Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

13 jul 2012

¿Y qué habrá a la vuelta?

Por: José María Izquierdo

¿Qué acostumbra a pasar al día siguiente del terremoto? Que suele haber réplicas. Eso es lo que suele suceder. Sobre todo a la vista del gran éxito de los anuncios de Rajoy: subida de la prima de riesgo, caída de la Bolsa y la rentabilidad del bono se mantiene en un imposible 6,6%. Busquemos, pues, otro culpable, éste ya sacado del baúl de los clásicos: las comunidades autónomas. La réplica de hoy, pues, con las autonomías. Reunión del Consejo de Política Fiscal. Rayos y truenos. Es posible que muchas no cumplan con el déficit. ¿Y? ¿Acaso alguien cree que el Gobierno central sí lo hace? ¿A quién pretenden engañar? Es la táctica preferida de nuestro amigo el señor presidente: las culpas, a otros. Y para lograr el enfado y justificar el ataque se hace la injusticia: si se logra en Europa un retraso en cumplir con el límite de déficit, éste no se hace extensivo a las autonomías, que son, a fin de cuentas, a las que corresponden todos los gastos directos de atención a los ciudadanos. ¿Ciudadanos, hemos dicho? Que se jodan, gran eslogan que parece que pueden patentar por tierras valencianas o castellonenses.

Y están ustedes leyendo el último Ojo de la temporada. Dejo un país intervenido. ¿Qué encontraré a la vuelta? Al final les cuento algunas cosas. Si son tan amables…

 
En La Razón siguen los articulistas hablando de sus cosas, que para qué hacerlo de lo importante. Uno –Pedro Narváez- escribe sobre los mineros –esos “zombis”, dice, para de paso llamar a Méndez y Toxo “muñecos del tren de la bruja”-, y otro –José María Marco- para lamentarse de que “los jóvenes tampoco lo tienen fácil a la hora de montar sus propias empresas”. Que es, como todo el mundo sabe, el problema más acuciante con el que se encuentra una sociedad sobre la que han caído las treinta y tantas plagas de Egipto en forma de Mariano Rajoy. Criaturas, esos pobres emprendedores, lo que sufren… En el editorial, leña a las comunidades autónomas, como manda hacer el Gobierno central, que en el periódico de Marhuenda son muy obedientes: “Urge racionalizar las administraciones autonómicas y su gasto insostenible”.

Pues para qué les voy a contar cómo viene Abc: “La defensa numantina que algunas comunidades autónomas -algunas gobernadas por el PP- hicieron ayer de su ya insostenible techo de gasto representa un agravio comparativo hacia todos los sectores de la sociedad que en los últimos meses han asumido los recortes dictados por el Ejecutivo. Las medidas anunciadas por Mariano Rajoy en el Congreso son una respuesta dolorosa, pero inevitable, ante una situación definida por el propio presidente del Gobierno como de ‘extrema gravedad”.

Y veamos qué dicen los comentaristas. Por ejemplo, la prosopopeya de Hermann Tertsch: “Ahora sí que estamos ya en la hora de la verdad. Una hora que se anuncia larga y no concluirá hasta que podamos ver juntos los españoles indicios seguros y constantes de que hemos recuperado un cierto pulso económico y hemos dejado atrás la agonía. Ahora, con el paquete de medidas que nadie quería pero nadie podía evitar, hemos entrado en esta fase decisiva en la que se pondrá a prueba nuestra cohesión civil social y nacional, una y la misma. Ahora habrá de verse si somos esa sociedad europea que desde hace unas décadas creemos ser. O sí seguimos anclados en comportamientos primitivos, propios de un retraso histórico que ha pesado sobre nosotros corno una maldición”. ¿Y? Después de tanta bambolla, ¿dice algo de la rebaja del subsidio del paro, de la subida del IVA, de los recortazos a los funcionarios? En absoluto, que las advertencias son para prevenirnos –ay- de otras agresiones: “El gran riesgo para esta modernización no está sólo en las resistencias de la clase política de la corrupción, de los círculos más reaccionarios del sindicalismo y los nacionalismos periféricos. Está también y sobre todo en la violencia. Desde que quedó claro que el zapaterismo no se consolidaría como régimen y la alternancia política con la derecha era inevitable, sectores de la izquierda han coqueteado con la violencia y la amenaza de la misma. Se ha visto con el movimiento antisistema y ahora muy claramente con los mineros, cuya violencia en Asturias no han condenado ni los partidos de izquierda ni los sindicatos. Existen fuerzas que han comenzado una ofensiva retórica muy peligrosa. Desde los que llaman ‘golpe de Estado’ a medidas de reforma contra la crisis hasta los que llaman ‘violencia’ a todo lo que no les gusta. Para equiparar las acciones políticas a las violentas que ellos preparan y promueven”. Ahí.

El Mundo viene con las mismas: “El irresponsable pulso al Gobierno de las autonomías”. Basta un párrafo: “No es en absoluto habitual que las comunidades del PP se opongan a los planes de su Gobierno. En un momento de extraordinaria dificultad -postración, llegó a decir el presidente-, la actuación de Monago -que debería renunciar ya al pacto contra natura que mantiene con IU- y de un irreconocible Juan Vicente Herrera supone toda una irresponsabilidad, puesto que contribuye a debilitar la posición de Mariano Rajoy de cara al exterior”. Para qué decirles más…

Aún los hay que nos auguran mayores males. Editorial de La Gaceta: “Los españoles le entregaron las llaves de La Moncloa al Partido Popular para que hiciera aquello que Zapatero no quiso hacer: sanear el presupuesto. Ahora sólo cabe esperar que a Mariano Rajoy no le tiemble el pulso ante los futuros reajustes que, nadie lo dude, siguen siendo absolutamente necesarios”. Una alegría. Y eso que ellos mismos saben que todo lo hecho no sirve para nada. Aleix Vidal-Quadras, europarlamentario del PP y habitual contertulio de Intereconomía: “Semejante esfuerzo de ahorro se traduce de inmediato en una caída de la actividad económica que a su vez disminuye la recaudación tributaria con la consiguiente necesidad de incrementar la presión fiscal y el desencadenamiento de una espiral descendente y perversa que nos hunde cada vez más en el hoyo”. Tan claro lo ve como nuestro conocido José García Domínguez, de Libertad Digital: “Bien lo saben todas las casandras: que semejante cirugía sea inevitable -y para un país sin moneda propia lo es- no resulta incompatible con lo muy evidente de su definitiva, absoluta inanidad. Porque de nada servirá. He ahí el drama de los devotos de ese quimérico oxímoron, la contracción expansiva. Y es que no son capaces de dar con ejemplo real alguno que acredite las virtudes milagrosas del cuento de la austeridad. En Grecia, en Portugal, en Irlanda, allí donde se ha obedecido -qué remedio- la doctrina del ajuste fiscal duro, el PIB ha respondido tal como prevén los manuales universitarios de introducción a la Economía: derrumbándose”.

Hasta la muy leal Cristina Losada se permite una crítica. Moderada, que tampoco es cosa de pasarse:   “De los polvos de la retórica populista con la que se opuso al mini ajuste de Zapatero vinieron ciertos lodos que ahora han tenido que retirarse de forma precipitada. Y, en fin, si aquel tijeretazo, que fue de manicura, lo etiquetaron como el ‘mayor recorte social de la democracia’, ya me dirán qué nombre le ponen a éste. No siempre es así, para qué engañarse, pero la demagogia ha pasado esta vez factura”.

LAS FACHADAS

Fachadas13

“Ocho comunidades en proceso de intervención”, titula La Razón. Lo que no deja de ser una fanfarronada del ministro sietemachos que nos ha caído en suerte, que Cristóbal Montoro se mira en el espejo y ve a Clark Kent. Solo que no sabe qué hacer con casi nada, comenzando por los defraudadores. Sumarios: “El Gobierno da siete días a las autonomías ‘incumplidoras’ para que revisen sus cuentas y garantizar que cumplirán con 11.5% de déficit”; “Rebelión contra el objetivo de déficit. Cataluña. Andalucía, Canarias y Asturias votan en contra, y Extremadura y Castilla y León se abstienen”. Entre medias, otro sumario en el que cuenta que el Gobierno se ha bajado el sueldo un 7,1%. Y más pequeñito, que ha hecho lo mismo con las pensiones de los anteriores. Nada que decir de Irene Villa. Ni se me ocurre. Lo sé, lo sé, pero es irresistible: ¿Vieron Grupo salvaje? Ahí tienen la fachada de Abc, hoy sí –ya ven, qué cosas- dedicada a la crisis. Por las autonomías, claro. El Mundo: “La rebelión autonómica contra los ajustes de Rajoy se extiende al PP”. Caretilla para dar caña a Rubalcaba, el deporte preferido de Pedro José, como saben, máxime si viene de Tomás Gómez y del entorno de Carme Chacón. La foto es para las protestas de los funcionarios. ¡A La Gaceta le van a impresionar las crisis!: “El ‘lehendakari’ López se blinda por ley un sueldo vitalicio”. Déjenlo. No hay forma.

NON PLUS ULTRA

Una de mineros. El Trasgo: “Ayer vi pasar la llamada ‘marcha negra’ bajo mi ventana. Petardos, bocinazos y muchas banderas: de Asturias, de Cataluña, de Extremadura, de Castilla y León, la bandera roja y la de un país que no existe, roja, amarilla y morada. Ninguna de la Nación de cuyo presupuesto público esperan seguir viviendo los mineros, la olvidada Rojigualda, que más parece el emblema de un equipo de fútbol que el de un reino viejo y glorioso”.

Y dos frases de hoy de Federico Jiménez Losantos. En su radio: “TVE es un foco infecto de corrupción desde hace muchos años”. Y la otra, en El Mundo: “Zetapé, el peor mandamás de nuestra aventada nación desde Fernando VII, acaso desde Suintila”. Siempre que oigo esta frase –muy repetida por los cornetas- me funciona un tonto resorte. ¿Fue peor, por malsano ejemplo, que Francisco Franco? ¿Losantos prefiere entonces al insigne Caudillo por la gracia de dios?

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Conste que les traigo este Sostres, contumaz y repetitivo, ya lo sé, por ser la despedida. Como concesión a los incondicionales.

“La paga extra de los funcionarios, que según Rajoy se ha suprimido de forma temporal, tiene que suprimirse para siempre y como concepto, porque nadie tiene que recibir nada extra por realizar bien su trabajo; y tiene, en cambio, que poder ser despedido si su rendimiento no es satisfactorio. Del mismo modo, la prestación por desempleo no sólo tiene que reducirse a siete meses, sino que tendría que quedar como un mero cojín de emergencia -uno o dos meses para parar el golpe- y que ir al paro no fuera una opción como lo ha sido hasta ahora para muchos caraduras, que trabajaban lo mínimo para poderse pasar luego largas temporadas cobrando del Estado sin hacer nada.

"Las subvenciones anulan la voluntad, el esfuerzo y la tensión que nos hacen vivir despiertos y aprovechar cada oportunidad como si fuera la única. Cuando perder el empleo no sea visto por tantos gandules como una ocasión de tomarse un descanso pagado, y todos tengan claro que sin su trabajo no son nada, tal vez lo cuiden con más responsabilidad y menos días personales, y entonces seremos una sociedad mucho más dinámica y competitiva.

"Hay que eliminar también el concepto de las vacaciones pagadas, y que nadie vuelva a creer nunca más que va a cobrar sin trabajar. Es justo que nos paguen por nuestro trabajo, pero si tenemos la ocurrencia de querer vacaciones, que sea por nuestra cuenta (y, sobre todo, riesgo, tal como están las cosas)”.

Y así hasta el final: “Se trata de aceptar el reto, de recuperar el espíritu explorador y el sentido del honor, de alzarnos y de alargar los dedos hasta tocar la cara de Dios”.

Salvador Sostres, El Mundo, 13 de julio de 2012.

No dirán que les dejo fea guinda para adornar toda una temporada de destornillados y tolondros, bien que unos más peligrosos que otros.

----------------------------
Pues hasta aquí hemos resistido esta temporada. Como el año pasado, les dejo el chiringuito a su cuidado. Úsenlo, que es suyo, con la inteligencia y humor acostumbrado, repito la fórmula, pero no lo conviertan en una cochiquera, por favor, que algunos tenemos por aquí con tendencias reprobables que me han obligado a ejercer de censor en demasía. ¡Censor el catavenenos, que los hay que entran en mi casa para insultarme y les soporto desde hace meses y meses con paciencia de entomólogo! Pero el botellón es en otros sitios. Y sí, claro, entraré para ver cómo lo llevan y por ver si necesitan alguna cosa…

De yate este año, nada, que el PSOE me ha pedido que le devuelva el que me dieron el año pasado por ejercer de chico de los recados de Rubalcaba, que la cosa está como está y lo quieren vender a un traficante de armas. Pero es igual, Carlitos Slim y yo siempre encontramos islas paradisíacas. Los Maserati, por favor, me los tienen a punto.

Es muy posible que la temporada próxima se encuentren ustedes un Ojo muy diferente. Reposado y concentrado. Pero esta vez de verdad. Dos años y medio son muchos Ojos. Demasiados. Lo pienso en las vacaciones. Y lo que decida se lo contaré el 1 de septiembre, si no hay acontecimientos de fuerza mayor que me obliguen a alguna vuelta esporádica.

Si en agosto leen El País, y no se me ocurre que no lo hagan, lo mismo me aparezco en alguna página…

 

Hay 6163 Comentarios

Publicado por: Chilindrón | 02/09/2012 21:05:29

Hombre, si yo ganas de trabajar tengo, algo te sonará, pero es que, verás, en mi copia del Estatuto de los Trabajadores y en el que consta como vigente en noticias.juridicas.com (la mejor página temática de normativa de este país, apúntatela que igual algún día te hace falta o te pica la curiosidad de saber cómo es una ley, nunca se sabe) dice claramente que la jornada semanal para el trabajador está limitada a 40 horas en cómputo anual, que el mismo tiene derecho a día y medio de descanso, que entre jornada y jornada ha de haber, al menos, 12 horas de descanso, etc, etc, etc... En definitiva, que si te digo que eches cuentas te me lías, que yo ocho sí, pero el 'o más', pues como que no, pero no porque no quiera (o no lo haya hecho nunca) sino porque es ilegal, ¿sabes?.

Ya, ya sé, estos sociatas que no dejan currar a los trabajadores por cuenta ajena tanto como ellos querrían, que están todos locos por trabajar de sol a sol, excepto los de izquierdas, claro, que son unos vagos, así va España y tal y cual, pero, de momento y a pesar de los intentos de la derecha europea en los últimos años, es lo que hay. Si tú te ves con ganas y fuerzas de infringir la ley, oye, tú mismo. Yo no (o al menos no otra vez). Si fuera emprendedor... ¿quién sabe? Igual me veía obligado a hacerlo por aquello de sacar adelante el chiringuito, pero vamos que entre que no soy muy 'emprendedor', que no tengo ni un euro ahorrado (ya), que no me iban a dar líneas ICO, ni nada y que a los de mi barrio nos miran mal cuando entramos en un banco, pues que no veo yo que la cosa se vaya a dar... Créeme, sé de qué hablo, una cosa es que bromee y otra que no haya comprobado que tal cosa, en mi situación, sea imposible.

Una vez aclarado esto, ¿PARA CUANDO TUS PROPUESTAS O LAS PROPUESTAS DE OTROS QUE TÚ CONSIDERES BUENAS? ¡¡¡Si es que fuiste tú el que dijiste que era necesario poner en marcha "medidas liberales" con sentido común!!! Compártelas, por dios y por la virgen, si es lo único que te pido...

Pero, mira, te voy a detallar una de mis propuestas para que veas que es posible hacerlo. lo de las seis horas que te tomas a choteo y que no sé qué parte no entiendes.

Si es que es muy sencilla de entender y desde luego no sólo no es nada descabellado sino que es algo que en la práctica (esa escuela de la vida que dices que a mí me falta, anda que si llego a tener 20 años más ¿con qué chorrada me habrías salido? Si yo te contara...), en la vida real, hacen las grandes empresas. La pega es que lo hacen haciendo trampa, es decir, contratando a media jornada y pagando (cuando las pagan) las otras dos horas bajo cuerda.

Pero te pongo en precedentes para que veas de dónde parte la 'gran idea', verás, los enormes, brillantes y esforzados empresarios que tenemos en este país han dejado en el paro, a estas alturas de la crisis, a más de 4 millones de trabajadores ( lo digo porque más allá de quién o qué tengan la culpa, te juro que a mí me despidió el mío, yo no vi por allí ni a Rajoy, ni a ZP, ni a Rubalcaba, ni a Rosell, ni a Toxo, ni a Méndez, ni a nadie más, mi ex-jefe sí estaba y mi ex-jefa también, pero nadie más), 350.000 empresas han desaparecido, otros 300.000 'emprendedores' han mordido el polvo y los Eres han crecido como un 400% más o menos, amén de tropecientasmil declaraciones de quiebra técnica y tropecientosmil concursos de acreedores.
Bueno, estamos en crisis mundial, dirás, ya, ya sé, algo me han contado, yo no me enterado de gran cosa, pero algo me suena, sí, pero verás, es que el paro en España duplica la media europea y no te digo el paro juvenil.

Bien, pues cuando preguntas a la CEOE, a la Cepyme y a las grandes empresas por esta 'particularidad' española (y yo les pregunto o leo a los que les preguntan) te dicen que el problema se debe a que en España sale muy caro contratar por las cotizaciones, el salario, el IRPF, los seguros privados, etc. Sí, no me mires así, es lo que dicen AHORA, antes decían que era porque la legislación era muy rígida. Mentían, claro, como mienten ahora pero el PP los creyó y ya se lo han arreglado, despido libre, descuelgue salarial de los convenios y anulación de la negociación colectiva incluidos.

Y, oye, como se ve que es muy caro contratar a alguien a jornada completa y es un cachondeo de irregularidades el contrato a tiempo parcial por el que muchas grandes empresas apuestan (ni te hablo de las Ett's ni de los contratos 'laborales' pulidos como 'mercantiles', los falsos autónomos, la gente que trabaja sin contrato, etc, por no amargarte el café), pues, mira, que se me ha ocurrido lo de las 6 horas como jornada única como posible solución.¿Que tú la entiendes como algo propio de un vago? Bueno, pues muy bien... Si esa es tu capacidad de análisis, ¿qué quieres que te diga? Al fin y al cabo no me conoces ni estoy yo por contarte toda mi vida, francamente. Yo lo veo como una solución inmediata que no costaría un duro y que nos sacaría a muchos parados de larga duración de la situación en la que vivimos, que salvaría muchos puestos de trabajo y que abriría un infinito abanico de posibilidades que otro día te cuento que si no, no acabo nunca. Te sonará a chorrada o no, pero el caso es que se proponían soluciones bastante más peregrinas como los minijobs que eran de 4 horas y 400€ y que hasta el PP ha rechazado, él sabrá por qué.

A mí me parece muy razonable que un trabajador por cuenta ajena sin necesidad de cualificación que, a día de hoy, recibe aproximadamente 800€ por su jornada de 8h (ya, ya sé, es una situación ideal lejana de la realidad pero es para facilitarte el razonamiento), cobre 600€ por una jornada de 6h, ¿a ti no?

Además no es algo irreal, es algo que ocurre hoy, los trabajadores de cualquier call center, por ejemplo Qualytel (Orange), tiene hoy ese sueldo y esa jornada de media (me ahorro darte detalles de las condiciones porque no quiero amargarte la noche)

Por otra parte, sociológicamente hablando, antes de la crisis, raro era la familia o la pareja en la que sus dos miembros no estaban trabajando (ahora con suerte hay una y así está el país). En muchas de ellas, especialmente aquellas que necesitaban horas para atender a sus menores o a sus mayores, uno de ellos tenía un trabajo a jornada completa (800€ por seguir con la misma cuenta) y la otra (normalmente y por desgracia la mujer que al parecer era la que tenía la obligación) a media jornada (400€) para completar un sueldo normal de 1200€ que les permitía vivir con cierta dignidad. Si estás en el mundo, conocerás esto que te cuento. Otras familias había en las que dos partes tenían trabajos a jornada completa, no lo dudo, (1600€) pero, ¿a costa de qué?, ¿de tener a los abuelos aperrea'os todo el día?, ¿de tener a una chica subcontratada y por cuatro perras?, ¿de tener que gastarse en una guardería lo que ganaría en esas horas fuera? En fin, a mí me salen las cuentas que plantearía lo de la jornada de 6h (600€x2=1200€), ¿a ti no?

Si a eso le unes la posibilidad de cotizar y tributar por bonos para aquel que necesite aumentar sus ingresos como ocurre en otros países europeos, no me parece nada descabellado, la verdad.

En resumen, menos horas para el trabajador (logrando avanzar en eso que nosotros llamamos conciliación de la vida profesional con la personal y que a vosotros os sonará a chino) y menos gasto en salarios, en cotizaciones, en seguros privados obligatorios, mutuas, etc para la empresa con un rendimiento similar del trabajador al que éste tiene en las jornadas intensivas legisladas y aplicadas en verano, por ejemplo, que son de 7 horas y con derecho a descanso entre medias por trabajar más de 5 horas seguidas (del mismo ejemplar del ET) que normalmente es de unos 20-30 minutos en función de los convenios.

Hay mucha literatura al respecto de jornadas, turnos y horarios ideales para mejorar eso que a vosotros tanto os preocupa de la competitividad, la eficiencia y el rendimiento de las empresas, los trabajadores, aquello de la optimización de los recursos etc y la mayoría coinciden en que la jornada ideal ha de ser intensiva, es decir, de un tirón, con el trabajador a tope y en su puesto, concentrado y lo suficientemente corta para que no sean necesarias las paradas para comer, parar para el bocadillo o el café, etc, lo que además reduce considerablemente la siniestralidad laboral y el coste aparejado a ella, si quieres te doy títulos. Yo los tuve que estudiar en su momento y de ahí (y del insondable pozo de sabiduría que atesora mi cerebro, claro, que ató el resto de cabos sueltos) me surgió la idea.

Te dejo con esto, te lo piensas, respiras y antes de decirme que te parece una chorrada nos cuentas las que tú consideras buenas y las comparamos, ¿te parece? Si no te parece, por mí, te puedes ahorrar la crítica, ya me la imagino. Si no te la ahorras igual me animo y te cuento de dónde surge, en realidad, la idea, va, igual te llevas una sorpresa y todo.

Publicado por: Yoesquemetroncho | 02/09/2012 21:13:20
Al CHALANDRÓN ni tocarmele, bastante tiene el hombre de responsabilidad con su PIAZO CABEZA QUE SOLO LA USA PÁ LLEVAR BOINA.

Publicado por: Griecks | 02/09/2012 23:12:32
Eso,eso, tenian que prohibir este tebeo tendencioso así estariamos mejor, y como decía ertorero, tíe que haber gente pa tó, y tú de cualgente eres del pa ó del tó?

Qué pregunta más gilí me ha hecho usted, señor Griecks.

Publicado por: amorgar | 02/09/2012 18:56:27

¿Crees que a los blogueros de esta casa de grillos les importa una mierda lo difícil o fácil que resulte entrar en ese tebeo tendencioso por el que andáis suspirando unos pocos por aquí?

Publicado por: Yoesquemetroncho | 02/09/2012 21:13:20
Estos "talentosos" besucones son todos más de lo mismo: amorgar, gflorez, almigmon, sozio, todos amalgamados, no los distingue ni dios, pero ellos son felices pensando que son muchos y que la ley, el orden, la moral y la razón están de su lado, como Hítler, incluso llegan a la deleznable herejía de creerse demócratas, por supuesto en su versión juan palomo. Por eso se dedican a joder al que les tose y los pone de referencia como escobilla para el retrete, tan cerca de la mierda como su propia alma de la basura. Nunca descansan.
Otros tienen la obsesión de chupar candados, la vida es así y tiene que haber gente pa to.

Pues sí esos hermanitos de la caridad se hacen cargo, o hay una lluvia de monedas a bolsillos privados, ipso-facto o dentro de nada, SOCIALIZAN las pérdidas. Cuándo pierden que querencia le tienen a la dichosa palabrita, al ganar solo de pronunciarla les salen granos
El Confidencial
Un grupo de inversores privados tendrá el control del 'banco malo' en vez del Estado.

No está mal la ídea, en vez de informarnos con las proposiciones de lo que cada uno piensa o ha leído por ahí y le han parecido acertadas,para salir de la crisis, dejar por aquí listas de vacantes de cualquier trabajo de a ocho horas. De momento no lo necesito, pero en mi entorno les vendría de perilla. Los vagos últimamente no están al loro de esos nichos de inversión y mucho menos de trabajo.Esa juventud..............


¿Cuál crees tú, Chilindrón, que sería el paro en Alemania si no se hubiera incentivado allí la jornada reducida?

Almigmon, ¡vaya repaso que le está dando usted al señor Chilindrón!
Publicado por: amorgar | 02/09/2012 20:55:58
***
Si, si… ¡¡Menudo golpe le ha dado con el ojo en el puño!!

1 2 3 4 5 6 7 ... 616 617 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal