Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

15 jun 2012

¿Hay abajo después de abajo?

Por: José María Izquierdo

¡Qué antiguo, y qué estúpido, es esto de jugar con los éxitos del deporte para intentar que olvidemos las desgracias que nos sepultan! Ya verán que lo hace más de uno, enfrentando el 4-0 a Irlanda con la crisis. Como la ridícula maniobra de cargar las culpas sobre los socialistas, con Almunia de pimpampún y Rubalcaba en la recámara. La situación es obvia, por más que la alegre muchachada se empeñe en la nariz de Cleopatra. Los inversores nos dan leña hasta hartase porque nadie explica en qué consiste el rescate bancario, y llevamos así una semana, por la rebaja de Moody's que ha dejado la deuda española lo más cerca posible del bono basura y, además, por la constatación hecha por Bruselas de que el rescate a la banca será computado como déficit. Lo que nos ocultó cuidadosamente Mariano Rajoy, el héroe del silencio. Ya pueden pedir la dimisión de Almunia, que con él o sin él el desastre sería el mismo, que en nada influye.

Y pongo en su conocimiento que Carlos Dávila deja la dirección de La Gaceta. Confiamos en que pronto le veamos publicar en cualquier otro medio del mismo nivel: The New York Times, Le Monde… Aquí esperaremos ansiosos sus bocadillos de chicharrones, aunque vengan envueltos en otro papel. Le sustituye, por ahora, la directora adjunta, Mayte Alfageme. Que tampoco es manca, como aquí han tenido la oportunidad de comprobarlo alguna que otra vez.

Y dos golitos de Fernando Torres. Dos.

Seguir leyendo »

14 jun 2012

Cuanto peor, mucho peor

Por: José María Izquierdo

Me gustaría que entendieran que este modesto catavenenos en absoluto sonríe cual comadreja cuando las cosas van mal para España. De ninguna manera. Este bloguero será un sectario redomado, un progre irredento, pero déjenme pensar que no es un estúpido. Si a ese genérico España le va mal, significa que le va horroroso al mismo firmante, pero también a sus muchos amigos -¿qué pasa, acaso creen que vive recluido en un monasterio cartujo?-, a sus familiares, a los familiares de sus amigos y a los amigos de sus familiares, e incluso –y permítanme contar otra vez el chiste de Tip y Coll que ya conocen- a sus seres queridos. Sencillo de entender, ¿no? Ojalá salgamos pronto de esta ruina, baje el paro y volvamos a ser un país de charanga y pandereta, que ustedes ya me entienden. Los que gozosos anunciaban el Apocalipsis son otros. Y no puedo por menos que recordarles que quien dijo “que se hunda” el país fue Cristóbal Montoro cuando estaba en la oposición, hoy refulgente aunque trabado ministro de Hacienda. También dijo Montoro que ya “ellos” -se sobreentiende que se refiere al PP- se encargarían de levantar esa España derruida por los socialistas. No me hagan gastar mucha letra, que hasta aquí llegan los recortes. Les remito a la primera página de EL PAÍS –no, claro, ¿cómo voy a llamarle fachada?- y espero que no me pidan muchas más explicaciones. Aquel enfermo ingresado en planta en 2010 ha pasado ya, a fecha de hoy, 14 de junio de 2012, a la UVI. Quizá al enfermo le diagnosticaron mal en su momento, pero los médicos de hoy solo han conseguido empeorarle. Y se pavonearon aquí y allá, con muy malos modos y desprecio del otro equipo, de que la cosa se solucionaba en un abrir y cerrar de ojos, que ellos sí sabían qué hacer, y no como los anteriores. Lo menos que podemos hacer hoy, por dignidad, es recordarles su indecencia. Como la de mentirnos Mariano Rajoy el domingo, que nos contó que las ayudas no computarán como gasto. Pues el presidente del Gobierno mintió, porque hoy han afirmado en Bruselas que sí computarán como gasto. Fea cosa.

¿Es usted católico? ¿Quizá ateo? Esperen a que llegue el día 28. Vamos a disfrutar.

Seguir leyendo »

13 jun 2012

El héroe del silencio

Por: José María Izquierdo

Mejor estar callados que aguantar rectificaciones. Ejemplo, mejor estar callado que decir que nunca va a haber rescate, y a los quince días tener que comerte tus propias palabras; y mejor, también, estar callado tras decir que te vas al fútbol porque ya lo has arreglado todo, y la prima de riesgo se dispara al día siguiente; o mejor callarse que presumir de que tú has presionado para que te rescaten, y a continuación venga el presidente de la Comisión Europea para decir que de eso nasti, monasti, que fui yo –Barroso dixit-  quien tuvo que decirle a Mariano que sí o sí. A la vista de lo cual, silencio en la noche, ya todo está en calma, el músculo duerme, la ambición descansa y este menda, dice Mariano Rajoy Brey, no piensa comparecer en serio en el Parlamento hasta mediados de julio. Y eso si me pete, que no se han enterado de que tengo mayoría absoluta y comparezco cuando yo lo decida, que a ver si uno llega a presidente para tener que explicar a los 40 millones de españoles qué hago con el dinero de esos 40 millones de españoles. “Pregúntenme a mí”, dijo sobrado de carácter. Pero lo primero es cogerle. Acuérdense del correcaminos.

Y usted a lo mejor puede discutir del IBI hasta con monseñor Rouco. Pero a ver quién le aguanta un asalto al mismísimo Cristo Jesús.

Seguir leyendo »

12 jun 2012

100.000 millones. Y por la cara

Por: José María Izquierdo

Es que es inevitable. ¿Cómo vamos a hablar de otra cosa? Ayer fue un día desastroso para la situación económica de España, con la Bolsa de baja y la prima de riesgo de subida, solo 48 horas después del anuncio del rescate. Ni así. Y parece obvio por qué. En primer lugar, porque nadie conoce la letra pequeña y, por tanto, las condiciones en las que va a haber que devolver el préstamo. Repitan una vez más, pero con lentitud, que de tanto decir la cifra parece poca cosa. A ver: 100.000 millones de euros. Otra vez, y más despacito aún: 100.000 millones de euros. Bien. Respiren hondo. Conviene, claro, que el Gobierno y el Eurogrupo nos cuenten a la mayor brevedad posible, plazo de devolución, interés a pagar… y condiciones de todo tipo a cumplir. ¿Qué no las hay, dicen nuestros cornetas? Pues con el mismo instrumento: tururú. Y con esos datos en la mano, que el presidente del Gobierno vaya al Parlamento y desgrane con voz cantarina a todos los españoles los términos exactos de tan exitoso rescate.

Y que el presidente no se calle como una rabiza. Tranquilos y no me peguen, quietos ahí, que no lo digo yo. Es cosa del académico don Luis María Anson Oliart. Una autoridad. Un maestro del periodismo.

Seguir leyendo »

11 jun 2012

¡Qué alegría, nos han rescatado!

Por: José María Izquierdo

Pues qué quieren que les diga. Esto es un pedazo de rescate. Y, para colmo, lo hicieron por videoconferencia. Que tiene lo suyo. Y no es por insistir en la palabra –rescate- que tanto da como da lo mismo. Por mí pueden quedarse con la sarta de subterfugios verbales que le han enseñado a nuestro Gobierno en alguna escuela de elegantes timadores: “Apoyo financiero”, “préstamo en condiciones muy favorables”, “cifra de referencia acordada entre todos”, “declaración política de petición de apoyo y con respaldo absoluto”, etcétera, etcétera. Tres cuestiones principales para abrir boca. La primera es que a estas alturas tenemos más dudas que certezas; la segunda, el bochorno del sábado escondido del presidente del Gobierno, mil veces negando el rescate hasta que nos llegó el rescate -¿qué tendrá que pasar para que Rajoy dé la cara en el momento procesal oportuno?-, y la tercera, la vergüenza de sentirse llamado estúpido por tu propio gobierno. ¿Sale a darnos un discurso el presidente del Gobierno, un día después, que antes mandó a que le dieran leña al subordinado, y nos dice que él ha presionado mucho para esto, cual ridículo milhombres? ¿Que la operación es poco menos que una bendición del cielo? ¿Que hemos conseguido que tengamos que pagar 100.000 millones más los intereses, y que tal fruslería tenemos que agradecérsela a él, oh, amado de los dioses? Y al presidente del Gobierno y al ministro de Economía, ¿tenemos que aceptarles que pretendan hacernos creer que por ahí afuera hay unos señores muy simpáticos que nos van a dar montones y montones de dinero, a precios de amiguete de barra del bar, en lugar de estar ganando mucho más de otras formas que todos conocemos, y que, además, no nos exigen nada a cambio? ¿Por quién me toma usted, don Luis de Guindos? ¿Con quién se cree que está hablando, don Mariano Rajoy?

Y después de todo eso coge usted los periódicos que nos ocupan  y se pregunta, cuasi derrotado, ¿cómo podemos tener esta prensa tan, tan, tan…tan eso?  Y va Fernando Torres y falla lo que no está escrito. Hay siglos en los que no está uno para nada.

Seguir leyendo »

08 jun 2012

¿Y si elevamos el listón?

Por: José María Izquierdo

Rajoy: “Si quieren saber pregúntenme a mí”. Nos lo tomaremos como una broma del presidente, que a lo que parece es dueño de un sentido del humor un poco enrevesado. Pero con esta respuesta ha dejado claro algo evidente, que se equivocó al formar Gobierno y que insiste en el error: hace falta como el comer un vicepresidente económico. Porque en ese pregúntenme a mí se esconde un no hay otro que pueda contestar, lo que es, obviamente, un disparate. Y disparate doble porque tampoco Mariano Rajoy Brey, registrador de la propiedad, ha destacado en su dilatadísima vida política por ser un experto en economía. Sin duda sabrá de gestión lo que debe saber un dirigente como él, que ha llevado varios ministerios, pero es que ahora estamos en otra dimensión. La crisis económica se juega con demasiados ceros y en escenarios muy variados. Él sabrá si confía más en Luis de Guindos o en Cristóbal Montoro. Da la impresión de que no demasiado en ninguno de los dos. Pero debería confiar mucho, pero mucho, en uno. O en un tercero, o tercera, claro, allá él. Y ese uno o una debería saberlo y, a la vez, debería saberlo toda la humanidad.

¿Y saben cuál sería el mejor de los sueños? Que a una personalidad del PP fuerte y reconocida en todos los ámbitos económicos de España y Europa, pudiera responderle otra personalidad del PSOE fuerte y reconocida en todos los ámbitos económicos de España y Bruselas, como principal partido de la oposición que es. Qué bueno sería que ante esta gravísima situación de emergencia no tuviéramos los ciudadanos que mirar como en un partido de tenis a Rajoy en un lado y a Rubalcaba en otro y ver un juego mediocre. Algunos habrán por ahí, así que hagan el favor de buscarlos. ¡Ya!

Seguir leyendo »

07 jun 2012

A la caza del germano

Por: José María Izquierdo

Pues aquí seguimos. Esperando. ¿Saben ustedes qué va a pasar con nuestros bancos, y de manera muy especial con Bankia?  ¿Europa se va a lanzar? ¿Habrá, quizá, ayudas directas a las propias entidades? ¿A través del FROB? ¿Podremos considerarlo un rescate o preferimos hablar de un ejercicio de solidaridad de la Unión Europea con uno de sus miembros? ¿El BCE va a abrir la mano para esa ayuda? ¿O es que por ventura el Banco de Alemania ha tenido un arranque y ha dicho: bueno, venga, va, 40.000 millones de nada para esos chicos españoles. Y sin intereses? Es normal que ustedes no lo sepan. Pero es un desastre que también lo ignore el gobierno español. Curiosa forma de trabajar ésta que han tenido Guindos y Rajoy con lo de Bankia. Se abre un melón monstruoso y una vez abierto se pregunta: ¿Y ahora qué hacemos? A lo mejor se podía haber hecho al contrario: se buscan las soluciones antes de hacer explotar el problema. Así que ahora tenemos que encontrar culpables por ahí afuera, que lo de la herencia recibida y los griegos ya hiede. Y nos vamos, ayer empezábamos a verlo, a dar caña a los alemanes, desde Merkel a Beckenbauer, pongamos por caso. Y como somos unas fieras sin ronzal, decimos que son como Hitler. A pelo.

Va

Menos mal que nos ha echado un capote la Virgen del Rocío, que dice una prominente ministra.

Seguir leyendo »

06 jun 2012

¡Queremos un eurobono tuyo!

Por: José María Izquierdo

Tampoco vamos a ponernos ahora tiquismiquis y empezar a discutir si eurobonos sí o eurobonos, no. La cosa es evidente. Los eurobonos eran una estupidez antes, porque así lo decían en el Gobierno, y hoy son un extraordinario acierto porque ayer, con gran clarividencia, nos lo dijo así nuestro gran líder. Y si Rajoy pide eurobonos, es que los eurobonos son…, pues eso, que como los eurobonos no hay ninguno. Y si antes nos alineábamos con Merkel, que no quería eurobonos, y ahora nos aliamos con Hollande, que sí quería eurobonos, es porque hemos descubierto la bondad del francés y la maldad de la teutona. Vamos, lo que el PP y sus cornetas han defendido siempre. Y si piensan otra cosa es porque no entienden su rica idiosincrasia. Se querían echar en brazos de la mujer madura solo para disimular, que ellos han sido siempre muy de los eurobonos. Me limito a advertirles de que el mecanismo con el que Europa acceda a darnos algunos millones es lo de menos. Lo de más es a cambio de qué lo van a dar. Elijan la modalidad –directamente a los Bancos, indirectamente, transversalmente, del derecho o del revés- que el dinero que nos llegue –para Bankia o similar- nos lo van a sacar a tiras de nuestras espaldas. Calculen que por cada mil millones, una vuelta de tuerca a los ajustes. ¿Mil millones? Subida del IVA. ¿Otros mil millones? Rebaja de las pensiones. ¿Mil millones más? Despidos de funcionarios. Y así. El que avisa no es traidor.

Habla Montoro de los hombres de negro. Mal elegido el color, que los hombres de negro son a los que él mismo les va a perdonar todo el fraude fiscal que han cometido, cometen y van a seguir cometiendo. No sé cómo de malos son los hombres de negro que vendrán de los hielos. Pero nuestros hombres del dinero negro son auténticos canallas. Y el Gobierno del PP ha dictado su impunidad. Los recortes y la mano dura para otros. La sonrisa, para los delincuentes.

Seguir leyendo »

05 jun 2012

Me fulmine ese Ente público

Por: José María Izquierdo

Leopoldo-González-Echenique

Un tipo que no sabe nada de radio ni televisión en Radiotelevisión Española. ¿Ah, que sabe sumar, dicen ustedes? Pues regular, porque es abogado del Estado. Será entonces que lo menos importante del Ente son los contenidos, sean novelas de sobremesa o telediarios, que tanto da si es el INE como AENA, incluso si la fábrica es de chorizos, de zuecos de madera o de sombreros de panamá, que lo importante no es saber del asunto que ocupa a la empresa, sino de cómo ajustarse a lo que le manden: ¿recortar? Pues se recorta. ¿Para qué entender de radio o televisión? Si ya lo dijo Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda que es, y experto audiovisual que le sobrevino: las series de televisión son muy caras, dijo. Se eliminen. Tiene Leopoldo González-Echenique ese perfil extraordinario para alguien que se va a aplicar a lo que siempre he dicho –y excusas por la repetición- que iba a hacer el PP con RTVE: acabar con ella por consunción, a base de ir recortando el Presupuesto hasta que solo se pueda hacer una televisión miserable, con lo que llegamos a donde queríamos: cerrémosla –o vendámosla a algunos amigos- porque para qué mantener esta cosa, que ya sabe que lo público -¿no ven cómo tampoco funciona esa sanidad pública o esa educación pública a las que hemos machacado?- debe ser abolido. A pelo. Zas, fuera. Pero mientras, apuesten por ello, utilizarán RTVE de la forma más zafia que puedan con un Urdaci bis. ¿Lo dudan? ¿Y por qué creen entonces que han eliminado cualquier posibilidad de consenso con la oposición? Han elegido a quien les ha dado la real gana para hacer con RTVE lo que les dé la real gana. Y no es solo que el catavenenos sea muy pesimista con estos chicos del PP. Es que tiene ojos. Y se fija mucho. Como los búhos.

Y a ver por qué no se va a poder vestir uno con camiseta roja, pantalón corto rojo y zapatillas rojas para saludar al Rey, proclama Botín.

Seguir leyendo »

04 jun 2012

Rato: ¿espada o pistola?

Por: José María Izquierdo

Mientras Europa duda de si nos intervienen mañana o pasado, aquí tenemos a Rato dispuesto a dar no se sabe qué batalla ni contra quién -¿va a disparar ahora fuego graneado don Rodrigo Rato, ahí es nadie, contra el Gobierno del PP?-, y a Mafo agazapado a la espera de empezar a largar. Luis de Guindos -y Mariano Rajoy- tienen un saco de problemas. El de Rato, que no es solo el de Bankia, es de difícil solución, que el de Europa, más complejo, habrá que esperar un poco. Así que a ver qué hacemos, porque Rajoy ya ha dicho que nada de comisión de investigación, lo que daría un espacio abierto para que hablaran todos, como también se negó, y a lo mejor ya se está arrepintiendo, a las comparecencias que pidió Rubalcaba, un método bastante más limpio que el que ahora propone Rato: a golpe de declaración pública y sin control. Así que o Rajoy o Luis de Guindos hacen de Tony Soprano y se obliga al ex de Bankia a que practique la omertá voluntariamente, previo chantaje de lo que tengamos a mano –robó, mató, violó o practicó la pederastia- o se le encierra en el maletero de un coche con varios metros de cinta adhesiva rodeándole la boca para que se calle. Y mientras, a vigilar a Mafo, no fuera a ser. Porque ya me contarán: ¿Alguien va a responder públicamente a Rato? ¿Quizá Goirigolzarri se va a calzar los guantes y a meterse en una discusión a calzón quitado frente a accionistas, clientes, ojeadores europeos, etcétera, etcétera, sobre las miserias de Bankia? ¿O lo hará el ministro de Economía? ¿Quizá el presidente del Gobierno? Lo dicho: las comparecencias en sede parlamentaria. El resto, un horror.

¿Toman ustedes menos de 70 pastillas diarias? Pues estarán hechos un asco. Se lo dice Sánchez Dragó.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal