Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

22 may 2012

¿A quién quieres más?

Por: José María Izquierdo

Lo de los tríos es siempre muy complicado. Ahora estamos en Rajoy-Hollande-Merkel. Pero si además se pasan por el tamiz de nuestros cornetas, la solución es imposible, que de una ecuación de primer grado, que sí, que bueno, que tiene lo suyo, logran hacer la hipótesis de Riemann. Ya verán qué cosas tan inextricables, ya. Pero todo es más sencillo, y así lo verían nuestros chicos si no tuvieran las orejeras del ultraliberalismo clavadas en las sienes. El problema es muy simple, porque es obvio que a los países europeos –y sobre todo a sus ciudadanos, que son la madre del cordero- les interesa un cierto relajamiento –el que sea- en los objetivos de déficit de imposible cumplimiento, a la vez que la evidencia señala que hay que potenciar el crecimiento, también en la medida que se acuerde. Esa es, más o menos, la postura de Hollande, que parece respaldada por Obama, y que ya el italiano Monti aparenta haber comprado. ¿Frente a Merkel? Pues no hay por qué, que lo sensato es llegar a un acuerdo, para lo que habrán de ceder ambos en sus cifras hasta alcanzar el punto para el despegue adecuado. Y si a toda Europa le interesa ese pacto, a España, todavía más, ahogada por fuera y por dentro. ¿Por qué, entonces, en lugar de potenciar ese acuerdo, y hacerle ver a Rajoy que debe apostar por él, sin elegir a mamá o a papá, nuestros cornetas se empeñan en alinearnos con el bando que mayores sufrimientos va a traernos, sin que se vislumbre en el horizonte mejora alguna, que de los rayos de esperanza de Luis de Guindos mejor hacemos como si no los hubiéramos oído…

Y dicho esto, el catavenenos se niega a comentar el bochornoso pedigrí de las consultoras que van a mirar nuestros bancos, que hay que ser de una determinada pasta para creer que semejantes cuatreros pueden darnos más credibilidad que los técnicos del Banco de España. Un insulto.

¿Usted cree que el problema de Gibraltar –si existiera- es calcadito al de ETA?  Si es que no me estudian nada. Lean hasta el final, háganme el favor.

A ver. Les decía de párrafos esotéricos. Ahí va este del editorial de Abc: “Las maniobras del primer ministro italiano -que ha intentado debilitar el mensaje de Merkel, apoyándose en Hollande- son ahora poco beneficiosas para Italia o para España, pero Rajoy ha hecho bien en aceptar la invitación para participar en la reunión que Monti había convocado en Roma y preparar la decisiva cumbre de junio al lado de la canciller”. O sea, que sí que sí, que sí, que a La Parrala le gusta el vino, que no, que no, que no, ni el aguardiente ni el marrasquino. Bobería, pues, insistir, como hace, en que “Frente a Francia, Rajoy y Merkel, cada cual desde su posición, han lanzando el mensaje adecuado, que consiste en que el mejor camino para salir cuanto antes de la crisis es acelerar las reformas”. Lo dicho: las orejeras.

Fíjense cómo ven la susodicha invitación a Rajoy en El Mundo: “El cambio de criterio se debe al interés del presidente francés y del primer ministro italiano por ganarse a Rajoy ante Merkel, con el fin de que éste apoye la causa del crecimiento frente a la austeridad y la creación de los eurobonos. Hollande quiere encabezar ese movimiento antimerkel en la UE y busca apoyos. Pero conseguir el voto de Rajoy no es tan sencillo. Ayer mismo, el presidente del Gobierno se reafirmó, taxativo, en su doctrina: la mejor forma para crecer es el control del déficit y de la deuda”. Es que se lo disputan...

Pero todavía es más rimbombante el editorialillo de La Razón en torno a la presencia de Rajoy en esa reunión: “El primer ministro italiano, Mario Monti, ha invitado a Mariano Rajoy a la cumbre sobre crecimiento que se celebrará el próximo junio en Roma, en la que participarán también la canciller alemana y el presidente francés. El gesto es un refrendo sin duda de las acertadas políticas de control del déficit público y reformas estructurales llevadas a cabo por España. Nuestro país, merced a la gestión de Mariano Rajoy, recupera su sitio en la toma de decisiones sobre el futuro del euro y de la UE, tras años de ostracismo, y se sube a la locomotora de la reactivación económica”. ¿Cómo se decía eso de…? Sí, hombre, si lo tengo en la punta de la lengua… ¡Hacer la pelota, eso es, sí!

En El Mundo cuentan que “Obama plantea al BCE intervenir para ayudar a España e Italia”, y que “Rajoy rechaza la ‘pinza’ contra Merkel de Monti y Hollande". Y más: “El presidente francés trata de atraer a España con los eurobonos”. No sé si me he perdido, pero creo que Rajoy ha pedido -exigido, dice Abc- exactamente lo mismo que ya ha propuesto Obama. Pues qué bien. Respecto a lo demás, les ruego lean la entradilla, que no vamos a estar repitiendo lo mismo dos y tres veces, que ya sé que la paciencia de ustedes tiene un límite.

Por los arrabales. Editorial de La Gaceta“Hace bien Rajoy al alinearse con la canciller alemana, Angela Merkel, y no con el nuevo presidente francés, François Hollande. No ya, que también, porque a quien debamos emular sea a la próspera Alemania y no a la socializada y cada vez más esclerotizada Francia, sino porque las recetas que ahora mismo necesitamos aplicar son las que desde hace tiempo promueven Merkel y, también, Rajoy: austeridad en nuestras cuentas públicas y flexibilidad en nuestro sector privado. Afortunadamente, el presidente del Gobierno parece haber entendido el mensaje, sólo falta que lo aplique hasta sus últimas consecuencias”. ¡Anda, si dicen lo mismo!

Se queja Edurne Uriarte de la prensa internacional: “Lo inquietante es que analistas y medios extranjeros mantienen un punto de vista pesimista sobre España”. Quizá es que han leído a su compañero Tomás Cuesta, que dos páginas antes decía lo siguiente: “Sin barcos ni honra, la diplomacia española es como el colista de la liga, una bicoca para el resto de los equipos, en casa o fuera, el país que junto a Grecia absorbe el desprecio de alemanes, franceses, ingleses y hasta italianos. Y no se trata de que nos tengan envidia, precisamente, puesto que el estado de nuestras expectativas es casi peor que el de las finanzas, sean públicas o privadas. Visto el percal, hablar de socios europeos es tanto como referirse al casero como un amigo más preocupado por nuestro bienestar que por sus beneficios. Con el lirio en la mano y la empanada en la cabeza, la posición española es un eufemismo para evitar términos mucho más descriptivos y groseros”. Como para respetarnos…

O acaso habrán leído a Luis María Anson, en El Mundo: “Así es que Rajoy ha hecho lo que ya no le quedaba otro remedio que hacer: postrarse genuflexo ante Angela Merkel en el Chicago mítico de los padrinos. Favorece al presidente la victoria de Hollande porque la canciller de acero inoxidable, que teme veleidades e impertinencias por parte del líder socialista francés, necesita asegurarse la sumisión de los otros países de la zona euro. Rajoy juega a zafarse del rescate y la intervención, que muchos pronostican, refugiándose en las faldas de Angela Merkel. Tal vez lo consiga”.

LAS FACHADAS

Va
¿Alguien sabe qué extraños lazos de amistad o parentesco unen a Francisco Marhuenda, director de La Razón que es, con José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte? No recuerdo en los últimos años un periódico al servicio de un Ministerio como este caso. Vean la portada, que es todo un poema, muy en la línea de los últimos pasquines que nos ha proporcionado el diario, para gran solaz de la peña. Por abajo lleva lo de la ofensiva de Rajoy. ¡Y hay que ver qué carácter tiene don Mariano, según Abc! Vean: “Rajoy exige a la UE medidas ‘en 24 horas’ para relajar la deuda”. Claro, que a continuación se lee lo siguiente: “Bruselas impone a los bancos españoles una auditora que patinó con Irlanda”. O cenamos o se muere padre, que ya me dirán qué puede exigir aquél al que le imponen los auditores. Un poco de sensatez, por favor… Y dado que este país es libre, cada uno hace el ridículo como quiere. En El Mundo tienen la muestra. Con la que está cayendo. Igualito que en La Gaceta: “Garzón no consigue procesar a Carlos Dívar”.

NON PLUS ULTRA

Javier González Ferrari tiene mérito, no crean. Empieza su columna así: “Después de conocer que Madrid y Valencia, comunidades que llevan un buen puñado de años en manos del PP…”. Y la termina de la siguiente manera: “El PSOE, que ha dejado pufos descomunales como el de Castilla La Mancha (…) debería (…) tener un poquito de pudor”. No me digan que no hay que esforzarse… Casi tanto como el editorialista de La Razón, que ha tenido que tomar vitaminas –o unos cuantos tintorros- para escribir lo siguiente al hilo de la huelga convocada en la educación: “El Gobierno quiere salvar el sistema y la izquierda, prolongar el fracaso y la frustración”. ¿De verdad que hay alguien que escribe tales cosas sin echarse unas carcajadas?

También tiene su gracia, que viene muy bien La Razón hoy, el editorialillo sobre el presidente del Supremo, Carlos Dívar: “La operación tenía una evidente intencionalidad política por parte de sectores de la izquierda con los que está vinculado Gómez Benítez. Dívar y las instituciones han salido fortalecidos desde la verdad y la honradez”. ¿La verdad y la honradez? ¡Ave María Purísima!  (Me permito recomendarles la lectura de los editoriales de EL PAÍS de hoy mismo. De nada).

Que somos animales, bien es cierto que algunos racionales –no todos, doy fe- ya lo sabíamos. Pero nos lo recuerda Agapito Maestre en Libertad Digital: “O aprendemos rápidamente de la crisis o viviremos como los salvajes”. Qué buen arranque, ¿verdad? Y luego dice esta cosa tan curiosa, que para salvar a don Mariano es que se lían y de paso les sale una exculpación a Zapatero en toda regla. Señor, señor: “Creo que el terrible impacto que la crisis financiera de 2008, por nombrarla sin matices, sigue manifestándose de múltiples formas en la vida política y moral de España, pero hay una que resulta especialmente trágica y casi dolorosa: creer que la cosa es sólo de España, o peor, no haberse percatado aún de que esta crisis figurará en la historia como uno de los acontecimientos más relevantes de nuestra época. Quien no se haya enterado de la relevancia de la crisis, o quien la oculta ideológicamente, falsamente, para aprovecharse de ella personalmente, está contribuyendo a que vivamos instalados en la barbarie animal”. Vaya, vaya, don Agapito, así que una crisis mundial…

Solo un párrafo del artículo de Salvador Sostres de hoy: “La aportación económica de la Iglesia es inconmensurable, mucho más valiosa que cinco millones de euros y que el precio total de los 100.00 inmuebles que supuestamente posee; pero su aportación espiritual es su verdadera riqueza, y la nuestra, y la que ha hecho y hace que la Humanidad pueda sobrevivir a sus noches más oscuras y descarnadas”.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

(Ya saben. Solo lo traigo de a poquitos. Pero es bueno, de vez en cuando, catar cómo anda nuestro egregio historiador…)

“El caso de Gibraltar tiene bastantes analogías con el de la ETA. En ambos se trata del enquistamiento de un tumor antiespañol protegido especialmente por la izquierda y con intervención extranjera. La ETA, con toda probabilidad, habría desaparecido ya en el franquismo si no hubiera dispuesto del ‘santuario’ francés y de la colaboración de los antifranquistas (…) La ETA siempre siguió siendo un grupo socialista, antifranquista y antiespañol (no es que el PSOE sea esto último abiertamente, pero tampoco le importa mucho el asunto),  de grandes afinidades con aquel gobierno. Y con Zapatero, la colaboración con los asesinos alcanzó su máximo (el PSOE tiene su propio historial terrorista, no debe olvidarse) (...) Algo semejante ocurrió con Gibraltar: en tiempos de Franco, la colonia se veía acosada por el cierre de la verja y convertida en una carga cada vez más pesada para una Inglaterra en decadencia (…)  Tuvo que llegar Felipe González para abrir la verja y entrar en la OTAN  sin contraprestación alguna (…) Posteriormente, Zapatero, con el Moratinos y la Trini, y como en relación con la ETA, llevó la sumisión a la colonia a límites de auténtica traición”.

Pío Moa, La Gaceta, 17 de mayo de 2012.

-------------------------------

Ha muerto José Luis Gutiérrez. Permítanme un dolorido recuerdo a aquel ciclón de Vallecas que conocí en Diario 16.

Hay 186 Comentarios

por: claro clarito | 22/05/2012 23:06:01
.
de acuerdo con usted, al menos en la primera parte de su alegato. si este gobierno se permite atacar de la forma como lo está haciendo a la enseñanza pública es porque los gobiernos del psoe no han sabido crear los mecanismos para respetarla y defenderla.

por: sentidocomún | 22/05/2012 22:42:15
.
sin palabras, eso mismo.
un saludo!

Mira respondona si hay algo que me cabrea es que los que dicen que aman la enseñanza pública envíen a sus hijos al privado caro. Si no tenemos una enseñanza publica DE CALIDAD y está claro que no la tenemos, no es por culpa de la derecha SINO DE LA IZQUIERDA que hizo las leyes y gobernó 22 de los últimos 30 años. Fue la izquierda la que le falló al pueblo porque en lugar de idear un sistema centrado en la calidad (para el hijo del trabajador y del autónomo y de la clase media baja, la educación es lo único que le permite salir del pozo, dejando de lado los "tráficos" y las "burbujas") lo que hizo fue construir un sistema centrado en igualar por abajo y en el populismo. Un sistema donde a los directores de los centros se les quita el poder y se les convierte en marionetas a las órdenes del sindicato y de la delegación NO PUEDE FUNCIONAR NUNCA. Se ha estafado al pueblo español que ha gastado mucho dinero en una educación mediocre MUY MANIFIESTAMENTE MEJORABLE. La mejor prueba de que el sistema no funciona, y que estos "progres de pacotilla lo saben" es que envían a sus hijos a los colegios privados caros a estudiar con los hijos de los ricos y de los peperos de pasta. Yo estudié siempre en la pública y mis hijos y sobrinos también por tanto se de lo que hablo.
No hay ninguna razón, NINGUNA, para que aquí no tuviéramos una educación similar a la de finlandia y a la de los países punteros. Tenemos cantidad de gente con preparación y ganas esperando una oportunidad. Tenemos a un montón de profesores amargados y resignados porque saben que se enfrentan contra un muro y que es imposible mejorar una educación cuya filosofía es IGUALAR POR ABAJO. Por eso tanta mierda con la educación por la ciudadanía porque no interesa LA EXCELENCIA interesa comerle el coco al personal para que siga votando "progresista" mientras ellos llevan a sus hijos al Colegio del British Council, al del King´s College, al Alemán, al Francés o a uno de similar categoría.
No me vuelvas a relacionar educación con progresismo. Hoy estuve (me crucé) con la manifestación de los de la CNT y no había que ser muy listo para saber de que van y que se puede esperar de ellos pero luego fui a la de las CCOO (tengo buenos amigos, viejos amigos, allí que "movilizaron" a sus hijos para que hicieran número) y también fue lamentable. El dinero es la excusa. El PP nunca va a estar de parte de la enseñanza pública de calidad PERO EL PSOE TAMPOCO y eso me cabrea.

Bueno, en cualquier caso faltaría saber qué significa ese "nosotros". Yo me siento más cerca de un pobre griego que de un rico Botín.

Monaguillo creo que pocos en este blog han hablado tan claro sobre LA CORRUPCIÓN en este país. De la Gürtel, de los eres de este tío, de Garzón y sus cursos en N.York...etc. TODOS ESTAN PRINGADOS y nosotros somos sus paganinís. Lo de Divar está tan claro como estaba lo de los trajes de Camps y los cursos de Garzón.

smithie, está claro que con consolidación (estabilización) y reformas solo no alcanza, no es suficiente, pero lo importante para España es estar preparada para cuando la cosa se empiece a mover. Para nosotros empezará una nueva vida porque ya no volveremos a tener a la construcción y al sector inmobiliario para "aceitar" y "dar alegría" a la economía ahora tendrá que ser la industria pura y dura y los servicios los que hagan la diferencia.
El problema es que nosotros llevamos años de retraso en poner el aparato productivo al día.

2.200.000 niños están bajo el umbral de la pobreza. Tuvieron que venir, de noche cuando el frío ahoga a las pequeñas cerillera, y tocarnos a los niños, entrar en su inocencia, mancillar su alimento. La agresión siempre acaba en el mismo sitio. Un niño es una pluma delicada, una fisura en el acero gris de los intereses, una ley pequeñita malversada por los tiranos. Un niño es algo más que una sonrisa de cristal tintineando en una cuna para que los adultos se sientan dichosos. Un niño es un hueco que sufre cuando los demás niños juegan a la gallinita ciega con pañuelos de seda y él no tiene ni siquiera una pelusa de algodón. Porque un niño se llama Juanito, o Pérez, o Felipe Castañeda, o Solón, y colocados, así, uno detrás de otro, Juanito, Pérez, Felipe Catañeda, Solón, hasta formar una inmensa fila de 2.200.000 niños que pasan necesidades, eso me cabrera sobremanera y me va a empujar a decir barbaridades. No nos merecemos a los niños. De verdad que no. Cualquier día vendrá un flautista y se los llevará. No hemos sabido defenderlos.
.
Si yo tuviera que agradecer algún voto, suplicar un escaño o una secretaría general, mentiría, elogiaría al pueblo, pero el pueblo es como dijo Foción cuando aplaudía “habré dicho alguna tontería sin darme cuenta”. Es lo que sucedió cierto día que los atenienses premiaban con sus aplausos uno de sus discurso, volvióse Foción hacia uno de sus amigos y le dijo: ¿Habré dicho sin notarlo alguna tontería? Viene esto a cuento de que se santifica al pueblo por tirios y troyanos, pero el pueblo es desagradecido, inhóspito, se olvida rápida y fácilmente de lo que se ha hecho por él (entrenadores de futbol, futbolistas, cantantes, revolucionarios, luchadores en general, son destinados al desván del olvido, con todos los tratos viejos de las democracias). ¿Quién se ocupa de encender los ánimos de pueblo, de ponerle el espejo, de dibujarle la tristeza de los niños en los manteles de la mesa, en las toallas, en la pared del dormitorio, en el cuarto espumoso de los niños donde la luz no se apaga nunca¿ ¿Quién se ocupa de introducir esta otra sombra entre tanta luz doméstica, la sombra de la desesperación, de esos otros niños que no pueden reír como los tuyos? 2.200.000.
.
Los niños son crueles. El bien o el mal como categorías morales todavía no han entrado en sus inéditas estancias. Solo el dulce parloteo de los adultos infantiles puede ver un paraíso en lo que no deja de ser un infierno (Freud). Tenga usted, enano bajito, unos padres que están en paro y no pueden darle su pan con chocolate Matías López, pongo por caso, para el recreo, o el bocadillo de queso o salchichón… Pero, loco bajito, tenga usted que los demás compañeros lo saben, y que, tal vez, hasta han visto a su padre, inconvenientemente vestido, que lo deja en la esquina y se marcha con disimulo para no ser visto… No espere usted caridad, loco bajito, no la espere, sino burla… Porque es así, y ese sufrimiento se queda cosido al alma durante toda la vida, como el olor a carne quemada de un campo de concentración nazi.
.
Y esto les está pasando (o es susceptible de que les pase) en España a 2.200.000 locos bajitos. Y esto impugna el sistema, deslegitima a Rajoy y nos avisa de que no todo está permitido.

2.200.000 niños están bajo el umbral de la pobreza. Tuvieron que venir, de noche cuando el frío ahoga a las pequeñas cerillera, y tocarnos a los niños, entrar en su inocencia, mancillar su alimento. La agresión siempre acaba en el mismo sitio. Un niño es una pluma delicada, una fisura en el acero gris de los intereses, una ley pequeñita malversada por los tiranos. Un niño es algo más que una sonrisa de cristal tintineando en una cuna para que los adultos se sientan dichosos. Un niño es un hueco que sufre cuando los demás niños juegan a la gallinita ciega con pañuelos de seda y él no tiene ni siquiera una pelusa de algodón. Porque un niño se llama Juanito, o Pérez, o Felipe Castañeda, o Solón, y colocados, así, uno detrás de otro, Juanito, Pérez, Felipe Catañeda, Solón, hasta formar una inmensa fila de 2.200.000 niños que pasan necesidades, eso me cabrera sobremanera y me va a empujar a decir barbaridades. No nos merecemos a los niños. De verdad que no. Cualquier día vendrá un flautista y se los llevará. No hemos sabido defenderlos.
.
Si yo tuviera que agradecer algún voto, suplicar un escaño o una secretaría general, mentiría, elogiaría al pueblo, pero el pueblo es como dijo Foción cuando aplaudía “habré dicho alguna tontería sin darme cuenta”. Es lo que sucedió cierto día que los atenienses premiaban con sus aplausos uno de sus discurso, volvióse Foción hacia uno de sus amigos y le dijo: ¿Habré dicho sin notarlo alguna tontería? Viene esto a cuento de que se santifica al pueblo por tirios y troyanos, pero el pueblo es desagradecido, inhóspito, se olvida rápida y fácilmente de lo que se ha hecho por él (entrenadores de futbol, futbolistas, cantantes, revolucionarios, luchadores en general, son destinados al desván del olvido, con todos los tratos viejos de las democracias). ¿Quién se ocupa de encender los ánimos de pueblo, de ponerle el espejo, de dibujarle la tristeza de los niños en los manteles de la mesa, en las toallas, en la pared del dormitorio, en el cuarto espumoso de los niños donde la luz no se apaga nunca¿ ¿Quién se ocupa de introducir esta otra sombra entre tanta luz doméstica, la sombra de la desesperación, de esos otros niños que no pueden reír como los tuyos? 2.200.000.
.
Los niños son crueles. El bien o el mal como categorías morales todavía no han entrado en sus inéditas estancias. Solo el dulce parloteo de los adultos infantiles puede ver un paraíso en lo que no deja de ser un infierno (Freud). Tenga usted, enano bajito, unos padres que están en paro y no pueden darle su pan con chocolate Matías López, pongo por caso, para el recreo, o el bocadillo de queso o salchichón… Pero, loco bajito, tenga usted que los demás compañeros lo saben, y que, tal vez, hasta han visto a su padre, inconvenientemente vestido, que lo deja en la esquina y se marcha con disimulo para no ser visto… No espere usted caridad, loco bajito, no la espere, sino burla… Porque es así, y ese sufrimiento se queda cosido al alma durante toda la vida, como el olor a carne quemada de un campo de concentración nazi.
.
Y esto les está pasando (o es susceptible de que les pase) en España a 2.200.000 locos bajitos. Y esto impugna el sistema, deslegitima a Rajoy y nos avisa de que no todo está permitido.

o que Weeeeert aconseje a las familias menos pudientes priorizar sus recursos ante la subida de tasas universitarias ¡o sea! ¿comemos o pagamos la matrícula del niño?

Quien dice lo que no debe, escucha lo que no quiere.


Mira que calificar de plañideras a los profesores.
Hay que joderse

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal