competición? y, sin embargo, sabemos del caso de ese atleta sudafricano o australiano con prótesis, al que se le impidió participar en las olimpiadas, que son un caso de superación diferente...
.
yo creo que no estamos hablando de impedir nada, sino de reconocer las limitaciones y de la necesidad de que existan organizaciones sociales y estatales destinadas a ayudar o complementar la precariedad de los que, naturalmente, no llegan...
.
no creo que castropol esté defendiendo ningún tipo de eugenesia, que, según tus palabras, parece el extremo al que lleva su argumento... yo tampoco...

Iba a escribir alguna cosa, nada, cualquier tontería como siempre, pero me ha dado por leer los comentarios y ahí me he perdido. ¡Pero donde vas tú piltrafilla! -je me suis dit moi-même-. Me he quitado la boina y he reculado patrás: ¡Manué no tarrime a la paré que te va a llená de cal!

Finalmente no he podido resistir la tentación y ahí va la receta de los sesitos rebozados:

Limpiar bien la sesada quitándole la telilla de su exterior y colocar en un cazo con agua y sal y el vinagre, cociéndola unos 6-8 minutos. Retirar del agua, escurrir muy bien y trocear en porciones regulares.
Batir el huevo en un cuenco y poner la harina en un plato. Pasar los trozos de sesos por la harina y el huevo batido y freír en aceite bien caliente.
Escurrir sobre servilletas de papel y servir calientes.
Rico, rico

LaraAS, aunque es cierto que hay algún comentarísta que cuando comenta ó bien muestra su falta de talento ó bien, si lo tiene, no respeta el talento ajeno, no quiero que te des por aludida en mi comentario. He leído los comentarios muy deprisa y en uno de ellos me ha parecido que se afirmaba qure los franquistas eran millones, medio país, lo cual muestra poca comprensión lectora pues cuando se critica la dictadura no se arremete contra tanta gente sino contra los responsables que son más bien pocos. Si el comentario era tuyo, te pido disculpas, ahora me doy cuenta que tu problema es otro: expresarte en castellano (ó español) con cierta dificultad. Los dos bandos que se formaron al iniciarse la guerra civil no tenían la misma legitimidad, no fue un mal menor pues al ritmo de muertes violentas que se produjeron en los 5 años de república hubiésemos necesitado un milenio para conseguir la mortandad que provocó la guerraq civil, el franquismo no fue una suspensión temporal de las libertades sino una larga dictadura de casi 40 años. Ciertamente el franquismo carecía de ideología, usó toda la pompa y parafernalia externa de un partido creado a imagen del fascio italiano ó de los nazis como era Falange a la que minimizó dentro del Movimiento Nacional, el franquismo no fue otra cosa que la rebelión de una mayoría del ejército profesional que en lugar de servir a todos los españoles sirvió tan sólo a la clase que perdió las elecciones del 36 y de la que provenían sus oficiales: la burguesía caciquil y terrateniente, a los que gustosamente se sumaron la iglesia y la banca. Al principio. algunos intelectuales como Unamuno, hartos de cierto desorden y violencia republicana, no siempre achacable a los mismos, vieron con simpatía que se pusiera orden, pero no tardaron en darse cuenta de lo que venía. No se conoce ningún intelectual (filósofos, humanístas, científicos,...) de cierto nivel y prestigio que apoye ó defienda explícitamente el franquismo.

Pues no quisiera ser yo el profesor que a la vista de la evidente discapacidad de Stephen Hawking hubiera denegado que accediera a la Universidad...

Luego os leo que tengo que irme. En serio, señores, piensen antes con la cabeza que con las vísceras que dicen cada cosa que...

Publicado por: almigmon | 19/03/2012 19:47:31
Sin acritud, ¿eh? Que lo que pretendo es exagerar lo que decís para que veáis cómo suena leído desde fuera...

“Demagogia es decir que la (…) dependencia de los seres queridos no es una cuestión privada, cuya resolución ha de ser abordada por las familias individualmente, según sus respectivas disponibilidades de tiempo o recursos económicos, sino una cuestión de Estado zanjada de un plumazo por una ley”.
-
Pues ya podían aplicarse ésta receta tan libeggal los bancos y los inversores, para ellos sí hay recursos económicos y es una cuestión de estado zanjada de un plumazo de muchos millones de euros...me pongo de un humor de perros...

Publicado por: lisboeta | 19/03/2012 19:20:59

Vale, hombre, pues te lo has buscado tú solito...

¿Vas a ser tú o Castropol quien determine qué deben hacer los síndrome de Down o los enfermos potencialmente mortales con sus vidas? ¿Qué deben hacer para ser felices los 'mongolitos' (que por lo que se ve es como le gustaría seguir llamando a las personas con Síndrome de Down a Castropol)? ¿Barrer las calles, hacer muebles sencillos o libretas con papel reciclado como en Insolamis? ¿Le hacemos un estudio genético vinculante a los futuros estudiantes para permitirles acceder a la Universidad no vaya a ser que desarrollen una enfermedad hereditaria y acaben muriéndose, los muy desconsiderados, dando al traste nuestra inversión? ¿Le impedimos también a los ciegos y a los sordomudos el acceso para ahorrar? Y luego, ¿a quién más? ¿a los asmáticos, a los enfermos crónicos, a los cojos que desgastan más las baldosas?, ¿a los de Lepe que todos sabemos por los chistes que son tirando a tontitos?

Nunca he creído eso de que cada español lleva un pequeño dictador dentro pero, en serio, hay veces que me lo ponéis muy difícil... No sé si quiera si sois conscientes de ello.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal