Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

24 sep 2012

Los secuaces y la alta traición

Por: José María Izquierdo

Hoy es lunes, así que ya saben: comienza una semana decisiva para el futuro de España. Por si no se habían dado cuenta. Que ya me extraña que no lo hayan advertido, porque llevan nuestros chicos desde mayo o junio –sin exagerar-, diciendo todos los lunes lo mismo: comienza una semana decisiva para el futuro de España. Claro que ahora, además de la crisis económica, está la alta traición de Mas y sus secuaces. Pero llega el viernes y excepto que el Consejo de Ministros nos casca una semana sí y otra también alguna vuelta más hacia al siglo XIX, nada trascendental ocurre. Este viernes, por cierto, fue el turno para José Ignacio Wert. Magnífico: ya tenemos reválida, como en tiempos de Franco, y además hemos decidido que los más pobres, cuanto antes dejen de pretender ser arquitectos –ingenuos- y admitan que su futuro está en trabajar en Sala de Despieces 1, que aproximadamente decía Tom Sharpe, tanto mejor.

Ussía escribe y escribe sobre catalanes y similares. Y además, seguro que los chinos cortaron los cables del estadio del Rayo Vallecano. O eso le he entendido a Abc.

Seguimos, claro, con Cataluña. Por ejemplo, Martín Prieto en La Razón: “Como máxima representación del Estado, el Molt Honorable Artur Mas está pisando lo que literalmente llamaríamos ‘Alta Traición’, golpe de Estado o sencillamente felonía”. Y es que, ya lo dice el articulista, estos tiempos son de calzonazos: “Mas cuenta con la ventaja de que sabe que en estos tiempos en España no se fusila a nadie”, que en tiempos de Lluis Companys, como nos recuerda Martín Prieto, era otra cosa. César Vidal escoge otra vía, “El drama de la izquierda (I)”, que además el multidoctorado amenaza con más capítulos. Un párrafo de muestra: “Cuando en 1936, el Frente Popular llegó al poder sumergió a la nación en un clima revolucionario que acabó derivando en una guerra civil y, tras ésta, en una dictadura prolongada. La izquierda había sido en otras naciones buena, mala o regular. En España, había resultado pésima. Tan sólo en Madrid, asesinó durante la Guerra Civil a cinco veces más personas que la dictadura de Pinochet a lo largo de toda su duración. Sectaria -como bien señaló un Unamuno desengañado del PSOE- violenta, de mínimo nivel hasta el punto de no haber dado un solo intelectual de peso que oponer a Ortega, a Maeztu o a Marañón, obligaba a preguntarse si algún día podría aportar algo positivo a la Historia de España”. La misma tesis de siempre de estos cornetas nuestros de que la Guerra Civil fue causada por la izquierda… Y esas cifras de muertes... ¿Qué intelectuales de izquierdas púdo haber si fueron fusilados o arrojados al exilio?

En Abc también le han dedicado mucho espacio –y mucho jabón, sobre todo mucho jabón- al ministro José Ignacio Wert y su contrarreforma de la Educación, explicada por él en una larga entrevista en el mismo periódico. Resulta asombroso que aquéllos que decían que teníamos a la juventud mejor preparada de toda nuestra historia, de pronto les ha dado un ataque de que esos mismos jóvenes son un hatajo de burros porque estudiaron con planes diseñados por los socialistas. Lo primero de todo, destacar una gran lección de qué entiende el señor ministro por diálogo o consenso: “Si alguna comunidad autónoma estima que se vulneran sus competencias tiene abierta la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Constitucional”. Magnífico. El editorial se pierde un poco, porque es duro, muy duro, tener que negar lo evidente: “Las críticas oportunistas hablan de una reforma ideológica, pero Wert aporta argumentos muy convincentes en defensa de la futura ley”. Y sin embargo, algún párrafo más adelante dice esto: “En la entrevista de hoy, el titular de Educación añade información novedosa sobre la supresión de la EpC y la distribución de sus contenidos en ESO y bachillerato, que elimina el componente sectario que introdujo el PSOE”. ¿No es ideología, dice Abc? ¿No es una reforma ideológica, dice Wert?

No preocuparse, que hay abundancia de palmeros. Martín Ferrand, “Un buen plan”, tituló su columna de ayer, domingo. Y es lo que dice Carrascal, si “los nacionalistas lo han recibido, como estaba previsto, de uñas, alegando que quita competencias a las autonomías, y la izquierda lo llena de improperios: que si segregacionista, que si antisocial, que si reduccionista” no demuestran otra cosa que “la bondad del plan”. Para no hablar de Isabel San Sebastián, que hay que acabar con aquella obra nefasta del malhadado Rubalcaba: “Augura el maltrecho líder del no menos renqueante PSOE, entre aspavientos, que la reforma educativa del Gobierno va a provocar exclusión. ‘Exclusión’, sí. Y lo dice el gran responsable de esa LOGSE de infausta memoria que introdujo todas las cargas de profundidad causantes del clamoroso suspenso que cosecha nuestro sistema de enseñanza en cada examen internacional al que se somete. Una nota más cercana al cero que al aprobado”.

De El Mundo apenas si les cuento nada, que ya les explico en la fachada la novedad de Sostres –sí, el mismo- travestido de reportero de la señorita Pepis. Queda hecho un primor. Y el director que le cede, nada más y nada menos que la fachada, retratado.  En el editorial acusa a José Ramón Bauzá, el presidente balear del PP, más de derechas que Esperanza Aguirre, si metafísicamente pudiera darse el caso, de seguir “la senda lingüística de Cataluña”. Lo de siempre: menos la abuela, que está de atar.

Para fiereza, la de Libertad Digital. Editorial: “El nacionalismo catalán está en pie de guerra contra España (…) Ahora pretende recibir al Rey, que visitará el martes y el jueves el Principado, con una declaración independentista evacuada desde el Parlamento autonómico” ¿Evacuada? ¿En el sentido, según el diccionario  de la RAE, de “Expeler excrementos u otras secreciones”. ¿O quizá en la acepción de “Sacar, extraer o dejar salir los líquidos anormales o patológicos del cuerpo”?

Sigue el editorial: “El desafío secesionista ya no es una hipótesis sino un hecho. Artur Mas y sus secuaces han elevado la apuesta y quemado las naves. Se han reagrupado y avanzan todos a una por la cuerda floja”. Y por aquí es donde aparece el PSOE: “…habida cuenta de su tremenda responsabilidad en el actual estado de cosas. Recordemos su deplorable gestión de la crisis económica, de la que se está valiendo el nacionalismo catalán para hacer demagogia de la más baja estofa, así como en la gestación y aprobación del nuevo estatuto de Cataluña, tan corrosivo para la unidad de España”. Y, en fin: “El PSOE debe rectificar y apostar decididamente por la unidad de España, también o especialmente en Cataluña, donde lleva décadas traicionando a sus bases... a cambio de sonoros batacazos electorales y el desprecio del nacionalismo, que no deja de considerarlo un partido extranjero y advenedizo”.

O Gabriela Bustelo en Intereconomía: "Lo terrible del mito de Edipo, el hijo asesino, es que el padre conoce su funesto destino antes de dar vida al parricida. Igual le sucede a España que, incapaz de creer en la maldad del retoño díscolo, ha cerrado los ojos ante el peligro (…) Pero esa carne de nuestra carne, esa sangre de nuestra sangre es hoy un pavoroso hijo disfuncional. Ahora al ver al Edipo catalán con el hacha en alto, los aterrados políticos invocan la grandeza del Estado de Derecho. Desde los tiempos de Felipe González el partido socialista ha apoyado con alegría a los apóstoles de la nación discutida que proclaman el localismo como virtud. El maquillaje de una España múltiple y plural se fue implantando en las tiernas mentes de las generaciones jóvenes con la Logse de Maravall, que su adjunto Rubalcaba le ayudó a desarrollar mientras se autonombraba catedrático”.

LAS FACHADAS

PORTADAS1
PORTADAS2

El título de La Razón tiene alguna gracia: “Rajoy quiere un Presupuesto ‘sonoramente creíble’ para convencer a Bruselas". Gracia, digo, por la expresión “sonoramente”, que el fondo del tema es para aterrorizar: ¿De qué más hay que convencer a Bruselas? Abc anda estos días –empezó el sábado- con  una gran exclusiva sobre Venezuela. Decía que Chávez ya había organizado comandos armados por si perdía las elecciones. Y hoy saca en portada al líder opositor, Henrique Capriles, indignado, como corresponde, con esta exclusiva. En realidad, no sé de qué se preocupa Abc, si ya anunció el 23 de enero en su portada –pueden consultar la hemeroteca o, más sencillo, mirar en el archivo adjunto-  que “Los informes médicos dan a Chávez menos de un año de vida”. O sea, que le quedan cuatro meses. ¿Por qué molestarse? Pero como Venezuela está casi aquí al lado, unos 7.000 kilómetros, nos vamos a China, más de 9.000: “China maniobra contra el sector energético español, según el CNI”. Va a ser eso lo que pasó anoche en el campo del Rayo. Los chinos, que ya se sabe cómo son. No sé si atreverme a decirles que la información de primera página de El Mundo la firma… ¡Salvador Sostres! Como cualquier plumilla de tres al cuarto, se enfunda el gran ideólogo el disfraz de reportero Tribulete, que en todas partes se mete, y nos sacude la siguiente información: “Mas plantea que Cataluña tenga el mismo estatus que Puerto Rico”. “Explica a empresarios”, añade, “que no contempla la independencia y propone un estado libre asociado igual que la isla caribeña”. Ya les he dado la fuente. Ustedes hagan lo que quieran. Y La Gaceta, a lo suyo, que es lo que pasa cuando se vive en otra galaxia: “Rajoy defenderá ante la ONU la Alianza de Civilizaciones de Zapatero”. Pues eso.
 
EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

"Ignoro a qué Mas se refirió Carlos Cano en este epigrama escrito a principios del siglo XX. ‘A la mujer de Mas, Blas/ la visita por demás,/ y según propios y ajenos,/ para la mujer de Mas/ lo de Mas es lo de menos'. Aquella España deprimida por la pérdida de sus últimas colonias ultramarinas y sus graves desajustes interiores, se lo tomaba todo con mejor humor. El epigrama de aquel Mas no identificado y que lo pasaba bastante mal con su señora esposa, es adaptable a nuestros días. 'Don Arturo pide más/ or delante y por detrás,/ con objetivos obscenos./ ¿Le dirá Rajoy a Mas/ 'Mas, lo tuyo es lo menos'?".

Alfonso Ussía, La Razón, 23 de setiembre de 2012.

“En nuestro idioma común la Generalidad no es la ‘yeneralitat’, ni el consejero el ‘conseiller’, ni la Junta la ‘Xunta’, ni Finisterre ‘Fisterra’, ni Fuenterrabía ‘Ondarribia’ [sic] ni los Mozos de Escuadra los ‘Mossos D'Esquadra’. Bienvenidos sean los usos locales cuando los idiomas autonómicos se hablan, pero desde TVE, Antena-3, Telecinco, Onda Cero o la COPE semejantes cursilerías semánticas no son admisibles. Los editores y redactores de los informativos harían muy bien en saberlo, y mejor aún, en reparar la cursilería buenista de su lenguaje”.

Alfonso Ussía, La Razón, 24 de setiembre de 2012.

Hay 160 Comentarios

karmen-la, la enseñanza pública es mala porque lo dicen todas las comparativas, es mala por el grado de fracaso escolar que tiene, porque los contenidos son inferiores a los de hace 30 años etc,etc,etc. Claro que hay estudiantes sobresalientes en la pública, hasta ahí podíamos llegar. Claro que influye el ambiente que haya en casa. Eso lo sabe cualquiera.
Pero que la enseñanza pública es mala lo saben todos los listos dirigentes "progresistas" que envían a sus hijos a la privada y cara. Discutir esto a estas alturas es tener ganas de perder el tiempo.
Es mala porque lo dice PISA, porque lo vemos todos aquellos que enviamos a nuestros hijos a la pública (porque no podemos enviarlos a la privada cara) y porque los propios socialistas, los padres de la criatura, envían a sus hijos a la privada en cuanto pueden pagarla. Así de clarito.

RPor, Tú tienes alguna idea de lo que es un fascista y de lo que persiguen los fascistas?. ¿La constitución actual es una constitución fascista o democrática?.

A LA EXDIPUTADA LIDERESA Y CONDESA DE ESPAÑA. SÍ, LA DEL "TAMAYAZO" Y EL "HIJO PUTA":
.
Sugiero que los colegas que la vean trabajando en su "reservado" puesto de funcionaria, actúen de "acusicas" e informen ( o se chive) a su exconsejero Beteta cuando la vean leyendo los periódicos de la "carcundia", tomando excesivo número de cafés, disfrutando de un número excesivo de días de "descanso", o bien chismorreando o conspirando contra alguien de su partido.
.
De nada, por la sugerencia.

Gracias Ángels por poner la pedagogía al nivel del entendimiento básico, por desgranarnos, sin desmayo, todos los embustes con los que nos quieren fagocitar (y nos fagocitan), por tu incansable constancia, muy, muy importante constancia…por tu voluntariedad, paciencia, por su humanismo...


Reproduzco algunos fragmentos de su intervención en el Fórum de FREM-Madrid, con mi más sincero agradecimiento por su acogida y el debate que siguió a la charla:


“(…) No siempre ha sido lineal ni placentero el desarrollo de los derechos civiles, políticos y económicos como proponía con optimismo nada fundamentado Thomas H. Marshall en Ciudadanía y clase social (1950) pero, en lo fundamental, cumplían una función mínimamente compensadora de desequilibrios sociales… hasta las desregulaciones aceleradas y los hachazos (que no recortes) de la actual crisis que alcanzan de modo muy duro la enseñanza y la sanidad. Cuando escribí sobre estos temas para Reacciona el año pasado se estaban escatimando los vasos de leche en las escuelas de primaria. Ahora son las ayudas a los comedores escolares, la vuelta a las tarteras, la desnutrición en las aulas, las desigualdades básicas que condicionan el resto de la vida en las escuelas e institutos, en tanto que la enseñanza superior es un bien al alcance de los estudiantes más ricos, o un crédito de por vida para los más pobres. Una metáfora excelente de la impotencia y humillación que crean esas desigualdades nos la da la tartera que voló por los cielos de Madrid.


No podremos hablar de igualdad de oportunidades mientras haya fundamentos muy serios para considerar que, como media, los ricos y los muy ricos tienen más de un 30% de su patrimonio colocado en refugios fiscales, y que antes de la huída de capitales de los países amenazados con una austeridad mortal como Portugal y Grecia, y España de manera clamorosa en los últimos meses, por lo menos el 23% de todos los depósitos bancarios del mundo se halla libre de tributación en los paraísos fiscales. Entre 11 y 13 billones de dólares en capital y patrimonios de todo tipo están escondidos en centros “offshore”: Islas como las Caimán, las Vírgenes, las Cook, pero también la isla de Man, en las costas británicas. Casi el 50% de las transacciones financieras transfronterizas mundiales pasan por ellos (las Islas Caimán son el quinto centro bancario del mundo). De hecho, una estimación cautelosa estima que las fugas de capitales a los paraísos fiscales supone que los Estados dejen de ingresar entre 250 y 300 mil millones de dólares anuales. Es el gran robo organizado, a gran escala. Y consentido. Incluso “bendecido” por el Vaticano, a su vez también paraíso fiscal. Es difícil pensar que la Unión Europea pueda combatirlos, porque tiene como miembros de pleno derecho países que juegan fuerte a los “paraísos”, como Luxemburgo, Austria, Holanda, Gran Bretaña y Francia por su protectorado sobre Mónaco.(Reacciona, 2011).


Joseph Stiglitz más recientemente, pero antes también Robert Reich y muchas otras personas que entienden la economía de modo parecido a José Luis Sampedro, afirman con rotundidad que las desigualdades están arruinando nuestra sociedad. En base a datos suministrados por la agencia Moody’s, el 37 por ciento de todas las compras de los Estados Unidos las hace sólo el 5 por ciento de los estadounidenses con los ingresos más altos: Un 5% de población supone el 37% del consumo (…)


La economía no se recuperará mientras no se hagan políticas que reviertan el grado de desigualdad social. Y sólo podrá conseguirse si –como enseñó Keynes—se “socializa” este dinero improductivo y contaminante que recorre el mundo provocando más desestabilización desde los brotes paranoicos de las Bolsas a los acaparamientos en los mercados de futuros; desde las especulaciones de alimentos y materias primas que significan la muerte a gran escala para las poblaciones más débiles, hasta el atesoramiento del oro, de metales preciosos y el acaparamiento de algunas divisas…


Hace unos días, Rosa María Artal hablaba de los “ricos de solemnidad”, del fraude, la corrupción, las regalías a la Iglesia, los paraísos fiscales etc… Decía: “Contamos en España con 143.000 personas (en datos de Merryl Linch), ricas de solemnidad, y a un número indeterminado de casi tan grandes fortunas, que no pagan los mismos impuestos que los demás. Y, entre ellas, a un selecto club de poco más de tres mil personas que reúnen un capital cercano a los 25.000 millones euros. Con diversos accionistas que amplían el conjunto hasta unos 400.000 millones de euros, atesoran ellos solos un capital mobiliario similar al que disponen, juntos, los 17 millones de hogares que existen en España. Agrupados en SICAV cotizan a un 1%. Una equiparación de impuestos de este grupo con el resto de los ciudadanos aportaría una gran inyección al fisco.” Pero ni Rajoy, ni Montoro, ni de Guindos, buscan los fondos que dicen necesitar desesperadamente donde están. También el prestigioso Deutsche Institut für Wirtschaftsforschung (Instituto Alemán de Investigación Económica) (DIW) de Berlín ha propuesto que los más afortunados ayuden a resolver la crisis en la zona del euro comprando obligatoriamente deuda pública, o pagando un impuesto especial sobre sus activos… con sólo el 40 por ciento de la riqueza de los ricos se podía pagar toda la deuda acumulada por los países de la eurozona. En base a una idea básica de la justicia, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, no pudo negar la evidencia del razonamiento, pero prefirió considerarla “un modelo interesante.” Zanjó el tema el director del Instituto de Estudios Económicos, Hamburgo (HWWI), Thomas Straubhaar: estas medidas son difíciles de aplicar, dijo, porque son los ricos los que controlan el sistema y no al revés.


Podría seguir aportando más cifras, más datos… pero con todo lo dicho basta, creo, para demostrar que con las relaciones “equivocadas” entre imposición y grandes fortunas, es imposible una política social más equitativa que contemple la igualdad de oportunidades .A modo de conclusión: La defensa de los derechos (humanos y de ciudadanía) como un VALOR a preservar.


Como persona que ha formado parte del sector de la enseñanza durante más de 30 años sé que ustedes, como yo, se sienten especialmente interpelados por las desigualdades. A fin de cuentas, enseñar es compartir, es un ejercicio sanísimo de altruismo, y el altruismo se confunde muchas veces con la solidaridad y los valores de las izquierdas. Por tanto, les invito a que, desde nuestra propia experiencia profesional y ciudadana, recuperemos el concepto de VALOR y los valores de lo público, cuando se está produciendo una ofensiva letal contra la ética, la ciencia y la humanidad. Todo este proceso que estamos viviendo día a día, golpe a golpe, no nos da tiempo a reflexionar. Si lo hiciéramos, quizá sería más fuerte la sensación de que repetimos, con torpeza, la experiencia Argentina de los 90, y el drama-fraude de Grecia más reciente, y la voladura (espero que incontrolada, como lo fue de Islandia) de Portugal, y ahora de España…. Esta crisis-estafa que se repite tiene su propia versión en las ciencias sociales y de la salud, con su desballestamiento moral y ético.


Necesitamos recuperar con urgencia un punto sólido de orientación y anclaje, y este debería ser el de los valores de lo social, lo público y la solidaridad, rescatando la realidad de los espejos deformantes y los conceptos del lenguaje falaz y frívolo. Sólo como ejemplo de lo que no debe ser, recuerdo el manejo del valor en boca de la llamada ministra Ana Mato que nos recomendaba “poner en valor lo que tiene mucho valor, porque no hay cosa que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades…”. Esta ministra nunca entenderá que lo que tiene valor, en salud, son las políticas que pueden evitar que los medicamentos sean necesarios. Una política que fomente la educación pública, la prevención en salud, el trabajo digno, una vivienda en condiciones…. Eso significa que mi propuesta va en el sentido de conectar el VALOR con LA VIDA SOCIAL.: conectar los VALORES con las necesidades, intereses y derechos de la persona.


Sin embargo, en las ciencias económicas dominantes se ha producido el efecto contrario. Se ha expulsado a los VALORES en un largo proceso que se inicia queriendo asimilar la economía a las ciencias físico-químicas: la formalitzación de su lenguaje ha querido extirpar cualquier juicio de valor. Y ahora, con buques insignia en forma de Altas Escuelas de Negocios como Esade, donde florecen los Urdangarín y los Grífols. Les ahorro hablar del yerno del Rey, pero les recuerdo, en cambio, que el propietario de los laboratorios Grífols proponía complementar los subsidios de paro pagando las donaciones de sangre que hicieran las personas en desempleo.


Si con orientaciones interesadas como las que pueden escucharse en Esade y muchas otras instituciones donde debería prevalecer las ensñanzas para la formación de las personas y el bien común, se logra finalmente que los servicios de educación y de salud dejen de valorarse como derecho y se acepten como mercancía, se habrá cerrado el círculo consiguiendo el más pernicioso de sus efectos. Y no sólo se habrá eliminado educación para la ciudadanía como asignatura, sino que se habrá eliminado, de hecho, la ciudadanía como protagonista de la historia..


La economía “científica” del siglo XX (esa que tenemos y que no tiene ninguna validez), desplazó a la población y a sus necesidades del centro de sus políticas, y engendró el “homo economicus”, un nuevo Frankestein de los “think tanks” neoliberales. Pero la realidad es muy tozuda, y cuando las personas intentan sobrevivir (que no convivir) bajo la horma de “homo economicus”, su desvarío les enferma. La creciente desigualdad que el modelo estimula hace rebrotar enfermedades que se creían erradicadas, e incluso surgen nuevas enfermedades… y el proyecto atenta contra la autonomía de las personas, y las hace menos solidaria hasta que el experimento fracasa porque el “homo economicus”, cuando se quiere encarnado en un ser vivo, se desquicia y enferma… Por tanto, parece tarea urgente que se rescaten y custodien unos valores que pongan la equidad en primer término. Con ello quizás evitaríamos noticias terribles como las siguientes que han publicado algunos medios este verano:


- La tasa de mortalidad se ha incrementado en Portugal en un 20% desde que empezaron las políticas de ajuste.
- Entre los años 2009 y 2010, en España hay 1,1 millones más de personas pobres, decreciendo ya la esperanza de vida entre las personas con menores recursos.
- En Catalunya, en el año 2011 el número de suicidios aumentó en un 9%, y el de intentos de suicidio en un 20%. En Grecia y los Países Bálticos los incrementos son aún mayores.


Es preciso que en la escuela, en las calles, en los centros de trabajo, y fuera de ellos, las personas, solas o en grupo, aprendamos a decir que no a las leyes injustas. La Declaración Universal de los Derechos Humanos en su Preámbulo, proclama que el pueblo tiene el “supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”. Y yo diría que también por su supervivencia, y por la posibilidad de recuperar el ejercicio de la solidaridad que nos dignifica como seres humanos.”


Àngels Martínez Castells


P.D MENTIRAS SOBRE NUESTRA ESCUELA PÚBLICA


http://dl.dropbox.com/u/54111601/documentos/soy%20p%C3%BAblica/informes%2C%20manifiestos/MENTIRAS%20SOBRE%20NUESTRA%20ESCUELA%20P%C3%9ABLICA.pdf

A ver, facha fachita. (10:32:12)
Que tu te hayas propuesto mostrar tu enciclopédica ignorancia en todo cuanto tocas no es culpa de la educación pública y sus profesores, que bastante se lo curran pese a tipos como tu y los falangistas que representas.
Que segun tú, por ejemplo, Miró pertenezca a la escuela surrealista no es un problema de la educación pública; no culpes de tu falta de conocimientos a los profesores que intentaron meter algo de provecho en tu cabecita.
Que en tus delirios de "economista y emprendedor" -que no te crees ni tú- llegues a soltar perlas como que en España no se puede montar un Silicon Valley "porque no tenemos petroleo", no es culpa de la educación pública; es que no das más de sí.
Para que te quede claro clarito, que seas un zote acomplejado por no haber superado el nivel mínimo necesario para acceder a la universidad (se te nota mucho la impostura), no es culpa de la "nefasta" educación pública progresista, sino de tu acreditada falta de CI. Tu a lo único que has ido a la universidad ha sido a abrir cabezas a garrotazos.
En fin, quien dijo aquello de "qué atrevida es la ignorancia" parecía estar pensando en tí; de nada sabes y de todo opinas; sin complejos, eso sí.
Y tómate otra dosis de "progresina" de esa que te dan en la FAES, que ya se te está empezando a resquebrajar el personaje y empieza a asomar Mr. Hyde.

¿ES EL CONGRESO? ¡QUE SE PONGA!
http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2012/09/es-el-congreso-que-se-ponga.html

Carne Uno.

A grabiela bustelo, como soy ignorante la r va donde va como las cocretas, ese hijo disfuncional q t aterra y q no queres q la madre decida si traerlo a este mundo pa tener a la gente mas y mas pillada y asi mas catatonica ante los abusos q cometen los poderes... Sumision, sin educacion y sanidad no podremos pagar las bodas de nuestros vastagos como el del ministro de justicia, ni seran bilingues o trilingues solo pa los hijos de padres de bien,jjjjajjjjja y todos esos hijos q tienen fuera del vinculo matrimonial, q haremos con ellos q m parto como el monaguillo, jjjjjaaaaajjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaa.

Pues no es verdad que la enseñanza pública sea mala; eso nos quieren hacer creer los derechones para empujarnos hacia la privada. Conozco casos de alumnos de la pública con "sobresalientes" y matrículas gratuitas, que ahora se las han quitado , porque sus padres "pueden pagarlas" (jubilado de Telefónica....) Eso sí, en su casa hay un buen ambiente intelectual que es por donde hay que empezar y una buena biblioteca...

Y es que estos plumíferos no se enteran ni de lo que escriben. Como Gabriela Bustelo, que nos ofrece, en el desconocimiento del mito de Edipo, el oráculo de la muerte de su padre Layo a sus manos, como metáfora de un idependentismo catalan que puede traicionar a su padre (España), por que este no ha previsto “la maldad del retoño díscolo” dado que “ha cerrado los ojos ante el peligro”.


Debería leer antes de escribir, sino esta segura, -que no puede estarlo- antes el mito. Que ella no lo conozca no quiere decir que el contenido metafórico no sea oportuno en su contenido autentico. El parricidio es posible por la manera en la que Layo reacciona al oráculo haciendo abandonar al niño en el monte, por un pastor como alternativa la impiedad de matarlo directamente. Es esta falta ante la ley paterna, que no asume los riesgos de su posición, la que desencadena las condiciones que hacen posible el parricidio. Ser rescato por Pólibo de Corinto y criado por su esposa, Peribea, de modo que cuando mata a Layo, su padre, y se casa con su madre Yocasta, es no sabe aún su vinculo familiar.


No es necesario ahondar más de la tragedia de Edipo para este caso, pues se puede ver que es la forma en la que se afrontan los riesgos (la premonición de parricidio) y como se construyen condiciones que abocan e un resultado del mismo la causa del desenlace. Como la Carta robada, de Allan Poe, esta llega a su destino. Este planteamiento si puede servir para entender, que los resultados siempre son efecto de lo que hacemos y que esconderse detrás la apariencia no evade ninguna realidad, crea otra distinta.


Del mismo modo y ya en la mitología, el problema indempendentías catalán, latente desde siempre y no atendido, recibe su fuerza hoy de la carga de fracaso social adyacente en la crisis, que apunta, -cierta o falsamente, sin resolver- a los de fuera como responsables de sus males. Todo lo que sea hacer de Layo, acabara por hacer presente un acontecimiento que no será el que esperábamos. Las dos cosas han de ser atendidas, pero no como la misma. La frustración que eleva la fuerza se corresponde con el Tonel de las Danaides: ese sin fondo que se quieren que llenemos con recortes sociales pero imposibles de rebosar dado que ahí esta la banca y la especulación, imposibles de satisfacer. Los dos problemas se interrelacionan pero tienen soluciones distintas y mezclarlas no dará con ninguna buenas.


En los momentos de crisis resaltan las carencias, y la inutilidad que quedaba disimulada con el sobrante que todo lo tapaba, ya no vale. Ahora no sirven los parches y dejar pasar las cosas para que se arreglen solas, que como que como apareció en “La sexta columna” del viernes, a quedado demostrado al mundo entero, que Rajoy es lo que él decía que era zapatero. El cuerpo extraño que distorsiona cualquier posibilidad de orden y de equilibrio para los mercados (hay que ver lo que los corresponsales extranjeros dicen de él), y un acólito de la línea neoliberal que se niega a afrontar otras vías, de solución, una vez que en el mismo programa se evidencia la efervescencia del fracaso se las actuales políticas de recortes.


Pero sin cejar en su comportamiento, en ese hacer de chivato de la clase para ganarse la atenciones del profesor, ahora nos ataca con: “Rajoy quiere un Presupuesto ‘sonoramente creíble’ para convencer a Bruselas". No quiere el presupuesto que necesitamos, ni toma las medidas adecuadas, no las explica, ni tiene un plan concebido que establecen unas determinadas medidas, sino unas que convenzan al profe: O se va él o nosotros no llegamos al final de la legislatura.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal